Domi­na­ción, dere­cho, pro­pie­dad y eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar- Anto­ni Domènech

Si algo ense­ña la his­to­ria es que las olas de los gran­des movi­mien­tos popu­la­res y los gran­des idea­les social­men­te encar­na­dos, como las olas oceá­ni­cas, tie­nen una fuer­za pro­por­cio­nal a su lon­gi­tud de reco­rri­do. Las que vie­nen de muy lejos, apa­ren­te­men­te cal­mas en super­fi­cie, rugen invi­si­bles en las zonas abi­sa­les y ter­mi­nan aba­tién­do­se inopi­na­da­men­te con una poten­cia indes­crip­ti­ble sobre las pla­yas y los arre­ci­fes de des­tino.”

Inter­ven­ción de Anto­ni Domè­nech en Colo­quio Mira­das sobre la His­to­ria, orga­ni­za­do en home­na­je aca­dé­mi­co al his­to­ria­dor Adol­fo Gilly por la Facul­tad de Cien­cias Polí­ti­cas de la UNAM y el Cole­gio de Méxi­co el pasa­do 17 de Noviembre.

Me sien­to hon­ra­do y con­ten­to de par­ti­ci­par en este Colo­quio inter­na­cio­nal –Mira­das sobre la His­to­ria— orga­ni­za­do para home­na­jear inte­lec­tual­men­te al his­to­ria­dor y que­ri­do ami­go Adol­fo Gilly. El tema sobre el que me pro­pu­so diser­tar la per­so­na que me reclu­tó para esta “cons­pi­ra­ción” –Rhi­na Roux— es: “Domi­na­ción, dere­cho, pro­pie­dad y eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar“. Yo supon­go que la invi­ta­ción es a cuen­ta de mi afi­ción juve­nil al mun­do medi­te­rrá­neo clá­si­co y a mi for­ma­ción pro­fe­sio­nal como filó­so­fo del dere­cho, de la polí­ti­ca y de la eco­no­mía. Y tra­tán­do­se de un sim­po­sio evi­den­te­men­te ins­pi­ra­do por Clío –por­que sólo la musa de la his­to­ria y de la poe­sía heroi­ca podría haber dic­ta­do el sub­tí­tu­lo del Colo­quio: His­to­ria­do­res, narra­do­res y tro­ve­ros — , es fácil adi­vi­nar que lo que de mí se espe­ra es que, sin ser un his­to­ria­dor pro­fe­sio­nal, hable de todo eso des­de un pun­to de vis­ta histórico.

Como yo no creo en las gran­des filo­so­fías de la his­to­ria al uso, es decir en esas gran­des gene­ra­li­za­cio­nes, la mayor vir­tud de las cua­les, como dijo Marx en oca­sión tan memo­ra­ble como olvi­da­da por muchos mar­xis­tas, es que son supra­his­tó­ri­cas; como des­creo de esas gene­ra­li­za­cio­nes, más o menos bri­llan­tes pero casi siem­pre des­apo­de­ra­das, me ha pare­ci­do bueno desa­rro­llar modes­ta­men­te esta inter­ven­ción con unas bre­ves obser­va­cio­nes sobre la his­to­ria de esos mis­mos con­cep­tos: “domi­na­ción”, “dere­cho”, “eco­no­mía polí­ti­ca”, “eco­no­mía polí­ti­ca popular”.

Los con­cep­tos de “domi­na­ción” y de “dere­cho” tie­nen una lar­ga his­to­ria, y en varios sen­ti­dos intere­san­tes, andan inex­tri­ca­ble­men­te uni­dos; el con­cep­to de “eco­no­mía polí­ti­ca”, que irrum­pió como un oxí­mo­ron en el XVIII y murió aca­dé­mi­ca­men­te a comien­zos del XX, una his­to­ria mucho más bre­ve; y el con­cep­to de “eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar”, toda­vía más efí­me­ra: ape­nas las tres déca­das fina­les del XVIII.

Domi­na­ción, dere­cho, pro­pie­dad y eco­no­mía polí­ti­ca popu­lar (Un ejer­ci­cio de his­to­ria de los conceptos)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.