Refle­xión, lucha y orga­ni­za­ción- Luis Ocam­po

El gobierno del PSOE hace meses que esta­ba total­men­te amor­ti­za­do, sus úni­cas acti­vi­da­des con­sis­tían ya en hacer­le par­te del tra­ba­jo sucio al gobierno del PP que, inevi­ta­ble­men­te, iba a suce­der­le.

Bas­tan­te gen­te se pre­gun­ta sobre ¿el cómo?, a sabien­das de que el pro­gra­ma de gobierno del PP iba a ser aún más anti­so­cial que el del PSOE de la legis­la­tu­ra que aca­ba de fina­li­zar, haya podi­do obte­ner mayo­ría abso­lu­ta.

La res­pues­ta es rela­ti­va­men­te sen­ci­lla, hoy por hoy en el mar­co del actual Régi­men y a nivel esta­tal, la mayo­ría de la socie­dad tie­ne inte­rio­ri­za­do que sólo hay dos opcio­nes de gobierno, el PSOE o el PP. Eso es lo que han veni­do trans­mi­tién­do­nos macha­co­na­men­te en los últi­mos trein­ta y cin­co años.

Si el PSOE esta «que­ma­do», el PP es la opción «natu­ral» para el gobierno de Espa­ña y vice­ver­sa.

Sin embar­go en esta oca­sión la alter­nan­cia en el gobierno, con­lle­va gra­ves difi­cul­ta­des para el pro­pio Régi­men que ha entra­do en una fase de debi­li­ta­mien­to seve­ro, que pue­de ser el pre­lu­dio de su des­com­po­si­ción.

A pesar de la pér­di­da de mas de cua­tro millo­nes de votos por par­te del PSOE, el PP ape­nas ha ara­ña­do unos pocos cien­tos de miles. Su mayo­ría par­la­men­ta­ría abso­lu­ta no es el fru­to de una gran vic­to­ria polí­ti­ca, sino del hun­di­mien­to de su com­pe­ti­dor elec­to­ral prin­ci­pal y de la apli­ca­ción de la ley elec­to­ral espa­ño­la, actual­men­te vigen­te.

Pero lo peor que le ha ocu­rri­do al PSOE no es la pér­di­da de más de cua­tro millo­nes de votan­tes, sino el total des­cré­di­to al que han lle­ga­do ante amplí­si­mos sec­to­res de la socie­dad, como una pre­ten­di­da opción de pro­gre­so, así como la fran­ca cri­sis inter­na en la que están sumi­dos. Rubal­ca­ba tie­ne una espe­cial res­pon­sa­bi­li­dad en todo ello.

No pare­ce pro­ba­ble que el PSOE, al menos en soli­ta­rio y a medio pla­zo, sea una opción creí­ble de gobierno, de alter­nan­cia al PP y ello ade­más de ser un pro­ble­ma para el pro­pio PSOE, es tam­bién un pro­ble­ma para el Régi­men.

La cri­sis de la Monar­quía, la cri­sis del PSOE, la cri­sis del Esta­do auto­nó­mi­co difí­cil­men­te sos­te­ni­ble, son algu­nos de los sín­to­mas más sig­ni­fi­ca­ti­vos de la cri­sis del con­jun­to del Sis­te­ma polí­ti­co sur­gi­do de la II Res­tau­ra­ción bor­bó­ni­ca. Si ello lo enmar­ca­mos en la gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca inter­na­cio­nal que afec­ta con espe­cial gra­ve­dad al Esta­do Espa­ñol, cuya reper­cu­sio­nes socia­les no han hecho más que comen­zar. Y ade­más aña­di­mos un esce­na­rio inter­na­cio­nal en el que están ocu­rrien­do cam­bios de gran cala­do de for­ma ace­le­ra­da, entre los que des­ta­ca un pro­gre­si­vo y más que preo­cu­pan­te aumen­to de la mili­ta­ri­za­ción y de las gue­rras, vemos como se con­fi­gu­ra un pano­ra­ma más que com­pli­ca­do, des­de lue­go para el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Cas­te­llano y el con­jun­to de las cla­ses popu­la­res del Esta­do, pero tam­bién muy espe­cial­men­te para el Blo­que domi­nan­te espa­ñol.

El Blo­que domi­nan­te espa­ñol, por diver­sas cir­cuns­tan­cias his­tó­ri­cas en las que no pode­mos entrar en ampli­tud en este artícu­lo por razo­nes de espa­cio, pero que podría­mos sin­te­ti­zar en que fue­ron inca­pa­ces de dar el paso de diri­gir un impe­rio trans­oceá­ni­co y trans­pi­re­nai­co de millo­nes y millo­nes de kiló­me­tros cua­dra­dos, por cier­to tarea que ya hicie­ron con gran­des limi­ta­cio­nes y defi­cien­cias, a diri­gir un Esta­do de qui­nien­tos mil kiló­me­tros cua­dra­dos, pero tam­bién de carác­ter plu­ri­na­cio­nal.

El Blo­que domi­nan­te espa­ñol per­dió el Impe­rio, pero man­tu­vie­ron y man­tie­nen la men­ta­li­dad impe­ria­lis­ta. Les ocu­rre como a aque­llas «fami­lias» que habien­do per­di­do la for­tu­na, man­tie­nen las for­mas de «domi­nio» hacia aque­llos que tie­nen la des­gra­cia de seguir a su ser­vi­cio.

Cer­van­tes en una épo­ca tan tem­pra­na como 1605, en su más cono­ci­da obra, «El Qui­jo­te», refle­ja­ba esa ten­den­cia socio-cul­tu­ral.

Como sue­le ser habi­tual en estos casos de impe­ria­lis­tas veni­dos a menos, el Blo­que domi­nan­te espa­ñol es ser­vil con los apa­ren­te­men­te fuer­tes pero pre­po­ten­te con los que con­si­de­ra, acer­ta­da o equi­vo­ca­da­men­te, débi­les.

Las medi­das adop­ta­das por el gobierno del PP, así como las que anun­cian que toma­rán en las pró­xi­mas sema­nas, van en esa línea que aca­ba­mos de comen­tar, es decir en una ausen­cia de estra­te­gia pro­pia y de refuer­zo de la subor­di­na­ción a el doble impe­ria­lis­mo que con­di­cio­na a esta for­ma­ción social lla­ma­da Espa­ña en la que esta­mos ubi­ca­dos: el fran­co-ger­má­ni­co y el anglo- ame­ri­cano, eso sí con varias vuel­tas de tuer­ca sobre lo que his­tó­ri­ca­men­te saben hacer mejor, la sobre­ex­plo­ta­ción de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras y Pue­blos del Esta­do Espa­ñol.

Esa ausen­cia de pro­yec­to estra­té­gi­co pro­pio, más allá del de la domi­na­ción y explo­ta­ción de las gen­tes y Pue­blos bajo su juris­dic­ción, es el ele­men­to que con­fie­re una extre­ma debi­li­dad estruc­tu­ral a este Esta­do y que a su vez con­di­cio­na que las con­se­cuen­cias de la actual cri­sis eco­nó­mi­ca ten­gan una expre­sión bru­tal en este terri­to­rio. Por poner un ejem­plo el por­cen­ta­je de trabajadores/​as sin empleo for­mal es un 100% supe­rior a la media euro­pea, o el dato de que el Esta­do Espa­ñol esta a la cola en las polí­ti­cas de inves­ti­ga­ción y desa­rro­llo del cono­ci­mien­to tam­bién en el ámbi­to euro­peo

La cri­sis actual del pro­yec­to euro­peo pro­vo­ca que las debi­li­da­des estruc­tu­ra­les, que las «autén­ti­cas ver­güen­zas» de la for­ma­ción social espa­ño­la se visi­bi­li­cen en gran mane­ra.

Para el eje fran­co-ger­má­ni­co, esta coyun­tu­ra es a su vez una opor­tu­ni­dad para inten­si­fi­car la depen­den­cia y subor­di­na­ción de Espa­ña a sus con­ve­nien­cias. Impo­nien­do cada miem­bro de ese tán­dem, con la aquies­cen­cia del Poder espa­ñol, lo más ruin de sus intere­ses.

A su vez lo que podría­mos deno­mi­nar la cri­sis polí­ti­co-mili­tar inter­na­cio­nal, en este caso pro­mo­vi­da espe­cial­men­te por el blo­que impe­ria­lis­ta anglo-ame­ri­cano, con una pre­sen­cia impor­tan­te de Francia,también reper­cu­te sobre el Esta­do Espa­ñol y su fal­ta de línea estra­té­gi­ca autó­no­ma, con­di­cio­nan­do su pre­sen­cia en todos y cada uno los esce­na­rios de gue­rra que se van abrien­do, de una for­ma direc­ta en la mayo­ría de los casos o dan­do cober­tu­ra en otros y ello en con­tra de los intere­ses obje­ti­vos de los Pue­blos del Esta­do Espa­ñol.

Esta cues­tión es de una gran impor­tan­cia por­que, des­gra­cia­da­men­te, pare­ce que se va abrien­do camino una situa­ción de exten­sión e inten­si­fi­ca­ción de os esce­na­rios béli­cos.

Todas las limi­ta­cio­nes y defi­cits del Blo­que domi­nan­te espa­ñol debe­rían de con­ver­tir­se en opor­tu­ni­da­des para el movi­mien­to popu­lar.

El Movi­mien­to Popu­lar Cas­te­llano, a pesar de todas sus limi­ta­cio­nes, tie­ne que asu­mir ya una res­pon­sa­bi­li­dad estra­té­gi­ca, ya no son sufi­cien­tes las alter­na­ti­vas tác­ti­cas para tal o cual movi­mien­to, para tal o cual lugar, que por supues­to hay que seguir impul­san­do y desa­rro­llan­do, pero es nece­sa­rio ya asu­mir el paso teó­ri­co y prác­ti­co de dar alter­na­ti­vas estra­té­gi­cas. La reali­dad social en este Pue­blo y en el Esta­do lo deman­dan.

Esa alter­na­ti­va estra­té­gi­ca debe de tener tres ejes cen­tra­les:

El cam­bio de mode­lo socio-eco­nó­mi­co, por­que el actual es cada vez más con­tra­rio a los intere­ses de las cla­ses popu­la­res, basa­do en la defen­sa de lo públi­co, en la jus­ti­cia social y en la no dis­cri­mi­na­ción por razo­nes de géne­ro u otras.

El cam­bio de mode­lo terri­to­rial, por­que el actual Esta­do auto­nó­mi­co demues­tra cada vez más su inefi­ca­cia e insos­te­ni­bi­li­dad, ha de ser sus­ti­tui­do por un mode­lo que reco­noz­ca el carác­ter plu­ri­na­cio­nal del Esta­do Espa­ñol y sobre ese reco­no­ci­mien­to sin limi­ta­cio­nes, que inclu­ya por tan­to el dere­cho de la auto­de­ter­mi­na­ción, arti­cu­lar un Pac­to demo­crá­ti­co entre Pue­blos Sobe­ra­nos, que pue­da dar lugar a un pro­yec­to inclu­si­vo y via­ble.

El cam­bio de polí­ti­ca inter­na­cio­nal que ten­ga como obje­ti­vo con­tri­buir a la cons­truc­ción de un espa­cio mun­dial a favor de la paz, la sobe­ra­nía de los Pue­blos y el desa­rro­llo sos­te­ni­ble.

Para todo ello es impres­cin­di­ble que Cas­ti­lla se con­vier­ta en suje­to polí­ti­co pro­pio de acción de deci­sión.

Cas­ti­lla es impres­cin­di­ble en la arti­cu­la­ción de un pro­yec­to de futu­ro para este Esta­do y a nivel inter­na­cio­nal.

Cas­ti­lla poten­cial­men­te es uno de los nexos de unión más impor­tan­te de Euro­pa con Lati­noa­mé­ri­ca, nexos nece­sa­rios para la arti­cu­la­ción de ese espa­cio mun­dial a favor del pro­gre­so, de la paz y de la defen­sa de la tie­rra, en sín­te­sis un pro­yec­to en defen­sa de la huma­ni­dad. Andar ese camino no sólo es fac­ti­ble, hoy por hoy es impres­cin­di­ble para ello nece­si­ta­mos refle­xio­nar, luchar y orga­ni­zar­nos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *