Más de medio siglo de amis­tad con los pue­blos- Noel Manzanares

Era el año 1959. En Cuba, una reali­dad el ini­cio del Asal­to al Cie­lo. El vecino del “Nor­te revuel­to y bru­tal” esta­ba dis­pues­to a impe­dir la emer­gen­cia de la Liber­tad e Inde­pen­den­cia en la Mayor de las Anti­llas. “Se impo­nía ais­lar al Cai­mán Ver­de” —pen­sa­ban los pre­ten­di­dos due­ños de Nues­tra América.

Fue­ron natu­ra­les las manio­bras en la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos para inco­mu­ni­car a la Isla, para res­pon­der al dic­ta­men de Washing­ton. Con la hon­ro­sa excep­ción de Méxi­co, los obe­dien­tes gober­nan­tes del Sur del Río Bra­vo rom­pie­ron rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con La Haba­na. Una de las res­pues­tas del Gran Enero fue crear una estruc­tu­ra que impul­sa­ra la soli­da­ri­dad entre la Patria de José Mar­tí y los pue­blos de la región.

Como bien está regis­tra­do, en ese entorno la visión de Fidel Cas­tro y Che Gue­va­ra gene­ró la idea de crear una orga­ni­za­ción para man­te­ner las rela­cio­nes con los ami­gos de la joven Revo­lu­ción. Así, el 30 de diciem­bre de 1960, que­dó plas­ma­da la ley que crea­ba el Ins­ti­tu­to Cubano de Amis­tad con los Pue­blos (ICAP), enti­dad que des­de enton­ces ha desa­rro­lla­do y mul­ti­pli­ca­do la soli­da­ri­dad en todo el planeta.

En rigor, el asun­to for­ma­ba par­te de la per­cep­ción del pro­pio Fidel, a la luz del pen­sa­mien­to mar­tiano. ¡¿Cómo olvi­dar la deu­da de gra­ti­tud con­traí­da con per­so­nas de diver­sas lati­tu­des que no duda­ron en apo­yar la cau­sa de la eman­ci­pa­ción cubana?!

Me atre­vo a ase­gu­rar que no exis­te una sola mani­fes­ta­ción de com­ba­te de pue­blo alguno por su reden­ción que haya esca­pa­do a la opor­tu­na soli­da­ri­dad de la etnia cuba­na a tra­vés del ICAP, sea en Áfri­ca o Asia, lo mis­mo en Lati­noa­mé­ri­ca que en el Cari­be, inclu­so con los menos favo­re­ci­dos en Esta­dos Uni­dos y la Unión Euro­pea. Es una inva­rian­te exhi­bi­da por quie­nes han pre­si­do este Ins­ti­tu­to, des­de Giral­do Mazo­la, Gary Gon­zá­lez, Adal­ber­to Quin­ta­na, Artu­ro Espi­no­sa, René Rodrí­guez, Ser­gio Corrie­ri y Jor­ge Mar­tí, has­ta la actual pre­si­den­ta Kenia Serrano.

Care­ce de casua­li­dad, pues, que la reci­pro­ci­dad con la Isla haya sido per­ma­nen­te. Son refle­jo de ello múl­ti­ples even­tos de Soli­da­ri­dad, la lucha sis­te­má­ti­ca con­tra las cam­pa­ñas mediá­ti­cas de des­in­for­ma­ción, las Bri­ga­das inter­na­cio­na­les de tra­ba­jo volun­ta­rio, la opo­si­ción al Blo­queo eco­nó­mi­co, finan­cie­ro y comer­cial que man­tie­ne el Águi­la Impe­rial con­tra Cuba y el cre­cien­te apo­yo a la libe­ra­ción de Los 5 Héroes encar­ce­la­dos en el “Nor­te revuel­to y bru­tal” por arries­gar sus vidas en aras de evi­tar hechos terro­ris­tas con­tra los pue­blos cubano, nor­te­ame­ri­cano y de otras latitudes.

Si al razo­na­mien­to ante­rior agre­go que nues­tro país está inser­ta­do en orga­nis­mos de con­cer­ta­ción y/​o inte­gra­ción lati­no­ame­ri­ca­nos y cari­be­ños —amén de per­te­ne­cer al sis­te­ma de Nacio­nes Uni­das y sos­te­ner una acti­tud ver­ti­cal en pro de todos los pue­blos — , enton­ces no exa­ge­ro al sig­ni­fi­car que hoy por hoy Cuba es la sole­dad más acom­pa­ña­da jamás vis­ta. En cam­bio, a tono con el con­cep­to de Revo­lu­ción expues­to por com­pa­ñe­ro Fidel el 1ro de mayo de 2000, lucha­mos “por nues­tros sue­ños de jus­ti­cia para Cuba y para el mun­do, que es la base de nues­tro patrio­tis­mo, nues­tro socia­lis­mo y nues­tro internacionalismo”.

Así fes­te­ja­mos el ani­ver­sa­rio 51 del ICAP o sea, más de medio siglo repar­tien­do amis­tad con nues­tros seme­jan­tes en todos los Con­ti­nen­tes de la Tierra.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *