Se fil­tran e‑mails que podrían impli­car al rey y a su hija en la corrup­ción des­ta­pa­da con el yerno

15 de enero de 2012.- Espa­ña, un “mara­vi­llo­so” esta­do monár­qui­co asen­ta­do sobre las bases de las ejem­pla­res cas­tas reales euro­peas que vie­nen repre­sen­tan­do dig­na­men­te a sus súb­di­tos des­de tiem­pos inme­mo­ria­les.

¿O qui­zás no son tan ejem­pla­res?

Aten­ción por­que esta tra­ma de corrup­ción está sal­pi­can­do a la fami­lia real espa­ño­la, Ayun­ta­mien­tos como el de Alca­lá de Hena­res y pre­si­den­tes de gran­des enti­da­des finan­cie­ras espa­ño­las como la CAIXA.

¿No tie­nen la sen­sa­ción que toda la mafio­sa cala­ña en el poder mun­dial empie­zan a caer como mos­cas? ¿Aca­ba­rán bus­can­do comi­da en los con­te­ne­do­res o pidien­do cari­dad social como ya les está pasan­do a muchas fami­lias actual­men­te en toda Espa­ña?

DESPERTARES

La inves­ti­ga­ción sobre la gran tra­ma de corrup­ción en la que está invo­lu­cra­da la Monar­quía espa­ño­la ha reve­la­do como los socios del yerno del Rey se comu­ni­ca­ban e inter­ac­tua­ban para eva­dir impues­tos endo­san­do gas­tos per­so­na­les a la empre­sa de Iña­ki Urdan­ga­rín, Aizoon.

Un con­jun­to de correos elec­tró­ni­cos mues­tran los movi­mien­tos de capi­tal que Urdan­ga­rín reali­zó en 2008. Se ha fil­tra­do que el Rey Juan Car­los ya tenía cono­ci­mien­to de la tra­ma des­de el año 2006 pero no dijo nada, lo que en dere­cho es con­si­de­ra­do como un deli­to por encu­bri­mien­to.

Ade­más, las con­ver­sa­cio­nes vía e‑mail impli­can a la espo­sa de Urdan­ga­rín, la infan­ta Cris­ti­na. El uno de sep­tiem­bre del año 2009, le res­pon­den: “SAR me ha encar­ga­do com­pras que no pue­do jus­ti­fi­car por gas­tos de Aizoon“, refi­rién­do­se a Su Alte­za Real la infan­ta Cris­ti­na, “Le doy los tic­kets a Mar­co, para que él me devuel­va el dine­ro de la caja. ¿Ok?” A lo que Urdan­ga­rín le res­pon­de “Ok. Se lo gas­ta en algún rega­lo para mí no?”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *