Soli­da­ri­dad con la mili­tan­te inter­na­cio­na­lis­ta expul­sa­da de Israel- Aska­pe­na

Aska­pe­na se soli­da­ri­za con Patri­cia Leza­ma, mili­tan­te inter­na­cio­na­lis­ta y miem­bro de Komi­te Inter­na­zio­na­lis­tak, que fue dete­ni­da y expul­sa­da de Israel hace unos días.

Pales­ti­na­re­kin elkar­ta­su­na!

Hamai­ka herri borro­ka baka­rra!

Las auto­ri­da­des israe­líes impi­die­ron la entra­da al país a una vas­ca inte­gran­te de Komi­te Inter­na­zio­na­lis­tak (KI) Patri­cia Leza­ma, que este año ejer­ció como txu­pi­ne­ra en las fies­tas de Bil­bo, fue dete­ni­da en el con­trol de pasa­por­tes del aero­puer­to de Ben Gurion, en Tel Aviv. Tras ser inte­rro­ga­da y per­ma­ne­cer 12 horas dete­ni­da, agen­tes del Esta­do sio­nis­ta la intro­du­je­ron en un avión con des­tino a Madrid. Israel con­tro­la todos los acce­sos a los terri­to­rios pales­ti­nos ocu­pa­dos sal­vo el de Rafah, que comu­ni­ca Gaza con Egip­to, por lo que atra­ve­sar los con­tro­les hebreos es un paso obli­ga­do.

«Des­pués de varias ron­das de pre­gun­tas caye­ron en la cuen­ta de que había visi­ta­do Gaza», expli­có Patri­cia, que indi­có que su paso por la Fran­ja puso ner­vio­sos a los agen­tes a pesar de que, para­dó­ji­ca­men­te, siem­pre se ha rea­li­za­do con el per­mi­so de Israel. En ese momen­to, según rela­tó la miem­bro de KI, se inten­si­fi­ca­ron los inte­rro­ga­to­rios. Aun­que las pre­gun­tas no iban diri­gi­das hacia su soli­da­ri­dad con los pales­ti­nos, sino acer­ca de Eus­kal Herria. «Me lle­ga­ron a pre­gun­tar si era miem­bro de ETA», rela­tó Patri­cia, que expli­có que, para refor­zar sus argu­men­tos, los inves­ti­ga­do­res israe­líes mos­tra­ban a la joven la pan­ta­lla de un orde­na­dor con infor­ma­cio­nes pro­ce­den­tes de Wiki­pe­dia.

Sin móvil y sin equi­pa­je

Tras los inte­rro­ga­to­rios y des­pués de comu­ni­car­le que no podría acce­der a terri­to­rio israe­lí, Patri­cia fue tras­la­da­da a un cen­tro de deten­ción de migran­tes, don­de los agen­tes le requi­sa­ron el móvil y todas sus per­te­nen­cias. Allí per­ma­ne­ció duran­te seis horas, jun­to a otras tres muje­res. A las 16.00 horas, poco antes del vue­lo de regre­so, los uni­for­ma­dos la tras­la­da­ron a la pis­ta de ate­rri­za­je y la intro­du­je­ron en el avión con des­tino a Madrid, ins­tan­do al per­so­nal de vue­lo a no devol­ver­le el pasa­por­te has­ta no ate­rri­zar en el Esta­do espa­ñol.
En este sen­ti­do, Patri­cia qui­so denun­ciar la «impu­ni­dad» con la que actúa el Esta­do de Israel, que incum­ple reite­ra­da­men­te la lega­li­dad inter­na­cio­nal.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *