Se agra­van las con­di­cio­nes labo­ra­les y aumen­tan las cada vez más mar­ca­das dife­ren­cias socia­les- LAB Sindikatua

Sube el paro en diciem­bre y cie­rra el año con 192.340 per­so­nas des­em­plea­das en Hego Eus­kal Herria, un 7,5% más que en 2010.

El paro regis­tra­do en Hego Eus­kal Herria aumen­tó duran­te el mes de diciem­bre en 1.527 per­so­nas. Este nue­vo incre­men­to ha ele­va­do a 192.340 el núme­ro de per­so­nas en paro (97.840 muje­res y 94.500 hom­bres) en el con­jun­to de los cua­tro territorios.

Asi­mis­mo, hay otras 11.548 per­so­nas des­ocu­pa­das e ins­cri­tas como deman­dan­tes de empleo, pero por dife­ren­tes moti­vos están exclui­das de la cifra ofi­cial de paro (se inclu­yen en la cate­go­ría de «otros deman­dan­tes no ocu­pa­dos»). La toma en con­si­de­ra­ción de este colec­ti­vo ele­va a 203.888 el núme­ro total de deman­dan­tes de empleo sin ocu­pa­ción, una cota his­tó­ri­ca en Hego Eus­kal Herria.

El balan­ce inter­anual de la evo­lu­ción del paro regis­tra­do arro­ja un aumen­to del 7,5% en Hegoal­de, lo que supo­ne 13.368 per­so­nas más en paro con res­pec­to a diciem­bre de 2010. Este incre­men­to afec­tó tan­to a hom­bres como muje­res, aun­que fue más gra­ve entre las muje­res con un aumen­to inter­anual del 8,5% fren­te al incre­men­to del 6,4% entre los hombres.

Actual­men­te el 42,2% de las per­so­nas en paro no reci­ben nin­gún tipo de pres­ta­ción por des­em­pleo, mien­tras que hace un año la pro­por­ción de per­so­nas en paro que se encon­tra­ban en estas mis­mas cir­cuns­tan­cias era del 37,7%.

La nega­ti­va evo­lu­ción de la situa­ción labo­ral con­fir­ma que nos encon­tra­mos en un con­tex­to de pro­gre­si­vo debi­li­ta­mien­to eco­nó­mi­co, cuyas con­se­cuen­cias con­ti­nua­rán agra­van­do las con­di­cio­nes de vida de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y aumen­tan­do las cada vez más mar­ca­das dife­ren­cias sociales.

Sin embar­go, cabe des­ta­car que este empeo­ra­mien­to no es casual, sino el resul­ta­do lógi­co de las deci­sio­nes adop­ta­das en mate­ria de polí­ti­ca eco­nó­mi­ca y pre­su­pues­ta­ria. Estas deci­sio­nes, en reali­dad no van diri­gi­das a sacar­nos de la cri­sis, sino a ges­tio­nar sus con­se­cuen­cias para impo­ner una agen­da de refor­mas diri­gi­das a aumen­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad empre­sa­rial sobre la base de unas con­di­cio­nes de explo­ta­ción más intensas.

La secre­ta­ria de Esta­do de Empleo, Engra­cia Hidal­go, ha apro­ve­cha­do la valo­ra­ción de los datos del paro regis­tra­do para recor­dar que en el pri­mer tri­mes­tre del año que aho­ra empie­za habrá una nue­va refor­ma labo­ral. Sin embar­go, la expe­rien­cia demues­tra que las mil y una refor­mas labo­ra­les apro­ba­das por los suce­si­vos gobier­nos espa­ño­les duran­te las últi­mas déca­das han sido com­ple­ta­men­te inefi­ca­ces para redu­cir el des­em­pleo y la tem­po­ra­li­dad, ámbi­tos en los que el Esta­do espa­ñol enca­be­za el ran­king de la Unión Europea.

El PP pro­me­te aho­ra inten­si­fi­car la fle­xi­bi­li­dad labo­ral y la capa­ci­dad de adap­ta­ción de las empre­sas, pro­fun­di­zan­do para ello en las medi­das que recien­te­men­te apro­bó el gobierno del PSOE. De con­fir­mar­se las peo­res sos­pe­chas aumen­ta­rá el poder de deci­sión de las empre­sas, debi­li­ta­rá la capa­ci­dad de nego­cia­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra y su repre­sen­ta­ción sin­di­cal, y faci­li­ta­rá toda­vía más el despido.

Ante estas pers­pec­ti­vas el sin­di­ca­to LAB se man­tie­ne en esta­do de alar­ma, y no des­car­ta­mos nin­gu­na opción a la hora de con­vo­car las movi­li­za­cio­nes que con­si­de­re­mos más opor­tu­nas y pro­por­cio­na­les en res­pues­ta a los nue­vos ata­ques que se avecinan.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *