Etxe­rat ha denun­cia­do gra­ves suce­sos que se han dado en algu­nas cár­ce­les

EgunHorif01.jpg

Ane Miren Gan­boa (miem­bro de Etxe­rat):

El pasa­do 7 de enero se reu­nie­ron 110.000 per­so­nas a favor de los dere­chos de los pre­sos y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas, pero el Esta­do Espa­ñol, el Esta­do Fran­cés y la Secre­ta­ría Gene­ral de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias hacen oídos sor­dos, y siguen vul­ne­ran­do los dere­chos de los pre­sos y las pre­sas vas­cas. Des­de que empe­zó el año se han pro­du­ci­do algu­nos suce­sos muy gra­ves. Pero esto no es nin­gu­na nove­dad, ya que estos suce­sos son el cla­ro ejem­plo de la repre­sión que sufren nues­tros fami­lia­res y ami­gos.

Un ejem­plo de los suce­sos gra­ves que se han dado es el infierno que viven las pre­sas Itziar Moreno y Oiha­na Gar­men­dia des­de que están en la cár­cel de Dijon. Los pro­ble­mas con las visi­tas son cons­tan­tes. Fre­cuen­te­men­te se que­dan sin visi­tas, y les recha­zan las visi­tas dobles. Aun­que logra­ron tener una visi­ta doble cada mes, últi­ma­men­te no se les con­ce­den dichas visi­tas. En el momen­to en el que las pre­sas han pro­tes­ta­do por estos hechos, los fun­cio­na­rios han soli­do dar una res­pues­ta muy dura. La situa­ción es gra­ve, ya que en los 8 meses que lle­va Itziar Moreno en la cár­cel de Dijon ya ha pasa­do 6 veces por el mit­tard y ha pasa­do un mes y medio en una cel­da de cas­ti­go; Oiha­na Gar­men­dia lle­va 7 meses en la cár­cel de Dijon, y en ese tiem­po ha esta­do 3 veces en el mit­tard y ha teni­do una sema­na de con­fi­na­mien­to. Esta mis­ma sema­na Oiha­na Gar­men­dia está en el mit­tard. Ade­más de esto, las pro­vo­ca­cio­nes de los fun­cio­na­rios son cons­tan­tes. Itziar Moreno y Oiha­na Gar­men­dia han que­ri­do reu­nir­se con la direc­ción de la cár­cel, pero la reu­nión toda­vía no se ha pro­du­ci­do. En esta situa­ción es difí­cil man­te­ner una coti­dia­ni­dad.

Debi­do a la situa­ción, Itziar Moreno y Oiha­na Gar­men­dia están en lucha por sus dere­chos. El 6 de enero empe­za­ron una huel­ga de ham­bre que ha dura­do sie­te días; ter­mi­na­ron la huel­ga de ham­bre por­que el juez veri­fi­co a la abo­ga­da que en cuan­to encon­tra­ran sitio en otra cár­cel serían tras­la­da­das a otra. Y aun­que hayan aban­do­na­do la huel­ga de ham­bre, siguen con la lucha rea­li­zan­do cha­peos, etc. Con estas rei­vin­di­ca­cio­nes quie­ren aca­bar con el ais­la­mien­to, y como afir­mó el juez a la abo­ga­da, salir del infierno que se ha con­ver­ti­do la cár­cel de Dijon para ellas. La situa­ción que viven Itziar Moreno y Oiha­na Gar­men­dia es muy gra­ve, y aun más gra­ve es que esta mis­ma situa­ción se repi­te en muchas cár­ce­les.

Eso ocu­rre en la cár­cel de Poi­tiers. Los cas­ti­gos y el mit­tard son per­ma­nen­tes. Por ello los pre­sos Eneko Zarra­bei­tia y Gor­ka Azpi­tar­te han rea­li­za­do una huel­ga de ham­bre duran­te tres días, des­de el 13 has­ta el 16 de enero. Mien­tras ellos esta­ban en huel­ga de ham­bre, las pre­sas de la mis­ma cár­cel Mai­te Ara­nal­de y Saioa San­chez, se plan­ta­ron en for­ma de pro­tes­ta. A Eneko Zarra­bei­tia le cas­ti­ga­ron por abra­zar en una visi­ta a los padres de la com­pa­ñe­ra de pri­sión, Mai­te Ara­nal­de. Como cas­ti­go ten­drá que hacer las visi­tas a tra­vés de un cris­tal duran­te dos meses. Gor­ka Azpi­tar­te, a su vez, está cas­ti­ga­do sin ir a un patio duran­te 30 días por hablar con otros pre­sos de dicho patio a otro.

Otro ata­que de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria vigen­te se hace evi­den­te en la cár­cel de Ville­pin­te. Los pre­sos, fami­lia­res y ami­gos han teni­do más de un pro­ble­ma con un fucio­na­rio de esta cár­cel. Como con­se­cuen­cia de estos pro­ble­mas se han soli­do que­dar sin visi­tas, y en más de una oca­sión han aca­ba­do en el mit­tard. Por ejem­plo, Ibon Goieas­koetxea, Bor­ja Gutie­rrez y Jose­ba Fer­nan­dez estu­vie­ron en el mit­tard des­de Noche Vie­ja has­ta el 2 de enero, por un suce­so que tuvie­ron con este fun­cio­na­rio.

La situa­ción es com­pli­ca­da, pero lo es aun más para los pre­sos enfer­mos. Hoy en día Txus Mar­tin es el enfer­mo más gra­ve entre los pre­sos y las pre­sas polí­ti­cas vas­cas. La pri­sión entre­gó a los abo­ga­dos un infor­me, en el que decían que había teni­do una mejo­ría en su salud, pero que aun así le dupli­ca­ron la medi­ca­ción. Los fami­lia­res no están de acuer­do con esto, ya que a su pare­cer su esta­do a empeo­ra­do. A esto hay que aña­dir, que en los últi­mos tres meses a pasa­do por cua­tro cár­ce­les dis­tin­tas, empeo­ran­do así su situa­ción. A pesar de esto toda­vía no ha reci­bi­do la visi­ta de los médi­cos de con­fian­za. Todos estos alti­ba­jos afec­tan direc­ta­men­te en la situa­ción de los pre­sos y las pre­sas que tie­nen gra­ves enfer­me­da­des.

Por tan­to es evi­den­te que el mit­tard, las cel­das de cas­ti­go, la dene­ga­ción de visi­tas… se repi­ten una y otra vez. La polí­ti­ca peni­ten­cia­ria no ha cam­bia­do, y por eso nues­tros ami­gos y fami­lia­res han teni­do que luchar por sus dere­chos en más de una oca­sión.

Por esta mis­ma razón el Colec­ti­vo de Pre­sos y Pre­sas Polí­ti­cas Vas­cas estu­vo en lucha des­de el 9 has­ta el 13 de enero. Duran­te estos días rea­li­za­ron cha­peos, reai­za­ron ayu­nos, repar­tie­ron infor­ma­ción en la cár­cel… Con esto qui­sie­ron soli­ci­tar su tras­la­do a Eus­kal Herria, ter­mi­nan­do así con la dis­per­sión que se ha lle­va­do aca­bo en los últi­mos 22 años; y al mis­mo tiem­po fina­li­zar con las con­di­cio­nes tan extre­mas que se viven en las cár­ce­les. Así mis­mo, exi­gie­ron que se solu­cio­ne la situa­ción de los pre­sos y las pre­sas que han cum­pli­do las tres cuar­tas par­tes de la con­de­na, las pre­sas y pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves e incu­ra­bles y aque­llos y aque­llas que han vis­to alar­ga­da su con­de­na por la apli­ca­ción de la deno­mi­na­da doc­tri­na Parot.

Por todo esto, tene­mos que denun­ciar los gra­ves suce­sos que suce­den en las cár­ce­les. Es muy impor­tan­te que nues­tros fami­lia­res y ami­gos se sien­tan arro­pa­dos y apo­ya­dos. Por eso es impres­cin­di­ble que se movi­li­ze la ciu­da­da­nía, y para ello hace­mos un lla­ma­mien­to a toda la ciu­da­da­nía para que acu­da el 27 de enero a las movi­li­za­cio­nes del últi­mo vier­nes que ha orga­ni­za­do la ini­cia­ti­va Egin Deza­gun Bidea. Es impres­cin­di­ble par­ti­ci­par en los herri bil­gu­nes de nues­tros pue­blos y barrios. Los pre­sos y las pre­sas nece­si­tan sen­tir nues­tro apo­yo, y los Esta­dos fran­cés y espa­ñol deben dar pasos ade­lan­te para cam­biar la poli­ti­ca peni­ten­cia­ria que les apli­can a nues­tro fami­lia­res y alle­ga­dos. Y para que esto suce­da, sera impren­cin­di­ble que siga­mos movi­li­zan­do­nos por los dere­chos que les corres­pon­den a nues­tro fami­lia­res y alle­ga­dos pre­sos polí­ti­cos vasos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *