Hay un país del que es impo­si­ble no acor­dar­se cada día- Rómu­lo Pardo

Sus agen­tes están en todas par­tes, en cada noti­cia, den­tro de cada país, océano, sel­va, ban­co, mail, sitio web.

Cin­co gober­nan­tes lati­no­ame­ri­ca­nos crí­ti­cos que ini­cian cam­bios sobe­ra­nos han enfer­ma­do de cán­cer. Pue­den ser los auto­res, tie­nen prác­ti­ca en matar presidentes.

Un sub­ma­rino nuclear entró a las aguas vene­zo­la­nas, sor­pren­di­do huyó hacia allá.

Muy lejos de sus cos­tas, en el estre­cho de Ormuz, ame­na­za ini­ciar la gue­rra un por­ta­avio­nes suyo.

Suje­tos de Siria, Irán, Chi­na, Rusia, Vene­zue­la, Boli­via, Ecua­dor, Nica­ra­gua, Cuba, Bie­lo­rru­sia, Líbano… reci­ben dine­ro ‘extran­je­ro’ para des­es­ta­bi­li­zar a sus gobiernos.

Ese esta­do exi­ge que­bran­tar el poder judi­cial de Ucra­nia para que una exgo­ber­nan­te con­de­na­da a 7 años de pri­sión que­de en liber­tad y pue­da con­ti­nuar inter­vi­nien­do en la polí­ti­ca. El de Irán para que se libe­re a un espía suyo que decla­ró ser un agen­te CIA. El de Cuba para sacar de pri­sión a un emplea­do que dis­tri­buía mate­rial ile­gal para derri­bar al régi­men. El de Vene­zue­la en favor de un opo­si­tor alia­do con sen­ten­cia por uso inde­bi­do de dine­ro público.

Cuan­do esta­lla el con­flic­to entre suni­tas y chií­tas en Irak una vez que han reti­ra­do par­te de sus tro­pas toman el avión para ser par­te de la dis­cu­sión polí­ti­ca ‘inter­na’.

Se pre­pa­ran para el con­trol ciber­né­ti­co mun­dial y para tener el poder de bom­bar­dear cual­quier lugar del pla­ne­ta en una hora.

Bus­can en Libia misi­les por­tá­ti­les que no se sabe en qué manos quedaron.

Le dicen públi­ca­men­te a los mili­ta­res egip­cios que no se que­den en el poder.

Uno de sus jue­ces sen­ten­cia a Irán y Hiz­bu­lá como auto­res del 11 de Septiembre.

Su pre­si­den­te formal/​transitorio resuel­ve que en Vene­zue­la no se res­pe­tan los dere­chos ni las liber­ta­des de los ciudadanos.

Dan con­se­jos a la Unión Euro­pea sobre qué hacer en su cri­sis financiera.

San­cio­nan a Bie­lo­rru­sia y le piden a la Fede­ra­ción Mun­dial de Hoc­key que el cam­peo­na­to mun­dial sobre hie­lo no se haga allí.

Cuan­do los obser­va­do­res de la Liga Ára­be en Siria reco­rren el país ‘ellos’ exi­gen al gobierno de Damas­co que ten­gan liber­tad de movimiento.

Según una con­ver­sa­ción secre­ta fil­tra­da tra­ba­jan con el jeque de Qatar para poner fin al gobierno alia­do de Ara­bia Saudita.

Son los más arma­dos, más endeu­da­dos y mayo­res depre­da­do­res de recur­sos natu­ra­les. Se creen libres, jus­tos, ben­de­ci­dos de modo pre­fe­ren­te por dios. Un pre­can­di­da­to pre­si­den­cial y ex gober­na­dor esta­dual afir­ma que Dios quie­re que ese país «con­duz­ca al mun­do». «Dios no creó a este país para que fue­ra una nación de segui­do­res. No está des­ti­na­do a ser uno de los varios pode­res glo­ba­les en equi­li­brio», dijo rodea­do por cade­tes militares.

¿Dón­de no están? La cla­ve para enten­der su omni­pre­sen­cia es pre­gun­tar­se para qué hacen todo eso. Si lo hacen gratis.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.