Diver­sos sec­to­res con­vo­can una mani­fes­ta­ción con­tra las gran­des infra­es­truc­tu­ras de Gipuz­koa

Dife­ren­tes colec­ti­vos y han con­vo­ca­do una mani­fes­ta­ción en Donos­tia para recla­mar la para­li­za­ción de las gran­des obras de infra­es­truc­tu­ras en Gipuz­koa, como el TAV, el puer­to exte­rior de Pasaia, la inci­ne­ra­do­ra, la nue­va cár­cel y la pla­ta­for­ma logís­ti­ca de Gaintxu­riz­ke­ta, entre otras. La mar­cha, que se cele­bra­rá el 4 de febre­ro, ser­vi­rá de colo­fón a una serie de acti­vi­da­des que ten­drán lugar des­de hoy en dife­ren­tes loca­li­da­des del terri­to­rio y que inclui­rán mesas redon­das, deba­tes, con­cen­tra­cio­nes, pro­yec­cio­nes y con­fe­ren­cias, entre otras iniciativas.Así lo han anun­cia­do hoy Ama­goia Escu­de­ro y Kepa Olaiz, quie­nes han ofre­ci­do una rue­da de pren­sa en Donos­tia como por­ta­vo­ces de las pla­ta­for­mas que han orga­ni­za­do con­jun­ta­men­te estos actos: AHT Gel­di­tu! Elkar­la­na, la Coor­di­na­do­ra de Pla­ta­for­mas Con­tra la Inci­ne­ra­ción, el Gru­po Con­tra el Super­puer­to de Pasaia y el sin­di­ca­to EHNE. Entre los con­vo­can­tes se encuen­tran asi­mis­mo la Asam­blea Con­tra el TAV, Mutri­ku Natur Tal­dea, la pla­ta­for­ma Gipuz­koa Zero Zabor y PDPren Aur­ka­ko Oiar­tzun­go Tal­dea. La mani­fes­ta­ción con­tra las gran­des infra­es­truc­tu­ras gui­puz­coa­nas cuen­ta ade­más con la adhe­sión de dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes y par­ti­dos polí­ti­cos como la izquier­da aber­tza­le, Ara­lar, Alter­na­ti­ba y Ezker Anitza-IU, varios de cuyos repre­sen­tan­tes han asis­ti­do a la rue­da de pren­sa.

El comu­ni­ca­do en cas­te­llano dice así:

LLAMAMIENTO A LA MOVILIZACION SOCIAL POR LA PARALIZACION DE LAS GRANDES OBRAS DE INFRAESTRUCTURA EN GIPUZKOA

Movi­mien­tos y colec­ti­vos en lucha con­tra dife­ren­tes infra­es­truc­tu­ras impul­san una diná­mi­ca con­jun­ta que cul­mi­na­rá con una mani­fes­ta­ción el 4 de febre­ro en Donos­tia

Movi­mien­tos socia­les y colec­ti­vos que tra­ba­jan des­de hace años en opo­si­ción a dife­ren­tes pro­yec­tos y agre­si­vos pla­nes de infra­es­truc­tu­ra y por un mode­lo que res­pe­te la natu­ra­le­za y las con­di­cio­nes de vida de la pobla­ción se han uni­do para impul­sar una diná­mi­ca de movi­li­za­ción que cul­mi­na­rá con una mani­fes­ta­ción con­jun­ta por la para­li­za­ción de las gran­des obras de infra­es­truc­tu­ra en Gipuz­koa con­vo­ca­da el 4 de febre­ro en Donos­tia. Esta ini­cia­ti­va de los movi­mien­tos socia­les sur­ge para impul­sar la pre­sión y la movi­li­za­ción popu­lar en exi­gen­cia de la para­li­za­ción de las gran­des obras de infra­es­truc­tu­ra y para recla­mar la nece­si­dad de un cam­bio del mode­lo ante la feroz cam­pa­ña de pre­sio­nes polí­ti­cas y mediá­ti­cas a favor de todo tipo de infra­es­truc­tu­ras de ele­va­do impac­to eco­ló­gi­co, eco­nó­mi­co y social (TAV, inci­ne­ra­do­ra, super­puer­to de Jaiz­ki­bel, pla­ta­for­ma logís­ti­ca de Oiar­tzun-Lezo-Gaintxu­riz­ke­ta, Metro de Donos­tial­dea, amplia­ción del aero­puer­to de Hon­da­rri­bia, macro-cár­cel de Zubie­ta, varian­tes, etc.) lan­za­da en los últi­mos meses en Gipuz­koa. Por ello hace­mos un lla­ma­mien­to a la movi­li­za­ción social sub­ra­yan­do la impor­tan­cia de ejer­cer en este momen­to la pre­sión popu­lar indis­pen­sa­ble para para­li­zar los macro-pro­yec­tos que inci­den sobre nues­tro cas­ti­ga­do terri­to­rio y para abrir un perío­do de refle­xión por una cam­bio del mode­lo de desa­rro­llo, en la medi­da en que enten­de­mos que estas con­tes­ta­das infra­es­truc­tu­ras no sola­men­te nos afec­tan a unos y a otros ais­la­da­men­te, sino que en su con­jun­to con­for­man un mode­lo de desa­rro­llo que debe cues­tio­nar­se. En todo caso, en las actua­les cir­cuns­tan­cias en que tam­bién por la cri­sis eco­nó­mi­ca se ha reabier­to el deba­te sobre el futu­ro de las infra­es­truc­tu­ras, apa­re­ce cla­ra­men­te la urgen­cia de reac­ti­var la movi­li­za­ción popu­lar, reu­nien­do en esta ini­cia­ti­va que se lle­va­rá a cabo con el lema y la rei­vin­di­ca­ción común de “POR UN CAMBIO DEL MODELO SOCIAL PARA UNA GIPUZKOA DIFERENTE: ¡PARALIZACIÓN DE LAS GRANDES INFRAESTRUCTURAS!” la par­ti­ci­pa­ción de todos los gru­pos loca­les de afec­ta­dos, veci­nos, movi­mien­tos y orga­ni­za­cio­nes socia­les, eco­lo­gis­tas, sin­di­ca­les, polí­ti­cas y ayun­ta­mien­tos que deseen mos­trar su apo­yo.

Es cono­ci­do que el terri­to­rio de Gipuz­koa, de redu­ci­das dimen­sio­nes y con un alto gra­do de desa­rro­llo indus­trial, ha sopor­ta­do en para­le­lo a la últi­ma eta­pa de cre­ci­mien­to y glo­ba­li­za­ción eco­nó­mi­ca una enor­me expan­sión de infra­es­truc­tu­ras. Ello ha con­lle­va­do fuer­tes agre­sio­nes al medio natu­ral para un peque­ño terri­to­rio que ya sufre un ele­va­do dete­rio­ro ambien­tal, oca­sio­nan­do jun­to con las ten­den­cias a la urba­ni­za­ción a ultran­za y a la metro­po­li­za­ción del terri­to­rio, la degra­da­ción de zonas rura­les y la pér­di­da de tie­rras agra­rias, una arti­fi­cia­li­za­ción cada vez mayor del entorno, con­ta­mi­na­ción atmos­fé­ri­ca y acús­ti­ca, una alta con­tri­bu­ción rela­ti­va al cam­bio cli­má­ti­co e impor­tan­tes impac­tos nega­ti­vos para los habi­tan­tes, que no logran ocul­tar ni las cam­pa­ñas de ima­gen ni el ajar­di­na­mien­to.

Al mis­mo tiem­po, cabe resal­tar que estos pro­yec­tos han sus­ci­ta­do en los últi­mos años una fuer­te con­tes­ta­ción social, incre­men­ta­da por la fal­ta de trans­pa­ren­cia y de un deba­te social par­ti­ci­pa­ti­vo, al haber­se impul­sa­do las gran­des infra­es­truc­tu­ras de for­ma impo­si­ti­va y en total ausen­cia de par­ti­ci­pa­ción de la pobla­ción y de los muni­ci­pios que se con­si­de­ran nega­ti­va­men­te afec­ta­dos en la toma de deci­sio­nes.

Final­men­te, es pre­ci­so des­ta­car el inmen­so agu­je­ro eco­nó­mi­co en que se han con­ver­ti­do las infra­es­truc­tu­ras en los últi­mos años, des­cu­brién­do­se aho­ra el derro­che de recur­sos y los “pelo­ta­zos” que se han dado con la eje­cu­ción de obras públi­cas par­ti­cu­lar­men­te no ren­ta­bles y cuya jus­ti­fi­ca­ción ofi­cial se ha cons­trui­do recu­rrien­do sis­te­má­ti­ca­men­te a un retó­ri­co “inte­rés gene­ral” y a hipó­te­sis fal­sas de ren­ta­bi­li­dad socio­eco­nó­mi­ca y de crea­ción de empleo. Res­pec­to a lo cual, ese empleo ha con­sis­ti­do en con­tra­tos fue­ra de los con­ve­nios labo­ra­les de Eus­kal Herria, con jor­na­das labo­ra­les de 12 horas y bajo con­di­cio­nes de inse­gu­ri­dad labo­ral que se sal­dan con la muer­te de nume­ro­sos tra­ba­ja­do­res.

Es decir que la prio­ri­dad otor­ga­da al gas­to públi­co en infra­es­truc­tu­ras se ha hecho, con un cos­te colo­sal, a expen­sas del enor­me endeu­da­mien­to públi­co pro­vo­ca­do por estas polí­ti­cas derro­cha­do­ras, hipo­te­can­do medioam­bien­tal y eco­nó­mi­ca­men­te los bie­nes comu­nes en bene­fi­cio de intere­ses empre­sa­ria­les muy con­cre­tos, absor­bien­do cre­cien­te­men­te los recur­sos que requie­ren impe­rio­sa­men­te otros sec­to­res de acti­vi­dad eco­nó­mi­ca, social o cul­tu­ral y la cober­tu­ra de nece­si­da­des socia­les. Estos pro­ce­sos están tenien­do ya con­se­cuen­cia socia­les muy gra­ves, que, si no cam­bia­mos de rum­bo, lo serán aún más si cabe en el con­tex­to de la pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca en la que nos aden­tra­mos.

En este con­tex­to, se ha reabier­to el deba­te sobre las infra­es­truc­tu­ras, obli­ga­do por un lega­do de polí­ti­ca de infra­es­truc­tu­ras cues­tio­na­da social­men­te y por la esca­sez de recur­sos ante una infi­ni­dad de deman­das socia­les. Nos encon­tra­mos, por tan­to, ante la aper­tu­ra de una fisu­ra en el con­sen­so ins­ti­tu­cio­nal has­ta aho­ra fir­me­men­te esta­ble­ci­do sobre las gran­des infra­es­truc­tu­ras y ante la posi­bi­li­dad de ini­ciar el deba­te social que nun­ca se dió para aco­me­ter un pro­fun­do cam­bio del mode­lo de desa­rro­llo actual.

Sin embar­go, la reac­ción de la cla­se polí­ti­ca aco­mo­da­da duran­te años en la loca carre­ra por las infra­es­truc­tu­ras y en las polí­ti­cas desa­rro­llis­tas tra­di­cio­na­les no se ha hecho espe­rar. A este res­pec­to, denun­cia­mos que deter­mi­na­dos car­gos polí­ti­cos pre­ten­den neu­tra­li­zar y blo­quear las rei­vin­di­ca­cio­nes popu­la­res en las ins­ti­tu­cio­nes para impe­dir polí­ti­cas de cam­bio y seguir man­te­nien­do la pre­sión des­truc­ti­va sobre el terri­to­rio, acu­dien­do en tan­to que fir­mes sos­te­ne­do­res de los intere­ses eco­nó­mi­cos y pri­va­dos crea­dos en torno al fabu­lo­so nego­cio de las infra­es­truc­tu­ras, a la polí­ti­ca de hechos con­su­ma­dos para tra­tar de colar sus mega-pro­yec­tos.

Ante esta situa­ción, la res­pon­sa­bi­li­dad que nos corres­pon­de como orga­nis­mos popu­la­res es la de actuar con inde­pen­den­cia y deter­mi­na­ción por la para­li­za­ción de estos pro­yec­tos, impul­san­do la movi­li­za­ción y la con­tes­ta­ción popu­lar. En cual­quier caso, sería equi­vo­ca­do creer que las res­pues­tas están todas en las ins­ti­tu­cio­nes, sino que los logros, si final­men­te se con­cre­tan, serán a nues­tro enten­der fru­to fun­da­men­tal­men­te de la toma de con­cien­cia y del esfuer­zo de la pobla­ción. Por tan­to, hemos de per­sis­tir en la lucha por la para­li­za­ción de las gran­des infra­es­truc­tu­ras y de los pro­yec­tos des­truc­ti­vos, inci­dien­do en la nece­si­dad de trans­for­mar el mode­lo y en la impor­tan­cia de la defen­sa de la tie­rra para que cua­je un cam­bio social ver­da­de­ro.

Con­flic­tos socio-ambien­ta­les que siguen inci­dien­do en nues­tro terri­to­rio:

En este sen­ti­do, hemos de lla­mar la aten­ción sobre los múl­ti­ples con­flic­tos socio-ambien­ta­les que siguen inci­dien­do en nues­tro terri­to­rio:

- Si exis­te un pro­yec­to que en los últi­mos años ha sus­ci­ta­do un con­si­de­ra­ble deba­te entre la pobla­ción, éste es el del TAV. Esta es la mayor y más cara infra­es­truc­tu­ra jamás plan­tea­da en este país. Miles de per­so­nas se han posi­cio­na­do cla­ra­men­te en con­tra de este pro­yec­to, argu­men­tan­do su inadap­ta­ción a la oro­gra­fía, impac­to eco­ló­gi­co, inade­cua­ción a las nece­si­da­des de trans­por­te, ele­va­dos cos­tes e impac­tos ambien­ta­les del tra­za­do. Por otro lado, si bien ésta ha sido la apues­ta prin­ci­pal del Gobierno Vas­co en mate­ria de infra­es­truc­tu­ras, el gas­to rea­li­za­do has­ta aho­ra en la eje­cu­ción de las obras ron­da el 15 – 20% del total a lle­var a cabo. La exis­ten­cia de una amplia con­tes­ta­ción social, las incer­ti­dum­bres y la fal­ta de deba­te social que ha carac­te­ri­za­do el desa­rro­llo del pro­yec­to son razo­nes sufi­cien­tes para para­li­zar las obras y dar la pala­bra a la pobla­ción. En lugar de con­ti­nuar las obras de la “Y vas­ca”, éste es un buen momen­to para para­li­zar­las. El Gobierno Vas­co, en cam­bio, a pesar de la gra­ve situa­ción de cri­sis eco­nó­mi­ca que afron­ta­mos, pre­vé des­ti­nar en el año 2012 cer­ca 380 millo­nes a las obras de los tra­mos gipuz­koa­nos del TAV, mien­tras que anun­cia ajus­tes en gas­to social “muy duros” para el pró­xi­mo año. Esto es incom­pren­si­ble e inacep­ta­ble.

- La inci­ne­ra­ción de resi­duos es alta­men­te con­ta­mi­nan­te, cara y un des­pil­fa­rro de recur­sos. No redu­ce la gene­ra­ción de resi­duos, sino que supo­ne seguir esquil­man­do la tie­rra para fabri­car nue­vos pro­duc­tos de usar y tirar. La mora­to­ria exi­gi­da por el pac­to de Usur­bil y los movi­mien­tos socia­les sobre la inci­ne­ra­do­ra de Zubie­ta debe con­du­cir a la para­li­za­ción defi­ni­ti­va de las obras. Tam­bién se hace inapla­za­ble la nece­si­dad de exten­der a toda Gipuz­koa la reco­gi­da selec­ti­va de las basu­ras median­te el sis­te­ma de puer­ta a puer­ta en cada vez más muni­ci­pios y el desa­rro­llo del mode­lo Zero zabor (Cero resi­duos) que per­mi­ta clau­su­rar los actua­les ver­te­de­ros contaminantes;apostando por la pre­ven­ción, el reci­cla­je real y una ges­tión de los resi­duos urba­nos más racio­nal.

- El super­puer­to de Jaiz­ki­bel es el mayor aten­ta­do eco­ló­gi­co que ame­na­za la cos­ta gipuz­koa­na. Sus pro­mo­to­res siguen empe­ci­na­dos con este pro­yec­to que bene­fi­cia­ría úni­ca­men­te a empre­sas cons­truc­to­ras y del sec­tor ener­gé­ti­co. Ade­más de oca­sio­nar la des­truc­ción de un entorno incom­pa­ra­ble por su máxi­mo valor natu­ral, con­lle­va un enor­me cos­te eco­nó­mi­co y supo­ne con­ver­tir una de las zonas más pobla­das de Gipuz­koa en un agu­je­ro negro, pri­va­ti­zar los bie­nes, sue­los y recur­sos públi­cos y socia­li­zar los cos­tes (eco­ló­gi­cos-eco­nó­mi­cos-socia­les). A su vez, la pla­ta­for­ma logís­ti­ca de Oiar­tzun-Lezo-Gaintxu­riz­ke­ta uni­da al super­puer­to des­trui­ría una exten­sión de 180Has de tie­rras agra­rias de gran valor, soca­van­do la nece­sa­ria acti­vi­dad agra­ria local y la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria bajo el impe­rio sin futu­ro del hor­mi­gón.

- Tam­po­co debe­ría olvi­dar­se el esca­lo­frian­te plan de infra­es­truc­tu­ras pro­mo­vi­do en el PTP de Donos­tial­dea, que reca­bó en su con­tra todo un record de ale­ga­cio­nes con­tra­rias al pro­po­ner la pro­lon­ga­ción del Segun­do Cin­tu­rón de la Auto­pis­ta A‑8 por el Valle de Oiar­tzun has­ta Ipa­rral­de y la cons­truc­ción de una enor­me pla­ta­for­ma logís­ti­ca y una cen­tral tér­mi­ca en Ola­be­rria (Irun).

- La macro-cár­cel y el polí­gono logís­ti­co e indus­trial de enor­me enver­ga­du­ra actual­men­te en cons­truc­ción jun­to al empla­za­mien­to pre­vis­to para la inci­ne­ra­do­ra en Zubie­ta.

- Final­men­te, nos uni­mos a la voces que están dan­do aler­ta ante los nue­vos con­flic­tos socio-ambien­ta­les que se ave­ci­nan, como es el caso de los ten­di­dos de alta ten­sión pro­mo­vi­dos des­de Nafa­rroa y Biz­kaia has­ta Ezkio-Itsa­so, el pro­yec­to de extrac­ción de gas median­te la téc­ni­ca deno­mi­na­da frac­king en Ara­ba, y la reac­ti­va­ción de las Direc­tri­ces de Orde­na­ción del Terri­to­rio DOT-Eus­kal Hiria que dan cober­tu­ra a un mode­lo desa­rro­llis­ta y neo­li­be­ral eco­ló­gi­ca­men­te insos­te­ni­ble y social­men­te cues­tio­na­do.

En con­se­cuen­cia, pode­mos decir que tan­to por las afec­cio­nes par­ti­cu­la­res de algu­nos pro­yec­tos con­cre­tos como por el mode­lo que repre­sen­tan en su con­jun­to, todas las per­so­nas en algu­na medi­da somos afec­ta­das.

Ini­cia­ti­vas y acti­vi­da­des pre­vias a la mani­fes­ta­ción:

Por todo ello, hoy hace­mos un lla­ma­mien­to a toda la socie­dad para que apo­ye esta ini­cia­ti­va por la para­li­za­ción de las gran­des obras de infra­es­truc­tu­ra y por un cam­bio del mode­lo, impul­san­do una diná­mi­ca de movi­li­za­ción en la que duran­te el mes de enero tene­mos pre­vis­to pre­sen­tar mocio­nes en muchos ayun­ta­mien­tos de Gipuz­koa, rea­li­zar mar­chas a las zonas afec­ta­das y orga­ni­zar mesas redon­das y acti­vi­da­des de deba­te (ver pro­gra­ma de acti­vi­da­des, en la últi­ma pági­na). Al tiem­po, lla­ma­mos a tras­la­dar esta rei­vin­di­ca­ción a los cen­tros de tra­ba­jo, de estu­dio y a la calle. Como colo­fón, el sába­do 4 de febre­ro rea­li­za­re­mos una mani­fes­ta­ción cen­tral par­tien­do a las 17’30h des­de el Bou­le­vard donos­tia­rra, don­de será pre­ci­so reu­nir la máxi­ma par­ti­ci­pa­ción popu­lar ya que ésta es, jun­to con el tra­ba­jo cons­tan­te de los dife­ren­tes colec­ti­vos, la úni­ca for­ma de poder alcan­zar nues­tro obje­ti­vo.

Con­vo­can­tes:

AHT Gel­di­tu! Elkar­la­na: [email protected]​ahtgelditu.​org

Coor­di­na­do­ra de Pla­ta­for­mas con­tra la Inci­ne­ra­ción : [email protected]​yahoo.​es

Jaiz­ki­bel­go Super­por­tua­ren aur­ka­ko tal­dea: Itaka-​[email protected]​hotmail.​com

EHNE: eneritz.​[email protected]​gmail.​com.

Asam­blea Con­tra el TAV: [email protected]​gmail.​com

PTPren aur­ka­ko Oiar­tzun­go tal­dea: [email protected]​telefonica.​net.

Mutri­ku Natur Tal­dea: [email protected]​gmail.​com.

Gipuz­koa Zero Zabor: [email protected]​gmail.​com

Apo­yos:

El lla­ma­mien­to está abier­to a la adhe­sión de todos los movi­mien­tos y orga­ni­za­cio­nes que deseen mos­trar su apo­yo. Estos son los apo­yos reca­ba­dos por el momen­to:

-15‑M

-Eko­lo­gis­tak Martxan

-Eguz­ki

-ESK

-LAB

-CNT

-CGT-LKN

-Alter­na­ti­ba

-Ezker Aber­tza­lea

-Anti­ka­pi­ta­lis­tak

-Gorri­pi­dea

-Ezker Anitzak-IU

-EPK-PCE

-Ara­lar

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *