Corrup­ción, pér­di­da de sobe­ra­nía y gue­rra- Luis Ocam­po

Corrup­ción, pér­di­da de sobe­ra­nía y gue­rra, son algu­nos de los ele­men­tos más sig­ni­fi­ca­ti­vos que carac­te­ri­zan al actual pano­ra­ma polí­ti­co, a nivel de Esta­do los dos pri­me­ros; y a nivel inter­na­cio­nal el ter­ce­ro.

La corrup­ción se con­fi­gu­ra, por si a alguien le que­da­ban dudas, como un ele­men­to estruc­tu­ral con­sus­tan­cial al actual Régi­men. Ya se sabe que en todos los sitios hay casos de corrup­ción, pero en el Esta­do Espa­ñol, no es que haya casos mas o menos des­ta­ca­dos, es que la corrup­ción es uno de los dis­tin­ti­vos en el fun­cio­na­mien­to ordi­na­rio del Sis­te­ma, que encar­na esta II Res­tau­ra­ción Bor­bó­ni­ca que esta­mos sufrien­do y en la que están impli­ca­dos, como prác­ti­ca sis­té­mi­ca, des­de los con­ce­ja­les de peque­ñas pobla­cio­nes has­ta la fami­lia real en pleno. La corrup­ción, en este caso, no es una enfer­me­dad que inva­de un cuer­po sano, no. Es el pro­pio cuer­po del Régi­men el gene­ra­dor y trans­mi­sor de esa pato­lo­gía social que es la corrup­ción.

Los casos últi­ma­men­te más mediá­ti­cos: Urdan­ga­rín, Matas, Camps, ERE’s de Anda­lu­cía con el caso Gue­rre­ro como el de mayor escán­da­lo, son sen­ci­lla­men­te sín­to­mas y sig­nos de un Régi­men podri­do cuyo úni­co des­tino razo­na­ble debe de ser el de la liqui­da­ción.

Como dice el dicho cas­te­llano »en todas par­tes cue­cen habas, pero en algu­nas a cal­de­ra­das». Y cuan­do las habas se cue­cen a cal­de­ra­das es que la situa­ción sim­ple­men­te ha sobre­pa­sa­do cual­quier línea roja y ya no hay posi­ble retorno.

La pér­di­da de sobe­ra­nía: En para­le­lo al impul­so a un pro­ce­so de recen­tra­li­za­ción y espa­ño­li­za­ción esti­mu­la­do por el PP, sec­to­res muy sig­ni­fi­ca­ti­vos del PSOE y no des­pre­cia­bles, para sus dimen­sio­nes polí­ti­cas, de IU, siguien­do las direc­tri­ces del blo­que domi­nan­te espa­ñol, cuya fina­li­dad es cor­tar los pro­ce­sos de avan­ce en el auto­go­bierno de los Pue­blos; el pro­pio Esta­do Espa­ñol, ese que teme a la sobe­ra­nía popu­lar de for­ma atá­vi­ca, hace ple­nas y abso­lu­tas con­ce­sio­nes de la pro­pia sobe­ra­nía al eje Mer­kozy en deter­mi­na­dos terre­nos y al impe­ria­lis­mo anglo-ame­ri­cano en otros, con­vir­tien­do al Esta­do Espa­ñol en un puro mar­co para la ges­tión de los intere­ses de esos dos pro­yec­tos impe­ria­lis­tas.

Los del eje Mer­kozy, nos lle­va­rán al empo­bre­ci­mien­to de las cla­ses medias y a la total pre­ca­ri­za­ción de sec­to­res muy amplios de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras.

Los del impe­ria­lis­mo anglo-ame­ri­cano, nos con­du­ce a impli­car­nos en unos pro­yec­tos gue­rre­ris­tas que son, ade­más de otras muchas cosas, com­ple­ta­men­te con­tra­rios a los intere­ses de los Pue­blos bajo la juris­dic­ción del Esta­do

La gue­rra: La segun­da gue­rra de Irak sig­ni­fi­có la aper­tu­ra de un nue­vo esce­na­rio, el de una esca­la­da mili­ta­ris­ta y gue­rre­ris­ta que tie­ne como fina­li­dad prin­ci­pal aca­bar por la vía de la gue­rra pura y dura con la evo­lu­ción de las cosas en los últi­mos años a nivel inter­na­cio­nal, que van con­fi­gu­ran­do a Chi­na como la pri­me­ra poten­cia eco­nó­mi­ca y comer­cial de fac­to, del mun­do.

Otros Esta­dos como Rusia, Bra­sil, India…, en gene­ral los lla­ma­dos BRIGS, pasan a ocu­par tam­bién un papel de gran impor­tan­cia, debi­li­tan­do en gran mane­ra la hege­mo­nía que EE.UU. y en gene­ral el impe­ria­lis­mo anglo-ame­ri­cano man­te­nían en el plano eco­nó­mi­co a nivel mun­dial.

Sin embar­go el impe­ria­lis­mo anglo-ame­ri­cano sigue tenien­do una cla­ra hege­mo­nía en el plano mili­tar y mediá­ti­co, por eso, apro­ve­chan­do esas cir­cuns­tan­cias y antes de que estas empie­cen a ser cues­tio­na­das, van recon­du­cien­do de for­ma cada vez más rápi­da, des­ca­ra­da y bru­tal las dife­ren­cias eco­nó­mi­cas, comer­cia­les y polí­ti­cas a nivel inter­na­cio­nal hacia la con­fron­ta­ción mili­tar abier­ta. Son cons­cien­tes de que ya es úni­ca­men­te en esos terre­nos, en el mili­tar y en el mediá­ti­co, en los que estra­té­gi­ca­men­te pue­den obte­ner una vic­to­ria sig­ni­fi­ca­ti­va. Y cues­te lo que cues­te, y ten­ga los ries­gos y reper­cu­sio­nes que ten­ga para la huma­ni­dad, la tie­rra o el sur­sum cor­da, van a por ello a toda maqui­na.

La gue­rra de Irak, la de Libia, la inter­ven­ción en Siria, en Irán..., no tie­nen otro hilo con­duc­tor. Todos los cuen­tos que nos rela­tan de inter­ven­cio­nes huma­ni­ta­rias no son mas que la otra cara de la mone­da de esa polí­ti­ca gue­rre­ris­ta, son la expre­sión de esa supe­rio­ri­dad mediá­ti­ca que toda­vía con­ser­van.

En la pues­ta en prác­ti­ca de esa estra­te­gia de gue­rra han apren­di­do la incon­ve­nien­cia de que se con­fi­gu­re un movi­mien­to inter­na­cio­nal con­tra esta, tal como ocu­rrió con la gue­rra de Irak. Es por ello que todas las inter­ven­cio­nes mili­ta­res van pre­ce­di­das y acom­pa­ña­das de cam­pa­ñas mediá­ti­cas de jus­ti­fi­ca­ción, en las que des­gra­cia­da­men­te par­ti­ci­pan, de una u otra mane­ra, sec­to­res que se auto­de­fi­nen como pro­gre­sis­tas y/​o anti­im­pe­ria­lis­tas.

Cons­truir un movi­mien­to en defen­sa de la paz y con­tra la gue­rra es tam­bién por tan­to una nece­si­dad de pri­mer orden en una estra­te­gia anti­im­pe­ria­lis­ta y pro­gre­sis­ta.

En la decla­ra­ción polí­ti­ca de Iz​.Ca., de octu­bre de 2008 decía­mos: » y el impe­ria­lis­mo esta pre­pa­rán­do­se para dar un paso ade­lan­te en la pro­fun­di­za­ción de su estra­te­gia gue­rre­ris­ta…

El can­di­da­to demó­cra­ta Oba­ma a al pre­si­den­cia de los EE.UU., es una pie­za impor­tan­te en el relan­za­mien­to de esa estra­te­gia impe­rial, eso sí, inten­tan­do una recom­po­si­ción dela legi­ti­mi­dad social en EE.UU. para esa polí­ti­ca y tam­bién en una bue­na par­te de la Euro­pa capi­ta­lis­ta…

Que nadie se lla­me a enga­ño, Oba­ma no es el can­di­da­to de nin­gún pro­yec­to pro­gre­sis­ta, Oba­ma es el can­di­da­to para rele­gi­ti­mar la polí­ti­ca impe­ria­lis­ta de los EE.UU. a nivel inter­na­cio­nal y espe­cial­men­te en Euro­pa, ade­más de en su pro­pio país, y por tan­to para recons­truir la uni­dad del pro­yec­to impe­ria­lis­ta glo­bal, par­cial­men­te afec­ta­da por el man­da­to de Bush».

Des­gra­cia­da­men­te no nos hemos equi­vo­ca­do.

La refle­xión, la lucha y la orga­ni­za­ción, como decía­mos en un artícu­lo ante­rior tie­nen que ser los ejes meto­do­ló­gi­cos de la acti­vi­dad mili­tan­te comu­ne­ra y pro­gre­sis­ta en gene­ral.

Luis Ocam­po, Izquier­da Cas­te­lla­na.

Cas­ti­lla a 12 de enero de 2012

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *