¿Es trá­gi­ca la obra del Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba?- Noel Manzanares

Cuan­do me dis­po­nía a com­par­tir con mis lectores/​as algu­nas ideas acer­ca de qué sig­ni­fi­ca la Pri­me­ra Con­fe­ren­cia Nacio­nal del Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba cuya rea­li­za­ción está pre­vis­ta para el pró­xi­mo mes de enero, encon­tré Cuba avan­za, a pesar de los ago­re­ros y el resu­men que sigue: “Duran­te todo el lla­ma­do “perío­do espe­cial”, los lla­ma­dos cuba­nó­lo­gos y eco­no­mis­tas de la ultra­de­re­cha rea­li­za­ban con­fe­ren­cias y escri­bían mamo­tre­tos en don­de se afir­ma­ba que no había momen­to fijo…”.

El res­pon­sa­ble de ese títu­lo es el perio­dis­ta cubano resi­den­te en el exte­rior que res­pon­de al nom­bre de Láza­ro Fari­ña, quien escri­bió en el últi­mo párrafo:

“Saco a cola­ción todo esto, ya que aca­bo de lle­gar de La Haba­na, una Haba­na que cam­bia cons­tan­te­men­te y que poco a poco, como el ave fénix, esta rápi­da­men­te salien­do de sus ceni­zas. Ni el des­mo­ro­na­mien­to de la URSS, que tra­jo con­si­go la pér­di­da del 80 por cien­to del mer­ca­do cubano y el sub­si­guien­te perío­do espe­cial, ni la enfer­me­dad de su líder his­tó­ri­co, han logra­do la des­truc­ción de la Revo­lu­ción cuba­na, ni han lle­va­do al cam­bio del sis­te­ma. Muy al con­tra­rio, la Cuba de hoy está cam­bian­do, pero no para aca­bar el sis­te­ma, sino para mejo­rar­lo. Todo hace indi­car que las medi­das que se están toman­do en la eco­no­mía cuba­na están dan­do los resul­ta­dos posi­ti­vos que se espe­ra­ban. Si a algún des­qui­cia­do o paya­so de aquí le dio por bajar las male­tas otra vez cuan­do Fidel se enfer­mó, le acon­se­jo no que las vuel­va a guar­dar sino que las bote en la basu­ra, por­que la Cuba que estoy vien­do, cada vez que a ella voy, no solo no se des­plo­ma sino que avan­za en la direc­ción correc­ta. Como decía Sán­chez Cifuen­tes, Cuba sale del hue­co a pesar de los agoreros”.

En lo per­so­nal, me resul­tó intere­san­te las ideas de este Fari­ña —“¡Que Dios lo libre de la influen­cia del que vive al cen­tro de la Isla y su com­par­sa”, diría alguien de mis ante­ce­so­res— y las apre­cié como un com­ple­men­to del rótu­lo Con­fir­ma­da Cuba como el país con mejor desa­rro­llo humano de Lati­noa­mé­ri­ca que apa­re­ció con la ins­crip­ción que con­ti­núa: “El Fon­do de Pobla­ción de las Nacio­nes Uni­das ase­gu­ró que Cuba cuen­ta con un desa­rro­llo equi­va­len­te a cuar­to de siglo de avan­ce en rela­ción a los demás paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y el Caribe”.

Y con la pro­me­sa de com­par­tir algu­nas ideas acer­ca de qué sig­ni­fi­ca la Pri­me­ra Con­fe­ren­cia Nacio­nal del Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba, ade­más asu­mí esos tra­ba­jos como un buen men­sa­je para neo­cu­ba­nó­lo­gos de aden­tro y más allá de los mares de la Mayor de las Anti­llas, toda vez que los ima­gino al menos con la decen­cia sufi­cien­te como para aqui­la­tar que en medi­da nada des­pre­cia­ble se tra­ta de la obra con­du­ci­da por la van­guar­dia ideo-polí­ti­ca de la Revo­lu­ción Cuba­na, y de paso no creer­se el cuen­to de estar en pre­sen­cia de suje­tos —inclu­yo a redactores/​as del Infor­me en cues­tión ela­bo­ra­do por Nacio­nes Uni­das— com­pra­dos por La Habana. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.