Soli­da­ri­dad con la mili­tan­te inter­na­cio­na­lis­ta expul­sa­da de Israel- Askapena

Aska­pe­na se soli­da­ri­za con Patri­cia Leza­ma, mili­tan­te inter­na­cio­na­lis­ta y miem­bro de Komi­te Inter­na­zio­na­lis­tak, que fue dete­ni­da y expul­sa­da de Israel hace unos días.

Pales­ti­na­re­kin elkartasuna!

Hamai­ka herri borro­ka bakarra!

Las auto­ri­da­des israe­líes impi­die­ron la entra­da al país a una vas­ca inte­gran­te de Komi­te Inter­na­zio­na­lis­tak (KI) Patri­cia Leza­ma, que este año ejer­ció como txu­pi­ne­ra en las fies­tas de Bil­bo, fue dete­ni­da en el con­trol de pasa­por­tes del aero­puer­to de Ben Gurion, en Tel Aviv. Tras ser inte­rro­ga­da y per­ma­ne­cer 12 horas dete­ni­da, agen­tes del Esta­do sio­nis­ta la intro­du­je­ron en un avión con des­tino a Madrid. Israel con­tro­la todos los acce­sos a los terri­to­rios pales­ti­nos ocu­pa­dos sal­vo el de Rafah, que comu­ni­ca Gaza con Egip­to, por lo que atra­ve­sar los con­tro­les hebreos es un paso obligado.

«Des­pués de varias ron­das de pre­gun­tas caye­ron en la cuen­ta de que había visi­ta­do Gaza», expli­có Patri­cia, que indi­có que su paso por la Fran­ja puso ner­vio­sos a los agen­tes a pesar de que, para­dó­ji­ca­men­te, siem­pre se ha rea­li­za­do con el per­mi­so de Israel. En ese momen­to, según rela­tó la miem­bro de KI, se inten­si­fi­ca­ron los inte­rro­ga­to­rios. Aun­que las pre­gun­tas no iban diri­gi­das hacia su soli­da­ri­dad con los pales­ti­nos, sino acer­ca de Eus­kal Herria. «Me lle­ga­ron a pre­gun­tar si era miem­bro de ETA», rela­tó Patri­cia, que expli­có que, para refor­zar sus argu­men­tos, los inves­ti­ga­do­res israe­líes mos­tra­ban a la joven la pan­ta­lla de un orde­na­dor con infor­ma­cio­nes pro­ce­den­tes de Wikipedia.

Sin móvil y sin equipaje

Tras los inte­rro­ga­to­rios y des­pués de comu­ni­car­le que no podría acce­der a terri­to­rio israe­lí, Patri­cia fue tras­la­da­da a un cen­tro de deten­ción de migran­tes, don­de los agen­tes le requi­sa­ron el móvil y todas sus per­te­nen­cias. Allí per­ma­ne­ció duran­te seis horas, jun­to a otras tres muje­res. A las 16.00 horas, poco antes del vue­lo de regre­so, los uni­for­ma­dos la tras­la­da­ron a la pis­ta de ate­rri­za­je y la intro­du­je­ron en el avión con des­tino a Madrid, ins­tan­do al per­so­nal de vue­lo a no devol­ver­le el pasa­por­te has­ta no ate­rri­zar en el Esta­do español.
En este sen­ti­do, Patri­cia qui­so denun­ciar la «impu­ni­dad» con la que actúa el Esta­do de Israel, que incum­ple reite­ra­da­men­te la lega­li­dad internacional.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.