Pero, Sr. Ana­sa­gas­ti, flo­res sí pero las jus­tas- Mikel Ari­za­le­ta

Escri­be usted en su artícu­lo “Cosas de Iña­ki”, Dia­rio de Noti­cias de Gipuz­koa, 13 no. 2011, narran­do su pos­tu­ra crí­ti­ca y valien­te fren­te al com­por­ta­mien­to del Sr. Iña­ki Urdan­ga­rín y la Casa Real con el rey Juan Car­los a la cabe­za:

“Era la pri­me­ra vez que des­de aque­lla tri­bu­na Pul­gar­ci­to se atre­vía a meter­se con­tra Goliat, el gigan­te de la tran­si­ción y ade­más des­de un par­ti­do nacio­na­lis­ta”

Olvi­da que des­de esa mis­ma tri­bu­na par­la­men­ta­ria espa­ño­la ya antes de su acti­vi­dad par­la­men­ta­ria, el 8 de noviem­bre de 1978, otro par­la­men­ta­rio vas­co, Fran­cis­co Leta­men­día, alzó su voz poten­te de pue­blo vas­co en defen­sa de Eus­kal Herria con aquel sono­ro y recor­da­do irrin­tzi “Gora Eus­ka­di aska­tu­ta, gora Eus­ka­di sozia­lis­ta” ante el abu­cheo gene­ral por par­te espa­ño­la y el silen­cio grue­so de los par­la­men­ta­rios del PNV.

Y es que Sr. Ana­sa­gas­ti, flo­res sí pero las jus­tas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *