Eus­kal Herria Esta­do ¿Para qué?- EHK

Deci­di­da­men­te tenía­mos que ter­mi­nar hablan­do de esta­do. Si el mer­ca­do (inclui­do el pro­ce­so de pro­duc­ción) es el pilar sobre el que se asien­ta el sis­te­ma capi­ta­lis­ta, el esta­do en cual­quie­ra de sus moda­li­da­des es el buque insig­nia que ha blin­da­do a lo lar­go de la his­to­ria y en todas las for­ma­cio­nes socia­les la domi­na­ción de una par­te de la pobla­ción sobre las demás, a tra­vés de su mono­po­lio de vio­len­cia expre­sa­da en mul­ti­ples aspec­tos cul­tu­ra­les, ideo­ló­gi­cos, polí­ti­cos, mili­ta­res y económicos.En resu­men la maqui­na­ria cono­ci­da más per­fec­ta para des­truir la iden­ti­dad huma­na.

Este “poder naci­do de la socie­dad, pero que se pone por enci­ma de ella y se dis­tan­cia y ele­va pro­gre­si­va­men­te” (Engels) ; a par­tir del comu­nis­mo pri­mi­ti­vo con la pro­gre­si­va divi­sión del tra­ba­jo ha sido mar­ca espe­cí­fi­ca del gra­do de con­tra­dic­ción de las cla­ses sociales(exclavista, feu­dal, bur­gue­sa…) que mar­can la his­to­ria de la huma­ni­dad con dife­ren­tes moda­li­da­des de esta­do.

Si el naci­mien­to de los lla­ma­dos moder­nos esta­dos nacio­na­les supo­nían un avan­ce de par­ti­ci­pa­ción de nue­vas cla­ses pro­gre­si­vas con­tra vie­jos impe­rios, siem­pre rela­ti­vos a cir­cuns­ta­cias exter­nas e inter­nas de las for­ma­cio­ne socia­les; aque­lla bur­gue­sía pro­ta­go­nis­ta de un mun­do dife­ren­te que mar­có el pro­gre­so eco­nó­mi­co y ven­ció poli­ti­ca­men­te apar­tir de 1789 ha dado a luz el mun­do en que vivi­mos. Tras 220 años de “democracia”construida por la bur­gue­sía hemos ido com­pren­dien­do pro­gre­si­va­men­te has­ta el actual baño de luci­dez, la enor­me y pro­gre­si­va dis­tan­cia entre bur­gue­ses y tra­ba­ja­do­res, domi­nan­tes y domi­na­dos, Esta­do y pue­blo.

Es la rique­za secues­tra­da a los tra­ba­ja­do­res en el pro­ce­so de pro­duc­ción, en don­de tie­nen que renun­ciar a sus pro­yec­tos per­so­na­les y tiem­po de vida para poder sobre­vi­vir. Esa rique­za ali­men­ta las ren­tas de la bur­gue­sía explo­ta­do­ra y sumi­sos cipa­yos, que a tra­vés de la per­fec­cio­na­da máqui­na de poder, domi­na, edu­ca, mani­pu­la y cons­tru­ye las fal­sas iden­ti­da­des que nece­si­ta en muje­res, hom­bres, cul­tu­ras y pue­blos para mejor domi­nar. Es así para y como se sus­ten­ta el “esta­do moderno”.

La pro­pie­dad, sagra­do ído­lo de la bur­gue­sía, pri­mer valor de la demo­cra­cia bur­gue­sa, nece­si­ta del esta­do moderno,nacido por la nece­si­dad de un espa­cio para el mer­ca­do y bau­ti­za­do con todas las for­mas de demo­cra­cia con ape­lli­dos de “social”, “de dere­cho”, uni­ta­rio, federal….Pero siem­pre de pro­pie­dad pri­va­da.

Por otro lado esta­dos naci­dos en el siglo XX tras heroi­cas luchas de tra­ba­ja­do­res, obre­ros, cam­pe­si­nos y pue­blos libe­ra­dos tras viv­vir un “socia­lis­mo real­men­te inexis­ten­te” han ter­mi­na­do repro­du­cien­do ante­rio­res for­mas de domi­na­ción ‚entran­do por el lar­go tunel de la ena­je­na­ción. Ni valo­res nue­vos, ni res­pe­to a las iden­ti­da­des, ni par­ti­ci­pa­ción uni­ver­sal. Lo úni­co nue­vo ha sido la for­ma­ción de nue­vas bur­gue­sías al calor de las maqui­na­rias esta­ta­les. Y hemos vis­to nacio­nes opri­mi­das (Israel) has­ta el exter­mi­nio, con­ver­tir­se en fero­ces per­se­gui­do­res des­de sus nue­vos esta­dos.

Los valo­res naci­dos del “homo homi­ni lupus” (Hob­bes), que ins­pi­ran su esta­do para defender….(razones de esta­do) ¿la ciu­da­da­nía? ¿la nación? …. la pro­pie­dad, su éti­ca indi­vi­dual y social ‚la ideo­lo­gía ofi­cial .Son los valo­res que nos expli­can todas las gue­rras moder­nas, las ham­bru­nas del ter­cer­mun­do, las sal­va­jes emi­gra­cio­nes y defi­ni­ti­va­men­te corres­pon­sa­bles de la sali­da anti­po­pu­lar de la cri­sis estruc­tu­ral de su sis­te­ma, con la feroz ofen­si­va de un capi­tal finan­cie­ro (no pro­duc­ti­vo) que dic­ta des­de el infi­ni­to las nor­mas, leyes y gobier­nos de “nues­tros esta­dos demo­crá­ti­co”, de su pro­pie­dad.

Nun­ca un esta­do es de todos. Hoy sabe­mos más de aque­lla fra­se de K. Marx:”Mientras haya esta­do no habrá liber­tad. Cuan­do haya liber­tad ya no habrá esta­do”.

2 – Razón de ser en la his­to­ria

Si la iden­ti­dad supo­ne esa linea que des­igual­men­te avan­za entre el ini­cio y el final del pro­yec­to. La pode­mos iden­ti­fi­car con la razón de ser real­men­te exis­ten­te. La razón de ser de una nación solo pue­de tener sus rai­ces en la volun­tad del pue­blo no ena­je­na­do No es un pun­to ina­mo­vi­ble en la his­to­ria. Para Marx la iden­ti­dad será el “camino des­de el mun­do de la nece­si­dad al mun­do de la liber­tad.”

El “noso­tros somos” resu­me nues­tra razón de ser en el tiem­po y espa­cio de la his­tó­ria. Auto­con­cien­cia, memo­ria, insu­mi­sión e inde­pen­den­cia son ele­men­tos inse­pa­ra­bles de la razón de ser de un pue­blo que se orga­ni­za en nación

Sen­ti­mos, que­re­mos y cons­trui­mos nues­tra iden­ti­dad en con­ti­nua dia­léc­ti­ca con domi­na­cio­nes de fue­ra y de aden­tro. La lar­ga his­to­ria que vamos recu­pe­ran­do de nues­tro pue­blo, nos habla de super­vi­ven­cia asi­mi­lan­do e iden­ti­fi­cán­do­nos a la natu­ra­le­za (ama lurra), de rebel­día ante cul­tu­ras y ejér­ci­tos domi­nan­tes y de encuen­tro con la tie­rra com­pa­ti­ble con la bús­que­da y soli­da­ri­dad con otros mun­dos. Por otro lado nos habla de vie­jas luchas fren­te a impo­si­cio­nes internas,¿Qué fue­ron las per­se­cu­cio­nes con­tra la bru­je­ría, here­jías, matxi­na­das…?

Los pará­me­tros que ter­mi­nan por defi­nir la moder­na domi­na­ción que aten­ta con­tra nues­tro pue­blo tie­ne sus coor­de­na­das exter­nas en la vie­ja tena­za de lo que son los esta­dos espa­ñol y fran­cés. A comien­zos del siglo VII vie­jas luchas de super­vi­ven­cia alum­bran la nece­si­dad de una for­ma­ción polí­ti­ca que tras el perám­bu­lo del Duca­do de Vas­co­nia y Aqui­ta­nia (603) naci­do en la resis­ten­cia , cris­ta­li­za tras Orrea­ga en el Rei­no de Pam­plo­na (Nafa­rroa) que has­ta entra­da la edad moder­na es el esta­do feu­dal que resis­te a la inva­sión cas­te­lla­na y más tar­de la uni­fi­ca­cón fran­ce­sa.

Hemos teni­do un esta­do feu­dal en nues­tra his­to­ria. Hemos segui­do luchan­do con con­ti­nui­dad man­te­nien­do en toda nues­tra his­to­ria la razón que nos hizo ser. Los últi­mos dos siglos han pues­to al des­nu­do las con­tra­dic­cio­nes que podrían ente­rrar a nues­tro pue­blo en el basu­re­ro de la historia,convertidos en sumi­sos ciu­da­da­nos de los esta­dos veci­nos.

A fina­les del XIX se pro­du­ce la cri­sis del vie­jo régi­men foral, al entrar en con­tra­dic­ción con las nue­vas ins­ti­tu­cio­nes espa­ño­las sur­gi­das en el libre­cam­bis­mo libe­ral. En el nue­vo modo de pro­duc­ción la oli­gar­quía espa­ño­la nece­si­ta nue­vos mar­cos jurí­di­cos y polí­ti­cos. La oli­gar­quía vas­ca (Cha­va­rri, Iba­rra…) es el sec­tor más intere­sa­do en la des­apa­ri­ción del regi­men foral, que le sitúa las adua­nas en el Ebro o le impi­de –fue­ro de Biz­kaia-la sali­da del hie­rro del pais. Será este sec­tor de la oli­gar­quía, pro­ta­go­nis­ta del nacio­na­lis­mo eco­nó­mi­co espa­ñol, el poten­te dina­mi­za­dor del moderno esta­do de la Res­tau­ra­ción quien, a la vez que sus dos enemi­gos his­tó­ri­cos, el movi­mien­to obre­ro revo­lu­cio­na­rio y el nacio­na­lis­mo vas­co ini­cial, que cua­ja en los sec­to­res popu­la­res en retro­ce­so- cam­pe­si­na­do-per­de­do­res de la gue­rra, pro­ta­go­ni­zan el esta­lli­do de la nue­va socie­dad vas­ca

Si el nacio­na­lis­mo cos­ti­tu­cio­nal espa­ñol de 1812 había ini­cia­do una pri­me­ra quie­bra que abre la alter­na­ti­va car­lis­ta-pro­to­na­cio­na­lis­ta; y la Res­tau­ra­ción espa­ño­la, con la abo­li­ción foral de 1876, dá paso a un nacio­na­lis­mo polí­ti­ca­men­te con­fi­gu­ra­do. El fas­cis­mo con la supre­sión de las míni­mas liber­ta­des, jun­to con la per­se­cu­ción explí­ci­ta a “pro­vin­cias trai­do­ras”, crea la quie­bra final de esta­do en Eus­kal-Herria, que defi­ni­ti­va­men­te sabe que nada pue­de espe­rar de un esta­do que pre­ten­de la des­apa­ri­ción de la iden­ti­dad vas­ca.

Ya en las dos car­lis­ta­das se habían pro­du­ci­do for­mu­la­cio­nes inde­pen­den­tis­tas, como narra el zube­ro­ta­rra Agus­tin Xao en su “Via­je a Nava­rra duran­te la insu­rrec­ción de los vas­cos” (1830−1835) con su inter­pre­ta­ción inde­pen­den­tis­ta del car­lis­mo vas­co, o en pro­cla­mas escri­tas en “El Cuar­tel Real” al fin de la segun­da gue­rra lla­man­do a la inde­pen­den­cia ante la pro­ba­ble derro­ta del car­lis­mo ( tex­tos reco­gi­dos por el his­to­ria­dor de Bour­deos V. Gar­men­dia). Se pro­du­cen posi­cio­na­mien­tos inde­pen­den­tis­tas que son repre­sa­lia­dos por el man­do car­lis­ta. Son ini­cios del protonacionalismo.vasco.

Y la Biz­kaia de fina­les del XIX tras la pér­di­da de la gue­rra y de los fue­ros, entre los mine­ros (“ateos y maketos”)y los nue­vos jauntxos de la moder­na indus­tria viz­cai­na, es el medio en que flo­re­ce el “biz­kai­ta­rris­mo” de Sabino Ara­na ‚que cua­ja inme­dia­ta­men­te con más fuer­za –a pesar de su debi­li­dad his­tó­ri­ca ‑que el “napar­ta­rris­mo euskaro”de Artu­ro Cam­pion. No es capri­cho de la his­to­ria. Es el resul­ta­do de las con­tra­dic­cio­nes polí­ti­cas y cul­tu­ra­les (expre­sión de la lucha de cla­ses) sur­gi­das en las des­igual­da­des eco­nó­mi­cas de la revo­lu­ción indus­trial.

El retorno a la Euz­ka­di de la liber­tad per­di­da en 1839 como pers­pec­ti­va en el pri­mer nacio­na­lis­mo ‚jun­to con el com­po­nen­te bur­gues fora­lis­ta de algu­nos de los pri­me­ros nacio­na­lis­tas ( Sota y el gru­po de los eus­ka­le­rria­cos) mar­ca­rán con el con­tra­pun­to del posi­bi­lis­mo, la his­to­ria del movi­mien­to nacio­na­lis­ta, que se move­rá en la dia­léc­ti­ca entre el radi­ca­lis­mo ara­nis­ta, man­te­ni­do por Luis Ara­na, y el opor­tu­nis­mo de Sota y Kirz­kitza, que apor­ta­ron al par­ti­do jun­to a su revis­ta y medios elec­to­ra­les, un prag­ma­tis­mo que cues­tio­na la uto­pía inde­pen­den­tis­ta. La esci­sión Par­ti­do-Comu­nión (1916) mar­ca la linea divi­so­ria que expli­ca las cir­cun­va­la­cio­nes del nacio­na­lis­mo vas­co. Así nace­rá el Jagi-jagi de Eli Gallas­te­gi y Tri­fón Etxe­ba­rria que com­pa­gi­nan el radi­ca­lis­mo nacio­na­lis­ta ini­cial con el pro­gre­sis­mo, como se mani­fies­ta en las alian­zas pun­tua­les con los pri­me­ros comu­nis­tas vas­cos .

La con­tra­dic­ción plan­tea­da por el nacio­na­lis­mo vas­co a prin­ci­pios del siglo XX, se mani­fies­ta en los extre­mos socia­les de la socie­dad vas­ca de la épo­ca. En el movi­mien­to obre­ro coin­ci­de con las dos ten­den­cias, que mar­ca­rán la esci­sión entre la Segun­da y Ter­ce­ra Inter­na­cio­nal.; entre quie­nes asu­men el esta­do y su trans­for­ma­ción des­de aden­tro-social­de­mó­cra­tas- y los comu­nis­tas que plan­tean la des­truc­ción del esta­do bur­gués.

El año 1918 sale ele­gi­do Inda­le­cio Prie­to dipu­tado por Bil­bao con el apo­yo de la Liga Monár­qui­ca. La coyun­tu­ra pro­vo­ca el enfren­ta­mien­to con quie­nes como Facun­do Pere­za­gua-fun­da­dor del socia­lis­mo viz­caino y Perez Solis posi­cio­na­dos con­la 3ª Inter­na­cio­nal se opo­nen a las “razo­nes de esta­do” asu­mi­das en la estra­te­gia de la dere­cha monar­qui­ca de blo­quear al nacien­te nacio­na­lis­mo. Los socia­lis­tas ini­cia­rán la tra­di­ción de apos­tar por las “razo­nes de esta­do”.

En el mun­do comu­nis­ta, a la vez que se ha ini­cia­do un pro­ce­so de crea­ción de una orga­ni­za­ción vas­ca, en los deba­tes ini­cia­dos en las revis­tas Boche­vis­mo y Eus­ka­di Roja por Ara­na­ga, Zapi­rain, Asti­ga­rra­bia…( ¿indu­ci­dos por el deba­te Mau­rin Nin?).La Inter­na­cio­nal Comu­nis­ta, en car­ta de su por­ta­voz Manuilsky plan­tea “el obje­ti­vo del Par­ti­do Comu­nis­ta es el de crear sobre las rui­nas del esta­do espa­ñol la libre fede­ra­ción ibé­ri­ca de repú­bli­cas obre­ras y cam­pe­si­nas de Cata­lu­ña, Vas­co­nia, Espa­ña, Gali­cia y Por­tu­gal”. En Junio de 1935 nace la orga­ni­za­ción “Par­ti­do Comu­nis­ta de Eus­ka­di” con la estra­te­gia “la libe­ra­ción nacio­nal y social de Euz­ka­di” ya for­mu­la­da en la Pla­ta­for­ma vas­co-nava­rra de1933. En la gue­rra civil 17 bata­llo­nes comu­nis­tas vascos(2ªfuerza vas­ca) inte­gra­ron Eus­ko Guda­ros­tea.

La gue­rra civil y la con­si­guien­te repre­sión de la dic­ta­du­ra fran­quis­ta, cie­rran pro­ce­sos abier­tos. La resis­ten­cia anti­fran­quis­ta, en par­te con­di­cio­na­da al éxi­to alia­do en la Segun­da Gue­rra Mun­dial, jun­to con accio­nes arma­das heroicas,de rela­ti­vo éxi­to, tie­ne momen­tos como la Pri­me­ra Huel­ga Gene­ral con­tra el fran­quis­mo, con­vo­ca­da por el Gobierno Vas­co en 1947. Pero la dic­ta­du­ra apun­ta­la­da por USA, en su común lucha con­tra el comu­nis­mo; aca­ba sien­do reco­no­ci­da, ante la inca­pa­ci­dad de una opo­si­ción que duer­me en sus cuar­te­les de invierno (PSOEy PNV) o lucha en clan­des­ti­ni­dad, des­pe­ga­da del apo­yo popu­lar. Se per­dió una opor­tu­ni­dad , trun­ca­da por “razo­nes de esta­do” USA

Si el nacio­na­lis­mo cos­ti­tu­cio­nal espa­ñol de 1812 había ini­cia­do una pri­me­ra quie­bra que abre la alter­na­ti­va car­lis­ta-pro­to­na­cio­na­lis­ta; y la Res­tau­ra­ción espa­ño­la, con la abo­li­ción foral de 1876, dá fuer­zas a un nacio­na­lis­mo polí­ti­ca­men­te con­fi­gu­ra­do; el fas­cis­mo con la supre­sión de las míni­mas liber­ta­des, jun­to con la per­se­cu­ción explí­ci­ta a “pro­vin­cias trai­do­ras”, crea la quie­bra final de esta­do en Eus­kal-Herria, que defi­ni­ti­va­men­te sabe que nada pue­de espe­rar de un esta­do que pre­ten­de la des­apa­ri­ción de la iden­ti­dad vas­ca.

Con ETA rena­ce a fina­les de los cin­cuen­ta, en nue­vos sec­to­res popu­la­res, la ilu­sión de un enfren­ta­mien­to al esta­do, ini­cian­do con las coor­de­na­das de “libe­ra­ción nacio­nal y social”un pro­ce­so de rup­tu­ra y auto­de­ter­mi­na­ción pro­ta­go­ni­za­do por el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. Es el ini­cio del movi­mien­to inde­pen­den­tis­ta vas­co (MLNV) que, supera la acti­tud de la vie­ja resis­ten­cia posi­bi­lis­ta. La resis­ten­cia pasa a la ofen­si­va. La nue­va estra­te­gia de inde­pen­den­cia y socia­lis­mo, supera dia­léc­ti­ca­men­te vie­jas con­tra­dic­cio­nes, ini­cian­do las rai­ces de la auto­de­ter­mi­na­ción, se avan­za en nue­vos fren­tes de lucha, con todas las difi­cul­ta­des de la clan­des­ti­ni­dad, pese a la mar­gi­na­ción y per­se­cu­ción, ha cua­ja­do en un sec­tor fuer­te­men­te mili­tan­te y nume­ro­so de la socie­dad vas­ca ‚que en los seten­ta hizo des­per­tar un nacio­na­lis­mo ale­tar­ga­do, en las luchas soli­da­rias con­tra la repre­sión. Este movi­mien­to reco­ge la volun­tad frus­tra­da de rup­tu­ra en aque­lla TRANSICIÓN del 77 en que los par­ti­dos his­tó­ri­cos de la opo­si­ción de izquier­das y del nacio­na­lis­mo jel­ki­de, no estu­vie­ron a la altu­ra del momen­to his­tó­ri­co.

En 1977 se cele­bra­rían las elec­cio­nes que asen­ta­ban la refor­ma polí­ti­ca de Espa­ña. Los pode­res del Esta­do pre­ten­dían y con­si­guie­ron, una tran­si­ción sin rup­tu­ra de la dic­ta­du­ra a la actual demo­cra­cia vigi­la­da, como suce­dió con la aquies­cen­cia de la izquier­da espa­ño­la, núcleos de las Jun­ta y Con­ver­gen­cia demo­crá­ti­cas, y de los nacio­na­lis­mos bur­gue­ses, que renun­cia­ron a la rup­tu­ra.

Las elec­cio­nes espa­ño­las de 1977 sen­ta­rían las bases polí­ti­cas, jurí­di­cas y eco­nó­mi­cas del “moderno esta­do español”.Ante la impor­tan­cia polí­ti­ca que tenían aque­llas elec­cio­nes, y con el obje­ti­vo de desa­rro­llar una estra­te­gia con­jun­ta a favor de la rup­tu­ra demo­crá­ti­ca, ETA pro­pi­ció un pro­ce­so de deba­te entre las fuer­zas polí­ti­cas aber­tza­les ( XIBERTA.)

Toma­ron par­te la coor­di­na­do­ra KAS ( naci­da el 75, ETA(m),LAIA, LAK, EHAS y LAB), y EAJ-PNV. La pro­pues­ta de KAS era no acu­dir a unas elec­cio­nes que con­di­cio­na­ban el futu­ro con­ge­lan­do los eter­nos pro­ble­mas , la demo­cra­cia y la sobe­ra­nía nacio­nal expre­sa­das en el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción, que más tar­de pro­pon­dría la nue­va H.B. en su pro­pues­ta esta­tu­ta­ria. ETA(pm) y EIA se uni­rán pos­te­rior­men­te al Esta­tu­to de Ger­ni­ka

EAJ-PNV recha­zó la posi­bi­li­dad de alcan­zar un acuer­do entre aber­tza­les y deci­dió dejar al mar­gen la rei­vin­di­ca­ción del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción y nego­ció con el esta­do espa­ñol el Esta­tu­to de Ger­ni­ka. ETA(pm) y EIA se uni­rán pos­te­rior­men­te al Esta­tu­to de Ger­ni­ka. Así se per­dió lo que pudo haber sido una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca para la recu­pe­ra­ción de la sobe­ra­nía vas­ca, Una vez más el PNV asu­mió, des­de su his­tó­ri­ca ambi­güe­dad, una posi­ción tac­ti­cis­ta apos­tan­do por pac­tar un esta­tu­to, en la vía cons­ti­tu­cio­nal, con quie­nes jamás lo cum­pli­rían. Y aquí esta­mos.

La socie­dad vas­ca no acep­tó la Cons­ti­tu­ción ( úni­ca­men­te el 34,9% dijo si ) Esta Cons­ti­tu­ción es hoy la base del mar­co jurí­di­co-polí­ti­co vigen­te en nues­tro pue­blo duran­te los últi­mos 30 años.

El 25 de octu­bre de 1979 se votó el Esta­tu­to de Ger­ni­ka. El MLNV soli­ci­tó la abs­ten­ción. Sólo par­ti­ci­pó el 53% del cen­so, la abs­ten­ción fue del 47% (644.000). En todo caso, como fue­ron más quie­nes dije­ron sí (831.000) que no (47.000), se dio por apro­ba­do el Esta­tu­to. En Nafa­rroa (nuclear) el “ame­jo­ra­mien­to del fue­ro” se dic­tó sin con­sul­tar al pue­blo nava­rro..

Y lue­go la amnis­tía del 77, y 1448 pre­sos en el 78 , y los para­po­li­cia­les (ATE, BBE,.. GAL) con­ti­núan, y el PLAN ZEN; y el Pac­to de Aju­ria Enea y cie­rres de perió­di­cos, ile­ga­li­za­cio­nes , y LIZARRA-GARAZI …y el actual PACTO DE ESTADO (PP,PSOE…) que con­fir­ma en su “estra­te­gia de defen­sa pre­ven­ti­va” y la ver­da­de­ra natu­ra­le­za poli­cial del “esta­do vic­ti­mis­ta espa­ñol.”

El antro­pó­lo­go Julio Caro Baro­ja afir­ma “la his­to­ria del pue­blo vas­co es la his­to­ria de la vio­len­cia”. Esta gené­ri­ca afir­ma­ción resu­me jun­to a la agre­si­va inci­den­cia de domi­na­cio­nes exter­nas, la incues­tio­na­ble resis­ten­cia de un pue­blo que sin­tien­do en eus­ka­ra, auto­or­ga­ni­zan­do­se en auzo­lan , cola­bo­ran­do valle a valle, par­ti­ci­pan­do de las pro­pie­da­des comu­na­les ‚hacien­do de las cos­tum­bres ley y auto­or­ga­ni­zán­do­se para defen­der esta iden­ti­dad . Esto venía suce­dien­do ya en nues­tros pri­me­ros cono­ci­mien­tos his­tó­ri­cos; y sigue suce­dien­do.

Razo­nes hay en la his­to­ria para blin­dar nues­tra iden­ti­dad ( 1)

3 – Razón inme­dia­ta

La his­to­ria que no tuvo su fin con la cai­da del muro, no ter­mi­na­rá con la pre­sen­te cri­sis que hace tem­blar ins­ti­tu­cio­nes, pode­res finan­cie­ros, esta­dos, polí­ti­cos, socia­li­zan­do el páni­co con sus voce­ros.

El naci­mien­to de esta cri­sis de sobre­pro­duc­ción (2) que ini­cia­ba la cai­da de tasa de ganan­cia en los seten­ta , agra­va­da por la cri­sis del petró­leo y foca­li­za­da en la cai­da de las side­rur­gias, indus­tria naval y bie­nes de equi­po, tuvie­ron en Eus­kal Herria su reac­ción en las gran­des huel­gas gene­ra­les y pos­te­rior­men­te en la ini­cia­ti­va de un pue­blo tra­ba­ja­dor que recrea su teji­do pro­duc­ti­vo superan­do méto­dos, pro­duc­tos y depen­den­cias de la vie­ja autar­quia, has­ta situar­se eco­no­mi­ca­men­te jun­to a los pai­ses de1ª línea euro­pea, con una estruc­tu­ra pro­duc­ti­va muy simi­lar a la ale­ma­na.

La ola de la cri­sis nos ha lle­ga­do des­de el exte­rior, como otros tan­tos virus que colap­san el desa­rro­llo de los pue­blos. Y nadie como la inter­na­cio­nal finan­cie­ra para socia­li­zar – a tra­vés­de los esta­dos-las des­co­mu­na­les deu­das finan­cie­ras.

Tres cues­tio­nes nos impor­tan de la actual cri­sis mun­dial.

1‑Cuestionamiento radi­cal del mode­lo de pro­duc­ción capi­ta­lis­ta

2‑La nue­va peda­go­gía social.

3‑Respuesta de E.H.

1‑El capi­ta­lis­mo es cri­sis por sis­te­ma. Nece­si­ta cam­biar la iden­ti­dad de lxs tra­ba­ja­dorxs para crear el sumi­so ejér­ci­to que cam­bie su vida por sala­rio. Nece­si­ta crear un entra­ma­do jurí­di­co polí­ti­co, ideo­ló­gi­co, cul­tu­ral en resu­men Esta­do Moderno que com­ple­ta la labor de ena­je­na­ción del pro­ce­so depro­duc­ción . Y nece­si­ta cre­cer ili­mi­ta­da­men­te , arra­sar natu­ra­le­za, pue­blos y huma­ni­dad. Caos

Nadie en estos momen­tos, ni esta­dos ni ideo­lo­gías ‚inclui­das izquier­das se cues­tio­nan el mode­lo de pro­duc­ción. Por ello se plan­tean las solu­cio­nes a la cri­sis exclu­si­va­men­te en el terreno del capi­tal varia­ble (sala­rios direc­tos, dife­ri­dos….) sin tocar la pro­pie­dad de las plus­va­lias en don­de ‑aquí radi­ca la espe­ci­fi­ci­dad de esta cri­sis – el pro­ta­go­nis­mo jun­to con gran par­te del capi­tal cons­tan­te (pro­duc­ti­vo) se des­pla­za hacia el capi­tal finan­cie­ro, crean­do una eco­no­mía pira­midal vir­tual ‚que colo­ca en la cima de la”globalización” un super­es­ta­do que pone en cues­tión la ver­da­de­ra natu­ra­le­za de los “esta­dos demo­crá­ti­cos” (socia­les y de dere­cho) y la impo­si­bi­li­dad real del espe­jis­mo key­ne­siano que fué sólo posi­ble en la fase ascen­den­te de post­gue­rra y ante la com­pe­ten­cia social del blo­que socia­lis­ta. En resu­men que se tra­ta de una cri­sis estruc­tu­ral agra­va­da por el esta­lli­do de la bur­bu­ja finan­cie­ra ali­men­ta­da en la cri­sis y trans­mi­ti­da por los esta­dos sumi­sos de USA y Euro­pa, fie­les a las ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras (FMI, BM, Agen­cias cali­fi­ca­do­ras…) (1)

2‑la nue­va peda­go­gía social es la radi­cal evi­den­cia con que se ha pues­to al des­nu­do el sis­te­ma. La éti­ca indig­na­ción cre­cien­te que pro­du­cen el paro sal­va­je, con­ge­la­ción de sala­rios, cie­rres, pre­ca­rie­dad y pobre­za pro­gre­si­va jun­to a into­ca­bles gas­tos públi­cos inne­ce­sa­rios, ren­tas into­ca­bles . Y para ter­mi­nar como pun­to final se evi­den­cia la reali­dad­de unos esta­dos títe­res, meros espec­ta­do­res de la impo­si­ción finan­cie­ra que ter­mi­na cam­bian­do uni­la­te­ral­men­te gobier­nos demo­cra­ti­ca­men­te ele­gi­dos (Gre­cia e Ita­lia). La vie­ja Euro­pa de los esta­dos ‚sumi­sa al impe­rio, ya no aquel “mode­lo de liber­ta­des”. Y se aho­ga entre sus vie­jas razo­nes de esta­do y las nue­vas refe­ren­cias del poder.

Ha que­da­do cla­ro para todos: nada que ver entre pue­blos y esta­do demo­crá­ti­co, nada que ver entre pue­blos libres e ins­ti­tu­cio­nes demo­crá­ti­cas que huyen de la demo­cra­cia direc­ta como el dia­blo del agua ben­di­ta.

En esta fase de lucha de cla­ses que inva­de el mun­do ante la cri­sis; la ini­cia­ti­va feroz vie­ne des­de arri­ba, des­de el gran poder, que ya no nece­si­ta de las vie­jas ban­das fas­cis­tas. Le valen los esta­dos diri­gi­dos por con­ser­va­do­res o social­de­mó­cra­tas. Los de aba­jo tene­mos una ven­ta­ja ; lo hemos vis­to todo. Pero has­ta el momen­to en nues­tro entorno euro­peo sola­men­te algu­nos ejem­plos de resis­ten­cia popu­lar (en Gre­cia, Fran­cia) dis­con­ti­nuas y des­igua­les movi­li­za­cio­nes, a veces ange­li­ca­les , de indig­na­dos han sido la des­igual con­tes­ta­ción al gran atra­co de las deu­das finan­cie­ras. Y el peque­ño pue­blo de 300.000 habi­tan­tes de Islan­dia se nie­ga a pagar las deu­das de sus ban­cos y tras con­tro­lar su esta­do nos ha dado un sin­gu­lar ejem­plo de resis­ten­cia vic­to­rio­sa. ¿Ven­ta­jas de los peque­ños?

Para noso­tros es evi­den­te que: nues­tro esta­do no es com­pa­ti­ble con el sis­te­ma , como pudie­ra pre­ten­der­se des­de blan­das ideo­ló­gías que recla­man un esta­do de bien­es­tar ya cadu­ca­do en su sis­te­ma. Y que nues­tro esta­do logi­ca­men­te no ven­drá rega­la­do como las recien­tes repu­bli­cas bál­ti­cas, balcánicas….Hoy la hege­mo­nía ideo­ló­gi­ca y social del MLNV cuen­ta con el vien­to a favor, peda­go­gía de la cri­sis, que le colo­ca en la posi­ción ópti­ma para ini­ciar la rup­tu­ra defi­ni­ti­va de Eus­kal-Herria.

3‑En E.H. Hemos arran­ca­do con tres huel­gas gene­ra­les, con­tra el Esta­do, con­tra la patro­nal y con­tra los sin­di­ca­tos cola­bo­ra­cio­nis­tas. No se ha movi­li­za­do como en las his­tó­ri­cas de los seten­ta y ochen­ta. No hemos apun­ta­do al cora­zón del enemi­go. Posi­ble­men­te no aca­ba­mos de ana­li­zar el ori­gen de una situa­ción que tene­mos que asu­mir para tomar la ola que nece­sa­ria­men­te se está crean­do y des­de una situa­ción que algu­nos vie­ron de lejos, vol­car la fuer­te marea huma­na acu­mu­la­da en lar­gos años de lucha con­tra sis­te­ma y esta­do para cons­truir la alter­na­ti­va. La nece­si­dad mar­ca el camino. Noso­tros con noso­tros mis­mos.

4 – El suje­to de la razón

Empe­za­re­mos por afir­mar que un esta­do es algo ajeno al pue­blo, con­se­cuen­cia de las con­tra­dic­cio­nes entre sec­to­res domi­nan­te y domi­na­dos.

Para quie­nes nos hemos pro­pues­to lle­gar has­ta el final en la lucha por todas las liber­ta­des; no pode­mos recha­zar ni miti­fi­car cual­quier méto­do y medio de lucha para lle­gar a la meta. Y nues­tro esta­do será “el últi­mo hie­rro” has­ta la PAZ y la LIBERTAD (tota­les). Así lo espe­ra­ba Lenin en 1917 cuan­do insi­nua­ba la des­apa­ri­ción de aquel esta­do (lue­go mons­truo) que pro­gre­si­va­men­te ten­dría que ser disuel­to y sus­ti­tui­do por los tra­ba­ja­do­res. Eus­kal Herria nece­si­ta su espa­cio de liber­tad y nece­si­ta blin­dar­lo. Nos ale­gra la ima­gi­na­ción aque­lla refe­ren­cia de Lenin sobre la Comu­na de Paris “La comu­na con­vir­tió en reali­dad el tópi­co de todas las revo­lu­cio­nes bur­gue­sas, que es un gobierno bara­to al des­truir las dos gran­des fuen­tes de gas­tos; el ejér­ci­to per­ma­nen­te y la buro­cra­cia de esta­do”.

Lle­ga­rá el momen­to para con­cre­tar rup­tu­ras, situa­cio­nes no pre­vis­tas y tác­ti­cas cam­bian­tes y siem­pre en rela­ción de las con­di­cio­nes obje­ti­vas y la nece­sa­ria masa crí­ti­ca social para hacer impa­ra­ble el sal­to rup­tu­ris­ta . El tiem­po , siem­pre dis­con­ti­nuo, que tie­ne un com­po­nen­te sub­je­ti­vo pue­de cam­biar ver­ti­gi­no­sa­men­te. Lo está hacien­do en todo el mun­do y en Eus­kal Herria.

Pero ¿Es posi­ble hoy y aquí, en medio de la metró­po­li euro­pea, cons­truir un esta­do que sir­va para blin­dar hacia aden­tro y hacia afue­ra la iden­ti­dad de Eus­kal Herria?

La razón de ser de este apa­ra­to ajeno ‑aun­que favo­ra­ble- a nues­tro pue­blo, no sería la domi­na­ción sino el fin de la domi­na­ción. Afir­ma Grams­ci “Uni­ca­men­te el colec­ti­vo que con­tem­ple como pro­yec­to la des­apa­ri­ción del esta­do y la de si mis­mo, podrá cons­truir un esta­do éti­co, un esta­do en que des­apa­rez­can todas­las con­tra­dic­cio­nes de domi­na­ción” (“Sobre la polí­ti­ca y el Esta­do Moderno”)

Habla­mos de nues­tra vie­ja con­sig­na INDEPENDENCIA (inde­pen­den­cia de domi­na­cio­nes exte­rio­res) y SOCIALISMO (inde­pen­den­cia de domi­na­cio­nes inte­rio­res). En reali­dad habla­mos de dos coprin­ci­pios inse­pa­ra­bles de nues­tra iden­ti­dad nacio­nal.

A nadie que haya esta­do en la lucha se le ocul­tan las enor­mes difi­cul­ta­des de estos con­cep­tos ele­men­ta­les. Por­que se tra­ta de cons­truir des­tru­yen­do ( decons­tru­yen­do le gus­ta más a Derri­da ).

Por otra par­te no se tra­ta de cam­biar todos los refle­jos nues­tras luchas pasa­das. No vamos a empe­zar de cero. Lle­va­mos mas de medio siglo de luchas , con­quis­tas y expe­rien­cias acu­mu­la­das. Lle­va­mos en los genes la idea de “con­tra­po­der” ( el otro poder) que supo­ne la raiz del nece­sa­rio esta­do que nece­si­ta­mos para que nos dejen cons­truir nues­tra nación. El esta­do vas­co tie­ne que salir a la luz de entre noso­tros. Hace tiem­po que se empe­zó a cons­truir resis­tien­do. Ahí tene­mos el recien ini­cia­do pro­ta­go­nis­mo que está desa­rro­llan­do la mayo­ría sin­di­cal vas­ca des­de Liza­rra Gara­zi.

Ya hemos recor­da­do las innu­me­ra­bles for­mas de auto­or­ga­ni­za­ción que han cons­ti­tui­do par­te fun­da­men­tal de nues­tra iden­ti­dad. Si los que siem­pre hemos esta­do aba­jo, con la enor­me mayo­ría, y que tan­to sabe­mos de difi­cul­ta­des y momen­tos posi­bles , no somos posi­bles de mon­tar un esta­do sobe los cimien­tos crea­dos en lucha; es que no pue­de haber esta­do libre en el siglo XXI. En los pocos meses en que com­pa­ñe­ros nues­tros , sin expe­rien­cia ins­ti­tu­cio­nal , gobier­nan ayun­ta­mien­tos se empie­za a sen­tir ese aire fres­co que solo se apren­de en la calle de aba­jo.

No esta­mos en zonas geo­gra­fi­ca­men­te ais­la­das, ni tene­mos una zona de reta­guar­dia y apo­yo ( lo tuvie­ron, los ruso y los chi­nos , no así los cuba­nos). Pese a ello se lle­gó a un empa­te infi­ni­to con “aque­llos méto­dos”. Y hoy tene­mos un movi­mien­to popu­lar que lle­va medio siglo auto­or­ga­ni­zan­do y auto­de­ter­mi­nan­do nues­tro pue­blo. Sabe­mos que tene­mos enfren­te Esta­dos moder­nos nacio­na­lis­tas y en estos momen­tos some­ti­dos a una gigan­tes­ca cri­sis eco­nó­mi­ca, que supera sus sobe­ra­nía y estra­te­gias polí­ti­cas ini­cian­do un perio­do de con­vul­sio­nes socia­les de futu­ro poco pre­vi­si­ble.

Nece­si­ta­mos más ami­gos en la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y espe­cial­men­te en los dos esta­dos veci­nos. Nece­si­ta­mos de la soli­da­ri­dad de los tra­ba­ja­do­res espa­ño­les y fran­ce­ses inci­dien­do en lo que nos une en la lucha con­tra los esta­dos. Pero sabe­mos que este camino, como los ante­rio­res se empie­za con quie­nes más con­fía­mos, NOSOTOS MISMOS.

Me refe­ría al PUEBLO TRABAJADOR VASCO (3) que obje­ti­va­men­te es esa mayo­ría de pobla­ción asa­la­ria­da cer­ca­na al millon (estra­ti­fi­ca­da y pro­gre­si­va­men­te cam­bian­te, que requie­re un estu­dio para este aná­li­sis en la actual coyun­tu­ra) con un fuer­te núcleo , que se tra­du­ce en mayo­ría sin­di­cal más acti­va y con CONCIENCIA NACIONAL DE CLASE.

La “con­cien­cia nacio­nal de cla­se” témino acu­ña­do a fina­les de los sesen­ta expre­sa aquí y aho­ra aque­lla idea expre­sa­da por Marx cuan­do en la Crí­ti­ca al Pro­gra­ma de Gotha afir­ma que “la cla­se tra­ba­ja­do­ra tien que cons­ti­tuir­se en cla­se nacio­nal para desa­rro­llar su lucha revo­lu­cio­na­ria”. Sería pro­pio de una estra­te­gia aje­na al tiem­po y el espa­cio no asu­mir esta reali­dad. Sue­le ocu­rrir con des­via­cio­nes meta­fí­si­cas de la izquier­da con­tem­pla­ti­va. La reali­dad que expre­sa­ba “Xabi” al for­mu­lar el “hete­ro­do­xo con­cep­to” no es otra que la evi­den­cia de un movi­mien­to obre­ro alter­na­ti­vo en Eus­kal Herria que nada tie­ne que ver con la de Espa­ña y Fran­cia. Nacio­nal y de cla­se (inde­pen­den­cia y socia­lis­mo) son los com­po­nen­tes fun­da­men­ta­les del cemen­to revo­lu­cio­na­rio de Eus­kal Herria, que no ten­drían vali­dez por sepa­ra­do. Son las con­tra­dic­cio­nes Prin­ci­pal (E.H. Con esta­dos veci­nos) y Fun­da­men­tal (lucha de cla­ses) ya asu­mi­das por el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio vas­co en el camino de la Iden­ti­dad Nacio­nal. La una sin la otra ten­drían la tris­te sali­da de una auto­no­mía social­re­for­mis­ta. Es una apor­ta­ción del movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio vas­co a la teo­ría mar­xis­ta que vie­ne ava­la­da por el pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción ini­cia­do hace medio siglo por el MLNV.

Posi­ble­men­te exis­tan ten­ta­cio­nes en sec­to­res opti­mi­za­dos por posi­bles éxi­tos ins­ti­tu­cio­na­les, que pre­vi­si­ble­men­te apo­ya­do en sec­to­res posi­bi­lis­tas, dejan­do ”uto­pías”, por el opor­tu­nis­mo que con­duz­ca hacia una via muer­ta poco más allá de Mal­tza­ga.

Quie­ne pre­ten­dan , den­tro de lo vie­jo, cons­truir un esta­do vas­co alter­na­ti­vo, sin cues­tio­nar un sis­te­ma eco­nó­mi­co y un mode­lo social que irre­mi­si­ble­men­te con­du­ce a lo que hoy esta­mos pade­cien­do, des­co­no­cen la reali­dad de la his­to­ria, o for­mu­lan con opor­tu­nis­mo una inde­pen­den­cia que no creen posi­ble.

La lucha por la hege­mo­nía ideo­ló­gi­ca den­tro y fue­ra del movi­mien­to popu­lar es la cla­ve para que las luchas liber­ta­rias de Eus­kal Herria no aca­ben en el anec­do­ta­rio de la his­to­ria. El MLNV no nació para con­se­guir “mejo­ras socia­les y auto­nó­mi­cas”. Ese via­je a nin­gu­na par­te no nece­si­ta­ba tan­to sacri­fi­cio.

Cuan­do Lenin iden­ti­fi­ca­ba el nue­vo esta­do de tran­si­ción, con los “obre­ros arma­dos” habla­ba de la nece­si­dad de blin­dar las con­quis­tas revo­lu­cio­na­rias y del sec­tor deci­si­vo (colum­na ver­te­bral) del pue­blo para diri­gir y man­te­ner el pro­ce­so.

El movi­mien­to popu­lar tie­ne que seguir asu­mien­do la expon­ta­nei­dad de todas las luchas liber­ta­rias dán­do­les una sali­da estra­té­gi­ca como ense­ña la his­to­ria. Y a su vez, sigue urgien­do más que nun­ca de esa direc­ción que reco­ja el aire fres­co de las nece­si­da­des popu­la­res y coor­di­ne con espe­cial agi­li­dad todas las luchas para gol­pear en el momen­to y pun­to que abra el camino de la libe­ra­ción.

4 – El momen­to pue­de estar lle­gan­do

Decía Grams­ci que la revo­lu­ción rusa se había hecho con­tra “El Capital.”Posiblemente el fun­da­dor del Part­ti­do Comu­nis­ta ita­liano no había lei­do­las refle­xio­nes tar­días de Marx y Engels en sus car­tas a Vera Zasu­lich, en los que con­fir­man ‑escán­da­lo para orto­do­xos- que las eta­pas de los pro­ce­sos no han de ser repe­ti­bles, ni los tiem­pos son con­ti­nuos. Es una entra­da más para afir­mar que cada revo­lu­ción es ori­gi­nal, que no exis­ten meca­nis­mos uni­ver­sa­les y que la sub­je­ti­vi­dad revo­lu­cio­na­ria así como la rup­tu­ra son abso­lu­ta­men­te impres­cin­di­bles para cons­truir un esta­do nue­vo.

Una vez más la his­to­ria pue­de ofre­cer­nos expe­rien­cias para­le­las.

En los últi­mos años del siglo XIX y tras más de una déca­da de clan­des­ti­ni­dad, el par­ti­do social­de­mó­cra­ta (PSD) ale­mán con­ta­ba con una pode­ro­sa orga­ni­za­ción obre­ra que, tras su lega­li­za­ción, obtu­vo impor­tan­tes resul­ta­dos elec­to­ra­les, en un esce­na­rio de fuer­te cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.
Has­ta 1894 su polí­ti­ca par­la­men­ta­ria había sido “ni un hom­bre, ni un cen­ta­vo para el sis­te­ma” enten­dien­do que los pre­su­pues­tos públi­cos, con­tri­bui­dos por los tra­ba­ja­do­res, se apli­ca­ban a man­te­ner con­tra ellos la domi­na­ción del Esta­do capi­ta­lis­ta ale­mán. En el Con­gre­so del PSD de ese año fue­ron derro­ta­das las posi­cio­nes que exi­gían prohi­bir a sus repre­sen­tan­tes ins­ti­tu­cio­na­les votar a favor de cual­quier pre­su­pues­to fede­ral, pro­vin­cial o muni­ci­pal. El sec­tor refor­mis­ta enca­be­za­do por Berns­tein , influi­dos por una inter­pre­ta­ción deter­mi­nis­ta de la his­to­ria (ins­pi­ra­ción neo­kan­tia­na) que con­se­cuen­te­men­te se reser­va­ban el papel de espec­ta­do­res ante el pro­gre­so mecá­ni­co de la his­to­ria plan­tea­ron en el seno del PSD:

1‑que la revo­lu­ción era impo­si­ble e inne­ce­sa­ria

2‑La cons­truc­ción del socia­lis­mo median­te refor­mas par­cia­les y mejo­ras suce­si­vas con­se­gui­das median­te la lucha par­la­men­ta­ria y sin­di­cal.

Rosa Luxem­bur­go res­pon­de a Berns­tein ense­ñan­do a sumar , dialécticamente:¿Podemos con­tra­po­ner la revo­lu­ción social, la trans­for­ma­ción del orden impe­ran­te – nues­tro obje­ti­vo final – a la refor­ma social? De nin­gu­na manera..….Entre la refor­ma social y la revo­lu­ción exis­te, para la social­de­mo­cra­cia, un víncu­lo indi­so­lu­ble. La lucha por refor­mas es el medio; la revo­lu­ción social, el fin”.

Aque­llos con­tem­pla­ti­vos de la his­to­ria los social­de­mó­cra­tas, o los post­mo­der­nos del pen­sa­mien­to blan­do (Hard & Negri) asu­mie­ron devo­ta­men­te el par­la­men­ta­ris­mo has­ta acep­tar sumi­sa­men­te el esta­do bur­gues para ter­mi­nar posi­cio­nan­do­se con­tra toda la cla­se tra­ba­ja­do­ra de Euro­pa apro­ban­do los pre­su­pues­ta de gue­rra del gobierno ale­man en 1914

Hoy la social­de­mo­cra­cia ante la cri­sis , sigue fiel a su fata­lis­mo apro­ban­do con prag­ma­tis­mo todas las medi­das res­tric­ti­vas que impo­nen “los mer­ca­dos”.

La prin­ci­pal ense­ñan­za de los momen­tos his­tó­ri­cos es la del movi­mien­to des­igual y dia­léc­ti­co de la reali­dad . La reali­dad, no es, sino que “está sien­do” o mejor “la esta­mos hacien­do”.

Pre­vi­si­ble­men­te dado el ini­cio de la cri­sis, lar­ga­men­te dife­ri­do por la mani­pu­la­ción finan­cie­ra que des­de los años ochen­ta ini­ció el des­pla­za­mien­to de las gran­des reser­vas de capi­tal pro­duc­ti­vo hacia el jue­go finan­cie­ro, y que dió en las suce­si­vas bur­bu­jas que des­de el 2007 revien­tan en cade­na. Todo ello y a la luz de los suce­si­vos gol­pes de la deu­da euro­pea, indu­ce a pen­sar en un muy lar­go perio­do des­cen­den­te.

Las pri­me­ras con­se­cuen­cias polí­ti­cas gra­ves trai­das por las pri­me­ras inter­ven­cio­nes des­de “arri­ba” en los “esta­do democráticos”nos sugie­ren una pers­pec­ti­va de pro­gre­si­va cri­sis socio­po­lí­ti­ca en la que pue­den pre­veer­se situa­cio­nes ines­pe­ra­das (inter­ven­cio­nes poli­cia­les, vacíos de poder… y gigan­tes­cas res­pue­tas socia­les ).

Noso­tros sabe­mos que al capi­ta­lis­mo no se le dis­cu­te. Se le des­tru­ye. Nues­tro camino pasa por la des­truc­ción en Eus­kal-Herria del poder de los mono­po­lios eco­no­mi­cos de los esta­dos veci­nos así como la inge­ren­cia del capi­tal finan­cie­ro alque obe­de­cen. Es el paso para la des­truc­cion de los esta­dos espa­ñol y fran­cés en Eus­kal-Herria.

No situar­se en este con­tes­to real y comen­zar a diri­gir los ana­li­sis y reagru­par el suje­to humano nece­sa­rio, en torno a una estra­te­gia fir­me y agil en sus tác­ti­cas, para asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad de la rup­tu­ra; sería una trai­ción a nues­tra his­to­ria, a los nues­tros, a noso­tros mis­mos.

Tene­mos cla­ro que el Esta­do socia­lis­ta de Eus­kal Herria es aho­ra posi­ble , por­que es nece­sa­rio y la mayo­ria social de nues­tro pue­blo lo que­re­mos.

Hay mucha difi­cul­tad para avan­zar des­de nues­tro espa­cio repar­ti­do en tres reali­da­des ins­ti­tu­cio­na­les poli­ti­ca y juri­di­ca­men­te dife­ren­tes. Los rit­mos y las bata­llas inter­me­dias son dife­ren­tes. Pero somos un mis­mo pue­blo que ya empie­za a cami­nar con fuer­za en una mis­ma direc­ción con pri­sa y con pacien­cia revo­lu­cio­na­ria.

La otra cara de la pacien­cia revo­lu­cio­na­ria, nece­sa­ria para aco­me­ter sere­na­men­te refor­mas y recons­truc­cio­nes nece­sa­rias (no sufi­cien­tes) , es la espec­ta­ción del momen­to revo­lu­cio­na­rio que expre­sa­ba Lenin en aque­lla fra­se “en la revo­lu­ción lo que no se ha con­se­gui­do en cien años se hace en un dia”.

RESUMIENDO

1‑Los esta­dos se han cons­trui­do con­tra la mayo­ría de la pobla­ción. La razón de ser del Esta­do vas­co es opue­ta a las “razo­nes esta­do” que tris­te­men­te cono­ce­mos en nues­tro entorno domi­nan­te. Y es posi­ble por ser nece­sa­rio un esta­do crea­do por el pue­blo para blin­dar nues­tra iden­ti­dad nacio­nal , nues­tras liber­ta­des con­quis­ta­das que nos han hecho ser.

