Se agra­van las con­di­cio­nes labo­ra­les y aumen­tan las cada vez más mar­ca­das dife­ren­cias socia­les- LAB Sindikatua

Sube el paro en diciem­bre y cie­rra el año con 192.340 per­so­nas des­em­plea­das en Hego Eus­kal Herria, un 7,5% más que en 2010.

El paro regis­tra­do en Hego Eus­kal Herria aumen­tó duran­te el mes de diciem­bre en 1.527 per­so­nas. Este nue­vo incre­men­to ha ele­va­do a 192.340 el núme­ro de per­so­nas en paro (97.840 muje­res y 94.500 hom­bres) en el con­jun­to de los cua­tro territorios.

Asi­mis­mo, hay otras 11.548 per­so­nas des­ocu­pa­das e ins­cri­tas como deman­dan­tes de empleo, pero por dife­ren­tes moti­vos están exclui­das de la cifra ofi­cial de paro (se inclu­yen en la cate­go­ría de «otros deman­dan­tes no ocu­pa­dos»). La toma en con­si­de­ra­ción de este colec­ti­vo ele­va a 203.888 el núme­ro total de deman­dan­tes de empleo sin ocu­pa­ción, una cota his­tó­ri­ca en Hego Eus­kal Herria.

El balan­ce inter­anual de la evo­lu­ción del paro regis­tra­do arro­ja un aumen­to del 7,5% en Hegoal­de, lo que supo­ne 13.368 per­so­nas más en paro con res­pec­to a diciem­bre de 2010. Este incre­men­to afec­tó tan­to a hom­bres como muje­res, aun­que fue más gra­ve entre las muje­res con un aumen­to inter­anual del 8,5% fren­te al incre­men­to del 6,4% entre los hombres.

Actual­men­te el 42,2% de las per­so­nas en paro no reci­ben nin­gún tipo de pres­ta­ción por des­em­pleo, mien­tras que hace un año la pro­por­ción de per­so­nas en paro que se encon­tra­ban en estas mis­mas cir­cuns­tan­cias era del 37,7%.

La nega­ti­va evo­lu­ción de la situa­ción labo­ral con­fir­ma que nos encon­tra­mos en un con­tex­to de pro­gre­si­vo debi­li­ta­mien­to eco­nó­mi­co, cuyas con­se­cuen­cias con­ti­nua­rán agra­van­do las con­di­cio­nes de vida de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y aumen­tan­do las cada vez más mar­ca­das dife­ren­cias sociales.

Sin embar­go, cabe des­ta­car que este empeo­ra­mien­to no es casual, sino el resul­ta­do lógi­co de las deci­sio­nes adop­ta­das en mate­ria de polí­ti­ca eco­nó­mi­ca y pre­su­pues­ta­ria. Estas deci­sio­nes, en reali­dad no van diri­gi­das a sacar­nos de la cri­sis, sino a ges­tio­nar sus con­se­cuen­cias para impo­ner una agen­da de refor­mas diri­gi­das a aumen­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad empre­sa­rial sobre la base de unas con­di­cio­nes de explo­ta­ción más intensas.

La secre­ta­ria de Esta­do de Empleo, Engra­cia Hidal­go, ha apro­ve­cha­do la valo­ra­ción de los datos del paro regis­tra­do para recor­dar que en el pri­mer tri­mes­tre del año que aho­ra empie­za habrá una nue­va refor­ma labo­ral. Sin embar­go, la expe­rien­cia demues­tra que las mil y una refor­mas labo­ra­les apro­ba­das por los suce­si­vos gobier­nos espa­ño­les duran­te las últi­mas déca­das han sido com­ple­ta­men­te inefi­ca­ces para redu­cir el des­em­pleo y la tem­po­ra­li­dad, ámbi­tos en los que el Esta­do espa­ñol enca­be­za el ran­king de la Unión Europea.

El PP pro­me­te aho­ra inten­si­fi­car la fle­xi­bi­li­dad labo­ral y la capa­ci­dad de adap­ta­ción de las empre­sas, pro­fun­di­zan­do para ello en las medi­das que recien­te­men­te apro­bó el gobierno del PSOE. De con­fir­mar­se las peo­res sos­pe­chas aumen­ta­rá el poder de deci­sión de las empre­sas, debi­li­ta­rá la capa­ci­dad de nego­cia­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y su repre­sen­ta­ción sin­di­cal, y faci­li­ta­rá toda­vía más el despido.

Ante estas pers­pec­ti­vas el sin­di­ca­to LAB se man­tie­ne en esta­do de alar­ma, y no des­car­ta­mos nin­gu­na opción a la hora de con­vo­car las movi­li­za­cio­nes que con­si­de­re­mos más opor­tu­nas y pro­por­cio­na­les en res­pues­ta a los nue­vos ata­ques que se avecinan.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.