Se fil­tran e‑mails que podrían impli­car al rey y a su hija en la corrup­ción des­ta­pa­da con el yerno

15 de enero de 2012.- Espa­ña, un “mara­vi­llo­so” esta­do monár­qui­co asen­ta­do sobre las bases de las ejem­pla­res cas­tas reales euro­peas que vie­nen repre­sen­tan­do dig­na­men­te a sus súb­di­tos des­de tiem­pos inmemoriales.

¿O qui­zás no son tan ejemplares?

Aten­ción por­que esta tra­ma de corrup­ción está sal­pi­can­do a la fami­lia real espa­ño­la, Ayun­ta­mien­tos como el de Alca­lá de Hena­res y pre­si­den­tes de gran­des enti­da­des finan­cie­ras espa­ño­las como la CAIXA.

¿No tie­nen la sen­sa­ción que toda la mafio­sa cala­ña en el poder mun­dial empie­zan a caer como mos­cas? ¿Aca­ba­rán bus­can­do comi­da en los con­te­ne­do­res o pidien­do cari­dad social como ya les está pasan­do a muchas fami­lias actual­men­te en toda España?

DESPERTARES

La inves­ti­ga­ción sobre la gran tra­ma de corrup­ción en la que está invo­lu­cra­da la Monar­quía espa­ño­la ha reve­la­do como los socios del yerno del Rey se comu­ni­ca­ban e inter­ac­tua­ban para eva­dir impues­tos endo­san­do gas­tos per­so­na­les a la empre­sa de Iña­ki Urdan­ga­rín, Aizoon.

Un con­jun­to de correos elec­tró­ni­cos mues­tran los movi­mien­tos de capi­tal que Urdan­ga­rín reali­zó en 2008. Se ha fil­tra­do que el Rey Juan Car­los ya tenía cono­ci­mien­to de la tra­ma des­de el año 2006 pero no dijo nada, lo que en dere­cho es con­si­de­ra­do como un deli­to por encubrimiento.

Ade­más, las con­ver­sa­cio­nes vía e‑mail impli­can a la espo­sa de Urdan­ga­rín, la infan­ta Cris­ti­na. El uno de sep­tiem­bre del año 2009, le res­pon­den: “SAR me ha encar­ga­do com­pras que no pue­do jus­ti­fi­car por gas­tos de Aizoon“, refi­rién­do­se a Su Alte­za Real la infan­ta Cris­ti­na, “Le doy los tic­kets a Mar­co, para que él me devuel­va el dine­ro de la caja. ¿Ok?” A lo que Urdan­ga­rín le res­pon­de “Ok. Se lo gas­ta en algún rega­lo para mí no?”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.