2‑Euskal Herria a lo lar­go de su his­to­ria, de for­ma cons­cien­te en los últi­mos dos siglos ha levan­ta­do los cimien­tos ideo­ló­gi­cos de la cons­truc­ción nacio­nal que des­de 1959 man­tie­nen el pro­ce­so de auto­de­ter­mi­na­ción (uni­la­te­ral) que han abier­to las puer­tas a una fase deci­di­da a la inde­pen­den­cia

3‑La rup­tu­ra nece­sa­ria con­tra los esta­dos espa­ñol y fran­cés requie­ren una enor­me acu­mu­la­ción de fuer­zas y apo­yos exte­rio­res en una situa­ción crí­ti­ca , como el segu­ra­men­te lar­go ciclo de cri­sis actual. Siem­pre el fac­tor sub­je­ti­vo será lacon­di­ción pri­me­ra del pro­ce­so.

4‑El cemen­to que cohe­sio­ne el blo­que alter­na­ti­vo que tie­ne su núcleo en el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co en esa Con­cien­cia Nacio­nal de Cla­se (Inde­pen­den­cia y Socia­lis­mo) que ya ha comen­za­do a ser hege­mó­ni­ca en todo el movi­mien­to obre­ro y pue­de exten­der­se rapi­da­men­te a las cla­ses popu­la­res , con­ta­gia­das en la sies­ta refor­mis­ta , pero lla­ma­das a rea­li­zar el pro­ce­so de cons­truc­ción nacio­nal defi­ni­ti­vo. Es momen­to de orga­ni­zar­se en torno a una estra­te­gia fir­me que com­pa­ti­bi­li­ce con la agi­li­dad tác­ti­ca en cada coyun­tu­ra. No es posi­ble rea­li­zar este pro­ce­so apar­can­do por razo­nes tác­ti­cas en un pro­ce­so esca­lo­na­do nin­gu­na de los coprin­ci­pios fun­da­men­ta­les que han mar­ca­do nues­tra iden­ti­dad. No es com­pa­ti­ble nues­tro pro­yec­to con la sali­da opor­tu­nis­ta que des­de posi­cio­nes social­de­mó­cra­tas qui­sie­ran jus­ti­fi­car en esta fase del pro­ce­so el apar­ca­mien­to de uno de los coprin­ci­pios (socia­lis­mo-inde­pen­den­cia) . Esta elec­ción a favor de un esta­do de bien­es­tar que ya no es posi­ble en su pro­pio sis­te­ma (ver social­de­mó­cra­tas euro­peos ), sólo con­du­ci­ría hacia una sali­da auto­no­mis­ta den­tro de esta­dos y sis­te­ma.. No sería con el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. No sería­mos noso­tros

5‑La pre­vi­si­ble­men­te lar­ga fase en el ciclo des­den­te de la cri­sis (ini­cia­do en los años seten­ta) es una situa­ción opti­ma en que un MLNV, arma­do ideo­ló­gi­ca­men­te y pro­gre­si­va­men­te orga­ni­za­do; ten­ga la opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca para ini­ciar sal­tos cua­li­ta­ti­vos. Ha lle­ga­do la hora de arran­car y en este mun­do en que todo ha empe­za­do a cam­biar a gran velo­ci­dad; que la coyun­tu­ra nos pille pre­pa­ra­dos.

6‑Con todo lo ante­rior , con fuer­za, orga­ni­za­ción y pacien­cia revo­lu­cio­na­ria esta­mos empe­zan­do el nue­vo camino des­de nues­tro pue­blos y herrial­des; des­de nues­tras tres reali­da­des poli­ti­co-juri­di­cas dife­ren­tes y con el rit­mo que mar­que des­de cada tajo el pue­blo tra­ba­ja­dor sobre la ola de la cri­sis.

NOTAS

( 1 ) Iden­ti­dad: (mis­mi­dad, se es, razón de la exis­ten­cia) = línea dia­léc­ti­ca, pro­yec­to que uni­fi­ca, en tiem­po y espa­cio, lo que ha sido con lo que se quie­re ser, fun­da­men­tan­do la pro­pia exis­ten­cia. Es la RAZÓN DE SER.

Sin iden­ti­dad ¿Qué es la exis­ten­cia?

Pro­pie­dad: (se tie­ne) – ajeno a la iden­ti­dad. La pro­pie­dad exclu­ye

La iden­ti­dad es real­men­te exis­ten­te, la esen­cia es ente de razón

(2) La CRISIS se pro­du­ce en el colap­so de la sobre­pro­duc­ción (en el capi­ta­lis­mo se pro­du­ce para obte­ner ganan­cia al mar­gen de las nece­si­da­des), cuan­do la tasa de plus­va­lía decre­ce brus­ca­men­te (por défi­cit de deman­da) con res­pec­to a la com­po­si­ción orgá­ni­ca del capi­tal (C/​V)( que cre­ce en la medi­da del desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co). A par­tir de esta situa­ción se pro­du­cen los pri­me­ros efec­tos visi­bles (cur­va des­cen­den­te de Tasa de ganan­cia) con la cai­da del PIB y la per­di­da de empleo

TASA de PLUSVALÍA (EXPLOTACIÓN) ( P/​V)- Es la rela­ción entre la plus­va­lía gene­ra­da por el tra­ba­ja­dor y su sala­rio. De otra mane­ra, la rela­ción entre lo que pro­du­ce para el patrón y lo que pro­du­ce para su sala­rio.

Com­po­si­ción orgá­ni­ca del capi­tal ( C /​V ): Es la medi­da de con­cen­tra­ción de capi­tal que supo­ne la rela­ción entre el desa­rro­llo de la empre­sa (capi­tal cons­tan­te) y la masa sala­rial (capi­tal varia­ble).

Rique­za (tra­ba­jo acumulado)=Plusvalía℗ + Salarios(V) + Capi­tal cons­tan­te pro­duc­ti­vo ©+ Ren­tas no productivas(F)

Salario:Parte (míni­ma) del pro­pio tra­ba­jo que per­ci­be el tra­ba­ja­dor

Plus­va­lía: Es el exce­den­te de tra­ba­jo gene­ra­do por el tra­ba­ja­dor y apro­pia­do por el capi­tal = C(cap. Pro­duc­ti­vo+ F (no pro­duv­ti­vo)

Com­po­si­ción orgá­ni­ca del capi­tal ( C /​V ): Es la medi­da de con­cen­tra­ción de capi­tal que supo­ne la rela­ción entre el desa­rro­llo de la empre­sa (capi­tal cons­tan­te) y la masa sala­rial (capi­tal varia­ble).

Tasa de ganan­cia- Medi­da del desa­rro­llo capi­ta­lis­ta . Se mide por la rela­ción entre la plus­va­lía (ganan­cia) total y la inver­sión total.

G = PLUSVALIA /​INVERSIÓN = P /​(C+V) = (P/​V) /​( C/​V +1)

= tasa plus­va­lía /​( comp.org.cap. + 1 )

(3)Pueblo Tra­ba­ja­dor: colec­ti­vo de cla­se obre­ra , explo­ta­dos y mar­gi­na­dos con con­cien­cia nacio­nal y de cla­se ( tér­mino acu­ña­do en 1967 por Xabi E.)

Ciu­da­da­nia: ente social abs­trac­to sin iden­ti­dad sub­je­ti­va­da uti­li­za­da por libe­ra­les, neo , social­de­mócrtas y demás izda. blan­da

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *