Car­ta de Ayse Berk­tay, pri­sio­ne­ra polí­ti­ca turca

Ayse Berk­tay

Rebe­lión Espe­ro que esta car­ta lo encuen­tre bien. Reci­bí la suya. Fue una agra­da­ble y esti­mu­lan­te sor­pre­sa. Por favor, salu­de a todos. La pre­sen­cia de todos uste­des allí afue­ra, segu­ra­men­te nos hace sen­tir más fuer­tes. Yo estoy –noso­tros esta­mos- bien. Sí, usted pue­de man­dar­me libros. Esta pri­sión –por el momen­to- es una de las mejo­res de Tur­quía. Me refie­ro a que las con­di­cio­nes no son tan horri­bles como en las otras. Estar pri­va­da de liber­tad, detrás de los barro­tes, ya es sufi­cien­te­men­te horri­ble en sí mis­mo. Miran­do la direc­ción y la velo­ci­dad que han toma­do los acon­te­ci­mien­tos, es pro­ba­ble que las con­di­cio­nes aquí se vayan dete­rio­ran­do. ¡Vere­mos!

Qui­zás haya nota­do que tra­té de man­te­ner infor­ma­da a la lis­ta sobre la situa­ción en Tur­quía, con actua­li­za­cio­nes del momen­to y de enton­ces. Inten­ta­ré escri­bir algo que expli­que la situa­ción y nues­tro caso, y lo haré muy pronto.

La situa­ción aquí es bas­tan­te crí­ti­ca. Ellos se sien­ten cada vez más pode­ro­sos con el apo­yo que están obte­nien­do de los pode­res occi­den­ta­les como repre­sen­tan­te de los lla­ma­dos idea­les de “las demo­cra­cias libres occi­den­ta­les”. Erdo­gan dio la espal­da a –o supri­mió- cual­quier pare­ci­do con la demo­cra­cia en el país y se está pre­pa­ran­do para inter­ve­nir acti­va­men­te en la región. Vues­tra acción es valio­sa en el sen­ti­do de que expo­ne la ver­da­de­ra natu­ra­le­za del gobierno de Erdo­gan. Tenien­do el mun­do cues­tio­na­mien­tos públi­cos sobre sus prác­ti­cas en el país, y desa­fian­do la facha­da que cons­tru­yó en el exte­rior que es muy impor­tan­te y se ali­men­ta de este “pres­ti­gio demo­crá­ti­co” que tie­ne en el exte­rior para tomar seve­ras medi­das con­tra la opo­si­ción demo­crá­ti­ca den­tro del país. Uti­li­za ese pres­ti­gio para poner mano dura con­tra la opo­si­ción en el país. Cual­quie­ra que no esté de acuer­do o no acep­ta su for­ma de resol­ver el pro­ble­ma, es un terro­ris­ta o un enemi­go. Sue­na fami­liar, ¿no?

Por nues­tros esfuer­zos para encon­trar una solu­ción pací­fi­ca y demo­crá­ti­ca para la cues­tión kur­da, para demo­cra­ti­zar Tur­quía y por­que somos miem­bros del BDP, un par­ti­do polí­ti­co legal que obtu­vo trein­ta y tres ban­cas en el Par­la­men­to a pesar de todos los inima­gi­na­bles inten­tos anti­de­mo­crá­ti­cos de obs­truir­lo. Y por nues­tras acti­vi­da­des como miem­bros del BDP, esta­mos acu­sa­dos “ser miem­bros de una orga­ni­za­ción terro­ris­ta arma­da”. Se nos ha nega­do el acce­so a toda otra infor­ma­ción sobre el caso. Dicen que tene­mos el “expe­dien­te res­trin­gi­do”. Nues­tros abo­ga­dos no saben sobre qué terreno se ha hecho esta acu­sa­ción. Enton­ces no hemos sido capa­ces de hacer algu­na decla­ra­ción en defen­sa, sola­men­te les diji­mos que no pode­mos defen­der­nos ni tes­ti­fi­car por­que no se nos ha per­mi­ti­do leer nues­tros expe­dien­tes para enten­der el contexto.

Hay dos posi­cio­nes para encon­trar una solu­ción a la cues­tión tur­ca y poner fin al con­flic­to arma­do. Una es la de seguir pelean­do, derro­tar y eli­mi­nar a los “terro­ris­tas”. Máta­los y aca­ba­rá el pro­ble­ma. La otra posi­ción es la de man­te­ner un diá­lo­go, nego­ciar, ter­mi­nar con las ope­ra­cio­nes mili­ta­res y con­ver­sar. Da pasos, cam­bia las leyes para faci­li­tar una atmós­fe­ra de ver­da­de­ra demo­cra­cia que garan­ti­ce una ver­da­de­ra dis­cu­sión en la que cada uno pue­da expre­sar su opi­nión libre­men­te, sin reper­cu­sio­nes nega­ti­vas. Libe­ra a los pri­sio­ne­ros polí­ti­cos y dis­cu­te. Por­que noso­tros favo­re­ce­mos y tra­ba­ja­mos por esta últi­ma pos­tu­ra, nos han decla­ra­do la gue­rra por ser terro­ris­tas. Esta acción de cri­mi­na­li­zar toda acti­vi­dad polí­ti­ca legal del BDP es de hecho una elec­ción cons­cien­te de limi­tar y res­trin­gir la lucha polí­ti­ca demo­crá­ti­ca y en cam­bio dar paso libre y prio­ri­dad a la opción militar.

Esta es la razón por la cual las pro­tes­tas con­tra la obs­truc­ción anti­de­mo­crá­ti­ca de las luchas polí­ti­cas y la natu­ra­le­za arbi­tra­ria de las deten­cio­nes, con­tra las deten­cio­nes arbi­tra­rias para obs­truir las bata­llas polí­ti­cas y la opo­si­ción demo­crá­ti­ca es muy impor­tan­te. Ellos nece­si­tan saber que el mun­do está ente­ra­do y sigue la cuestión.
Sé que esta car­ta no está bien estruc­tu­ra­da y un poco des­or­de­na­da. Dis­cul­pen la con­fu­sión. Por favor, salu­den a todos. Con todos mis mejo­res deseos. Cuídense.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *