El anti-impe­ria­lis­mo y Gara- Ando­ni Base­rri­go­rri

Como rena­cien­do de las ceni­zas del recor­da­do Egin, hace una déca­da apa­re­ció en el pano­ra­ma perio­dís­ti­co Gara. Gara es mucho más que un perió­di­co, Gara es el pro­yec­to de las y de todos los aber­tza­les de izquier­da.

Gara no nació como por encan­to. Hubo mucha gen­te que apor­tó lo que no podía apor­tar. Dine­ro de vaca­cio­nes, dine­ro aho­rra­do “por si aca­so”. Pue­blo a pue­blo, barrio a barrio, cien­tos de per­so­nas volun­ta­rias, rea­li­za­ron miles de entre­vis­tas, para recau­dar el nece­sa­rio dine­ro para poder poner en pie este dia­rio.

Gara fue y es, la úni­ca refe­ren­cia, que tene­mos las gen­tes de izquier­das y aber­tza­les en Eus­kal Herria. Publi­can y dan cuen­ta de cues­tio­nes que el poder qui­sie­ra callar y ocul­tar. Los dife­ren­tes gobier­nos espa­ño­les y vas­con­ga­dos que ha habi­do en estos años, desea­rían sen­ci­lla­men­te que Gara no exis­tie­se.

Gara no es Egin, está cla­ro. Egin es el perió­di­co que todas y todos tene­mos en nues­tros mejo­res recuer­dos. Es el perió­di­co con el que cre­ci­mos, el perió­di­co que con­sul­tá­ba­mos para irnos de mar­cha a los con­cier­tos, que nos decía las con­vo­ca­to­rias de mani­fes­ta­ción, que nos ayu­da­ba a comu­ni­car­nos median­te los recor­da­dos “merkatus”….Egin for­ma par­te de la vida de todas las per­so­nas que esta­mos por enci­ma de los 30, de los 40 y de los 50.

Egin jamás ejer­ció un papel con­tem­po­ri­za­dor con el impe­ria­lis­mo. Egin esta­ba con Nica­ra­gua, con Cuba, con el FMLN, con todas las luchas popu­la­res y por el socia­lis­mo del mun­do. Egin no dio tre­gua al impe­ria­lis­mo y en los años que le tocó infor­mar, con agre­sio­nes a Nica­ra­gua, Gre­na­da, Irak, etc siem­pre lo tuvo cla­ro. Al impe­rio y a sus cóm­pli­ces ni agua.

La for­ma de infor­mar de los suce­sos inter­na­cio­na­les en Gara es mani­fies­ta­men­te mejo­ra­ble. Quie­nes tene­mos una sen­si­bi­li­dad inter­na­cio­na­lis­ta y soli­da­ria hacia la dig­ni­dad, la lucha por la eman­ci­pa­ción de los pue­blos a veces nos hemos sen­ti­do sen­ci­lla­men­te doli­dos con la acti­tud de Gara hacia esos temas. Ya levan­tó pol­va­re­das el tra­to que Gara dió a la agre­sión impe­ria­lis­ta a Libia, dan­do por bue­nas las infor­ma­cio­nes de las agen­cias de los paí­ses de la OTAN y dan­do la sen­sa­ción que se situa­ba fren­te a la jus­ta lucha del pue­blo de Libia por repe­ler el ata­que atlan­tis­ta. Y quie­nes tene­mos esa sen­si­bi­li­dad tam­bién for­ma­mos par­te de Gara. Tam­bién los y las revo­lu­cio­na­rios, los inter­na­cio­na­lis­tas y los comu­nis­tas estu­vi­mos en la crea­ción de Gara con todas las con­se­cuen­cias, eco­nó­mi­cas inclui­das. Y se nos hace duro e incom­pren­si­ble leer a veces lo que nos toca leer.

Afor­tu­na­da­men­te en el tema de Libia, Gara tuvo ese arran­que de dig­ni­dad que no tie­ne el res­to de perió­di­cos, publi­can­do algu­na jus­ta crí­ti­ca que en ese sen­ti­do se le hizo. Pero no es solo cues­tión de acep­tar cri­ti­cas, qui­zás tam­bién es cues­tión de no repe­tir erro­res. Y el tema de Siria, es otra cues­tión en la que debe­ría ali­near­se, no con los agre­so­res impe­ria­lis­tas sino con el pue­blo que lucha por la dig­ni­dad y la sobe­ra­nía, el pue­blo que defien­de sus fron­te­ras de los faná­ti­cos isla­mis­tas, alia­dos de Occi­den­te.

Los pasa­dos días, Gara publi­có una noti­cia en la sec­ción de cul­tu­ra, en la que se daba cuen­ta de un libro sobre los prin­ci­pios del siglo XX y se cen­tra­ba en aque­llos años difí­ci­les en la URSS. El libro en cues­tión se titu­la “Tie­rras de san­gre” y está escri­to por Timothy Sny­der, escri­tor de reco­no­ci­da tra­yec­to­ria anti­co­mu­nis­ta.

En este libro, el autor, sen­ci­lla­men­te equi­pa­ra a la URSS agre­di­da y a la Ale­ma­nia nazi agre­so­ra y las pre­sen­ta como dos infier­nos en medio del paraí­so de las demo­cra­cias bur­gue­sas euro­peas de Gran Bre­ta­ña, Fran­cia etc.

Quien escri­be la cró­ni­ca del libro aca­ba con la bar­ba­ri­dad de reco­men­dar el libro “como nece­sa­ria lec­tu­ra para com­pren­der aque­llos años.”

Iña­ki Urda­ni­bia que así se lla­ma quien eso ha escri­to tie­ne varias fallas en su memo­ria. La pri­me­ra es que somos muchos, muchí­si­mos diría yo, los comu­nis­tas que lee­mos Gara y nos sen­ti­mos agre­di­dos por esta y otras cró­ni­cas simi­la­res. Y si nos sen­ti­mos agre­di­dos no es que sea­mos espe­cial­men­te sen­si­bles, sino que con­si­de­ra­mos una agre­sión a la inte­li­gen­cia com­pa­rar la revo­lu­ción bol­che­vi­que con la Ale­ma­nia Nazi. Así de cla­ro.

Tam­bién pen­sa­mos, que si un esta­do es agre­di­do, y más un esta­do obre­ro que con sus caren­cias esta­ba tra­tan­do de cons­truir el socia­lis­mo, por una poten­cia fas­cis­ta, tie­ne per­fec­to dere­cho a la auto­de­fen­sa.

Y es que nos pre­gún­ta­nos que suge­ren­cia nos pue­de hacer Iña­ki si una vez con­se­gui­da la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo en Eus­kal Herria, la ansia­da inde­pen­den­cia socia­lis­ta por la que luchó entre otros Gal­deano, perio­dis­ta de Egin ase­si­na­do por la ban­da cri­mi­nal GAL, si somos agre­di­dos por una poten­cia fas­cis­ta extran­je­ra, que tene­mos que hacer las vas­cas y vas­cos. ¿Defen­der­nos como hicie­ron los sovié­ti­cos y que pare­ce tan­to le moles­ta? ¿O que­dar­nos de bra­zos cru­za­dos vien­do como des­tru­yen el sue­ño de tan­ta gen­te?.

Gen­te que apos­tó por Gara y que que­re­mos que Gara sea sen­si­ble a todas las for­mas de enten­der el socia­lis­mo en Eus­kal Herria y que no desea­mos rese­ñas de libros pro-impe­ria­lis­tas en Gara ni infor­ma­cio­nes pro­ve­nien­tes del capi­ta­lis­mo impe­ria­lis­ta.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *