Car­ta del Secre­ta­ria­do de las FARC-EP a las media­do­ras inter­na­cio­na­les sobre la muer­te de los cua­tro rete­ni­dos

Mon­ta­ñas de Colom­bia, Diciem­bre 1 de 2011

Dis­tin­gui­das ciu­da­da­nas
Pie­dad Cór­do­ba, Lucía Topo­lans­ki, Jody Williams, Ele­na Ponia­tows­ka Amor, Ali­ce Williams, Mir­ta Bara­va­lle, Isa­bel Allen­de, Rigo­ber­ta Men­chú, Soco­rro Gómez, Her­ma­na Elsie Mon­gue, Ánge­la Jei­ra

Cor­dial salu­do.

Deplo­ra­mos pro­fun­da­men­te que cua­tro de los seis pri­sio­ne­ros de gue­rra que íba­mos a libe­rar uni­la­te­ral­men­te en res­pues­ta a su peti­ción de agos­to, hayan muer­to en un irra­cio­nal inten­to de res­ca­te mili­tar del ejér­ci­to colom­biano, cuan­do mar­cha­ban hacia el lugar don­de pro­yec­tá­ba­mos entre­gar­los a uste­des. Sor­pren­de la acti­tud del gobierno colom­biano, que no duda­mos, esta­ba ente­ra­do de nues­tra deter­mi­na­ción. Las FARC que­rían libe­rar­los vivos, pero el gobierno de Juan Manuel San­tos pre­fi­rió devol­ver­los muer­tos a sus seres que­ri­dos.

Indig­na la mani­pu­la­ción mediá­ti­ca del infaus­to suce­so por par­te del gobierno colom­biano. La enre­ve­sa­da expli­ca­ción del minis­tro de Defen­sa, Juan Car­los Pin­zón, de que no se tra­tó de un ope­ra­ti­vo de res­ca­te, sino de bús­que­da, no es más que un pre­ca­rio eufe­mis­mo que no alcan­za a tapar la per­fi­dia de un gobierno ni su des­pre­cio a nor­mas esen­cia­les del Dere­cho Inter­na­cio­nal Huma­ni­ta­rio. Si uni­ver­sal­men­te es acep­ta­do que el res­ca­te mili­tar entra­ña un ries­go, la res­pon­sa­bi­li­dad del éxi­to o fra­ca­so, siem­pre es impu­table a quien lo asu­me.

Duran­te más de una déca­da los pri­sio­ne­ros que pere­cie­ron en la fra­ca­sa­da ope­ra­ción mili­tar en las sel­vas del Caque­tá, fue­ron man­te­ni­dos con vida por los gue­rri­lle­ros de las FARC. Los que­ría­mos vivos, por­que bus­ca­mos el can­je de pri­sio­ne­ros de gue­rra que des­bro­ce el camino hacia la paz. Nun­ca los qui­si­mos muer­tos. Los mató un gobierno indo­len­te que no entien­de de huma­ni­dad y no valo­ra la vida de sus sol­da­dos. El can­je recien­te de más de 1.000 pri­sio­ne­ros pales­ti­nos por un sol­da­do israe­lí, lace­ra­ba la mez­qui­na con­cien­cia de Juan Manuel San­tos. No que­ría mirar­se en ese espe­jo.

Acos­tum­bra­dos a impo­ner una gue­rra sin reglas, a la degra­da­ción que encar­nan los “fal­sos posi­ti­vos”, a la eli­mi­na­ción físi­ca del pen­sa­mien­to revo­lu­cio­na­rio, a la cri­mi­na­li­za­ción de la opi­nión y la pro­tes­ta, a las masa­cres, a las fosas comu­nes y al des­pla­za­mien­to for­zo­so de la pobla­ción, pre­ten­den aho­ra que se los con­sa­gre el dere­cho per­pe­tuo a la impu­ni­dad. Quien debe ser con­du­ci­do a los tri­bu­na­les, es el otro­ra minis­tro de los “fal­sos posi­ti­vos” que hoy osten­ta la ban­da pre­si­den­cial.

Colom­bia ente­ra anhe­la salir de la lar­ga noche de la vio­la­ción de los dere­chos huma­nos des­de el poder. Las deno­mi­na­das “loco­mo­to­ras del desa­rro­llo” de San­tos reco­rren el país enlo­que­ci­das gene­ran­do muer­te, pobre­za y des­truc­ción del medio ambien­te. El 70% de la pobla­ción colom­bia­na vive en la pobre­za, miles mue­ren en las puer­tas de los hos­pi­ta­les por­que no hay dere­cho a la salud públi­ca, no hay gobierno que atien­da a los millo­nes de dam­ni­fi­ca­dos por el invierno, la pri­va­ti­za­ción avan­za impla­ca­ble en todos los sec­to­res, la acti­vi­dad secu­lar de los mine­ros arte­sa­na­les es cri­mi­na­li­za­da para dejar en manos del capi­tal inter­na­cio­nal la extrac­ción de recur­sos. Blin­da­das por la polí­ti­ca de la segu­ri­dad inver­sio­nis­ta, alen­ta­das por una legis­la­ción labo­ral que lesio­na los intere­ses de los tra­ba­ja­do­res, las loco­mo­to­ras de las trans­na­cio­na­les, siguen su avan­ce des­tro­zan­do la sobe­ra­nía y el dere­cho a la vida dig­na.

En el tras­fon­do de la cam­pa­ña mediá­ti­ca mani­pu­la­do­ra en torno a la muer­te lamen­ta­ble de unos pri­sio­ne­ros de gue­rra, dis­tin­gui­das seño­ras, está el afán del gobierno de dis­traer la aten­ción de un país que ha empe­za­do a pro­tes­tar con­tra los des­afue­ros del poder y a movi­li­zar­se por sus dere­chos. Con su doble moral el pre­si­den­te San­tos alien­ta mar­chas para azu­zar la gue­rra, cuan­do Colom­bia lo que nece­si­ta es la gran mar­cha del pue­blo por la paz y la sobe­ra­nía.

A pesar de los hechos, la lucha por el can­je de pri­sio­ne­ros y por la paz de Colom­bia, no se detie­ne. Redo­bla­re­mos esfuer­zos en ese sen­ti­do por­que es el anhe­lo de las inmen­sas mayo­rías y por­que que­re­mos ren­dir tri­bu­to a un hom­bre alza­do en armas, lla­ma­do Alfon­so Cano, que siem­pre se jugó la vida, con­se­cuen­te­men­te, por la solu­ción polí­ti­ca del con­flic­to, el can­je de pri­sio­ne­ros, la paz con jus­ti­cia social, la sobe­ra­nía y la dig­ni­dad de los colom­bia­nos.

Segui­re­mos explo­ran­do con uste­des todas las vías que nos pue­dan con­du­cir a este noble pro­pó­si­to y a con­cre­tar, en el mar­co de la nue­va situa­ción gene­ra­da, y en cum­pli­mien­to de la volun­tad del inmo­la­do coman­dan­te Alfon­so Cano, la libe­ra­ción uni­la­te­ral de los pri­sio­ne­ros de gue­rra que en misi­va ante­rior les anun­cia­mos, a pesar de que algu­nos de ellos caye­ron en el insen­sa­to inten­to de res­ca­te mili­tar.

Final­men­te, per­mí­tan­nos trans­mi­tir­les nues­tro pesar por la des­apa­ri­ción físi­ca de Danie­lle Mite­rrand, des­ta­ca­da líder mun­dial de cau­sas huma­ni­ta­rias y voce­ra de las muje­res del mun­do, que al lado de uste­des, lucha­ba deno­da­da­men­te por la solu­ción polí­ti­ca del con­flic­to social y arma­do que desan­gra a Colom­bia.

Com­pa­trio­tas,

Secre­ta­ria­do del Esta­do Mayor Cen­tral de las FARC-EP

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *