Eus­kal Herria Año 0- Gabi­rel Ezkur­dia

En Eus­kal Herria lo pro­nós­ti­cos se han supe­ra­do con cre­ces y Amaiur ha saca­do un resul­ta­do espec­ta­cu­lar que inclu­so ha eclip­sa­do el inte­rés de muchos medios por el acto del PP en Géno­va.

Pero no hay duda de que los resul­ta­dos de Amaiur supo­nen en efec­to que:

1‑La con­fir­ma­ción defi­ni­ti­va de que la bur­bu­ja vir­tual que des­en­fo­ca­ba la reali­dad vas­ca pro­mo­vi­da por los medios del esta­do en el sen­ti­do de que el inde­pen­den­tis­mo era poco menos que mar­gi­nal se ha roto defi­ni­ti­va­men­te pese a que los resul­ta­dos de mayo ya anun­cia­ban que el cam­bio de estra­te­gia de la izquier­da aber­tza­le esta­ba sien­do res­pal­da­do por una impor­tan­te mayo­ría social. Si bien es cier­to que Amaiur no ha subi­do mucho más en votos que Bil­du, tam­bién la carac­te­ri­za­ción de estas elec­cio­nes en Eus­kal Herria expli­ca ese deta­lle. Pero es indi­cu­ti­ble que en 15 años el inde­pen­den­tis­mo ha subi­do del 15% al 25% en cuan­to a su por­cen­ta­je elec­to­ral.

2‑Que en efec­to, el pro­ce­so de acu­mu­la­ción de fuer­zas inde­pen­den­tis­tas y pro­gre­sis­tas que se arti­cu­la en coin­ci­den­cia con el cese defi­ni­ti­vo de ETA se ha aca­ba­do de blin­dar y que pode­mos decir que este es el sue­lo sobre el que el inde­pen­den­tis­mo va a arti­cu­lar su pro­pues­ta polí­ti­ca.

3‑Que estos resul­ta­dos refuer­zan la corre­la­ción de fuer­zas nece­sa­ria para la arti­cu­la­ción de un pro­ce­so de reso­lu­ción del con­flic­to des­de una pers­pec­ti­va demo­crá­ti­ca y nego­cia­da.

4‑Que la trans­ver­sa­li­dad y la hete­ro­ge­nei­dad de las fuer­zas polí­ti­cas que se han pro­pues­to como Amaiur no es sino el ger­men de un movi­mien­to más amplio que en base a los con­sen­sos bási­cos estruc­tu­ra­rá una diná­mi­ca de mayo­rías lo sufi­cien­te­men­te amplias como para ver­te­brar polí­ti­cas hege­mó­ni­cas libe­ra­do­ras.

5‑Que ante la invo­lu­ción inter­na­cio­nal del capi­tal, en Eus­kal Herria, una vez más, (ocu­rrió otro tan­to con el No en el refe­rén­dum de la OTAN en 1986) se des­mar­ca de la tóni­ca domi­nan­te del voto “zombi”(como lo defi­ne ano­ni­mous) y opta por refor­zar la Uni­dad Popu­lar sobe­ra­nis­ta y de izquier­da.

En ape­nas 41 días Eus­kal Herria con­me­mo­ra­rá el quin­to cen­te­na­rio de la per­di­da de la sobe­ra­nía de esta­do vas­co penin­su­lar. Es por tan­to un año sim­bó­li­co que se pre­sen­ta apa­sio­nan­te ya que todas las siner­gia de años de lucha y resis­ten­cia nacio­nal con­ver­gen en un con­tex­to socio­po­lí­ti­co deter­mi­nan­te en el que el inde­pen­den­tis­mo pue­de lle­gar a ser capaz de arti­cu­lar­se defi­ni­ti­va­men­te como alter­na­ti­va mayo­ri­ta­ria.

Por tan­to podría­mos decir que en efec­to el pró­xi­mo año podría ser el Año 0 de un pro­ce­so de libe­ra­ción que está ren­ta­bi­li­zan­do polí­ti­ca­men­te déca­das de lucha y resis­ten­cia que neu­tra­li­za­ron las polí­ti­cas asi­mi­la­cio­nis­tas y homo­ge­nei­za­do­ras a velo­ci­dad de cru­ce­ro.

Por otra par­te, si bien los resul­ta­dos elec­to­ra­les en el Esta­do Espa­ñol requie­ren una lec­tu­ra más por­me­no­ri­za­da es evi­den­te que los resul­ta­dos gene­ra­les reafir­man el pro­nós­ti­co de la vic­to­ria por mayo­ría abso­lu­ta de los votos del neo­fran­quis­ta Par­ti­do Popu­lar, demos­trán­do­se así, que el Sis­te­ma tie­ne bien con­tro­la­da la con­duc­ta colec­ti­va de las masas en el pro­ce­so voto­crá­ti­co de legi­ti­ma­ción de su mode­lo auto­de­no­mi­na­do demo­crá­ti­co, que diso­cia opi­nión polí­ti­ca crí­ti­ca (millo­nes de per­so­nas bra­man a dia­rio con­tra el Sis­te­ma y los efec­tos de su mode­lo eco­nó­mi­co y social) de acti­tud polí­ti­ca indu­ci­da, sumi­sa y diri­gi­da (pro­ce­so elec­to­ral for­mal de dis­cu­ti­ble plu­ra­li­dad).

El PP ha saca­do el 44% de los votos y la segun­da fuer­za ha sido la abs­ten­ción con casi un 30%. Pero el 56% de los votos de ha frac­cio­na­do en múl­ti­ples opcio­nes (des­de la extre­ma dere­cha de UpyD has­ta Izquier­da Uni­da pasan­do por las opcio­nes que no han obte­ni­do repre­sen­ta­ción). Es decir, pese a que el PP ha saca­do mayo­ría abso­lu­ta y la mayo­ría de votos, más de la mitad de los ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas del esta­do con dere­cho a voto que han vota­do más ese 30% de per­so­nas que pese a tener dere­cho a voto no lo ha hecho supo­ne que, con todos los mati­ces de la frac­tu­ra, y todas las contradicciones…la mayo­ría del PP no es la mayo­ría de la socie­dad del esta­do espa­ñol.

Es impor­tan­te hacer una lec­tu­ra del peso real final de las múl­ti­ples opcio­nes que se han ofre­ci­do a ese elec­to­ra­do que en un 68% esta­ba de acuer­do con los esló­ga­nes del 15M. Abs­ten­ción, que el Sis­te­ma tie­ne hace déca­das cla­ra­men­te amor­ti­za­da, por lo que su peso des­le­gi­ti­ma­dor es nulo; voto nulo, voto blan­co; frac­cio­na­mien­to del voto a opcio­nes anticapitalistas…Es tiem­po de refle­xión pero tam­bién de uni­dad y trans­ver­sa­li­dad en la lucha ya que estas elec­cio­nes no son sino la care­ta que tra­ta de legi­ti­mar voto­crá­ti­ca­men­te la invo­lu­ción del capi­tal expo­lia­dor median­te el saqueo de los dere­chos socia­les.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *