Entre­vis­ta de Borro­ka Garaia a Marc Sallas (CUP): «Jun­tos el inde­pen­den­tis­mo cata­lán y el vas­co podrían avan­zar más rápido»

http://borrokagaraia.files.wordpress.com/2012/01/marc.jpg

Entre­vis­ta de Borro­ka Garaia da! a Marc Sallas Batlle, por­ta­voz nacio­nal de la Can­di­da­tu­ra d’Unitat Popu­lar (CUP)

¿Cómo se defi­ne ideo­ló­gi­ca­men­ta la CUP y cua­les son sus obje­ti­vos estratégicos?

La CUP es una orga­ni­za­ción asam­blea­ria, de izquier­das e inde­pen­den­tis­ta, que lucha para cons­truir una socie­dad y unos Paï­sos Cata­lans libres. Esta es la lucha de la CUP, que entron­ca con la la lucha his­tó­ri­ca del inde­pen­den­tis­mo de izquier­das en nues­tro país, una lucha que vie­ne de lejos.

¿Nos podrías hacer bre­ve­men­te un reco­rri­do his­tó­ri­co de la tra­yec­to­ria de la CUP?

Como os decía, la lucha polí­ti­ca del inde­pen­den­tis­mo de izquier­das se remon­ta, de hecho, a los años vein­te y trein­ta del siglo XX con dife­ren­tes expre­sio­nes polí­ti­cas y socia­les orga­ni­za­das. Más tar­de, a fina­les de la déca­da de los sesen­ta, nace la pri­me­ra orga­ni­za­ción del inde­pen­den­tis­mo de izquier­das con­tem­po­rá­neo y empie­za la eta­pa don­de se cons­tru­ye el cor­pus teó­ri­co del movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta y revo­lu­cio­na­rio. Duran­te la tran­si­ción hacia el actual sis­te­ma, el inde­pen­den­tis­mo cata­lán es uno de los pocos movi­mien­tos que se opo­ne fir­me­men­te a los pac­tos que per­mi­ti­rán que indi­vi­duos como Fra­ga o Mar­tín Villa con­ti­núen en sus pues­tos, ejer­cien­do una influen­cia y tute­la inne­ga­ble has­ta la fecha. Terra Lliu­re es la orga­ni­za­ción mas cono­ci­da de esta fase de lucha que dura has­ta media­dos de los noven­ta y arran­ca con la apro­ba­ción de la constitución.

Duran­te esta fase de lucha se habían desa­rro­lla­do algu­nas expe­rien­cias intere­san­tes de lucha en el ámbi­to muni­ci­pal. Algu­nos pue­blos con­ta­ban con regi­do­res inde­pen­den­tis­tas y de izquier­das e inclu­so algún alcal­de. Todo ello sir­vió de base a fina­les de los noven­ta y prin­ci­pios del siglo XXI para poder ir desa­rro­llan­do cada vez más un autén­ti­co tra­ba­jo que com­bi­na­se la lucha ins­ti­tu­cio­nal muni­ci­pal con la lucha polí­ti­ca gene­ral bajo el para­guas de la CUP.

Laburpen hitzak¿Cuá­les son los ele­men­tos más impor­tan­tes de la actual coyun­tu­ra polí­ti­ca y social en los Paï­sos Cata­lans y que pro­po­ne la CUP ante esos retos?

Noso­tros ana­li­za­mos la actual coyun­tu­ra como una coyun­tu­ra de tri­ple cri­sis: la nacio­nal, la socio­eco­nó­mi­ca y la del sis­te­ma de representación.

Ante esto apos­ta­mos por la cons­truc­ción de una nue­va cul­tu­ra polí­ti­ca, por sacar la polí­ti­ca de las ins­ti­tu­cio­nes y lle­var­la a la calle, por la recu­pe­ra­ción de una éti­ca polí­ti­ca y, natu­ral­men­te, por la rup­tu­ra con el esta­do. Noso­tros enten­de­mos el pro­yec­to inde­pen­den­tis­ta de izquier­das de la Uni­dad Popu­lar como la acu­mu­la­ción de fuer­zas en cla­ve de cons­truc­ción nacio­nal y libe­ra­ción social

En Eus­kal Herria tuvie­ron cier­to impac­to las con­sul­tas sobre la inde­pen­den­cia que se rea­li­za­ron en vues­tro país y que tuvie­ron como deto­nan­te un pue­blo en el cual la CUP hoy en día osten­ta la alcal­día ¿En qué pun­to se encuen­tra actual­men­te esa ini­cia­ti­va y que valo­ra­ción hace vues­tro par­ti­do sobre ella?

Las con­sul­tas fue­ron un éxi­to sin pre­ce­den­tes en el terreno inde­pen­den­tis­ta en los últi­mos 30 años y supu­sie­ron una cosa fun­da­men­tal: empe­zar a recu­pe­rar el terreno per­di­do des­de la tran­si­ción. Noso­tros, los y las cata­la­nas, a dife­ren­cia de los vas­cos, per­di­mos la tran­si­ción. Esto es una reali­dad his­tó­ri­ca que aún esta­mos sufrien­do. Las con­sul­tas supu­sie­ron un paso más, pue­de que el más impor­tan­te, en una serie de pasos, movi­li­za­cio­nes y posi­cio­na­mien­tos que han mar­ca­do este país en los últi­mos años.

Laburpen hitzakEn las últi­mas elec­cio­nes muni­ci­pa­les la CUP con­si­guió un resul­ta­do his­tó­ri­co, para las gene­ra­les pidió la abs­ten­ción ¿Entra den­tro de la agen­da una par­ti­ci­pa­ción para las pró­xi­mas autonómicas?

Lo esta­mos hablan­do y en los pró­xi­mos meses se empe­za­rán a tomar deci­sio­nes. Las elec­cio­nes, sean del tipo que sean, tie­nen que ser­vir para refor­zar el pro­yec­to polí­ti­co y así tie­ne que ser tam­bién en el caso de las pró­xi­mas elec­cio­nes auto­nó­mi­cas catalanas.

LLa­ma un poco la aten­ción que des­pués de que se per­ci­ba un aumen­to del inde­pen­den­tis­mo sea CIU el que a sim­ple vis­ta haya ren­ta­bi­li­za­do elec­to­ral­men­te ese resur­gir ¿A qué se debe?

Por­qué no exis­te alter­na­ti­va. ¿Para qué votar a la izquier­da si va a hacer polí­ti­cas de dere­chas?. ¿Para qué votar inde­pe­den­tis­ta si se dedi­ca a esta­bi­li­zar el esta­do?. Esta es la reali­dad polí­ti­ca cata­la­na: pala­bras y dis­cur­sos, pero nin­gu­na estra­te­gia que nos pue­da con­du­cir a la supera­ción de los pro­ble­mas actuales.

¿Qué papel está jugan­do ERC a día de hoy?

ERC es un par­ti­do lleno de inde­pen­den­tis­tas sin una estra­te­gia inde­pen­den­tis­ta. Ha pasa­do de apo­yar al PSOE en el Rei­no de Espa­ña y pac­tar en Cata­lun­ya con la sucur­sal del PSOE el gobierno auto­nó­mi­co a ofre­cer­se a CiU para pac­tar unos pre­su­pues­tos anti­so­cia­les y abier­ta­men­te anti­po­pu­la­res. Todo esto ha suce­di­do en menos de 8 meses. Esto es ERC: más ges­tión que estra­té­gia de ruptura.

En los últi­mos tiem­pos han sur­gi­do par­ti­dos como SI, Reagru­pa­ment y diver­sas enti­da­des que inten­tan aglu­ti­nar al inde­pen­den­tis­mo ¿Tie­nen reco­rri­do polí­ti­co o son ele­men­tos coyunturales?

Has­ta la fecha todas las pro­cla­mas a favor de la uni­dad de acción inde­pen­den­tis­ta han sido hechas en cla­ve elec­to­ral. Noso­tros enten­de­mos que esto sig­ni­fi­ca empe­zar la casa por el teja­do y no nos con­ven­ce. A par­te, las pro­cla­mas uni­ta­rias siem­pre han teni­do un mar­ca­do acen­to per­so­na­lis­ta, sea en el caso de Carre­te­ro, de Lapor­ta, de Uriel o López Tena.

¿Cómo se ve des­de los Paï­sos Cata­lans el nue­vo ciclo polí­ti­co abier­to en Eus­kal Herria?

Muy espe­ran­za­dor y con muchos retos intere­san­tes. Lo más intere­san­te de este nue­vo ciclo polí­ti­co es que coge al esta­do con el pie cam­bia­do y sitúa el con­flic­to en el terreno en el que el esta­do más incó­mo­do se sien­te: el de la movi­li­za­ción de masas y la lucha democrática.

¿Vere­mos en el futu­ro una cola­bo­ra­ción más estre­cha entre el inde­pen­den­tis­mo cata­lán y el vasco?

Estoy con­ven­ci­do que sí, por el bien de nues­tras cau­sas. Jun­tos podría­mos avan­zar más rápi­do hacía nues­tros obje­ti­vos, res­pe­tan­do cada uno los rit­mos del otro.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.