A 22 años de la inva­sión nor­te­ame­ri­ca­na, Pana­má se recuer­da de sus cien­tos de muer­tos y desaparecidos

A 22 años de la invasión norteamericana, Panamá se recuerda de sus cientos de muertos y desaparecidosCon­me­mo­rán­do­se 22 años de la acia­ga inva­sión nor­te­ame­ri­ca­na con­tra Pana­má, del 20 de Diciem­bre de 1989, jun­to a los fami­lia­res de los cien­tos de muer­tos y des­apa­re­ci­dos, jun­to a los más de 2000 heri­dos, jun­to a los miles de refu­gia­dos que per­die­ron sus hoga­res, segui­mos exi­gien­do JUSTICIA.

Exi­gi­mos, en pri­mer lugar, una inves­ti­ga­ción ofi­cial e impar­cial que esta­blez­ca la can­ti­dad real y la iden­ti­dad de los caí­dos bajo la metra­lla del impe­ria­lis­mo yanqui.
Exi­gi­mos, en segun­do lugar, que se les reco­noz­ca a los caí­dos el carác­ter de héroes y már­ti­res sacri­fi­ca­dos en el altar de la sobe­ra­nía de la patria.
Exi­gi­mos, en ter­cer lugar, que se sien­te en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos como cri­mi­na­les de gue­rra al ex pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Geor­ge Bush, padre, y a los mili­ta­res yan­quis res­pon­sa­bles de esa agresión.
Exi­gi­mos, final­men­te, que el 20 de Diciem­bre sea decla­ra­do ofi­cial­men­te Día de Due­lo Nacional.
El Movi­mien­to Popu­lar Uni­fi­ca­do (MPU) tam­bién exi­ge que, ante el retorno del ex gene­ral Manuel A. Norie­ga, éste sea enjui­cia­do por las res­pon­sa­bi­li­da­des que tuvo en la vio­la­ción de los dere­chos huma­nos bajo su régi­men y tam­bién por su com­por­ta­mien­to cobar­de y trai­dor duran­te los hechos de la inva­sión, en los que dejó a sus tro­pas libra­das a su suer­te y se entre­gó sin pegar un tiro.
Las víc­ti­mas de la inva­sión y del régi­men mili­tar exi­gen jus­ti­cia. Jus­ti­cia no sólo de Norie­ga, sino de sus cóm­pli­ces y sos­te­ne­do­res: el gobierno de Esta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca, sus man­dos mili­ta­res del Pen­tá­gono y la agen­cia cen­tral de inte­li­gen­cia (CIA). Con­tra­rio a lo que pre­ten­den hacer creer los medios de comu­ni­ca­ción, los par­ti­dos polí­ti­cos oli­gár­qui­cos y el actual gobierno, Norie­ga no es el úni­co res­pon­sa­ble de los des­ma­nes de su régi­men. Cul­pa­bles tam­bién lo son: el gobierno nor­te­ame­ri­cano y la oli­gar­quía pana­me­ña que se enri­que­ció bajo régi­men mili­tar, pero aho­ra se dis­fra­za de “demó­cra­ta”.
Reite­ra­mos que, en los jui­cios que se hagan al ex gene­ral Manuel A. Norie­ga, deben sen­tar­se a su lado, como reos impu­tados, los altos fun­cio­na­rios del gobierno de los Esta­dos Uni­dos que le apo­ya­ron, y que se exi­ja su pro­ce­sa­mien­to por el Tri­bu­nal Penal Inter­na­cio­nal de La Haya. Otra cosa no sería jus­ti­cia, sino usar a Norie­ga como chi­vo expiatorio.
MOVIMIENTO POPULAR UNIFICADO
Pana­má, Diciem­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.