Car­ta del padre del pre­so inde­pen­den­tis­ta Antom San­tos comen­tan­do la situa­ción de su hijo

Que­ri­dos ami­gos y amigas:

Esta­ba pre­pa­ran­do, para envia­ros, algo que os infor­ma­ra en deta­lle de la situa­ción de mi hijo Antón. No des­car­to hacer­lo, pero, como no quie­ro dila­tar­lo más, os envió este resu­men. Muchas y muchos de voso­tros tenéis que dis­cul­par­me por no coger el telé­fono, o por hablar casi en cla­ve tele­grá­fi­ca. En oca­sio­nes no doy hecho. Estoy des­bor­da­do por lla­ma­das o por otras ircuns­tan­cias. El hecho es que, en la actua­li­dad, ni los padres ni los abo­ga­dos pode­mos ver a Antón. La últi­ma tor­tu­ra a la que nos some­tió el sis­te­ma car­ce­la­rio es de este domin­go (hubo otras anteriores).

Como sabéis, des­pués de la inco­mu­ni­ca­ción poli­cial vino la inco­mu­ni­ca­ción judi­cial. Antón lla­mó el día 8, jue­ves, para decir­nos que lo lle­va­ran al cen­tro peni­ten­cia­rio de Aran­juez. Mi telé­fono móvil dice que la lla­ma­da fue de 45 segundos.
Pare­ce que la úni­ca alter­na­ti­va que tenía­mos de ver­lo era pre­sen­tar­nos el domin­go, a las cin­co de la tar­de, en la cár­cel. Así lo hici­mos. Nos dije­ron, al prin­ci­pio, que impo­si­ble. Con mucho esfuer­zo, y con la cola­bo­ra­ción de un fun­cio­na­rio que pare­cía tener sen­ti­mien­tos que se le supo­nen a la espe­cie huma­na, al final con­sin­tie­ron . Que pasá­ba­mos a las sie­te y media de la tar­de, nos dijo.

Así fue. A esa hora cono­ce­mos por den­tro, par­te de la pri­sión, y vimos las lámi­nas (de pin­to­res impre­sio­nis­tas, de Klint, o un peda­zo de Les demoi­se­lles de Avig­non de Picas­so) que cuel­gan en las pare­des de varias salas de espe­ra. Creo que las lámi­nas son cons­cien­tes de la atmós­fe­ra som­bría que se res­pi­ra en ese ambien­te. Por eso palidecen.

Fui­mos, como nos indi­ca­ron, has­ta el locu­to­rio núme­ro 5. Nues­tro hijo no apa­re­ció. Cuan­do pre­gun­ta­mos, nos dijo que esta­ba cas­ti­ga­do por no cola­bo­rar. (con quién, me pregunto?).

Pre­sen­ta­mos una (inú­til?) denun­cia en el Juz­ga­do de Guar­dia de Com­pos­te­la este lunes, siguien­do los con­se­jos del abogado.

Un abra­zo, y muchas„ muchas gra­cias a todos y a todas vosotros(que no son, bien lo sabéis, gra­cias protocolarias).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.