Cuba, logros y retos de la Revo­lu­ción en su 53 ani­ver­sa­rio

revolucion-cubana-1.jpg

53 años des­pués, la Revo­lu­ción cuba­na sigue dan­do ejem­plo de dig­ni­dad y rebel­día.



La Haba­na (PL) A 53 años del triun­fo de la Revo­lu­ción, Cuba se encuen­tra inmer­sa en la actua­li­za­ción de su mode­lo eco­nó­mi­co, pro­ce­so dise­ña­do para garan­ti­zar la con­ti­nui­dad y el for­ta­le­ci­mien­to del sis­te­ma socia­lis­ta adop­ta­do por la isla.

La vic­to­ria del Pri­me­ro de Enero de 1959 des­pla­zó la vie­ja filo­so­fía que pro­mo­vía la cali­dad de vida de un redu­ci­do gru­po con el poder eco­nó­mi­co y polí­ti­co, y cam­bió el esta­tus de las gran­des masas des­po­seí­das.

Esas trans­for­ma­cio­nes se enmar­can en un esce­na­rio hos­til, con­si­de­ran­do que sie­te de cada 10 cuba­nos han naci­do bajo los efec­tos del blo­queo eco­nó­mi­co, comer­cial y finan­cie­ro de Esta­dos Uni­dos con­tra la isla, medi­da uni­la­te­ral que ha limi­ta­do pro­fun­da­men­te el desa­rro­llo del país.

Sin embar­go, el gobierno esta­ble­ci­do se pro­pu­so supe­rar la pobre­za here­da­da de más de 400 años de colo­nia­lis­mo, pese a la hos­ti­li­dad de la Casa Blan­ca.

Una de las pri­me­ras medi­das de bene­fi­cio social fue la Ley de Refor­ma Agra­ria, que pros­cri­bió el lati­fun­dio con la nacio­na­li­za­ción de las pro­pie­da­des de más de 402 hec­tá­reas y entre­gó la tie­rra a dece­nas de miles de cam­pe­si­nos.

La acción acen­tuó la hos­ti­li­dad de Washing­ton, pues com­pa­ñías nor­te­ame­ri­ca­nas poseían impor­tan­tes pro­pie­da­des e intere­ses tan­to en el cam­po como en otros sec­to­res del país cari­be­ño.

Le siguie­ron otras de cor­te pro­gre­sis­ta, entre ellas una cam­pa­ña que en poco más de un año con­vir­tió a Cuba en el pri­mer terri­to­rio libre de anal­fa­be­tis­mo de Amé­ri­ca Lati­na.

Cifras ofi­cia­les indi­can que en 1959 solo había aquí 25 mil titu­la­dos, fal­ta­ban escue­las para más de medio millón de niños, 10 mil maes­tros esta­ban sin tra­ba­jo; era casi inexis­ten­te la ense­ñan­za media y un 30 por cien­to de los cuba­nos no sabía leer ni escri­bir.

En cam­bio, con el ini­cio del cur­so esco­lar 2011 – 2012, el pasa­do 5 de sep­tiem­bre, abrie­ron sus puer­tas más de 60 uni­ver­si­da­des de la isla, con una matrí­cu­la de cer­ca de 500 mil alum­nos, según publi­có el sitio digi­tal Cuba­de­ba­te.

En la actua­li­dad, la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das para la Edu­ca­ción, la Cien­cia y la Cul­tu­ra (Unes­co) reco­no­ce que el 99,8 por cien­to de los cuba­nos mayo­res de 15 años saben leer y escri­bir.

El dere­cho al tra­ba­jo, a la salud, a la cul­tu­ra y al depor­te tam­bién se con­vir­tie­ron en pre­mi­sas de la socie­dad cuba­na; por pri­me­ra vez, un gobierno se preo­cu­pó por eli­mi­nar los las­tres here­da­dos de la seu­do­rre­pú­bli­ca tales como la dro­ga­dic­ción, el cri­men orga­ni­za­do, la pros­ti­tu­ción y el abu­so infan­til.

Al res­pec­to, la Asam­blea Nacio­nal del Poder Popu­lar apro­bó a fina­les de año que para 2012, más de 17 mil millo­nes de pesos serán des­ti­na­dos a edu­ca­ción, salud, cul­tu­ra y otras esfe­ras socia­les, mon­to que supera la mitad de los gas­tos pre­vis­tos en la acti­vi­dad pre­su­pues­ta­da de la isla.

Cifras ofi­cia­les indi­can, ade­más, que la tasa de mor­ta­li­dad infan­til en el país se encuen­tra por deba­jo de cin­co por cada mil naci­dos vivos y la espe­ran­za de vida es de 78 años.

Las polí­ti­cas empren­di­das des­de el pro­pio 1959 hacen posi­ble que Cuba mues­tre hoy logros de cara a los obje­ti­vos de Nacio­nes Uni­das para 2015.

«En Cuba, las metas pre­vis­tas en la Decla­ra­ción del Mile­nio han sido cum­pli­das prác­ti­ca­men­te en su tota­li­dad, y en algu­nos casos supe­ra­das con cre­ces», afir­mó el can­ci­ller Bruno Rodrí­guez el pasa­do año ante la ple­na­ria de Alto Nivel de la ONU.

Rodrí­guez seña­ló ade­más que el com­pro­mi­so del país cari­be­ño reba­sa sus fron­te­ras, al con­tri­buir al desa­rro­llo social de otras nacio­nes del Ter­cer Mun­do.

En el orden interno, Cuba, actual­men­te con 11,2 millo­nes de habi­tan­tes, tam­bién con­si­guió éxi­tos cul­tu­ra­les y depor­ti­vos que la sitúan al nivel de los paí­ses desa­rro­lla­dos.

Obtu­vo el segun­do lugar en los Jue­gos Pan­ame­ri­ca­nos Gua­da­la­ja­ra-2011, con 58 meda­llas de oro, y defien­de el acce­so pleno a la cul­tu­ra y al depor­te en medio de impor­tan­tes desa­fíos eco­nó­mi­cos, polí­ti­cos y socia­les.

Años de cri­sis eco­nó­mi­ca en los 90, difi­cul­ta­des de liqui­dez y deu­da con pro­vee­do­res inter­na­cio­na­les, obli­ga­ron a La Haba­na a ajus­tar sus pla­nes eco­nó­mi­cos y a poten­ciar la efi­cien­cia empre­sa­rial.

Estas ini­cia­ti­vas vinie­ron acom­pa­ña­das de medi­das, tales como la entre­ga en usu­fruc­to de tie­rras y la amplia­ción del tra­ba­jo por cuen­ta pro­pia, que ya emplea a casi 360 mil per­so­nas.

Mien­tras que en 2010 el cre­ci­mien­to del Pro­duc­to Interno Bru­to (PIB) fue de 1,9 por cien­to en rela­ción con el ante­rior, para el cie­rre de este se vis­lum­bra un aumen­to de 2,7. A todas luces mejor, pero aún por deba­jo del valor pro­yec­ta­do de tres por cien­to.

La rec­ti­fi­ca­ción a la baja fue cau­sa­da, fun­da­men­tal­men­te, por el incum­pli­mien­to del plan de cons­truc­ción y mon­ta­je para inver­sio­nes.

A fina­les de año los cuba­nos reci­bie­ron la bue­na nue­va de que el turis­mo, la loco­mo­to­ra de la eco­no­mía, mar­có record de visi­tan­tes al supe­rar los dos millo­nes 531 mil 745 visi­tan­tes del calen­da­rio ante­rior.

Para 2012, el país pre­vé un incre­men­to de su PIB de 3,4 por cien­to, pro­yec­ción apro­ba­da por el Par­la­men­to. Asi­mis­mo, la lucha con­tra la corrup­ción y la inefi­cien­cia se han con­ver­ti­do en ejes esen­cia­les del gobierno del pre­si­den­te Raúl Cas­tro.

Hoy, cuan­do muchos paí­ses sufren las con­se­cuen­cias de la cri­sis finan­cie­ra inter­na­cio­nal y con­ti­núa la hos­ti­li­dad con­tra la isla, Cuba está dis­pues­ta a hacer el esfuer­zo por salir ade­lan­te y con­ser­var los bene­fi­cios de más de medio siglo de socia­lis­mo.

*Perio­dis­ta de la Redac­ción Nacio­nal de Pren­sa Lati­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *