AHT Gel­di­tu dice que sigue sien­do buen momen­to para para­li­zar el TAV

AHT Gel­di­tu Elkar­la­na ha ase­gu­ra­do que sigue sien­do un buen momen­to para para­li­zar las obras del tren de alta velo­ci­dad, tenien­do en cuen­ta su nula ren­ta­bi­li­dad socio­eco­nó­mi­ca. Según han denun­cia­do, Eus­ka­di se gas­ta­rá en el TAV casi 22 veces más que lo des­ti­na­do a AES y 1,4 veces lo des­ti­na­do a RGI en 2012.En una rue­da de pren­sa en Bil­bao, el colec­ti­vo ha resal­ta­do que el gra­do de eje­cu­ción de las obras de la Y vas­ca es menor de lo que, a pri­me­ra vis­ta, da a enten­der el gra­ve daño ambien­tal ya oca­sio­na­do ya que, en fun­ción de sus esti­ma­cio­nes, sólo apro­xi­ma­da­men­te el 14,5 por cien­to de está construida.

AHT Gel­di­tu ha cen­su­ra­do al Gobierno vas­co que haya pre­ten­di­do impul­sar el TAV en ple­na cri­sis eco­nó­mi­ca, con el fin de empan­ta­nar las obras en una polí­ti­ca de hechos con­su­ma­dos sin vuel­ta atrás. A su enten­der, los anun­cios de fecha de fina­li­za­ción que suce­si­va­men­te se van retra­san­do per­si­guen tam­bién decla­rar obso­le­to el deba­te social sobre el pro­yec­to, mien­tras que aún que­dan por adju­di­car los tra­mos más com­ple­jos y caros de las obras.

Asi­mis­mo, ha resal­ta­do que esta situa­ción se pro­du­ce en medio de un pano­ra­ma deso­la­dor con más de 184.000 per­so­nas en paro y unas 900.000 per­so­nas vivien­do con ingre­sos infe­rio­res al umbral de la pobreza.

Des­de el colec­ti­vo opo­si­tor al TAV, han indi­ca­do que los pues­tos de tra­ba­jo que gene­ra este pro­yec­to supo­nen con­tra­tos fue­ra de los con­ve­nios labo­ra­les de Eus­kal Herria, jor­na­das de doce horas, y bajo con­di­cio­nes de inse­gu­ri­dad labo­ral que se han sal­da­do con la muer­te de cin­co tra­ba­ja­do­res has­ta ahora.

En el caso de la Comu­ni­dad Autó­no­ma Vas­ca, AHT Gel­di­tu ha resal­ta­do que se pre­vé des­ti­nar 379,7 millo­nes de euros a estas obras (350,7 millo­nes finan­cia­dos a pos­te­rio­ri por el Gobierno espa­ñol y 29 millo­nes de fon­dos pro­pios), mien­tras el pre­su­pues­to gene­ral se redu­ce un 1 por cien­to con res­pec­to al pre­su­pues­to de 2011.

Este 1 por cien­to supo­ne que se va a dis­po­ner de 94 millo­nes menos y que la reduc­ción de sani­dad, edu­ca­ción y pro­tec­ción social será de casi 57 millo­nes menos, ha ase­gu­ra­do. Ade­más, ha seña­la­do que, mien­tras las fami­lias que se hallan en situa­ción pre­ca­ria verán recor­ta­das las ayu­das socia­les en un 7 por cien­to, se gas­ta­rá en el TAV casi 22 veces más que lo des­ti­na­do a AES, 1,4 veces lo des­ti­na­do a RGI, y nue­ve veces lo des­ti­na­do a Pres­ta­ción com­ple­men­ta­ria de vivienda.

Del mis­mo modo, ha indi­ca­do que, en tér­mi­nos de inver­sión, Eus­ka­di des­ti­na­rá al tra­za­do de alta velo­ci­dad cin­cuen­ta veces más que lo inver­ti­do en mejo­rar el ferro­ca­rril con­ven­cio­nal, tre­ce veces más que las inver­sio­nes en edu­ca­ción infan­til y pri­ma­ria, y casi diez veces más que las inver­sio­nes en edu­ca­ción secun­da­ria y FP.Finalmente, ha adver­ti­do de que, con cada pala­da en las obras del TAV, esta­mos cavan­do la tum­ba de nues­tro futu­ro por­que nin­gu­na línea de alta velo­ci­dad ferro­via­ria en Espa­ña resul­ta socio-eco­nó­mi­ca­men­te ren­ta­ble y, ade­más, una dota­ción exce­si­va de infra­es­truc­tu­ras de trans­por­te per­ju­di­ca a la economía.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.