Libia sigue viva y resis­te

Por Puri­fi­ca­ción Gon­zá­lez de la Blan­ca
Libia está bajo ocu­pa­ción, hay sol­da­dos extran­je­ros por todas par­tes, sin con­tar el incon­ta­ble núme­ro de mer­ce­na­rios (géne­ro black­wa­ter) que pul­ve­ri­zan la ley y pro­te­gen los intere­ses de los carro­ñe­ros. Los avio­nes y heli­cóp­te­ros patru­llan coti­dia­na­men­te el espa­cio aéreo libio sin que los medios de comu­ni­ca­ción hagan men­ción del tema. Se supo­ne que se quie­re pre­ten­der que todo va bien en Libia como en la vie­ja expre­sión: «No hay noti­cias-bue­nas noti­cias».
La situa­ción polí­ti­ca es alta­men­te ines­ta­ble. Los libios no acep­tan el gobierno impues­to por Occi­den­te, con el apo­yo de la OTAN, que ha pues­to sus rique­zas en manos extran­je­ras y ha des­tro­za­do un país que fue prós­pe­ro y goza­ba de pleno empleo. Cre­cen los focos de sub­ver­sión.
El CNT les ha pri­va­do de todo lo que tenían: no hay tra­ba­jo, no hay suel­dos. Los hos­pi­ta­les y escue­las, y los reba­ños, y los bar­cos de pes­ca y las esta­cio­nes eléc­tri­cas, y las con­duc­cio­nes de agua… han sido bom­bar­dea­dos. Las fami­lias están de luto, los niños no van a cla­se, los enfer­mos care­cen de tra­ta­mien­tos, no hay luz ni agua, los cul­ti­vos comien­zan a secar­se a cau­sa de que la OTAN bom­bar­deó las con­duc­cio­nes de agua…
Duran­te estos días miles de libios bus­can por el desier­to (jama­da) los ter­fes, espe­cie de tru­fa que apa­re­ce tras las llu­vias, con cuya ven­ta espe­ran obte­ner unos peque­ños ingre­sos que les per­mi­tan sobre­vi­vir. Mag­ní­fi­co «paraí­so demo­crá­ti­co» el que ha ins­tau­ra­do Occi­den­te en Libia.
¿Todo va bien en Libia? ¿Podrán los medios de comu­ni­ca­ción con­ti­nuar man­te­nien­do sus men­ti­ras?
Es cues­tión de tiem­po.
Libe­ra­ción de todos los pre­sos gada­fis­tas de una pri­sión de Ben­ga­si
Se infor­ma que un fuer­te con­tin­gen­te arma­do ha toma­do por asal­to la pri­sión del dis­tri­to de El Haoua­ri en Ben­ga­si libe­ran­do a todos los par­ti­da­rios del líder Al Gada­fi que allí se encon­tra­ban y que habían sido cap­tu­ra­dos duran­te la cri­mi­nal ocu­pa­ción de Libia por par­te de la OTAN.
Los antim­pe­ria­lis­tas que han recu­pe­ra­do la liber­tad son de varias nacio­na­li­da­des, libios y arge­li­nos, entre otras, lo que mues­tra la cons­ti­tu­ción aún de for­ma embrio­na­ria, de un fren­te antim­pe­ria­lis­ta que agru­pa a los pue­blos de la región para recha­zar la agre­sión de la OTAN. La deta­lla­da pre­pa­ra­ción de la ope­ra­ción ha evi­ta­do derra­ma­mien­to de san­gre y ha cul­mi­na­do con un éxi­to com­ple­to.

La ope­ra­ción evi­den­cia la cri­sis y fra­ca­so del “CNT” y de sus men­to­res de la OTAN en con­tro­lar ele­men­tos sus­tan­cia­les del apa­ra­to esta­tal como las pri­sio­nes y, ade­más, la ope­ra­ti­vi­dad de la resis­ten­cia en un terri­to­rio par­ti­cu­lar­men­te con­tro­la­do por la OTAN.

Es evi­den­te que las fuer­zas patrio­tas ver­des tie­ne como uno de sus obje­ti­vos prio­ri­ta­rios sal­var de la tor­tu­ra, cár­cel y ase­si­na­to a valio­sos cua­dros civi­les, mili­ta­res, revo­lu­cio­na­rios y tri­ba­les que están lla­ma­dos a cum­plir tareas rele­van­tes en la nue­va eta­pa de resis­ten­cia en que entra el país.
La ciu­dad de Ben­ga­si ha sido pues­ta en esta­do de emer­gen­cia tras la noti­cia.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *