Domi­na­ción, dere­cho, pro­pie­dad y eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar- Anto­ni Domè­nech

Si algo ense­ña la his­to­ria es que las olas de los gran­des movi­mien­tos popu­la­res y los gran­des idea­les social­men­te encar­na­dos, como las olas oceá­ni­cas, tie­nen una fuer­za pro­por­cio­nal a su lon­gi­tud de reco­rri­do. Las que vie­nen de muy lejos, apa­ren­te­men­te cal­mas en super­fi­cie, rugen invi­si­bles en las zonas abi­sa­les y ter­mi­nan aba­tién­do­se inopi­na­da­men­te con una poten­cia indes­crip­ti­ble sobre las pla­yas y los arre­ci­fes de des­tino.”

Inter­ven­ción de Anto­ni Domè­nech en Colo­quio Mira­das sobre la His­to­ria, orga­ni­za­do en home­na­je aca­dé­mi­co al his­to­ria­dor Adol­fo Gilly por la Facul­tad de Cien­cias Polí­ti­cas de la UNAM y el Cole­gio de Méxi­co el pasa­do 17 de Noviem­bre.

Me sien­to hon­ra­do y con­ten­to de par­ti­ci­par en este Colo­quio inter­na­cio­nal –Mira­das sobre la His­to­ria— orga­ni­za­do para home­na­jear inte­lec­tual­men­te al his­to­ria­dor y que­ri­do ami­go Adol­fo Gilly. El tema sobre el que me pro­pu­so diser­tar la per­so­na que me reclu­tó para esta “cons­pi­ra­ción” –Rhi­na Roux— es: “Domi­na­ción, dere­cho, pro­pie­dad y eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar“. Yo supon­go que la invi­ta­ción es a cuen­ta de mi afi­ción juve­nil al mun­do medi­te­rrá­neo clá­si­co y a mi for­ma­ción pro­fe­sio­nal como filó­so­fo del dere­cho, de la polí­ti­ca y de la eco­no­mía. Y tra­tán­do­se de un sim­po­sio evi­den­te­men­te ins­pi­ra­do por Clío –por­que sólo la musa de la his­to­ria y de la poe­sía heroi­ca podría haber dic­ta­do el sub­tí­tu­lo del Colo­quio: His­to­ria­do­res, narra­do­res y tro­ve­ros — , es fácil adi­vi­nar que lo que de mí se espe­ra es que, sin ser un his­to­ria­dor pro­fe­sio­nal, hable de todo eso des­de un pun­to de vis­ta his­tó­ri­co.

Como yo no creo en las gran­des filo­so­fías de la his­to­ria al uso, es decir en esas gran­des gene­ra­li­za­cio­nes, la mayor vir­tud de las cua­les, como dijo Marx en oca­sión tan memo­ra­ble como olvi­da­da por muchos mar­xis­tas, es que son supra­his­tó­ri­cas; como des­creo de esas gene­ra­li­za­cio­nes, más o menos bri­llan­tes pero casi siem­pre des­apo­de­ra­das, me ha pare­ci­do bueno desa­rro­llar modes­ta­men­te esta inter­ven­ción con unas bre­ves obser­va­cio­nes sobre la his­to­ria de esos mis­mos con­cep­tos: “domi­na­ción”, “dere­cho”, “eco­no­mía polí­ti­ca”, “eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar”.

Los con­cep­tos de “domi­na­ción” y de “dere­cho” tie­nen una lar­ga his­to­ria, y en varios sen­ti­dos intere­san­tes, andan inex­tri­ca­ble­men­te uni­dos; el con­cep­to de “eco­no­mía polí­ti­ca”, que irrum­pió como un oxí­mo­ron en el XVIII y murió aca­dé­mi­ca­men­te a comien­zos del XX, una his­to­ria mucho más bre­ve; y el con­cep­to de “eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar”, toda­vía más efí­me­ra: ape­nas las tres déca­das fina­les del XVIII.

Domi­na­ción, dere­cho, pro­pie­dad y eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar (Un ejer­ci­cio de his­to­ria de los con­cep­tos)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *