La gue­rra «subro­ga­da» de Irak

Tra­du­ci­do del fran­cés por Boltxe kolektiboa


Nues­tras tro­pas han sali­do de Irak «con la cabe­za alta», ha anun­cia­do el coman­dan­te en jefe Barack Oba­ma. Esta­dos Uni­dos pue­de estar orgu­llo­so. Aban­do­na un país inva­di­do en 2003 bajo el moti­vo de que tenía armas de des­truc­ción masi­va, moti­vo que se ha reve­la­do total­men­te infun­da­do. Pues­to el país a fue­go y san­gre por más de millón y medio de sol­da­dos, que el Pen­tá­gono ha des­ple­ga­do por rota­ción, con cen­te­na­res de con­tra­tan­tes mili­ta­res (mer­ce­na­rios), emplean­do cual­quier medio para aplas­tar la resis­ten­cia: des­de bom­bas de fós­fo­ro con­tra la pobla­ción de Fallu­jah hata las tor­tu­ras de Abu Ghraib.

Pro­vo­can­do alre­de­dor de un millón de víc­ti­mas civi­les, a las que se deben aña­dir las de la pri­me­ra gue­rra con­tra Irak y duran­te el embar­go. Obli­gan­do a más de 2 millo­nes de ira­quíes a aban­do­nar su casa e ir a refu­giar­se a Siria y a Jor­da­nia. Dejan­do un país sinies­tra­do, con un paro de más del 50%, la mitad de los médi­cos que había antes de la inva­sión, un ter­cio de niños afec­ta­dos de malnu­tri­ción, más los que tie­nen mal­for­ma­cio­nes gené­ti­cas debi­do a las armas del Pen­tá­gono. Una gue­rra que Esta­dos Uni­dos ha paga­do con 4.500 muer­tos y más de 30.000 heri­dos entre los mili­ta­res, de los que el 30% han vuel­to a casa con gra­ves pro­ble­mas psí­qui­cos. Gue­rra que ha cos­ta­do 1.000 billo­nes de dóla­res, a los que se deben aña­dir alre­de­dor de 4 mil billo­nes de gas­tos indi­rec­tos, como los de asis­ten­cia a los anti­guos com­ba­tien­tes. Sin embar­go, es una gue­rra que ha vali­do la pena: a par­tir de aho­ra «el futu­ro de Irak se encuen­tra entre las manos de su pue­blo», ase­gu­ra el pre­si­den­te Obama.

¿Es así como ha gana­do el pre­mio Nobel de la Paz? Pode­mos dudar­lo leyen­do el manual del ejér­ci­to de Esta­dos Uni­dos sobre «la gue­rra subro­ga­da para el siglo XXI»: una gue­rra con­du­ci­da sus­ti­tu­yen­do las fuer­zas arma­das tra­di­cio­nes, que inter­vie­nen abier­ta­men­te, por fuer­zas espe­cia­les y agen­tes secre­tos que tra­ba­jan en la som­bra, con el apo­yo de fuer­zas alia­das, que se encuen­tran bajo direc­ción esta­dou­ni­den­se. Varios hechos lo con­fir­man. El per­so­nal de la emba­ja­da esta­dou­ni­den­se en Bag­dad, la más gran­de del mun­do, pasa­rá de 8.000 a 16.000 per­so­nas. Su «ofi­ci­na de coope­ra­ción y segu­ri­dad», que entre­na y arma a las fuer­zas ira­quíes será refor­za­da. Des­de 2005, el gobierno ira­quí ha com­pra­do armas a Esta­dos Uni­dos por valor de 5 millo­nes de dóla­res y, según lo pro­gra­ma­do, com­pra­rá otros 26 billo­nes. Entre los cua­les, 36 cazas F‑6 con su arma­men­to corres­pon­dien­te (cuyo núme­ro podría aumen­tar has­ta 96), cuyos pilo­tos son entre­na­dos en Esta­dos Uni­dos y cuyas bases se encon­tra­rán, de hecho, bajo el con­trol del Pen­tá­gono. Uni­da­des de la CIA y de las fuer­zas espe­cia­les esta­dou­ni­den­ses con­ti­núan entre­nan­do (y de hecho diri­gien­do) las «fuer­zas de segu­ri­dad» que, por órde­nes del pri­mer minis­tro Nou­ri al-Mali­ki, han dete­ni­do cen­te­na­nes de ex-baa­sis­tas acu­sa­dos, en base a prue­bas pro­por­cio­na­das por el CNT libio, de pre­pa­rar un gol­pe de Esta­do con apo­yo de Gada­fi. Al mis­mo tiem­po Washing­ton ha lle­ga­do a acuer­dos con el gobierno regio­nal kur­do de Masoud Bar­za­ni con el que Exxon­Mo­bil ha fir­ma­do un impor­tan­te con­tra­to de explo­ta­ción petro­lí­fe­ra, a espal­das del gobierno de Bagdad.

En el Kur­dis­tan ira­quí ope­ran des­de 2003 fuer­zas espe­cia­les esta­dou­ni­den­ses, bajo las órde­nes del gene­ral Char­les Cle­ve­land. El mis­mo que ‑según reve­la­cio­nes del perió­di­co egip­cio al-Ara­bi- entre­na y diri­ge actual­men­te en Tur­quía los coman­dos del «ejér­ci­to sirio libre» para la «gue­rra subro­ga­da» con­tra Siria.

Man­lio Dinucci

Edi­ción de 20 de diciem­bre de 2011 de Il Mani­fies­to.

http://​www​.ilma​ni​fes​to​.it/​a​r​e​a​-​a​b​b​o​n​a​t​i​/​i​n​-​e​d​i​c​o​l​a​/​m​a​n​i​p​2​n1/…

Tra­du­ci­do del fran­cés por Boltxe kolektiboa

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *