Ante la peti­ción de una juez argen­ti­na para inves­ti­gar cri­mi­na­les fran­quis­tas- Ahaz­tuak 1936 – 1977

Des­de Ahaz­tuak 1936 – 1977 (Vic­ti­mas del gol­pe de esta­do, de la repre­sión y de régi­men fran­quis­ta) que­re­mos salu­dar la peti­ción que la jue­za fede­ral argen­ti­na María Ser­vi­ni de Cubría ha rea­li­za­do al Esta­do espa­ñol pidien­do infor­ma­ción sobre minis­tros y res­pon­sa­bles de las fuer­zas de segu­ri­dad del régi­men fran­quis­ta duran­te el perio­do com­pren­di­do entre el 17 de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977. Esta peti­ción se rea­li­za a ins­tan­cias de un gru­po de fami­lia­res de víc­ti­mas del régi­men fran­quis­ta resi­den­tes en su mayo­ría en Argen­ti­na y bajo el prin­ci­pio de jus­ti­cia uni­ver­sal, que per­mi­te inves­ti­gar crí­me­nes de lesa huma­ni­dad ocu­rri­dos en ter­ce­ros paí­ses. El exhor­to de esta juez fede­ral soli­ci­ta nom­bres y domi­ci­lios de los minis­tros de los suce­si­vos gobier­nos del regi­men fran­quis­ta habi­dos entre el 17 julio de 1936 y 15 junio de 1977 y tam­bien de los man­dos de las Fuer­zas Arma­das, Guar­dia Civil, Poli­cía Arma­da, Direc­to­res de Segu­ri­dad y diri­gen­tes de la Falan­ge Espa­ño­la, soli­ci­tan­do tam­bien el cer­ti­fi­ca­do corres­pon­dien­te en caso de falle­ci­mien­to. Asi­mis­mo, la juez ha pedi­do infor­ma­ción sobre per­so­nas des­apa­re­ci­das, ase­si­na­das y tor­tu­ra­das duran­te la dic­ta­du­ra fran­quis­ta, niños apro­pia­dos y datos de empre­sas que uti­li­za­ron a pre­sos polí­ti­cos para hacer tra­ba­jo escla­vo y lucrar­se con ello.

Ante este hecho des­de nues­tra aso­cia­ción sólo pode­mos decir que es una nue­va cons­ta­ta­ción ‑otra más- de la per­sis­ten­cia del mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad para con los cri­me­nes del régi­men fran­quis­ta y los res­pon­sa­bles de los mís­mos que nun­ca se han vis­to suje­tos a la juris­dic­ción inter­na­cio­nal para con los deli­tos de geno­ci­dio y de lesa huma­ni­dad, una juris­dic­ción que el esta­do espa­ñol tam­bien tie­ne sus­cri­ta y que sin embar­go ha incum­pli­do gobierno tras gobierno ‑inde­pen­dien­te­men­te de sus siglas polí­ti­cas- has­ta el día de hoy.

Enten­de­mos que este hecho pue­de y debe supo­ner un nue­vo revul­si­vo para dar a cono­cer con mayor fuer­za inter­na­cio­nal­men­te, pero sobre todo den­tro del pro­pio Esta­do espa­ñol, la reali­dad de este mode­lo de impu­ni­dad y su con­ti­nui­dad ampa­ra­da y con­sen­ti­da por un sis­te­ma que se dice ple­na­men­te demo­crá­ti­co, pero al igual que con el cono­ci­do auto del juez Bal­ta­sar Gar­zón tam­bien cree­mos que hay que situar­lo en su jus­to tér­mino. A la espe­ra de hacer una valo­ra­ción maś en pro­fun­di­dad si que­re­mos seña­lar:

a) Que este paso dado por la jue­za argen­ti­na Maria Ser­vi­ni de Cubria reafir­ma las refle­xio­nes y las peti­cio­nes de las vic­ti­mas del fran­quis­mo y en con­cre­to des­de nues­tra aso­cia­ción que des­de su naci­mien­to ha veni­do seña­lan­do que las vis­ti­mas del régi­men fran­quis­ta no son sólo las vic­ti­mas del enfren­ta­mien­to béli­co de 1936 – 1939 y de los pri­me­ros años de la pos­gue­rra, sino las habi­das has­ta la des­pa­ri­ción for­mal de ese régi­men, es decir, has­ta el año 1977. En este sen­ti­do da ple­na vali­dez a la rei­vin­di­ca­ción como vic­ti­mas del régi­men fran­quis­ta de tan­tas per­so­nas que lucha­ron con­tra él, de tan­tas vic­ti­mas… has­ta aho­ra cons­cien­te­men­te mar­gi­na­das, sien­do un cla­ro ejem­plo por­que los con­den­sa todos el de los cin­co lucha­do­res anti­fas­cis­tas fusi­la­dos el 27 de Sep­tiem­bre de 1975, entre ellos los ciu­da­da­nos vas­cos Jon Pare­des, “Txi­ki”, y Angel Otae­gi.

b) Que asi­mis­mo esta peti­ción vie­ne a refor­zar la denun­cia y la movi­li­za­ción, asi como la refe­ren­cia­li­dad y nece­si­dad de las mis­mas, por par­te de las vic­ti­mas del fran­quis­mo en todos sus aspec­tos: des­apa­re­ci­dos, con­de­na­dos, niños roba­dos, incau­ta­cio­nes, tra­ba­ja­do­res escla­vos…

c) Que el hecho de situar el reco­rri­do tem­po­ral de los cri­me­nes inves­ti­ga­dos entre el 18 de Julio de 1936 y el 15 de Junio de 1977 impug­na de mane­ra evi­den­te y con­tun­den­te el inacep­ta­ble inten­to sub­ya­cen­te en el auto del juez Bal­ta­sar Gar­zón de limi­tar de for­ma intere­sa­da has­ta 1952 los crí­me­nes come­ti­dos por el régi­men fran­quis­ta y la asu­ción de su res­pon­sa­bi­li­dad penal por par­te de aque­llos que los orde­na­ron, come­tie­ron y ampa­ra­ron en su impu­ni­dad.

d) Que a pesar de la evi­den­te vali­dez y poten­cia­li­dad que el paso dado por la jue­za argen­ti­na Maria Ser­vi­ni de Cubria nun­ca debe­mos olvi­dar que el lugar cen­tral, el epi­cen­tro, de la lucha con­tra la impu­ni­dad de los crí­me­nes del régi­men fran­quis­ta y por los dere­chos de todas sus vic­ti­mas y el reco­no­ci­mien­to de todas las per­so­nas que lucha­ron con­tra él, esta aqui, en Eus­kal Herria, en el Esta­do espa­ñol, y somos [email protected], las vic­ti­mas del fran­quis­mo las que debe­mos ser los impul­so­res y los garan­tes de que esa lucha per­ma­nez­ca, avan­ce y lle­gue a su ter­mino. Al igual que en Argen­ti­na ha sido la luche indes­ma­ya­ble de las vic­ti­mas de la dic­ta­du­ra mili­tar, de sus aso­cia­cio­nes, la que ha posi­bi­li­ta­do que hoy dece­nas de repre­so­res y geno­ci­das esten sien­do juz­ga­dos y encar­ce­la­dos, lo mis­mo debe ser asu­mi­do aqui: cual­quier apo­yo, cual­quier ele­men­to que refuer­ce esa lucha des­de el exte­rior ha de ser salu­da­do y uti­li­za­do en toda su poten­cia­li­dad pero nun­ca inter­pre­ta­do como una deja­ción de nues­tra pro­pia res­pon­sa­bi­li­dad que es la que será deter­mi­nan­te par aca­bar o no con el mode­lo espa­ñol de impu­ni­dad para los cri­me­nes del fran­quis­mo con­vi­ri­ten­do la con­ti­nui­dad y el ampa­ro a este en un pro­ble­ma polí­ti­co y demo­crá­ti­co para el Gobierno, las ins­ti­tu­cio­nes y el actual regi­men polí­ti­co espa­ñol.

e) En este sen­ti­do que­re­mos denun­ciar tam­bien el cinis­mo de tan­tos que aho­ra, en otra cla­ra mues­tra de uti­li­za­ción y de mar­ke­ting poli­ti­co a cos­ta de las vic­ti­mas del régi­men fran­quis­ta, se con­gra­tu­lan de esta deci­sión de la jue­za argen­ti­na, aplau­dien­do que haga en Argen­ti­na lo que ellos han deci­di­do de for­ma cons­cien­te no hacer aqui, en el lugar don­de los cri­me­nes se come­tie­ron don­de viven la mayo­ria de las vic­ti­mas y don­de aún viven bas­tan­tes de los cri­mi­na­les y com­pli­ces.

AHAZTUAK 1936 – 1977

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *