Azku­na, el bata­lla­dor- Mikel Ari­za­le­ta

Al alcal­de de Bil­bao le gus­ta la fra­se rotun­da, la cita y el pan­fle­to. Es un pega­dor y un mal enca­ja­dor. Repar­te man­do­bles con des­par­pa­jo y se irri­ta ante quien se plan­ta ante él. Diría­mos que es un alcal­de de ordeno y man­do, de los de antes, de los machos de siem­pre, de la ley, de su ley con fuer­te olor a intere­ses pri­va­dos de unos y des­pre­cio gor­do por otros. “Gue­rra al nava­je­ro” es uno de sus lemas pan­fle­ta­rios. Sue­le acu­sar siem­pre que pue­de a la izquier­da aber­tza­le de ser gue­rre­ra, de haber cerra­do un ojo ante las accio­nes de ETA, pero él jamás ha asis­ti­do y ha calla­do reite­ra­da­men­te en los muchos ani­ver­sa­rios cele­bra­dos en Bil­bao con­tra el ase­si­na­to de San­ti Brouard, tenien­te alcal­de del Ayun­ta­mien­to de Bil­bao, por los apa­ra­tos del Esta­do.

En la maña­na del 16 de abril del 2011 dos acti­vis­tas con­tra la gue­rra de Libia esca­la­ron la facha­da de la sede del PNV en Bil­bao, Sabin Etxea, y colo­ca­ron una pan­car­ta gigan­te con el lema “EAJ-PNV: Sí a la gue­rra. Gerra inpe­ria­lis­ta­rik ez” (No a la gue­rra impe­ria­lis­ta) y per­ma­ne­cie­ron col­ga­dos has­ta que los bom­be­ros, a peti­ción de la Ertzain­tza, los baja­ron.

El día 26 de Febre­ro de 2012, los acti­vis­tas Ismael Orte­ga e Inaxio Men­jon fue­ron cita­dos al juz­ga­do de ins­truc­ción nº 7 de Bil­bao encau­sa­dos por un deli­to de fal­ta con­tra el orden públi­co. Por supues­to, antes y aho­ra con el silen­cio férreo del par­lan­chín alcal­de Azku­na

El 22 de mar­zo de 2011 el con­gre­so de dipu­tados apro­bó con los votos favo­ra­bles de PNV la par­ti­ci­pa­ción de Espa­ña en la gue­rra en Libia, que tras meses de enfren­ta­mien­tos en las calles de Libia y 20.000 ata­ques aéreos por par­te de la OTAN el esta­do espa­ñol, con el apo­yo del PNV, ha con­tri­bui­do a la des­truc­ción de un país que solo en los seis pri­me­ros meses tuvo al menos 50.000 muer­tos, ade­más de miles de refu­gia­dos. La apues­ta béli­ca como una par­te más de la pro­tec­ción de unos intere­ses eco­nó­mi­cos que no sólo se refie­ren al petró­leo y el gas, sino a la com­pra-ven­ta de armas en las que el esta­do espa­ñol se ha gas­ta­do en esta inter­ven­ción mili­tar en Libia 123 millo­nes de euros. Las empre­sas vas­cas ITP y SENER tam­bién hacen nego­cio con esta gue­rra, por supues­to con el silen­cio del Alcal­de de Bil­bao

Azku­na alcal­de de un PNV, par­ti­da­rio casi siem­pre de gue­rras y matan­zas, calla cuan­do debie­ra hablar en defen­sa de dos jóve­nes de su ciu­dad que denun­cia­ron acti­va­men­te la par­ti­ci­pa­ción de su par­ti­do en una gue­rra inhu­ma­na en defen­sa de eco­no­mías depre­da­do­ras y que hoy son cita­dos ante un tri­bu­nal de injus­ti­cia no quie­nes par­ti­ci­pa­ron en la muti­la­ción y el exter­mi­nio de libios sino quie­nes denun­cia­ron su matan­za. Y, como a menu­do, el acu­sa­dor de otros calla ante la gra­ve res­pon­sa­bi­li­dad pro­pia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *