Zutik se disuelve

Zutik, par­ti­do que nació en 1991 de la uni­fi­ca­ción de LKI y EMK ha anun­cia­do su diso­lu­ción, según sus fuen­tes en un plano amis­to­so. La deci­sión se tomó de mane­ra una­ni­me por su mili­tan­cia en Bilbo.

Este par­ti­do, for­mó par­te a fina­les de los 90 del pasa­do siglo de «Eus­kal Herri­ta­rrok» de don­de se mar­chó, a nada que las cosas se pusie­ron difi­ci­les en la polí­ti­ca vas­ca. No pare­cian muy dis­pues­tos a sopor­tar los rigo­res de la repre­sión del esta­do espa­ñol y la dure­za de aque­llos años. Pos­te­rior­men­te pro­ta­go­ni­za­ron sono­ros fra­ca­sos como su coa­li­ción con Ara­lar, que aca­bó «como el rosa­rio de la aurora».

El par­ti­do que se auto­de­fi­nia como de «izquier­da radi­cal» lle­va­ba dos años sin fun­cio­nar como par­ti­do, ya que habia dado liber­tad a sus mili­tan­tes a que tra­ba­ja­sen en los movi­mien­tos socia­les. Es cono­ci­do que den­tro de él con­vi­vian tres ten­den­cias. Por una par­te Zutik-Batza­rre, que recien­te­men­te anun­ció que tra­ba­ja­ria jun­to a Izquier­da Uni­da en Nafa­rroa, otra ten­den­cia que pidió el voto al actual lehen­da­ka­ri de la CAV, Patxi López y una ter­ce­ra ten­den­cia, arrai­ga­da en Gipuz­koa y lide­ra­da por Biki­la, que tie­ne como nom­bre Gorri­pi­dea y que sus actua­cio­nes en la calle más cono­ci­das las han rea­li­za­do jun­to a Anti­ka­pi­ta­lis­tak, sucur­sal vas­ca de Izquier­da Anti­ca­pi­ta­lis­ta y pre­ci­sa­men­te jalean­do a los rebel­des libios, alia­dos de la ban­da cri­mi­nal OTAN. No sabe­mos exta­men­te don­de se encuen­tra el radi­ca­lis­mo de esta lla­ma­da «izquier­da radical».

Pre­ci­sa­men­te esta últi­ma ten­den­cia, Gorri­pi­dea ha anun­cia­dio que se va a cons­ti­tuir en par­ti­do polí­ti­co, sin anun­ciar aún su nom­bre defi­ni­ti­vo. Lo que si se sabe es que la pre­sen­ta­ción de este nue­vo par­ti­do será el 27 de enero

Uno de los temas espi­no­sos pue­de ser el de el patri­mo­nio que Zutik ate­so­ra y que no es poco. Son varias las sedes y algún Ate­neo las que figu­ran entre sus pro­pie­da­des, ade­más de algun local de hos­te­le­ría. Aun­que ellos mis­mos han anun­cia­do que el tema va a tener facil solu­ción, pues «el divor­cio es amis­to­so». Por otra par­te, Zutik no posee ape­nas repre­sen­ta­ti­vi­dad sal­vo algún con­ce­jal en Arra­sa­te y Orereta.

Pantallazo del

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.