¿Quién está enfer­mo, Chá­vez o el perió­di­co espa­ñol ABC?- Cuba­de­ba­te

ABC, periódico español

El perió­di­co ABC, de Espa­ña, ha esco­gi­do muy mal día para men­tir. Jus­to cuan­do se ini­cia el Año del Dra­gón en el calen­da­rio chino, cuan­do astró­lo­gos orien­ta­les vati­ci­nan ener­gía, pros­pe­ri­dad y cora­je para el 2012, sus pági­nas publi­can frag­men­tos de cier­to infor­me con­fi­den­cial ‑no men­cio­nan la fuen­te ni el nom­bre del docu­men­to, por supues­to- según el cual a Hugo Chá­vez le que­da­rían entre 9 y 12 meses de vida.

ABC basa sus elu­cu­bra­cio­nes en prue­bas médi­cas supues­ta­men­te prac­ti­ca­das a Chá­vez el pasa­do 30 de diciem­bre, que habrían des­cu­bier­to “nue­vos focos can­ce­rí­ge­nos” y darían fe del dete­rio­ro de la salud del pre­si­den­te vene­zo­lano. Por si fue­ra poco, la inten­sa acti­vi­dad públi­ca del man­da­ta­rio en los últi­mos días pare­ce poco creí­ble para ABC, cuyos redac­to­res deci­die­ron expli­car­la a par­tir de “cal­man­tes” y “esti­mu­lan­tes” pre­sun­ta­men­te sumi­nis­tra­dos a Chá­vez.

ABC es, pro­ba­ble­men­te, una de las mues­tras más irre­ba­ti­bles de la deca­den­cia actual de la pren­sa espa­ño­la. En medio de un cli­ma de abso­lu­ta impu­ni­dad mediá­ti­ca, don­de se uti­li­zan cada vez más “fuen­tes no con­fir­ma­das” para echar a correr rumo­res, el perió­di­co espa­ñol augu­ra la muer­te de uno de los Jefes de Esta­do más influ­yen­tes de Amé­ri­ca Lati­na y el mun­do, como si se tra­ta­ra de un ejer­ci­cio de entre­te­ni­mien­to perio­dís­ti­co.

No men­cio­na en su artícu­lo la más míni­ma prue­ba, ni un solo exper­to que pue­da corro­bo­rar sus afir­ma­cio­nes, pero bas­ta que las publi­que para que sean repro­du­ci­das a viva voz por un coro perio­dís­ti­co des­pro­por­cio­na­do. Algo simi­lar a lo que han inten­ta­do polí­ti­cos de baja cala­ña como Roger Norie­ga ‑bas­tan­te des­vin­cu­la­do de la reali­dad, pero bien conec­ta­do a los medios de comu­ni­ca­ción- quien lle­gó a pro­nos­ti­car, en el mis­mo esti­lo de entre­te­ni­mien­to, un pron­to “esce­na­rio regio­nal sin Chá­vez”.

Pero las “bru­je­rías mediá­ti­cas” del ABC pare­cen cho­car con­tra una reali­dad muy dis­tin­ta a la de sus pro­nós­ti­cos. Hace pocos días, por ejem­plo, el man­da­ta­rio vene­zo­lano invir­tió diez horas en ren­dir cuen­tas de la ges­tión de su gobierno en la Asam­blea Nacio­nal, en lo que rápi­da­men­te se inter­pre­tó como la con­fir­ma­ción de la bue­na salud del Pre­si­den­te.

Y es que, cier­ta­men­te, su pre­sen­cia públi­ca ha aumen­ta­do en inten­si­dad en las últi­mas sema­nas, has­ta lle­gar a una entre­vis­ta con­ce­di­da hace pocas horas al perio­dis­ta José Vicen­te Ran­gel, en un pro­gra­ma de tele­vi­sión de la cade­na Tele­ven.

Pero para algu­nos ana­lis­tas, la con­di­ción salu­da­ble de Chá­vez no se mide solo por su esta­do físi­co, sino tam­bién por los resul­ta­dos que arro­jan las encues­tas. En la medi­da que la recu­pe­ra­ción del man­da­ta­rio pare­ce haber­se con­ver­ti­do en un obje­ti­vo com­par­ti­do por la mayo­ría de los vene­zo­la­nos, su popu­la­ri­dad se ha dis­pa­ra­do por enci­ma del 60%.

En ese con­tex­to, encues­ta­do­ras de ten­den­cia opo­si­to­ra acu­san a los adver­sa­rios polí­ti­cos de Chá­vez de no conec­tar­se con la gen­te, cuan­do res­tan ape­nas 8 meses para las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. Sin embar­go, el man­da­ta­rio vene­zo­lano pare­ce no fiar­se de las encues­tas y pre­fie­re medir el pul­so de la opi­nión públi­ca en su con­tac­to con las bases.

Allí inau­gu­ra misio­nes, mul­ti­pli­ca por cien­tos las vivien­das entre­ga­das a los sec­to­res más pobres, entre­ga ayu­das a madres sol­te­ras, dis­ca­pa­ci­ta­dos y pobla­ción de la ter­ce­ra edad. Mien­tras el ABC jun­to a la dere­cha mediá­ti­ca tras­na­cio­nal se rego­dea hablan­do de la muer­te, Chá­vez pare­ce más apto que nun­ca para seguir repar­tien­do vida.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *