Habla Joa­quín Pérez Bece­rra, el encar­ce­la­do direc­tor de ANNCOL, des­de la Pico­ta, Bogota

Joaquín Pérez, director de la agencia ANNCOL, una agencia tan odiada que el estado colombiano es capaz de correr el riesgo de ser repudiado por los estados de derechos en el mundo por que tiene la obsesión de callar las voces y la oposición política en el exilio. Por eso esta enjuiciado Joaquín Pérez, refugiado político colombiano, pero desde el año 2000 ciudadano sueco. Hasta ahora ni las autoridades venezolanas ni las colombianas y menos las autoridades suecas han mostrado la supuesta "Circular Roja de Interpool para su captura. Joa­quín Pérez, direc­tor de la agen­cia ANNCOL, una agen­cia tan odia­da que el esta­do colom­biano es capaz de correr el ries­go de ser repu­dia­do por los esta­dos de dere­chos en el mun­do por que tie­ne la obse­sión de callar las voces y la opo­si­ción polí­ti­ca en el exi­lio. Por eso esta enjui­cia­do Joa­quín Pérez, refu­gia­do polí­ti­co colom­biano, pero des­de el año 2000 ciu­da­dano sue­co. Has­ta aho­ra ni las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas ni las colom­bia­nas y menos las auto­ri­da­des sue­cas han mos­tra­do la supues­ta «Cir­cu­lar Roja de Inter­pool para su captura.
Rela­ta como la Fis­ca­lía cons­tru­ye un Fal­so Posi­ti­vo uti­li­zan­do la Red de Sapos en Esto­col­mo, crea­do por Ernes­to Yamhu­re, diplo­má­ti­co expul­sa­do de Sue­cia y ase­sor polí­ti­co de Car­los Cas­ta­ño. La meta es callar a la opo­si­ción en el exterior.

Momen­to actual de una injusticia

Por Dick Emanuelsson *

JOAQUÍN PÉREZ BECERRA, REFUGIADO POLÍTICO colom­biano con resi­den­cia per­ma­nen­te des­de 1994 en Sue­cia, nacio­na­li­za­do el año 2000 y direc­tor duran­te 15 años de la Agen­cia de Noti­cias Nue­va Colom­bia, ANNCOL fue dete­ni­do cuan­do lle­gó a Cara­cas el 21 de abril del año en cur­so y entre­ga­do el 25 de abril a las auto­ri­da­des colom­bia­nas. Cuen­ta en la siguien­te entre­vis­ta que has­ta aho­ra, nin­gu­na auto­ri­dad vene­zo­la­na ni colom­bia­na ha mos­tra­do nin­gu­na Cir­cu­lar Roja que jus­ti­fi­que su deten­ción. Sin embar­go, ese fue el pre­tex­to esgri­mi­do por las auto­ri­da­des vene­zo­la­nas para entre­gar al ciu­da­dano sue­co al esta­do terro­ris­ta de Colom­bia. Con eso fue con­fir­ma­do que Cha­vez cayó en al tram­pa de San­tos [1].

Los supues­tos 700 archi­vos de for­ma­to Offi­ce Word «encon­tra­dos» en el lap­top masa­cra­do del coman­dan­te gue­rri­lle­ro Raúl Reyes, muer­to en el bom­bar­deo el 1 de mar­zo de 2008, se han redu­ci­do a ape­nas cua­tro archi­vos. Sin embar­go, esos archi­vos ya no sir­ven para enjui­ciar­lo por deci­sión de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia de Colombia.

Cabe pre­gun­tar­se, enton­ces, cuá­les son las acu­sa­cio­nes con­tra Pérez, que tuvo que huir del terro­ris­mo de esta­do con el aval y res­pal­do de su par­ti­do, la Unión Patrió­ti­ca y el Par­ti­do Comu­nis­ta Colom­biano, orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas en Colom­bia víc­ti­mas del geno­ci­dio polí­ti­co ins­ta­la­do hace tan­tas déca­das. Pérez fue con­ce­jal por la UP, aho­ra la fis­ca­lía con­cen­tra sus acu­sa­cio­nes en con­tra suyo por haber sido repre­sen­tan­te de la Agen­cia ANNCOL.

TAN POBRE HA SIDO LA ACUSACIÓN y las supues­tas prue­bas con­tra Pérez, que los agen­tes del esta­do colom­biano via­ja­ron al otro pun­to del pla­ne­ta para bus­car prue­bas en el país nór­di­co. Encon­tra­ron a un señor en la colo­nia colom­bia­na, supues­ta­men­te inte­gran­te de esa Red de Sapos lla­ma­da por Uri­be «Red de 100.000 ami­gos de Colom­bia en el Exte­rior», fun­da­da y diri­gi­da por Ernes­to Yamhu­re, pri­mer Secre­ta­rio de la emba­ja­da colom­bia­na en Esto­col­mo has­ta que fue des­en­mas­ca­ra­do e fla­gran­cia tam­bién como espía y tuvo que ser reti­ra­do de ese lugar por Uribe.

En sep­tiem­bre pasa­do fue denun­cia­do [2] Yamhu­re, a par­te de ser ase­sor polí­ti­co de Cas­ta­ño [3], ade­más por ser «escri­tor fan­tas­ma» de Car­los Cas­ta­ño, jefe de los Escua­dro­nes de la Muer­te, res­pon­sa­ble según la mis­ma fis­ca­lía, de haber ase­si­na­do más de 150 mil colom­bia­nos civi­les. El «tes­ti­go cla­ve» que la fis­ca­lía colom­bia­na reco­gió en Sue­cia es uno de los tan­tos colom­bia­nos civi­les en el exte­rior que se ha ven­di­do o direc­ta­men­te tenía la tarea del esta­do colom­biano de infor­mar sobre la opo­si­ción polí­ti­ca fue­ra de Colom­bia, en este caso, en Suecia.

Ese señor, resen­ti­do por­que su mujer cayó en los bra­zos de un ex pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal, orga­ni­za­ción que aglu­ti­na a los refu­gia­dos polí­ti­cos colom­bia­nos en Sue­cia, pro­me­tió matar­lo por la infi­de­li­dad, ello moti­vó su ven­gan­za que aho­ra eje­cu­ta a tra­vés de su tes­ti­mo­nio a la fis­ca­lía colom­bia­na. Dice que la Aso­cia­ción, Radio Café Ste­reo y ANNCOL, tra­ba­jan al ser­vi­cio de la guerrilla.

JOAQUÍN PÉREZ BECERRA, RESPONDIÓ una serie de pre­gun­tas escri­tas que le envia­mos y pre­sen­ta­mos en este repor­ta­je. A tra­vés de sus letras nos damos cuen­ta que si bien tie­ne un inte­rro­gan­te has­ta el momen­to indes­ci­fra­ble, su ente­re­za es la que le per­mi­te afron­tar esta situa­ción tan difí­cil como compleja.


DICK EMANUELSSON: ¿Cómo fue­ron tus pri­me­ros momen­tos lue­go de la cap­tu­ra y en qué con­sis­ten las acu­sa­cio­nes que pesan sobre tu per­so­na? Hemos leí­do en la pren­sa colom­bia­na que la agen­cia de noti­cias Ann­col aho­ra está en el cen­tro de los cuestionamientos.

– Des­pués de la lega­li­za­ción de mi cap­tu­ra inme­dia­ta­men­te me envia­ron a la Cár­cel la Mode­lo, don­de estu­ve des­de el 25 de abril al 7 de julio. El día 8, tras­la­da­ron a toda la gen­te que esta­ba con­mi­go y nos lle­va­ron a La Pico­ta. Aquí estoy en una torre de alta segu­ri­dad que se lla­ma la Gerón, don­de con­vi­ve un amplio espec­tro de per­so­nas dete­ni­das entre las que hay nar­co­tra­fi­can­tes, gen­te de gru­pos arma­dos, para­mi­li­ta­res, gen­te de alta peli­gro­si­dad y allí me recluyeron.

– Según la fis­ca­lía es que la agen­cia ANNCOL es una agen­cia de las FARC, cosa que sabe­mos que es fal­sa. Ellos dije­ron «enton­ces, el tipo es gue­rri­lle­ro» y me pusie­ron en La Mode­lo en otra torre de alta segu­ri­dad, igual que acá, en la Picota.

– La pri­me­ra acu­sa­ción al momen­to de la deten­ción, fue la de con­cier­to para delin­quir agra­va­do por finan­cia­ción y admi­nis­tra­ción de bie­nes del terro­ris­mo. Sin­di­ca­ron que per­te­nez­co a una agen­cia de las FARC y así es como hacen este tipo de imputaciones.

DE: Omi­tie­ron que la agen­cia Ann­col está reco­no­ci­da, esta­ble­ci­da en los paí­ses nór­di­cos, que ade­más tie­ne regis­tro en las empre­sas de Inter­net y que ya lle­va más de 15 años de tra­ba­jo abso­lu­ta­men­te nor­mal en esos países.

– JPB: No lo tuvie­ron en cuen­ta por­que duran­te el gobierno de Uri­be y un poco antes, pero más duran­te esa pre­si­den­cia, pre­pa­ra­ron una estra­te­gia para demo­ni­zar, sata­ni­zar a Ann­col, a Radio Café Ste­reo y a la Aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal. Lue­go vino la Ope­ra­ción Fénix don­de mata­ron a Raúl Reyes y dicen que encuen­tran los supues­tos compu­tado­res. Tenien­do en cuen­ta esos compu­tado­res tra­tan de jus­ti­fi­car, por los correos, que la agen­cia es de las FARC, cosa que no es cierta.

CUANDO PÉREZ FUE DETENIDO y tras­la­do a Colom­bia, el dia­rio El Tiem­po de Colom­bia trans­mi­tió y publi­có fuen­tes de la inte­li­gen­cia mili­tar don­de decía que Pérez había envia­do más de 700 correos elec­tró­ni­cos a Raúl Reyes. Lue­go baja­ron esa con­si­de­ra­ble cifra a 200 y más ade­lan­te lan­za­ron un archi­vo de más de 10 Mb don­de figu­ra­ban inter­cam­bios de correos entre gen­te de los paí­ses lati­no­ame­ri­ca­nos y Reyes.

La últi­ma fecha de esos correos es el 12 de setiem­bre de 2007. En total solo apa­re­cen cua­tro (4) correos de Pérez, supues­ta­men­te, envia­dos a Raúl Reyes. Lue­go hay 5 que tam­bién supues­ta­men­te, Reyes le envía a Pérez. Y pre­gun­ta­mos sobre si sabía de esa reduc­ción de 700 a sola­men­te 4 y en una década.

JPB: – No sabía eso del archi­vo (de 10 Mb), pero es evi­den­te que eso lo tie­ne la fis­ca­lía. En la ante­rior audien­cia de for­mu­la­ción de car­gos ellos saca­ron como prue­bas esos supues­tos 700 correos de Raúl Reyes como for­mu­la­ción de car­gos. Pero tú debes saber que en una sen­ten­cia de la Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia, en el caso que tenía con el sena­dor Wil­son Bor­ja, la cor­te sen­ten­cia que esos docu­men­tos halla­dos en el compu­tador no tenían vali­dez por­que se vio­ló la cade­na de cus­to­dia. La Cor­te Supre­ma de Jus­ti­cia negó las prue­bas encon­tra­das y tum­bó esas prue­bas. No tie­ne sen­ti­do seguir hablan­do de eso.

DE: ¿Sobre los supues­tos compu­tado­res del Mono Jojoy y Alfon­so Cano habla­ron tam­bién algo?

JPB: – Ya sabes que el mis­mo pue­blo colom­biano no cree mucho en las acti­vi­da­des ni en la serie­dad de las fuer­zas mili­ta­res. En los supues­tos compu­tado­res tam­bién vin­cu­la­ron mi nom­bre, pero tú sabes, cono­cien­do uno que las cosas mili­ta­res no son cla­ras ni trans­pa­ren­tes esas acu­sa­cio­nes se pue­den caer muy fácilmente.

– Así es la vida de las fuer­zas mili­ta­res en Colom­bia, fal­ta de trans­pa­ren­cia, serie­dad y cre­di­bi­li­dad por­que en un país don­de se arman fal­sos posi­ti­vos, un país don­de se ase­si­na gen­te y se le colo­ca uni­for­mes gue­rri­lle­ros, don­de oca­sio­nan masa­cres, es un país que no tie­ne mucha cre­di­bi­li­dad y las cosas se pue­den caer muy fácilmente.

– De todas mane­ras la fis­ca­lía tra­ta de uti­li­zar todo en con­tra de lucha­do­res socia­les, de comu­ni­ca­do­res socia­les, como es mi caso, pero son cosas fáci­les de reba­tir en una audien­cia más adelante.

DE: ¿El tema cen­tral en la fis­ca­lía en las acu­sa­cio­nes con­tra ti, rodea a Ann­col, a Radio Café Ste­reo y a la Aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal como prác­ti­ca­men­te un nido de terro­ris­tas en el exterior?

JPB: – Es más o menos lo que uno pue­de inter­pre­tar. De todas mane­ras ellos tra­tan de seguir con la his­to­ria de los docu­men­tos. Sabe­mos que no son docu­men­tos elec­tró­ni­cos los halla­dos en los compu­tado­res de Reyes, don­de apa­re­cen correos que una per­so­na envía y la otra reci­be. Son docu­men­tos Word que nadie sabe de dón­de vie­nen. Por eso es que ellos siguen basán­do­se en esos supues­tos compu­tado­res y en esas supues­tas comu­ni­ca­cio­nes para tra­tar de impu­tar otros car­gos como la finan­cia­ción, el terro­ris­mo, cosas que son abso­lu­ta­men­te falsas.

LA PRÓXIMA AUDIENCIA EN EL JUICIO con­tra Joa­quín Pérez se rea­li­za­rá el 15 – 16 de febre­ro del pró­xi­mo año, es decir, den­tro de menos de dos meses. Pre­gun­ta­mos al direc­tor de la agen­cia de noti­cias alter­na­ti­va cómo se está pre­pa­ran­do la fis­ca­lía y cómo tam­bién la defen­sa se pre­pa­ra para recha­zar ese tipo de acusaciones.

DE: Ten­go enten­di­do que la fis­ca­lía se fue para Esto­col­mo para tra­tar de pes­car tes­ti­mo­nios. Habla­ron con el señor Miguel Ángel Ando­lín Estra­da, con­si­de­ra­do por el exi­lio colom­biano en Esto­col­mo como un soplón y al ser­vi­cio jus­ta­men­te de la red del señor Yamhure.

JPB: – Me da la impre­sión que la Cor­te Supre­ma le da nuli­dad a los supues­tos docu­men­tos Word incau­ta­dos en la ope­ra­ción Fénix con­tra Raúl Reyes. La fis­ca­lía ve que ese pro­ce­di­mien­to se le va a caer, enton­ces empie­za a mover­se. Tú sabes que en el país, des­de el gobierno de Uri­be, un poco antes tam­bién, pero des­de el gobierno de Uri­be más, se ins­ta­ló la com­pra de con­cien­cia, el chan­ta­je, la impu­tación de car­gos. Hay gen­te a la que se le paga para acu­sar, lógi­ca­men­te apa­re­cie­ron los des­mo­vi­li­za­dos que supues­ta­men­te me conocían.

– Enton­ces apa­re­ce un señor, Miguel Ángel Ando­lín Estra­da, per­so­na­je que lle­gó hace unos años a Esto­col­mo y comien­za a tomar con­tac­to con las orga­ni­za­cio­nes soli­da­rias que hay en Sue­cia y a cono­cer a la Aso­cia­ción Jai­me Par­do Leal. Aho­ra apa­re­ce como tes­ti­go, no cla­ve, pero tes­ti­go; la fis­ca­lía le pre­gun­ta sobre mi vida el 12 de junio de este año. El dio una can­ti­dad de incohe­ren­cias sobre mi desa­rro­llo en Estocolmo.

– Dijo que noso­tros per­te­ne­ce­mos a la cúpu­la de las FARC, que Ann­col, Radio Café Ste­reo somos una agen­cia noti­cio­sa basán­do­se en que como en nues­tras emi­sio­nes no tene­mos anun­cios publi­ci­ta­rios ni tene­mos pro­pa­gan­da, eso actúa como argu­men­tos de que somos una agen­cia de las FARC.

– Lue­go este señor agre­ga que yo era miem­bro de la Juven­tud Comu­nis­ta Colom­bia­na (JUCO) cuan­do yo nun­ca fui miem­bro de ese espa­cio ni estu­ve en nin­gún even­to con ellos. Lo que sí afir­mo, es que he per­te­ne­ci­do y sigo tenien­do mucha sim­pa­tía con el Par­ti­do Comu­nis­ta en Bogo­tá. Allí es don­de me for­mé y no ten­go por qué negar­lo. Fui con­ce­jal por la Unión Patrió­ti­ca y por el PCC antes de tener que salir de Colom­bia por las ame­na­zas de muer­te en mi contra.

– Este señor Ando­li­ni dijo que se había encon­tra­do con­mi­go en Bogo­tá y que yo le había dicho que se suma­ra a las FARC, lo cual es una tre­men­da ton­te­ría. Esto lo hizo con el fin de invo­lu­crar­me por­que ese es el afán de la fis­ca­lía para no dejar­me salir de la cár­cel. Cuan­do vie­ron que lo de los compu­tado­res de Reyes no tenía asi­de­ro y así lo dijo muy bien la Cor­te Supre­ma, comen­za­ron a per­ge­ñar otras situaciones.

DE: Este señor Ando­lín Estra­da ¿ha esta­do aso­cia­do a la Aso­cia­ción, ha sido inte­gran­te de Ann­col, algu­na vez el señor ha par­ti­ci­pa­do en las trans­mi­sio­nes de Café Stereo?

JPB: – No, que yo sepa este señor no ha sido miem­bro de la Aso­cia­ción Par­do Leal, ni Ann­col, ni Radio Café Ste­reo. Este señor lle­gó allá (a Sue­cia) con un cuen­to que había tra­ba­ja­do con las FARC, des­pués que había sali­do de allí y que se fue, yo no sé si con la ayu­da de la Cruz Roja o de la ACNUR, para Esto­col­mo y que le die­ron refu­gio en ese país. Pero no conoz­co mucho, por eso fue una sor­pre­sa para mí que salie­ra hablan­do. Es evi­den­te que la fis­ca­lía dijo «tene­mos que bus­car a alguien para que sal­ga a hablar sobre Joa­quín Pérez para enre­dar­lo en este rollo y evi­tar que sal­ga a la calle, lugar don­de debe­ría estar realmente».

DE: ¿Este señor Ando­lín Estra­da es cono­ci­do en Colom­bia en las orga­ni­za­cio­nes socia­les? ¿Algu­na orga­ni­za­ción colom­bia­na de dere­chos huma­nos, la UP o el PCC le ha ava­la­do para que se refu­gia­ra en el exterior?

JPB: – No, des­co­noz­co eso, no supe que lo conocieran.

TENIENDO EN CUENTA LA DECLARACIÓN del señor Ando­lín Estra­da, tes­ti­go de la fis­ca­lía con­tra Pérez, hay que ver­lo en su con­tex­to polí­ti­co y en la crea­ción de la Red de Sapos, de los «100.000 ami­gos de Colom­bia en el Exte­rior» que creó Uri­be cuan­do asu­mió la pre­si­den­cia en agos­to 2002.

Era, sin duda, de vital impor­tan­cia tan­to para el gobierno de Andrés Pas­tra­na (1998−2002) como el de Uri­be (2002−2010) que en Esto­col­mo exis­tie­ra tal red de espías con­tra una colo­nia de exi­lia­dos muy bien orga­ni­za­dos. Esta colo­nia tie­ne su pro­pia orga­ni­za­ción, into­ca­ble para la emba­ja­da colom­bia­na y que han hecho gran­des tra­ba­jos de soli­da­ri­dad y de infor­ma­ción sobre el geno­ci­dio que el Terro­ris­mo de Esta­do come­te en Colombia.

Pues no es nada raro que allí se cree esa red de sapos y que el DAS, Depar­ta­men­to Admi­nis­tra­ti­vo de Segu­ri­dad, la poli­cía polí­ti­ca de Uri­be, envia­ra sus agen­tes para crear la red en la capi­tal sue­ca. Aho­ra tene­mos una par­te del sal­do en como los agen­tes del DAS y los sapos loca­les de la Red ope­ra­ron en dife­ren­tes paí­ses euro­peos bajo la som­bra de «OPERACIÓN EUROPA», muy bien rela­ta­do por el perio­dis­ta y escri­tor colom­biano Her­nan­do Cal­vo Ospi­na [4], un exi­lia­do des­de 25 años en París, Fran­cia. El espio­na­je fue eje­cu­ta­do tan­to en Sue­cia como Bél­gi­ca pero tam­bién en Espa­ña [5].

El 5 de febre­ro de 2008, la emba­ja­da colom­bia­na en Esto­col­mo orga­ni­zó una mani­fes­ta­ción con­tra las Farc en la Pla­za de Ser­gels Torg. Fue el estreno públi­co de la Red de Sapos en Sue­cia. El orga­ni­za­dor de esa red y el hom­bre invi­si­ble y en 2008 ya reti­ra­do, fue el pri­mer secre­ta­rio, 2004 – 2005, de la emba­ja­da colom­bia­na en Esto­col­mo, Ernes­to Yamhure.

ESTE ES UN SINIESTRO PERSONAJE que el 25 de julio de 2005 fue des­en­mas­ca­ra­do como espía cuan­do foto­gra­fia­ba una mani­fes­ta­ción pací­fi­ca y públi­ca en el puer­to de Esto­col­mo cuan­do ancló el buque Glo­ria de la Arma­da colombiana.

Yamhu­re fue deman­da­do a la poli­cía de inmi­gra­ción, acu­sa­do de espio­na­je con­tra refu­gia­dos polí­ti­cos, un deli­to en el país escan­di­na­vo. Fue­ron tan gran­des las pre­sio­nes con­tra el «diplo­má­ti­co» de Uri­be en los medios de comu­ni­ca­ción sue­cos, que Uri­be se vio obli­ga­do de retirarlo.

Pero la his­to­ria no ter­mi­na­ba ahí. En sep­tiem­bre pasa­do tam­bién fue des­en­mas­ca­ra­do como «Escri­tor Fan­tas­ma» del jefe de los para­mi­li­ta­res colom­bia­nos, Car­los Cas­ta­ño. Tan­to Cara­col Radio como el dia­rio El Espec­ta­dor, has­ta el sinies­tro fas­cis­ta, Fer­nan­do Lon­do­ño, de Radio Súper lo saca­ron de sus pla­ni­llas como colum­nis­ta. No sabe­mos si la Revis­ta Men­sual del Ejér­ci­to Colom­biano tam­bién lo reti­ró, por­que fue en ese medio que acu­só [6] a Ann­col, Radio Café Ste­reo y este repor­te­ro, de estar al ser­vi­cio de la gue­rri­lla de las FARC, acu­sa­ción que aho­ra la fis­ca­lía colom­bia­na repi­te y legi­ti­ma en sus acu­sa­cio­nes con­tra Joa­quín Pérez.

¿Qué comen­ta­rio tie­ne Pérez sobre ese hecho que Yamhu­re diri­gía la red de sapos en Esto­col­mo y la Fis­ca­lía colom­bia­na arri­ba a la capi­tal sue­ca y reci­be como un-dos-tres un tes­ti­mo­nio de un per­so­na­je de esa red?

JPB: – Tu sabes que la fis­ca­lía es el «cen­tro del mun­do» a tra­vés de las emba­ja­das. Yo recuer­do que los com­pa­ñe­ros (en Esto­col­mo) de la Aso­cia­ción Par­do Leal con los cua­les ten­go comu­ni­ca­ción y a veces hablo con ellos, me cuen­tan que desa­rro­llan su acti­vi­dad en tér­mi­nos lega­les, que es una orga­ni­za­ción que tie­ne su núme­ro de regis­tro (per­so­ne­ría jurí­di­ca) tal como lo exi­gen allá. Por ello jamás han teni­do nin­gún tipo de pro­ble­mas con las auto­ri­da­des sue­cas, ni hemos sido cita­dos siquie­ra, a una esta­ción de poli­cía para ave­ri­guar qué es lo que hacemos.

– Lue­go Uri­be a tra­vés de esa ley amo­ral que ha imple­men­ta­do fue com­pran­do con­cien­cias, dan­do dine­ro para fabri­car acu­sa­cio­nes no sólo en Colom­bia sino en el mun­do, por eso han encar­ce­la­do a tan­tos lucha­do­res colom­bia­nos. Y uti­li­zan como herra­mien­ta a esa gen­te sin prin­ci­pios, sin con­cien­cia, que se ven­de por un peso, por un pasa­por­te, por una visa para EE.UU. y fabri­can fal­sos posi­ti­vos, crí­me­nes y asesinatos.

– Los fal­sos posi­ti­vos no se dan sólo en el mar­co de la lucha arma­da sino tam­bién son úti­les para la polí­ti­ca, para la jus­ti­cia, en los casos jurí­di­cos, como el mío, para inven­tar acu­sa­cio­nes e imputaciones.

Las pala­bras de Joa­quín Pérez coin­ci­de iró­ni­ca­men­te con la fis­cal gene­ral de la Nación, Vivia­ne Mora­les, que al dia­rio El Tiem­po de hoy, dice que la Fis­ca­lía pedi­rá cár­cel con­tra ex Comi­sio­na­do Luis Car­los Res­tre­po por haber crea­do un Fal­so Posi­ti­vo cuan­do cre­yó un fren­te gue­rri­lle­ro fic­ti­cio para el pos­te­rior show mediá­ti­co y par­te de una gue­rra psi­co­ló­gi­ca en con­tra la gue­rri­lla de las FARC.

Al ex comi­sio­na­do se le impur­ta­rán cua­tro car­gos: pecu­la­do por apro­pia­ción, frau­de pro­ce­sal, con­cier­to para delin­quir y trá­fi­co y por­te de armas. ¿Qué cre­di­bi­li­dad tie­ne enton­ces los regi­me­nes ayer y de hoy cuan­do el mis­mo Juan Manuel San­tos tra­ba­ja­ba bajo Uri­be como minis­tro de defensa?

REGRESANDO AL «TESTIGO» DE LA FISCALÍA para nadie es un secre­to en la colo­nia colom­bia­na en Esto­col­mo que dice que ese señor tie­ne una espi­na muy gran­de con la Aso­cia­ción por­que un ex pre­si­den­te de la aso­cia­ción le con­quis­tó la mujer del tes­ti­go de la fis­ca­lía. ¿Podría ser ese tam­bién un moti­vo por sus decla­ra­cio­nes con­tra Pérez?, le preguntamos.

¿Tú te encon­tras­te algu­na vez con él, en algu­na acti­vi­dad públi­ca en la Asociación?

JPB: – Yo lo encon­tré una vez en una escue­la, cuan­do estu­dia­ba infor­má­ti­ca y coope­ra­ti­vis­mo. Comen­zó a hus­mear para ver qué hacía­mos. Segu­ra­men­te en esa revan­cha con­tra ese ex com­pa­ñe­ro de la Aso­cia­ción, por­que el ya no está allí aun­que es un exce­len­te com­pa­ñe­ro, se dijo que este mucha­cho le con­quis­tó la mujer y de allí le vino el odio con­tra toda la orga­ni­za­ción que aho­ra lo mani­fies­ta públi­ca­men­te, aun­que no lo diga, cuan­do vie­ne a la aso­cia­ción y se pres­ta como un sapo para ganar bene­fi­cios y des­truir a Ann­col y a la Par­do Leal. Nun­ca lo he vis­to en el local de la asociación.

DE: Como perio­dis­ta de Ann­col, ¿algu­na vez has esta­do hacien­do repor­ta­jes en algu­na zona bajo con­trol guerrillero?

JPB: – No, nun­ca hice ese tipo de tra­ba­jo, pero la agen­cia tie­ne correos elec­tró­ni­cos abier­tos como El Espec­ta­dor, como El Tiem­po, como cual­quier agen­cia noti­cio­sa, don­de escri­be mucha gen­te, don­de cual­quie­ra pue­de man­dar comen­ta­rios, comu­ni­ca­dos, artícu­los. Esa sería la úni­ca rela­ción perio­dís­ti­ca que pue­da tener con las FARC.

DE: ¿Tu nun­ca pue­des haber sido vis­to con algún des­mo­vi­li­za­do, deser­tor, son inven­tos tam­bién en este caso?

JPB: – Eso es lo que uno pue­de pre­su­po­ner. Como la fis­ca­lía, en el caso de los compu­tado­res de Reyes, inme­dia­ta­men­te des­pués de la sen­ten­cia de la cor­te bus­ca a ver quién pue­de decir que me cono­ció. Bus­can encon­trar cual­quier argu­men­to que ava­le lo que quie­ren que se diga, sea por medio de des­mo­vi­li­za­dos, deser­to­res, quien sea, con tal que yo no sal­ga de aquí.

DE: Tú sabes que el 25 de julio de 2005, cuan­do en el mue­lle del puer­to de Esto­col­mo se hizo una mani­fes­ta­ción con­tra el Terro­ris­mo en Colom­bia, cuan­do la lle­ga­da del buque Glo­ria, Yamhu­re hizo espio­na­je con­tra los mani­fes­tan­tes. Lue­go tuvo que ser tras­la­da­do cuan­do se supo que hacía de escri­tor fan­tas­ma de Car­los Cas­ta­ño lo que demos­tró sus víncu­los con el para-mili­ta­ris­mo. Hom­bre que fue pues­to por Uri­be en ese car­go sin tener carre­ra diplo­má­ti­ca ¿Qué lec­tu­ra haces de eso?

JPB: – Lo que pasa es que el gobierno de Uri­be creó unos ten­tácu­los en el exte­rior y tan­to Ann­col como Radio Café Ste­reo logra­ron mucha sim­pa­tía en Euro­pa y en el mun­do, lle­gan­do a muchas esfe­ras socia­les. Como está­ba­mos con el aval de los gobier­nos y no vio­lá­ba­mos nin­gu­na nor­ma­ti­vi­dad, había que man­dar per­so­na­jes para hacer espio­na­je con­tra estas orga­ni­za­cio­nes, como fue lo que pasó con Yamhu­re. Logró reco­pi­lar infor­ma­ción y la man­dó a Colom­bia –al gobierno y a la fis­ca­lía- para mar­car a la gen­te de Esto­col­mo y judi­cia­li­zar­la. Pero fue des­en­mas­ca­ra­do a raíz de la vin­cu­la­ción de Yamhu­re en un pró­lo­go como ase­sor polí­ti­co de Car­los Cas­ta­ño, hom­bre con innu­me­ra­bles ase­si­na­tos colectivos.

– Lon­do­ño (Fer­nan­do, de Radio Súper) tam­bién reci­bió la denun­cia. Sus actua­cio­nes como espía (Yamhu­re) en Esto­col­mo no tie­nen nin­gu­na vali­dez jurí­di­ca por­que fue­ron ile­gal­men­te pro­ce­sa­das, sin tener per­mi­so para actuar. Hoy nadie habla de él.

DE: ¿Cómo ves a Colom­bia des­de el hori­zon­te car­ce­la­rio? En el exte­rior se habla de ese país cuan­do se da algún bom­bar­deo a un cam­pa­men­to gue­rri­lle­ro. O cuan­do hay algún hecho espe­cial con los pri­sio­ne­ros que tie­ne la gue­rri­lla, como la muer­te, hace poco, de algu­nos de esos.

JPB: – Lo que pue­do per­ci­bir es que la cár­cel es un refle­jo de la socie­dad colom­bia­na. La cár­cel es una maque­ta peque­ña de lo que suce­de en el país. Aquí encuen­tras a per­so­nas vin­cu­la­das con el nar­co­trá­fi­co, vin­cu­la­das con los para­mi­li­ta­res, gen­te que estu­vo vin­cu­la­da con la gue­rri­lla, supues­ta­men­te, con la gue­rri­lla de las Farc, del Eln. Todo ese aba­ni­co está acá. Enton­ces es como que ten­drían que abrir cien cár­ce­les más para, des­de la ópti­ca del gobierno, encar­ce­lar a la gente.

– Yo estoy vien­do, a pesar de lo que dicen, no sólo la insur­gen­cia está dis­con­for­me y movi­li­za­da. Hay luchas estu­dian­ti­les, luchas socia­les, luchas de las comu­ni­da­des indí­ge­nas. Se ges­tan nue­vas expre­sio­nes de lucha, la gen­te está can­sa­da de lo que ocu­rre aquí. La gen­te está ago­ta­da y el refle­jo de eso es lo que ocu­rrió en la mar­cha del 6 de diciem­bre (con­tra las FARC), vimos como les falló, la gen­te ya no cree en el gobierno, en las fuer­zas arma­das, en el gobierno de San­tos, en la cár­cel se per­ci­be per­fec­ta­men­te esta situa­ción y se pue­de hacer un aná­li­sis más fir­me que estan­do afuera.

– Los para­mi­li­ta­res hablan que están decep­cio­na­dos de los gobier­nos, se sien­ten uti­li­za­dos espe­cial­men­te por Uri­be quien los envió a una gue­rra con­tra el pue­blo. Se sien­ten trai­cio­na­dos. Ellos ven que si por ejem­plo se extra­di­ta a un hom­bre como don Ber­na que mane­ja­ba dine­ro y poder a tra­vés del esta­do y se lo man­da a los EE.UU. ¿qué pue­de espe­rar ese pobre colom­bia­ni­to que saca­ron de un pue­blo, de la sel­va, del cam­po y lo man­da­ron con un fusil al hom­bro a ase­si­nar gen­te? Hoy están acá olvi­da­dos y entien­den que fue­ron una herra­mien­ta de Uri­be para obli­gar­los a matar a otros hom­bres tan pobres como ellos.

DE: ¿La pren­sa colom­bia­na ha soli­ci­ta­do entre­vis­tas con­ti­go y cuál fue la respuesta?

JPB: – Me soli­ci­ta­ron pero yo no he que­ri­do por­que no creo en la pren­sa colom­bia­na. No creo en los dia­rios, la radio, la tele­vi­sión, los perio­dis­tas care­cen de obje­ti­vi­dad, no son trans­pa­ren­tes ni infor­man como debe­rían hacer­lo. Es más, sabe­mos cómo ter­gi­ver­san las noti­cias. Se aco­mo­dan al régi­men, enton­ces todo lo que les dije­ra podría ser uti­li­za­do con­tra mí. No he que­ri­do expre­sar­me con ninguno.

DE: La soli­da­ri­dad mun­dial, lue­go de tu deten­ción y entre­ga a San­tos fue increí­ble, ¿cuál es tu men­sa­je a esta comu­ni­dad inter­na­cio­nal y al pue­blo bolivariano?

JPB: – Mira, antes que nada yo quie­ro decir­te que estoy muy tris­te por lo que ocu­rrió en Vene­zue­la. Fue un inci­den­te muy des­afor­tu­na­do del gobierno boli­va­riano. Yo jamás ima­gi­né que pasa­ría y esto se lo quie­ro decir a todos los ami­gos de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal, que he que­da­do muy decep­cio­na­do con la acti­tud del gobierno boli­va­riano al que tan­to hemos apo­ya­do y lo segui­mos apo­yan­do. Uno que­da pen­sa­ti­vo, des­con­cer­ta­do fren­te a lo que pue­da estar ocu­rrien­do allí. Yo no creo que dan­do bene­fi­cios, pre­ben­das, dádi­vas al Impe­rio a tra­vés del gobierno colom­biano, vayan a parar cual­quier cosa que pue­dan inten­tar con­tra el gobierno de Chá­vez, de pen­sar­lo, pues están muy equivocados.

– Creo que son con­cep­cio­nes que habría que ana­li­zar muy bien, los gru­pos o movi­mien­tos que apo­yan al gobierno, para las pró­xi­mas elec­cio­nes que están muy com­pli­ca­das para él, debe­rían hacer un aná­li­sis pro­fun­do. El impe­rio no tie­ne ami­gos, tie­ne intere­ses. EE.UU. a tra­vés del Caín de Amé­ri­ca, va a tra­tar de chu­par­se el petró­leo vene­zo­lano, por todos los medios.

– Pue­do estar erra­do pero no se que está pen­san­do el gobierno de Chá­vez, no sé si que­rrá con­gra­ciar­se con el gobierno de San­tos, creo que fue una polí­ti­ca equi­vo­ca­da por­que Ann­col apo­yó todos los pro­ce­sos ya sea el de Vene­zue­la Boli­va­ria­na, el de Ecua­dor, de Boli­via, el de Kirch­ner en Argentina.

– Por lo tan­to yo invi­ta­ría a hacer una refle­xión a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal de soli­da­ri­dad con Amé­ri­ca Lati­na para que obser­ve dete­ni­da­men­te el desa­rro­llo de ese modo en que está actuan­do el gobierno de Chá­vez. Por­que yo no entien­do la razón de que a mí, sien­do perio­dis­ta, al lle­gar al aero­puer­to de Mai­que­tía lue­go haya ter­mi­na­do aquí. Se me vio­la­ron todos los dere­chos, no me die­ron el tra­ta­mien­to que se les da a otras personas.

– El gobierno colom­biano a par­tir del minis­tro del inte­rior, señor Var­gas Lle­ra, dijo: «Es que al direc­tor de Ann­col hay que expul­sar­lo inme­dia­ta­men­te para evi­tar una extra­di­ción que lle­va­ría más tiem­po». O sea, se me vio­la­ron todas las garan­tías habi­das y por haber. De todas mane­ras quie­ro salu­dar a toda la gen­te que ha sido soli­da­ria con­mi­go. Sabe­mos que exis­te la sub­je­ti­vi­dad de cerrar todos los medios alter­na­ti­vos para que no hablen de las masa­cres, de los fal­sos posi­ti­vos, de los chi­va­tos, de lo que suce­de en Colombia.

– La gen­te sin­tió un gol­pe duro cuan­do mi deten­ción por­que sin dudas pen­sa­ron que si detie­nen al direc­tor de Ann­col, ¿qué pue­de pasar con otros perio­dis­tas, comu­ni­ca­do­res socia­les, soli­da­rios con Colom­bia? Ese es el obje­ti­vo que hay que seguir con todas las orga­ni­za­cio­nes en Euro­pa y el mun­do para impe­dir que cie­rren a Ann­col y lue­go a las otras agen­cias o que silen­cien a los periodistas.

DE: Tú eres mili­tan­te del Par­ti­do de Izquier­da sue­co (Väns­ter­par­tiet) que tie­ne más de 95 años de trans­cur­so con repre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria. Este par­ti­do se reúne en Con­gre­so en enero 2012 ¿cuál es tu men­sa­je para los dele­ga­dos, mili­tan­tes y la Direc­ción Nacio­nal para ese congreso?

JPB: – Todo mi apo­yo, entu­sias­mo que no se olvi­den que hay un mili­tan­te dete­ni­do acá. Que no se olvi­den que yo duran­te toda mi vida en Sue­cia tuve con­tac­to con diri­gen­tes de los par­ti­dos y con los jóve­nes. Mi salu­do fer­vo­ro­so en este con­gre­so. ¡Que sigan su lucha con­tra el neo­li­be­ra­lis­mo! Aquí hay un mili­tan­te que nece­si­ta su apo­yo con­tra este gobierno fascista.

DE: ¿Cómo ha sido la actua­ción de la emba­ja­da sue­ca en Bogotá?

JPB: ­– Ellos han veni­do, me han visi­ta­do pero deben tener en cuen­ta que nece­si­to un poco más de aten­ción. Yo soy un ciu­da­dano sue­co, pri­sio­ne­ro polí­ti­co del terro­ris­mo de esta­do, nece­si­to más res­pal­do jurí­di­co. No nie­go que vie­nen a visi­tar­me, pero nece­si­to que den un paso más allá para que pue­da regre­sar a mi país, a mi segun­da patria. Soy un pri­sio­ne­ro de con­cien­cia que nece­si­ta un res­pal­do mayor, que tam­bién deben ayu­dar a sus ciu­da­da­nos en el exterior.

DE: ¿Algu­na vez tú has vis­to la cir­cu­lar roja que supues­ta­men­te lan­zó INTERPOL?

JPB: – No, yo no la he vis­to, nadie pudo mos­trar­la. Tam­po­co hubo en Sue­cia noti­cia de esa cir­cu­lar, no ten­go nin­gún infor­me de eso. Cuan­do lle­gué al aero­puer­to de Mai­que­tía (Cara­cas), un hom­bre de la Guar­dia Nacio­nal me leyó allí sobre la deten­ción. Habría que ave­ri­guar en deta­lle que fue lo que pasó para que se me deten­ga tal como lo hicieron.

ASÍ TERMINA LAS RESPUESTAS ESCRITAS dadas por el pre­so polí­ti­co Joa­quín Pérez a este repor­te­ro que resul­ta ser tam­bién co-fun­da­dor de ANNCOL jun­to con Pérez.

La bús­que­da de la Fis­ca­lía y las inten­cio­nes de encon­trar nue­vos «Fal­sos Posi­ti­vos» Jurí­di­cos en este caso, pare­ce que no tie­ne lími­tes. Archi­vos que no son correos elec­tró­ni­cos o migran­tes que por revan­cha pasio­nal y odio con­tra un ex inte­gran­te de la orga­ni­za­ción de los exi­lia­dos, o decla­ra­cio­nes e infor­mes basa­dos en chis­mes reco­pi­la­dos por un ase­sor polí­ti­co de Car­los Cas­ta­ño, difí­cil­men­te pue­dan ser ele­men­tos para con­de­nar a un hom­bre que en 1994 salió de Colom­bia para sal­var su vida y que aho­ra se encuen­tra en la cár­cel don­de debe­rían estar los auto­res inte­lec­tua­les y mate­ria­les de esa gue­rra sucia que la Cor­te Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos ha con­si­de­ra­do como un «Geno­ci­dio Político».

* Co- fun­da­dor de Ann­col con Joa­quín Pérez

NOTAS

[1] San­tos man­da fac­tu­ra a Chá­vez y exi­ge que extra­di­te a colom­biano que huyó de la Gue­rra Sucia en Colom­bia y que tie­ne ciu­da­da­nía sueca
http://​dic​ke​ma24​.blogs​pot​.com/​2​0​1​1​/​0​4​/​n​o​-​c​a​i​g​a​s​-​e​n​-​l​a​-​t​r​a​m​p​a​-​d​e​-​s​a​n​t​o​s​-​c​h​a​v​e​z​.​h​tml

[2] La línea direc­ta entre el jefe para­mi­li­tar y el diplo­má­ti­co de Uri­be, 31 de agos­to de 2011

http://​ann​col​prov​.blogs​pot​.com/​2​0​1​1​/​0​8​/​l​a​-​l​i​n​e​a​-​d​i​r​e​c​t​a​-​e​n​t​r​e​-​e​l​-​j​e​f​e​.​h​tml

[3] Ex diplo­má­ti­co Uri­bis­ta en Esto­col­mo fue ase­sor polí­ti­co a Car­los Cas­ta­ño que pagó por su tra­ba­jo. http://​www​.argen​press​.info/​2​0​0​9​/​0​5​/​e​x​-​d​i​p​l​o​m​a​t​i​c​o​-​u​r​i​b​i​s​t​a​-​e​n​-​e​s​t​o​c​o​l​m​o​.​h​tml Miér­co­les 20 de mayo de 2009.

[4] Espio­na­je inter­na­cio­nal del gobierno colom­biano: La «Ope­ra­ción Euro­pa», Por Her­nan­do Cal­vo Ospi­na. http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​1​0​4​746

[5] El espio­na­je de Uri­be en Espa­ña y en Colom­bia con­tra españoles

http://www.albatv.org/El-espionaje-de-Uribe-en-Espana‑y.html

[6] Articu­lo en la reevis­ta del ejér­ci­to nacio­nal de colom­bia, mayo-junio 2010 de cua­tro (4) pági­nas, escri­to por Ernes­to Yamhu­re, el ase­sor polí­ti­co del jefe para­mi­li­tar Car­los Cas­ta­ño. HTTP://​ES​.SCRIBD​.COM/​D​O​C​/​6​3​7​0​1​393

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *