Blin­da­je de la nego­cia­ción colec­ti­va vas­ca ante los recor­tes de Madrid- LAB Sin­di­ka­tua

01Tal y como ya se ha hecho públi­co, el pasa­do día 22 de diciem­bre se creó una mesa de nego­cia­ción entre sin­di­ca­tos y patro­nal en la sede del Pre­co. Ade­más de la patro­nal, tras rea­li­zar las ges­tio­nes para que los sin­di­ca­tos mayo­ri­ta­rios estu­vie­ran pre­sen­tes en la mis­ma, ha que­da­do for­ma­da por Con­fe­bask, LAB, CCOO y UGT.

LAB ya dejó cla­ra su pos­tu­ra ante las con­sen­cuen­cias de la refor­ma de la nego­cia­ción colec­ti­va. Mos­tra­mos nues­tra dis­po­si­ción para hacer fren­te a estas con­se­cuen­cias y rea­li­za­mos un lla­ma­mien­to, a los dis­tin­tos agen­tes, tan­to en la CAV como en Nafa­rroa, con el obje­ti­vo de acor­dar fór­mu­las para pro­te­ger la estruc­tu­ra de la nego­cia­ción colec­ti­va vas­ca como nues­tros con­ve­nios. Mani­fes­ta­mos que una fór­mu­la ade­cua­da podría ser un acuer­do inter­pro­fe­sio­nal. Por lo tan­to, el obje­ti­vo que se plan­tea en esta mesa es lograr un acuer­do que blin­de el ámbi­to de la nego­cia­ción colec­ti­va de la CAV.

Las nego­cia­cio­nes se encuen­tran en sus comien­zos; por lo tan­to, es impo­si­ble afir­mar a día de hoy que ese acuer­do se vaya a dar o no. De momen­to se han acor­da­do los obje­ti­vos de la mesa y las con­di­cio­nes de la nego­cia­ción. La posi­ción de LAB ha sido cla­ra: el posi­ble acuer­do es para ase­gu­rar nues­tros con­ve­nios, por enci­ma de deci­sio­nes esta­ta­les. La fun­ción de esta mesa no es desa­rro­llar los res­qui­cios que pue­dan dejar las deci­sio­nes que se toman en Madrid, ni tam­po­co para ges­tio­nar dichas deci­sio­nes. Esta mesa se ha for­ma­do para acor­dar entre sin­di­ca­tos y patro­nal vas­cos dón­de y cómo vamos a lle­var a cabo nues­tra nego­cia­ción colec­ti­va y ade­más, para con­se­guir el com­pro­mi­so for­mal de man­te­ner lo acor­da­do por enci­ma de lo que se deci­da en Madrid. Eso es lo úni­co que vale.

LAB tie­ne el com­pro­mi­so de defen­der la nego­cia­ción colec­ti­va en todos los ámbi­tos y nive­les: empre­sa por empre­sa, sec­tor por sec­tor, y tam­bién a tra­vés de acuer­dos gene­ra­les. Las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res vas­cos hemos deja­do cla­ro que no esta­mos dis­pues­tos a renun­ciar a nues­tros con­ve­nios. Hay muchos ejem­plos sig­ni­fi­ca­ti­vos, pero por seña­lar uno, los sie­te días de huel­ga que rea­li­za­ron las y los tra­ba­ja­do­res del metal para garan­tziar el futu­ro de su con­ve­nio. Es un hecho que esa refor­ma trae­rá con­se­cuen­cias muy per­ju­di­cia­les para tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, la des­apa­ri­ción de los con­ve­nios pro­vin­cia­les y su sus­ti­tu­ción por con­ve­nios esta­ta­les con con­di­cio­nes mucho peo­res, jun­to con la posi­bi­li­dad de nego­ciar aún más a la baja en las empre­sas.

Acu­di­mos a esta mesa en torno a tres ejes prin­ci­pa­les: man­te­ner los ámbi­tos de nego­cia­ción exis­ten­tes fren­te a la cen­tra­li­za­ción que se pre­ten­de; dar prio­ri­dad a los con­ve­nios pro­vin­cia­les ante la capa­ci­dad des­re­gu­la­do­ra que se quie­re otor­gar a los con­ve­nios de empre­sa; des­ac­ti­var las con­se­cuen­cias nega­ti­vas que ha supues­to la refor­ma. Éstos serán los ejes que diri­gi­rán nues­tra posi­ción, ya que son tres rei­vin­di­ca­cio­nes de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca y es en fun­ción de éstas que nues­tro sin­di­ca­to deci­di­rá si el acuer­do es posi­ble o no.

LAB siem­pre ha actua­do y segui­rá actuan­do con res­pon­sa­bi­li­dad y esta­mos dis­pues­tas a explo­rar todas y cada una de las vías para hacer fren­te a esta refor­ma que dete­rio­ra­ría bru­tal y seve­ra­men­te las con­di­cio­nes labo­ra­les, sala­rios, jor­na­das… de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca. A explo­rar todas y cada una de las vías y ante todo, a tomar los com­pro­mi­sos que nos corres­pon­den, ya que ante los ata­ques y el pro­ce­so de cen­tra­li­za­ción que se nos impo­ne des­de los esta­dos, hay que defen­der, pro­te­ger y garan­ti­zar el ámbi­to vas­co. Y para ello, nece­sa­ria­men­te, son impres­cin­di­bles com­pro­mi­sos polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les.

Esta­mos en esta mesa, esta­re­mos con los par­ti­dos polí­ti­cos y tam­bién inter­pe­la­re­mos a las ins­ti­tu­cio­nes ya que pro­te­ger el dere­cho a la nego­cia­ción colec­ti­va es una labor y una obli­ga­ción de todas y todos. No vamos a que­dar­nos miran­do qué va a venir de Madrid, no vamos a ceder y no vamos a resig­nar­nos, vamos a luchar y a bus­car esos com­pro­mi­sos nece­sa­rios.

Es cier­to que en Madrid ya hay una nue­va refor­ma en mar­cha. Por eso es tan impor­tan­te tomar la ini­cia­ti­va en este momen­to. En Eus­kal Herria hemos teni­do un gran nivel de con­fron­ta­ción los últi­mos años, inclui­das tres huel­gas gene­ra­les, y ha que­da­do cla­ro que la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca no está dis­pues­ta a acep­tar impo­si­cio­nes. Pero el obje­ti­vo de la con­fron­ta­ción no es la con­fron­ta­ción en sí, el obje­ti­vo de la con­fron­ta­ción es crear nue­vas situa­cio­nes, defen­der nues­tros intere­ses y abrir vías que sir­van a la defen­sa de esos intere­ses.

Se ha crea­do una opor­tu­ni­dad para ello, ya que se ha abier­to entre patro­nal y sin­di­ca­tos la posi­bi­li­dad de que los con­ve­nios de nues­tro ámbi­to pre­va­lez­can, por enci­ma de la refor­ma esta­tal. Y esta­mos explo­ran­do ese camino. Cada cual pue­de tener sus razo­nes y esas razo­nes pue­den ser dife­ren­tes, pero las razo­nes dife­ren­tes pue­den con­du­cir­nos a obje­ti­vos comu­nes. Si eso es posi­ble, esto es, si la patro­nal tie­ne ver­da­de­ra volun­tad de regu­lar las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de aquí a tra­vés de con­ve­nios de aquí, no va a ser nues­tro sin­di­ca­to el que pon­ga obs­tácu­los para ello.

Las pre­vi­sio­nes para el año que vie­ne son desas­tro­sas para tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras: se van a hacer polí­ti­cas que van a des­truir aún más empleo, se apro­ba­rán refor­mas que recor­ta­rán aún más nues­tros dere­chos, tam­bién habrá inten­tos, por par­te de la patro­nal, para dete­rio­rar aún más nues­tras con­di­cio­nes labo­ra­les y sala­rios. Ante esta situa­ción, la lucha y la movi­li­za­ción serán impres­cin­di­bles, es más, habrá que impul­sar y refor­zar la movi­li­za­ción. Con­se­guir un acuer­do para nego­ciar aquí los con­ve­nios no trae la paz social; por el con­tra­rio, debe­ría­mos pre­gun­tar­nos qué es lo que trae­ría a lar­go pla­zo que fue­sen nego­cia­dos en Madrid.

Por otro lado, jun­to con la defen­sa de nues­tras con­di­cio­nes de vida y tra­ba­jo, tam­bién se nos hace cada vez más inapla­za­ble cons­truir y desa­rro­llar una vía pro­pia y efi­caz para sacar a Eus­kal Herria de la cri­sis. Y nece­si­ta­mos recur­sos para ello, nece­si­ta­mos nue­vas deci­sio­nes polí­ti­cas y nece­si­ta­mos ver­da­de­ros acuer­dos. Este camino, ten­dre­mos que reco­rrer­lo a tra­vés de la movi­li­za­ción y tam­bién a tra­vés de nego­cia­cio­nes basa­das en com­pro­mi­sos.

Cuan­do los gobier­nos y dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes dan la espal­da a tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras con sus polí­ti­cas, la nego­cia­ción colec­ti­va cobra aún mayor impor­tan­cia como ins­tru­men­to para defen­der nues­tros dere­chos. Tene­mos que defen­der y acor­dar nues­tras con­di­cio­nes labo­ra­les a tra­vés de con­ve­nios y, para ello, la nego­cia­ción colec­ti­va es la herra­mien­ta con la que con­ta­mos. Aho­ra, ante la refor­ma que nos quie­re robar y des­re­gu­lar por com­ple­to esa nego­cia­ción colec­ti­va, LAB no está dis­pues­to a con­for­mar­se con el cam­po de jue­go que quie­ren deli­mi­tar­nos. Vamos a defen­der los dere­chos de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras en las empre­sas, en los sec­to­res, tam­bién a tra­vés de acuer­dos gene­ra­les. Ése ha sido y será el com­pro­mi­so de LAB para con la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca. Tal y como hemos dicho al prin­ci­pio, esta­mos en el comien­zo y no sabe­mos lo que darán de sí estas nego­cia­cio­nes, pero noso­tros y noso­tras no vamos a renun­ciar a luchar.

En Eus­kal Herria, a 30 de diciem­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *