De los pri­sio­ne­ros de gue­rra de las FARC-EP de la cár­cel de Girardot

Los pri­sio­ne­ros de gue­rra de la Cár­cel de Girar­dot-Los pri­sio­ne­ros de gue­rra de la Cár­cel de Girar­dot hace­mos lle­gar nues­tro salu­do com­ba­ti­vo y revo­lu­cio­na­rio a los cama­ra­das de las FARC-EP, en espe­cial a los miem­bros del Secre­ta­ria­do, a todos los revo­lu­cio­na­rios de Colom­bia y del mun­do, acom­pa­ña­do de nues­tro sen­ti­mien­to de dig­ni­dad, cora­je y rebel­día, ante la lamen­ta­ble pero hon­ro­sa y heroi­ca muer­te en des­igual com­ba­te del Coman­dan­te en Jefe ALFONSO CANO.

“En una revo­lu­ción se triun­fa o se mue­re cuan­do es ver­da­de­ra” es el lega­do ideo­ló­gi­co que el CHE nos dejó a todos quie­nes de ver­dad nos hemos com­pro­me­ti­do con la ver­da­de­ra revo­lu­ción.

Nos due­le la muer­te del coman­dan­te, por­que noso­tros a dife­ren­cia de la bur­gue­sía, si llo­ra­mos nues­tros muer­tos; sin embar­go, lo mas pro­ba­ble en la gue­rra es la muer­te. Y como tam­bién dijo el CHE “don­de quie­ra que ella nos sor­pren­da, bien­ve­ni­da sea, siem­pre que otras manos estén pres­tas a empu­ñar nues­tras armas”. Las armas del revo­lu­cio­na­rio no son úni­ca­men­te los fusi­les, tam­bién los son sus idea­les. Tan­to unos como otros, segui­rán en manos de quie­nes no se doble­gan ante la supe­rio­ri­dad tec­no­ló­gi­ca y logís­ti­ca que per­mi­te a las fuer­zas mer­ce­na­rias del impe­rio y de la oli­gar­quía nacio­nal, dar gol­pes sobre seguro.

Reco­no­ce­mos y acep­ta­mos que con estos gol­pes se logra retra­sar el triun­fo de la revo­lu­ción y posi­bi­li­dad de una nue­va Colom­bia; pero jamás podrán evi­tar­lo defi­ni­ti­va­men­te. La cons­truc­ción de la paz con jus­ti­cia social es la úni­ca alter­na­ti­va para el país. La solu­ción polí­ti­ca al con­flic­to social y arma­do es un impe­ra­ti­vo que el Esta­do colom­biano no pue­de elu­dir, sin embar­go mag­ni­ci­dios como el del coman­dan­te Alfon­so cano, Jor­ge Bri­ce­ño, Raúl reyes y demás gue­rri­lle­ros, lejos de acer­car­se a una posi­bi­li­dad de dia­lo­go, lo que hace es minar el camino de la paz.

Hace­mos un lla­ma­do al Secre­ta­ria­do de las FARC-EP, al Coman­do cen­tral del ELN para que siga­mos for­ta­le­cien­do la uni­dad revo­lu­cio­na­ria que per­mi­ta seguir ade­lan­tan­do esfuer­zos ten­dien­tes a la cons­truc­ción de la paz con jus­ti­cia social en una ver­da­de­ra democracia.

En ese orden invi­ta­mos a la insur­gen­cia, a que asu­ma­mos con dig­ni­dad, de ser nece­sa­rio, como con­se­cuen­cia de nues­tra lucha la cár­cel o la tum­ba, pero jamás la rendición.

Al pue­blo colom­biano, a luchar por sus dere­chos y por su dig­ni­dad. Si bien no lo quie­re hacer con las armas, vali­da tam­bién es la huel­ga y la movi­li­za­ción. De no hacer­lo la alter­na­ti­va será la tum­ba por el ham­bre o la cár­cel al tener que delin­quir para no dejar­se morir de inanición.

Cama­ra­da ALFONSO CANO tan­to usted como muchos otros que han ofren­da­do su vida por la revo­lu­ción vol­ve­rán y serán miles, como gri­tó TUPAC AMARÚ, al momen­to de su eje­cu­ción a manos del impe­rio espa­ñol. Hoy sus des­cen­dien­tes gobier­nan a Bolivia.

El revo­lu­cio­na­rio no solo lamen­ta la muer­te de sus cama­ra­das, asu­me las tareas que aque­llos deja­ron inconclusas.

Cama­ra­das: ALFONSO CANO, JORGE BRICEÑO, RAUL REYES, IVAN RIOS y demás com­ba­tien­tes, los pri­sio­ne­ros de gue­rra segui­mos en pie de lucha.

¡HEMOS JURADO VENCER Y VENCEREMOS!

¡SOCIALISMO O MUERTE!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.