A 22 años de la inva­sión nor­te­ame­ri­ca­na, Pana­má se recuer­da de sus cien­tos de muer­tos y des­apa­re­ci­dos

A 22 años de la invasión norteamericana, Panamá se recuerda de sus cientos de muertos y desaparecidosCon­me­mo­rán­do­se 22 años de la acia­ga inva­sión nor­te­ame­ri­ca­na con­tra Pana­má, del 20 de Diciem­bre de 1989, jun­to a los fami­lia­res de los cien­tos de muer­tos y des­apa­re­ci­dos, jun­to a los más de 2000 heri­dos, jun­to a los miles de refu­gia­dos que per­die­ron sus hoga­res, segui­mos exi­gien­do JUSTICIA.

Exi­gi­mos, en pri­mer lugar, una inves­ti­ga­ción ofi­cial e impar­cial que esta­blez­ca la can­ti­dad real y la iden­ti­dad de los caí­dos bajo la metra­lla del impe­ria­lis­mo yan­qui.
Exi­gi­mos, en segun­do lugar, que se les reco­noz­ca a los caí­dos el carác­ter de héroes y már­ti­res sacri­fi­ca­dos en el altar de la sobe­ra­nía de la patria.
Exi­gi­mos, en ter­cer lugar, que se sien­te en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos como cri­mi­na­les de gue­rra al ex pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Geor­ge Bush, padre, y a los mili­ta­res yan­quis res­pon­sa­bles de esa agre­sión.
Exi­gi­mos, final­men­te, que el 20 de Diciem­bre sea decla­ra­do ofi­cial­men­te Día de Due­lo Nacio­nal.
El Movi­mien­to Popu­lar Uni­fi­ca­do (MPU) tam­bién exi­ge que, ante el retorno del ex gene­ral Manuel A. Norie­ga, éste sea enjui­cia­do por las res­pon­sa­bi­li­da­des que tuvo en la vio­la­ción de los dere­chos huma­nos bajo su régi­men y tam­bién por su com­por­ta­mien­to cobar­de y trai­dor duran­te los hechos de la inva­sión, en los que dejó a sus tro­pas libra­das a su suer­te y se entre­gó sin pegar un tiro.
Las víc­ti­mas de la inva­sión y del régi­men mili­tar exi­gen jus­ti­cia. Jus­ti­cia no sólo de Norie­ga, sino de sus cóm­pli­ces y sos­te­ne­do­res: el gobierno de Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca, sus man­dos mili­ta­res del Pen­tá­gono y la agen­cia cen­tral de inte­li­gen­cia (CIA). Con­tra­rio a lo que pre­ten­den hacer creer los medios de comu­ni­ca­ción, los par­ti­dos polí­ti­cos oli­gár­qui­cos y el actual gobierno, Norie­ga no es el úni­co res­pon­sa­ble de los des­ma­nes de su régi­men. Cul­pa­bles tam­bién lo son: el gobierno nor­te­ame­ri­cano y la oli­gar­quía pana­me­ña que se enri­que­ció bajo régi­men mili­tar, pero aho­ra se dis­fra­za de “demó­cra­ta”.
Reite­ra­mos que, en los jui­cios que se hagan al ex gene­ral Manuel A. Norie­ga, deben sen­tar­se a su lado, como reos impu­tados, los altos fun­cio­na­rios del gobierno de los Esta­dos Uni­dos que le apo­ya­ron, y que se exi­ja su pro­ce­sa­mien­to por el Tri­bu­nal Penal Inter­na­cio­nal de La Haya. Otra cosa no sería jus­ti­cia, sino usar a Norie­ga como chi­vo expia­to­rio.
MOVIMIENTO POPULAR UNIFICADO
Pana­má, Diciem­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *