EHNE cum­ple 25 años apos­tan­do por una agri­cul­tu­ra y gana­de­ría «mejo­res»

Un acto sin­di­cal y la pro­yec­ción de un vídeo que repa­sa el naci­mien­to, en 1986, y la his­to­ria del sin­di­ca­to con­ta­da por algu­nos de sus pro­ta­go­nis­tas son las prin­ci­pa­les acti­vi­da­des de esta jor­na­da que inclu­ye depor­te rural, un mer­ca­do agra­rio trans­pa­ren­te y una comi­da con afi­lia­dos del sindicato.

Aun­que las cir­cuns­tan­cias obli­gan a la «aus­te­ri­dad» des­de el sin­di­ca­to han sos­te­ni­do que no podían dejar pasar la opor­tu­ni­dad de cele­brar estos 25 años como reco­no­ci­mien­to a todos los que han pelea­do duran­te este tiempo.

A lo lar­go de estos años la agri­cul­tu­ra, la gana­de­ría y la for­ma de hacer sin­di­ca­lis­mo han cam­bia­do «enor­me­men­te», según ha mani­fes­ta­do a Efe Igna­cio Gil, agri­cul­tor y miem­bro de la Eje­cu­ti­va de EHNE.

El camino, ade­más, no ha sido fácil, ya que EHNE tuvo que enfren­tar­se en sus ini­cios a la fal­ta de reco­no­ci­mien­to ins­ti­tu­cio­nal para ser inter­lo­cu­to­res del sec­tor agra­rio, así como a nume­ro­sas cri­sis ali­men­ta­rias o suce­si­vas polí­ti­cas agra­rias «per­ju­di­cia­les».

Gil ha recor­da­do que se ha pasa­do de «las trac­to­ra­das» que die­ron ori­gen a las orga­ni­za­cio­nes agra­rias, en las que el des­ti­na­ta­rio de las pro­tes­tas esta­ba per­fec­ta­men­te iden­ti­fi­ca­do, a que gran par­te de las rei­vin­di­ca­cio­nes se orien­ten a la polí­ti­ca agra­ria, miren a Europa.

En este tiem­po han vivi­do varias refor­mas agra­rias y aho­ra se enfren­tan a una nue­va, ha apun­ta­do Gil, quien ha sub­ra­ya­do que cada una de ellas ha supues­to «una mayor orien­ta­ción de esa polí­ti­ca agra­ria comu­ni­ta­ria al mercado».

Y es que, en su opi­nión, Bru­se­las tie­ne «obse­sión» por la libe­ra­ción del comer­cio, lo que es «muy preo­cu­pan­te» y ha hecho «mucho daño» al sec­tor y ha supues­to la des­truc­ción de miles de pues­tos de empleo. Como ejem­plo ha cita­do que en las elec­cio­nes de 2002 los lla­ma­dos a votar eran cer­ca de 8.000 agri­cul­to­res pro­fe­sio­na­les y si se cele­bra­ran aho­ra esas elec­cio­nes solo serían 4.600.

Como los prin­ci­pa­les pro­ble­mas a los que se enfren­tan ha cita­do las impor­ta­cio­nes, la des­truc­ción de teji­do pro­duc­ti­vo y las des­igual­da­des a nivel de cade­na alimentaria.

En este con­tex­to ha abo­ga­do por cam­biar el mode­lo de polí­ti­ca agra­ria y revi­sar muchas de las líneas mar­ca­das des­de Bru­se­las y al res­pec­to ha pre­ci­sa­do que ellos tie­nen cla­ro el mode­lo que quie­ren, el que defien­de la explo­ta­ción fami­liar agra­ria y el dere­cho de la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria, como alter­na­ti­va de abso­lu­ta fal­ta de con­trol de los mercados.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.