La izquier­da aber­tza­le tien­de la mano a Rajoy y PP para solu­cio­nar el con­flic­to polí­ti­co- Ezker Aber­tza­lea

La coa­li­ción, fru­to de la unión de las fuer­zas EA, Alter­na­ti­va, Ara­lar y la izquier­da aber­tza­le, ha con­se­gui­do 333.624 votos, y con ello ser la pri­me­ra fuer­za en los cua­tro terri­to­rios de Hego Eus­kal Herria, en cuan­to a la repre­sen­ta­ción obte­ni­da.

En opi­nión de la izquier­da aber­tza­le, esta­mos ante unos resul­ta­dos his­tó­ri­cos, los mejo­res con­se­gui­dos por los sobe­ra­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas de izquier­da de este país, en un terreno muy com­pli­ca­do como son las elec­cio­nes espa­ño­las, que hacen del resul­ta­do obte­ni­do un triun­fo aun de más cala­do y de una dimen­sión sin pre­ce­den­tes.

En con­se­cuen­cia, algo que pare­cía impo­si­ble, inal­can­za­ble hace unos pocos años, es una reali­dad: los sobe­ra­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas de izquier­da de este país están lide­ran­do la pug­na elec­to­ral, tal como ha que­da­do paten­te en las últi­mas dos citas elec­to­ra­les.

¿Cuá­les son las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes tras estos resul­ta­dos?

1‑En líneas gene­ra­les, había dos gran­des focos de aten­ción en esta cita elec­to­ral: por un lado, el que corres­pon­día a Madrid, don­de el PP ha con­se­gui­do sin dar lugar a sor­pre­sa algu­na unos resul­ta­dos inme­jo­ra­bles, debi­do prin­ci­pal­men­te a la alar­man­te reali­dad eco­nó­mi­ca en la que está inmer­sa Espa­ña y el voto de cas­ti­go al ges­tor de estos últi­mos años, el PSOE.

Por otro lado, los resul­ta­dos del País Vas­co, don­de los sobe­ra­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas de izquier­da han con­se­gui­do reca­bar la con­fian­za de la mayo­ría social que apues­ta por las solu­cio­nes, una mayo­ría que ha deja­do en manos de Amaiur la tarea de lide­rar el cam­bio en Madrid.

2‑Si con Bil­du los sobe­ra­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas de izquier­da reca­ba­ron un apo­yo espec­ta­cu­lar, con 313.00 votos, aque­llos resul­ta­dos se han que­da­do cor­tos en esta oca­sión y han sido supe­ra­dos en 20.000 votos, por lo que pode­mos con­cluir que la suma de fuer­zas que repre­sen­ta Amaiur ha sali­do for­ta­le­ci­da. Una vez más, la mayo­ría social ha pre­mia­do y ha depo­si­ta­do su total con­fian­za en aque­llas fuer­zas que actúan en cla­ve de pue­blo y dejan­do de lado los intere­ses par­ti­dis­tas.

3‑Esa mayo­ría social han deci­di­do en las urnas que Amaiur sea una herra­mien­ta fuer­te, capaz de hacer fren­te a todos los obs­tácu­los que pue­den venir de Madrid a la hora de enca­rar un pro­ce­so solu­cio­nes defi­ni­ti­vas para nues­tro país.

4‑Los 333.624 votos han mar­ca­do, en con­se­cuen­cia, la tarea prin­ci­pal de Amaiur: la solu­ción del con­flic­to. Es tiem­po de solu­cio­nes y es ésta la tarea que debe­mos fijar con prio­ri­dad en nues­tra agen­da: enca­rar un pro­ce­so de solu­cio­nes con el obje­ti­vo de lograr los dere­chos polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y socia­les que nos corres­pon­den como pue­blo.

Tras el 20 de noviem­bre, ¿Cómo defi­ni­mos el nue­vo esce­na­rio que se abre? Un esce­na­rio para pro­fun­di­zar en el cam­bio, lide­ra­do por los sobe­ra­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas de izquier­da de este país, aquí en Eus­kal Herria, y en cuan­to a la tarea prin­ci­pal a rea­li­zar en las máxi­mas ins­tan­cias polí­ti­cas espa­ño­las.

En esta tarea, esa mayo­ría polí­ti­ca y social de nues­tro país que anhe­la el cam­bio debe­rá hacer fren­te a la otra reali­dad de Madrid, aho­ra de la mano del PP, que que­rrá seguir mar­can­do una agen­da de nega­ción y de blo­queo polí­ti­co para con nues­tro pue­blo.

¿Cuá­les son, en con­se­cuen­cia, las tareas prio­ri­ta­rias?
Las que se corres­pon­den con el tiem­po de solu­cio­nes.

Y con carác­ter de prio­ri­dad abso­lu­ta, es nece­sa­rio abor­dar las con­se­cuen­cias que ha deja­do el con­flic­to arma­do, entre los gobier­nos espa­ñol y el fran­cés y la orga­ni­za­ción ETA. Los temas que debe­rán tra­tar: pre­sos, el desar­me y la des­mi­li­ta­ri­za­ción. Por otro lado, y tras el final defi­ni­ti­vo de la lucha arma­da de ETA, hoy tam­bién tene­mos que sub­ra­yar que el con­flic­to polí­ti­co con­ti­núa. ¿En qué con­sis­te el con­flic­to?

En el dere­cho a ser y deci­dir –dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción- que nos corres­pon­de como pue­blo; esto es lo que se nos nie­ga por par­te del esta­do espa­ñol y el fran­cés y que hay que enca­rar a tra­vés del diá­lo­go entre las for­ma­cio­nes polí­ti­cas, las dife­ren­tes cul­tu­ras polí­ti­cas, las cua­tro patas polí­ti­cas de este país.

Estos son los dos ámbi­tos de actua­ción que deben abor­dar­se sin más demo­ras, con el obje­ti­vo de asen­tar un esce­na­rio demo­crá­ti­co en nues­tro país.

La izquier­da aber­tza­le entien­de que des­de el Esta­do espa­ñol hay dos temas que deben abor­dar­se, ade­más, con carác­ter pre­vio a estos dos ámbi­tos de actua­ción seña­la­dos: poner fin a la legis­la­ción de abso­lu­ta excep­cio­na­li­dad para con el Colec­ti­vo de Pre­sos, y la lega­li­za­ción de Sor­tu.

Ofre­ci­mien­to de la izquier­da aber­tza­le al nue­vo gobierno
En la com­pa­re­cen­cia de hoy que­re­mos tras­la­dar un idea prin­ci­pal en for­ma de peti­ción al nue­vo gobierno del PP de Mariano Rajoy al que pedi­mos que acom­pa­ñe esta vic­to­ria elec­to­ral con una acti­tud de res­pon­sa­bi­li­dad para con nues­tro pue­blo. Señor pre­si­den­te del Gobierno espa­ñol, tie­ne usted un pro­ble­ma con el pue­blo vas­co.

Y lo tie­ne, por­que una mayo­ría social y polí­ti­ca quie­re cons­truir un futu­ro libre y demo­crá­ti­co, en base a la libre adhe­sión popu­lar. Esto es lo que recla­man los resul­ta­dos elec­to­ra­les que se repi­ten y que debe­rá enca­rar estos pró­xi­mos cua­tro años. Rajoy: haga fren­te a las raí­ces his­tó­ri­cas del con­flic­to y apues­te por la solu­ción defi­ni­ti­va y demo­crá­ti­ca al mis­mo.

Des­de la izquier­da aber­tza­le enten­de­mos que la par­ti­ci­pa­ción del PP, tan­to en Madrid como en nues­tro país serán nece­sa­rias de cara a la solu­ción demo­crá­ti­ca del con­flic­to, y rea­li­za­mos esta lla­ma­da para que actúe con res­pon­sa­bi­li­dad, tal como lo están hacien­do los sobe­ra­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas de izquier­da de este país, dejan­do de lado, de una vez para siem­pre, la agen­da polí­ti­ca de la nega­ción y del blo­queo polí­ti­co. Si es ésta su dis­po­si­ción, tan­to Rajoy como el PP saben de ante­mano que ten­drán ten­di­das las manos de los sobe­ra­nis­tas e inde­pen­den­tis­tas de nues­tro país.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *