Car­ta del padre del pre­so inde­pen­den­tis­ta Antom San­tos comen­tan­do la situa­ción de su hijo

Que­ri­dos ami­gos y ami­gas:

Esta­ba pre­pa­ran­do, para envia­ros, algo que os infor­ma­ra en deta­lle de la situa­ción de mi hijo Antón. No des­car­to hacer­lo, pero, como no quie­ro dila­tar­lo más, os envió este resu­men. Muchas y muchos de voso­tros tenéis que dis­cul­par­me por no coger el telé­fono, o por hablar casi en cla­ve tele­grá­fi­ca. En oca­sio­nes no doy hecho. Estoy des­bor­da­do por lla­ma­das o por otras ircuns­tan­cias. El hecho es que, en la actua­li­dad, ni los padres ni los abo­ga­dos pode­mos ver a Antón. La últi­ma tor­tu­ra a la que nos some­tió el sis­te­ma car­ce­la­rio es de este domin­go (hubo otras ante­rio­res).

Como sabéis, des­pués de la inco­mu­ni­ca­ción poli­cial vino la inco­mu­ni­ca­ción judi­cial. Antón lla­mó el día 8, jue­ves, para decir­nos que lo lle­va­ran al cen­tro peni­ten­cia­rio de Aran­juez. Mi telé­fono móvil dice que la lla­ma­da fue de 45 segun­dos.
Pare­ce que la úni­ca alter­na­ti­va que tenía­mos de ver­lo era pre­sen­tar­nos el domin­go, a las cin­co de la tar­de, en la cár­cel. Así lo hici­mos. Nos dije­ron, al prin­ci­pio, que impo­si­ble. Con mucho esfuer­zo, y con la cola­bo­ra­ción de un fun­cio­na­rio que pare­cía tener sen­ti­mien­tos que se le supo­nen a la espe­cie huma­na, al final con­sin­tie­ron . Que pasá­ba­mos a las sie­te y media de la tar­de, nos dijo.

Así fue. A esa hora cono­ce­mos por den­tro, par­te de la pri­sión, y vimos las lámi­nas (de pin­to­res impre­sio­nis­tas, de Klint, o un peda­zo de Les demoi­se­lles de Avig­non de Picas­so) que cuel­gan en las pare­des de varias salas de espe­ra. Creo que las lámi­nas son cons­cien­tes de la atmós­fe­ra som­bría que se res­pi­ra en ese ambien­te. Por eso pali­de­cen.

Fui­mos, como nos indi­ca­ron, has­ta el locu­to­rio núme­ro 5. Nues­tro hijo no apa­re­ció. Cuan­do pre­gun­ta­mos, nos dijo que esta­ba cas­ti­ga­do por no cola­bo­rar. (con quién, me pre­gun­to?).

Pre­sen­ta­mos una (inú­til?) denun­cia en el Juz­ga­do de Guar­dia de Com­pos­te­la este lunes, siguien­do los con­se­jos del abo­ga­do.

Un abra­zo, y muchas„ muchas gra­cias a todos y a todas vosotros(que no son, bien lo sabéis, gra­cias pro­to­co­la­rias).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *