Euro­pa en gue­rra con Irán- Pepe Esco­bar

Nadie ha per­di­do dine­ro nun­ca apos­tan­do a la insen­sa­tez de los polí­ti­cos de la Unión Euro­pea (UE). Y si comer­cias con petró­leo alé­gra­te, mué­re­te de risa; como era de espe­rar, los Minis­tros de Exte­rio­res de la UE, siguien­do dócil­men­te al gobierno de Barack Oba­ma, han dado luz ver­de a un embar­go total del petró­leo ira­ní.

El embar­go no solo se apli­ca a los con­tra­tos nue­vos, sino tam­bién a los exis­ten­tes, que ven­ce­rán el 1 de julio. E inclu­so se impo­nen san­cio­nes adi­cio­na­les al Ban­co Cen­tral de Irán y a las expor­ta­cio­nes petro­quí­mi­cas a la UE. Es esen­cial recor­dar siem­pre que el embar­go –una decla­ra­ción de gue­rra eco­nó­mi­ca de fac­to por par­te de Euro­pa- fue pro­pues­to enér­gi­ca­men­te en pri­mer lugar por el neo-napo­leó­ni­co «libe­ra­dor» de Siria y Pre­si­den­te de Fran­cia Nico­lás Sar­kozy. La excu­sa ofi­cial de la gue­rra eco­nó­mi­ca son las «seve­ras y cre­cien­tes preo­cu­pa­cio­nes por el pro­gra­ma nuclear ira­ní».

No sir­vió de nada que Mos­cú advir­tie­se a los paí­ses de la UE para que dejen de actuar como sim­ples peo­nes de Washing­ton dis­pa­ran­do una vez más sobre sus pro­pios pies cal­za­dos por Ferra­gano. Los rusos saben todo lo que hay que saber res­pec­to a lo terri­ble­men­te con­tra­pro­du­cen­te que pue­de ser este embar­go.

La UE defien­de su estra­te­gia –o gue­rra eco­nó­mi­ca- como úni­ca mane­ra de evi­tar «el caos en Orien­te Medio». Sin embar­go la gue­rra eco­nó­mi­ca pue­de aca­bar pro­vo­can­do la gue­rra real que teó­ri­ca­men­te inten­ta pre­ve­nir. ¡Una serie de con­se­cuen­cias impre­vis­tas está al ace­cho!

Y eso nos lle­va direc­ta­men­te al asun­to del Estre­cho de Ormuz. Tehe­rán ha reite­ra­do que úni­ca­men­te lo cerra­rá –repe­ti­mos, úni­ca­men­te- si se blo­quean las expor­ta­cio­nes de petró­leo de Irán. Esa medi­da repre­sen­ta­ría un gol­pe mor­tal a la eco­no­mía ira­ní, total­men­te depen­dien­tes de las expor­ta­cio­nes petró­leo, por no hablar del régi­men con­tro­la­do por el Supre­mo Líder Aya­to­lá Ali Jame­nei. El cam­bio de régi­men es el ver­da­de­ro plan de Washing­ton y sus mas­co­tas euro­peas (Vea «El mito de ‘Irán ais­la­do», Rebe­lión, 20 de enero de 2012), pero eso no se le pue­de acla­rar a la opi­nión públi­ca mun­dial.

Las hue­llas de mis lágri­mas

De los cin­co prin­ci­pa­les impor­ta­do­res de petró­leo ira­ní cua­tro están en Asia; dos miem­bros del BRICS (Chi­na e India), más los alia­dos de EE.UU. Japón y Corea del Sur. Se pue­de argu­men­tar impar­cial­men­te que todos estos impor­ta­do­res cul­pa­rían seve­ra­men­te a los esta­dou­ni­den­ses y euro­peos por sus pro­vo­ca­cio­nes (de hecho algu­nos ya lo están hacien­do) si Irán con­si­de­ra­se blo­quear –o acti­var una serie de minas- en el Estre­cho de Ormuz.

La UE, por su par­te, impor­ta unos 600.000 barri­les dia­rios de petró­leo de Irán; es apro­xi­ma­da­men­te un 25% de las expor­ta­cio­nes dia­rias de petró­leo de Irán, de 2,6 millo­nes de barri­les. El prin­ci­pal impor­ta­dor en la UE es Ita­lia. Otros impor­ta­do­res cla­ves son Espa­ña y Gre­cia. Todos estos paí­ses del Club Med, para decir­lo cui­da­do­sa­men­te, en la actua­li­dad están enre­da­dos en pro­fun­dos líos eco­nó­mi­cos.

En su dis­cur­so polí­ti­co la UE insis­te en su deno­mi­na­do «enfo­que de doble pis­ta» res­pec­to a Irán. Dejan­do de lado el dis­cur­so, la doble pis­ta se tra­du­ce en la prác­ti­ca como «callad, ceded ante nues­tras nacio­nes, dejad de enri­que­cer ura­nio y sen­taos a la mesa a nego­ciar según nues­tras con­di­cio­nes».

Por lo tan­to cuan­do la jefa de polí­ti­ca exte­rior de la UE –la estu­pen­da­men­te ino­cua Cathe­ri­ne Ash­ton– dis­cur­sea sobre la «vali­dez del enfo­que de doble pis­ta», los diplo­má­ti­cos serios de todo el mun­do en desa­rro­llo solo pue­den inter­pre­tar­lo como lo que es: un chis­te. No es exac­ta­men­te un incen­ti­vo para que Irán renue­ve sus nego­cia­cio­nes nuclea­res con el gru­po de los «Seis de Irán» (los miem­bros del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das: EE.UU., Gran Bre­ta­ña, Fran­cia, Rusia, Chi­na y Ale­ma­nia).

Mien­tras tan­to, el Señor de las mas­co­tas euro­peas –el gobierno de Oba­ma– apli­ca todo tipo de pre­sio­nes sobre las poten­cias asiá­ti­cas para que dejen de com­prar petró­leo ira­ní. Para todas ellas –inclui­das Japón y Corea del Sur– segui­rá hacien­do lo mis­mo: nece­si­tan el petró­leo de Irán aún más que Occi­den­te.

Inclu­so BP –el super­con­ta­mi­na­dor del Gol­fo de Méxi­co– ha soli­ci­ta­do al gobierno de Oba­ma una exen­ción de las san­cio­nes. Todo tie­ne que ver con el capí­tu­lo cru­cial del «Duc­tis­tán», el desa­rro­llo del inmen­so yaci­mien­to de gas Sha Deniz II de Azer­bai­yán.

No hay for­ma de que Euro­pa se pue­da bene­fi­ciar del gas del Mar Cas­pio sin una enor­me inver­sión de 22.000 millo­nes de dóla­res para desa­rro­llar Shah Deniz II, en el cual Irán tie­ne una par­ti­ci­pa­ción del 10%. Shah Deniz II sería esen­cial para abas­te­cer el gaso­duc­to Nabuc­co, si se lle­ga a cons­truir. Nabuc­co sos­la­ya a Rusia, alia­do estra­té­gi­co de Irán que casual­men­te man­tie­ne una influen­cia ocul­ta en el sumi­nis­tro de gas de Euro­pa, como los pro­pios euro­peos nun­ca dejan de lamen­tar en Bru­se­las.

Si Irán lo blo­quea, el acuer­do mue­re. Por lo tan­to tene­mos una situa­ción post surrea­lis­ta en la que Gran Petró­leo de Gran Bre­ta­ña –a tra­vés de BP– implo­ra a EE.UU. que lo exi­ma de las san­cio­nes, de otra mane­ra la segu­ri­dad ener­gé­ti­ca de Euro­pa esta­ría en peli­gro. Tam­bién suce­de que Gran Bre­ta­ña es un impla­ca­ble enemi­go del régi­men de Tehe­rán, pero toda­vía se basa en Irán para que «sal­ve» Euro­pa de las garras de Gaz­prom. Es algo impo­si­ble de inven­tar.

La City nun­ca duer­me

El nom­bre del jue­go de Irán será siem­pre el cam­bio de régi­men por­que el peren­ne sue­ño húme­do de Washing­ton y sus mas­co­tas euro­peas es apo­de­rar­se de la fabu­lo­sa rique­za de petró­leo (12,7% de las reser­vas glo­ba­les) y gas. Y el hecho es que esa rique­za ya está bene­fi­cian­do a la Red de Segu­ri­dad Ener­gé­ti­ca Asiá­ti­ca y no a Occi­den­te.

Los inmen­sos yaci­mien­tos de Aza­de­gan del Nor­te y del Sur –26 millo­nes de barri­les– son explo­ta­dos –quién si no- por Chi­na; la Cor­po­ra­ción Nacio­nal de Petró­leo de Chi­na está desa­rro­llan­do ambos, con una inver­sión de 8.400 millo­nes de dóla­res en los pró­xi­mos 10 años. En cuan­to al cam­po Yada­va­ran, está sien­do desa­rro­lla­do por la Cor­po­ra­ción de Petró­leo y Quí­mi­ca de Chi­na; en cua­tro años pro­du­ci­rá casi 200.000 barri­les dia­rios. Y todo esto sin men­cio­nar el mayor yaci­mien­to de gas del mun­do –South Pars– del cual Irán posee una gran par­te, jun­to con Catar.

Y lue­go tene­mos el cru­cial fren­te del petro­dó­lar. Domi­ni­que Strauss-Kahn (DSK), poco antes de ver­se obli­ga­do a dimi­tir de su pues­to de direc­tor gene­ral del Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal por un escán­da­lo sexual, insis­tía en el final del dólar esta­dou­ni­den­se como mone­da mun­dial de reser­va, pro­po­nien­do en su lugar los dere­chos espe­cia­les de giro del FMI –la mone­da vir­tual del FMI que inclu­ye el dólar esta­dou­ni­den­se, el euro, la libra, el yen y el yuan-

Bueno, ya está ocu­rrien­do por otros cami­nos. Memo­ran­do para un eje Washington/​Bruselas que no hace sus debe­res: Chi­na e India ya están sos­la­yan­do las san­cio­nes de EE.UU./UE con­tra Irán.

Tres miem­bros del BRICS (Rusia, India y Chi­na), más Japón e Irán –una pode­ro­sa mez­cla de los mayo­res pro­duc­to­res y con­su­mi­do­res de ener­gía– ya comer­cian, o están a pun­to de hacer­lo, con sus pro­pias mone­das. Rusia e Irán aca­ban de comen­zar a comer­ciar en ria­les y rublos. Todas estas poten­cias tie­nen acuer­dos bila­te­ra­les, que inexo­ra­ble­men­te serán mul­ti­la­te­ra­les; y eso se tra­du­ce en que el dólar esta­dou­ni­den­se comien­za a des­va­ne­cer­se len­ta­men­te como mone­da de reser­va glo­bal, con todas las con­se­cuen­cias sís­mi­cas que esto impli­ca.

Es como si un mun­do ató­ni­to estu­vie­ra obser­van­do un sui­ci­dio ritual a cáma­ra len­ta come­ti­do por Occi­den­te domi­na­do por Washing­ton.

Tam­bién apa­re­cen aus­pi­cios ana­ran­ja­dos en este Año del Dra­gón –la pró­xi­ma bol­sa de divi­sas que nego­cia­rán en yua­nes en la City de Lon­dres-. Pekín lo desea, y la City lo desea como nun­ca. Tehe­rán ya ven­de petró­leo en yua­nes a Pekín. Ima­gi­nad a Irán uti­li­zan­do la Bol­sa de la City en yua­nes y de esa for­ma man­te­nien­do el acce­so a todos los mer­ca­dos glo­ba­les, sin que le impor­te la ava­lan­cha de san­cio­nes y embar­gos de la UE y EE.UU.

Obvia­men­te, los acto­res de la City saben que una bol­sa de yua­nes «de libre comer­cio» en Lon­dres pue­de resul­tar una ven­ta­ja para Irán; pero a dife­ren­cia de esos idio­tas de Bru­se­las, por lo menos los embau­ca­do­res de la City saben que los nego­cios son los nego­cios.

Pepe Esco­bar es autor de Glo­ba­lis­tan: How the Glo­ba­li­zed World is Dis­sol­ving into Liquid War (Nim­ble Books, 2007) y de Red Zone Blues: a snapshot of Bagh­dad during the sur­ge. Su nue­vo libro, recién apa­re­ci­do, es Oba­ma does Glo­ba­lis­tan (Nim­ble Books, 2009). Con­tac­to: [email protected]​yahoo.​com.

Copy­right 2011 Asia Times Onli­ne (Hol­dings) Ltd. All rights reser­ved.

Fuen­te: http://​www​.ati​mes​.com/​a​t​i​m​e​s​/​M​i​d​d​l​e​_​E​a​s​t​/​N​A​2​5​A​k​0​2​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *