Eguz­ki ante la para­da de Asco II, y el reco­no­ci­mien­to sobre la amor­ti­za­ción de cen­tra­les como Garo­ña, exi­ge su cie­rre.

La cen­tral nuclear de Garo­ña, cuyo cie­rre esta pre­vis­to para julio del 2013, va a con­tar con un infor­me del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nuclear (CSN) sobre las con­di­cio­nes de su explo­ta­ción, en caso de anu­lar­se dicho cie­rre y pró­rro­ga de licen­cia de auto­ri­za­ción de explo­ta­ción de la cen­tral.

Esta sema­na, tras el encar­go del infor­me, dan­do por sen­ta­do que cuen­ta con el para­bién del CSN, hemos vis­to como Asco II ha teni­do que parar por un impre­vis­to. Sus con­ti­nuos fallos han hecho que des­de el 12 de noviem­bre solo haya esta­do fun­cio­nan­do sie­te días alter­nos, lo que evi­den­cia la fal­ta de segu­ri­dad y valor fia­ble de las con­di­cio­nes de segu­ri­dad de una cen­tral nuclear.

Por otra par­te, el Sr Soria, Minis­tro de Indus­tria y Ener­gía, ha admi­ti­do que algu­nas cen­tra­les como Garo­ña ya están amor­ti­za­das, por lo que sus empre­sas obtie­nen gran­des bene­fi­cios sin cos­te alguno, espe­cial­men­te en una indus­tria que no asu­me los resi­duos que gene­ra, ni tam­po­co los ries­gos huma­nos.

Esta situa­ción nos debe lle­var a una refle­xión sobre el cos­te de una posi­ble deci­sión polí­ti­ca de pró­rro­ga de Garo­ña: Cos­te demo­crá­ti­co, cos­te de segu­ri­dad y cos­te eco­nó­mi­co. No pode­mos olvi­dar que tras el tsu­na­mi y terre­mo­to en Japón, la segu­ri­dad es una exi­gen­cia que nos recuer­da la inca­pa­ci­dad de garan­ti­zar impre­vis­tos median­te con­tro­les al uso y prue­bas de resis­ten­cia ad hoc que reci­ben las mul­ti­na­cio­na­les de la ener­gía nuclear para ava­lar su fun­cio­na­mien­to.

Eguz­ki quie­re mos­trar su denun­cia de la “infa­li­bi­li­dad” de las nuclea­res como lo demues­tra la his­to­ria: con Three Mile Island; la obso­le­ta tec­no­lo­gía sovié­ti­ca en Cher­nobyl; la catás­tro­fe natu­ral y pos­te­rior fallo de los refri­ge­ra­do­res en Fukushi­ma-Daii­chi. En rela­ción a Garo­ña, median­te un infor­me, el fabri­can­te de los reac­to­res nuclea­res BWE/​2 – 5, de agua en ebu­lli­ción, como el de Garo­ña, Gene­ral Elec­tric (GE), des­ta­ca un fallo de segu­ri­dad sus­cep­ti­bles de un pro­ble­ma de fric­ción en las barras de con­trol y con­clu­ye que la «defi­cien­cia» detec­ta­da podría des­en­ca­de­nar una situa­ción «preo­cu­pan­te» de pro­du­cir­se un terre­mo­to dado que podría dar lugar «a no poder parar una cen­tral» en caso de emer­gen­cia.

Este es uno de los incon­ve­nien­tes de una tec­no­lo­gía tan peli­gro­sa como la nuclear, el ries­go de sufrir un acci­den­te no aca­ba ahí, pues­to que inclu­so con la cen­tral para­da, el com­bus­ti­ble nuclear sigue acti­vo, sigue habien­do reac­cio­nes nuclea­res que, ade­más de radiac­ti­vi­dad, gene­ran mucho calor. Tan­to Fukushi­ma-como Garo­ña tie­nen unos reac­to­res con un pési­mo sis­te­ma de con­ten­ción.

Esta situa­ción pone sobre la mesa el deba­te sobre la ener­gía nuclear, al care­cer de cre­di­bi­li­dad las afir­ma­cio­nes de que las cen­tra­les nuclea­res cuen­tan con tec­no­lo­gía y sis­te­mas de segu­ri­dad que las hacen infa­li­bles y de la remo­ta posi­bi­li­dad de que ocu­rran acci­den­tes de este tipo. No es la pri­me­ra situa­ción por la que se ven com­pro­me­ti­das las cen­tra­les nuclea­res, y no pode­mos espe­rar a ver cuán­do y dón­de suce­de otro acci­den­te nuclear, sino que tene­mos que ser par­te acti­va y exi­gen­te en el cam­bio de mode­lo ener­gé­ti­co y en espe­cial en el cie­rre inme­dia­to de Garo­ña por vie­ja, peli­gro­sa, estar amor­ti­za­da, y por que la socie­dad así lo exi­ge.

Un mode­lo que demues­tra que no somos capa­ces de garan­ti­zar su inocui­dad duran­te los miles de años de radio­ac­ti­vi­dad, por mucha pro­fun­di­dad de los océa­nos en los que se depo­si­ta. Res­pec­to a la ener­gía nuclear, debe pri­mar la pre­ven­ción ante dicha pro­duc­ción con ries­gos muy gra­ves para miles o millo­nes de per­so­nas.

NUKLEARRIK EZ!! GAROÑA ITXI ORAIN !!!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *