[Libro] Maru­lan­da y las FARC para prin­ci­pian­tes

Reco­gi­do de La Hai­ne

Cua­der­nos de for­ma­ción de las FARC-EP  Pró­lo­go de Iván Már­quez :: Libro (com­ple­to) que da con­tex­to a una his­to­ria de resis­ten­cia heroi­ca, y tam­bién arti­cu­la­ción con la cau­sa anti­ca­pi­ta­lis­ta mun­dial

Mate­ria­les de dis­cu­sión y peda­go­gía popu­lar sobre his­to­ria de Amé­ri­ca Lati­na y con­flic­tos socia­les con­tem­po­rá­neos.
Guión y tex­tos: Emi­lio Sal­ga­ri Gra­fis­tas; Dio­nis­sio, boce­tos Isa­be­lle – Domé­ni­co, entin­ta­do­res

Pró­lo­go

Por Iván Már­quez. Inte­gran­te del Secre­ta­ria­do de las FARC-EP

Una antor­cha alum­bran­do con sus lla­mas en la oscu­ra noche de la mani­pu­la­ción y el enga­ño. Eso es MARULANDA Y LAS FARC PARA PRINCIPIANTES. Un cues­tio­na­mien­to a la men­ti­ra que ha pre­ten­di­do ter­gi­ver­sar la his­to­ria de una ges­ta insur­gen­te que tie­ne como alma el anhe­lo del pue­blo, el sue­ño de jus­ti­cia y liber­tad de los humil­des. La obra rei­vin­di­ca la vigen­cia y la legi­ti­mi­dad de la lucha arma­da como un dere­cho inalie­na­ble de los pue­blos a rebe­lar­se con­tra regí­me­nes tirá­ni­cos y terro­ris­tas.

Una lega­li­dad impues­ta por la cla­se domi­nan­te, como expre­sión de la vio­len­cia del poder, sólo exci­ta a los que con­ci­ben patria como huma­ni­dad, a derri­bar­la a tra­vés del subli­me acto de la rebe­lión, con­ca­te­na­da con la movi­li­za­ción de pue­blos. Luchar por la dig­ni­dad, por la sobe­ra­nía, por una patria jus­ta y en paz, no es deli­to; es un dere­cho con­sa­gra­do por la legi­ti­mi­dad.

El rela­to de Sal­ga­ri es como el Atra­to (río colom­biano) de cau­ce polí­ti­co e ideo­ló­gi­co pro­fun­do, que se expla­ya, que des­bor­da sus ori­llas, para dar­le con­tex­to a una his­to­ria de resis­ten­cia heroi­ca, y tam­bién arti­cu­la­ción con la cau­sa anti­ca­pi­ta­lis­ta mun­dial. Es un ir y venir sobre la línea del tiem­po en bus­ca de con­tex­to y expli­ca­ción, que sin per­der el aci­mut, logra el pro­pó­si­to de deve­lar el esplen­dor de la ver­dad de una lucha jus­ta.

Es una narra­ción extra­or­di­na­ria, didác­ti­ca, que bien la pue­den abor­dar exper­tos o ini­cia­dos. No se que­da en la des­crip­ción: apun­ta a las cau­sas de los fenó­me­nos que abor­da. La pasión acom­pa­ña el plan­tea­mien­to; sale en defen­sa de los opri­mi­dos y fus­ti­ga la vio­len­cia ins­ti­tu­cio­na­li­za­da, des­de la con­quis­ta, pasan­do por los hitos his­tó­ri­cos de los des­afue­ros del poder, como la masa­cre de las bana­ne­ras, el mag­ni­ci­dio de Gai­tán, la épo­ca de la vio­len­cia que se lle­vó la vida de 300 mil colom­bia­nos, la agre­sión mili­tar a Mar­que­ta­lia, el geno­ci­dio de la Unión Patrió­ti­ca con más de 5 mil muer­tos, el Plan Colom­bia, el para­mi­li­ta­ris­mo de Esta­do, las masa­cres, los “fal­sos posi­ti­vos”, las fosas comu­nes, el des­pla­za­mien­to for­zo­so, la cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta, la tor­tu­ra, la des­apa­ri­ción y el encar­ce­la­mien­to, y esa vio­len­cia sor­da y ase­si­na que es la polí­ti­ca neo­li­be­ral.

MARULANDA Y LAS FARC PARA PRINCIPIANTES per­si­gue y derro­ta los fan­tas­mas y demo­nios inven­ta­dos para asus­tar y disua­dir la resis­ten­cia. En sus pági­nas, los espan­ta­jos de la “nar­co-gue­rri­lla” y el “terro­ris­mo” huyen ante la con­tun­den­cia argu­men­tal de Sal­ga­ri y los tajos de espa­da del pin­cel y la plu­mi­lla de Dio­nis­sio, que dejan en cue­ros la per­fi­dia y la doble moral de los gobier­nos de Washing­ton y Bogo­tá y a su mefí­ti­ca cam­pa­ña mediá­ti­ca mani­pu­la­do­ra. Ellos nos dicen que el mie­do infun­di­do en torno al comu­nis­mo se está difu­mi­nan­do en el hori­zon­te del nue­vo siglo, y empie­za a ser per­ci­bi­do como espe­ran­za de huma­ni­dad, y como nece­si­dad para sal­var al mun­do. Con­ju­gan ple­na­men­te los tra­zos de Dio­nis­sio con el ver­bo de Sal­ga­ri.

Los dos mues­tran un pro­fun­do cono­ci­mien­to de la insur­gen­cia faria­na, de sus ante­ce­den­tes y sur­gi­mien­to, de su estruc­tu­ra­ción paso a paso como ejér­ci­to del pue­blo, el dise­ño de su tác­ti­ca y estra­te­gia, su doc­tri­na mili­tar y sus nor­mas, estu­dia­das segu­ra­men­te en el ras­tro que han deja­do las 9 Con­fe­ren­cias Nacio­na­les de los gue­rri­lle­ros de las FARC-EP.

La obra mide el impac­to en la gue­rri­lla de Manuel de las vic­to­rias y derro­tas del socia­lis­mo en su con­fron­ta­ción ‑aún sin defi­nir- con el capi­ta­lis­mo. No se doble­ga­ron las FARC ante los can­tos de sire­na que anun­cia­ban el fin de la his­to­ria y el “triun­fo defi­ni­ti­vo del capi­tal”, no. Resis­tie­ron y resis­ten a con­tra­co­rrien­te del neo­li­be­ra­lis­mo, del post- moder­nis­mo y de las ideas de moda ofre­ci­das por mer­ca­chi­fles asa­la­ria­dos.

Par­ti­ci­pan en la con­tien­da de las ideas, sí, pero con la cer­te­za de que ellas solas no ganan bata­llas fren­te a enemi­gos bár­ba­ros. En la lucha deci­si­va con­tra la civi­li­za­ción bur­gue­sa, hoy en deca­den­cia y senec­tud, las ideas deben ir siem­pre escol­ta­das. A un enemi­go de la huma­ni­dad tan peli­gro­so, a un impe­rio tam­ba­lean­te que empu­ña armas y tec­no­lo­gía, no se le pue­de enfren­tar con el pecho des­cu­bier­to. Los pue­blos movi­li­za­dos sabrán uti­li­zar todos los medios nece­sa­rios para derri­bar la tira­nía mun­dial.

Las FARC-EP, siguien­do su pro­pio pen­sa­mien­to y con­cep­ción de la gue­rra, y apo­ya­das en la soli­da­ri­dad moral de los pue­blos, han resis­ti­do la más gran­de ofen­si­va que se haya lan­za­do con­tra movi­mien­to gue­rri­lle­ro alguno en el hemis­fe­rio, y hoy obli­gan al adver­sa­rio a modi­fi­car su estra­te­gia con­tra­in­sur­gen­te. Pode­mos decir que han atra­ve­sa­do tem­pes­ta­des y la mar embra­ve­ci­da, reman­do con la fuer­za de su sobe­ra­nía polí­ti­ca. Nun­ca rin­dió cuen­tas a nin­gún vati­cano; sólo a su máxi­ma ins­tan­cia y auto­ri­dad: la Con­fe­ren­cia Gue­rri­lle­ra. El deco­ro y la cons­tan­cia sabrán ven­cer.

En su aná­li­sis de la epo­pe­ya de la resis­ten­cia faria­na, E. Sal­ga­ri, encuen­tra o dilu­ci­da la pro­fun­da liga­zón que exis­te entre las FARC y esas poten­cias demo­le­do­ras con­tra la opre­sión, repre­sen­ta­das en Bolí­var, Marx, y el Che, y fun­de magis­tral­men­te el pen­sa­mien­to socia­lis­ta indo­ame­ri­cano con los idea­les clá­si­cos del comu­nis­mo, asun­to cla­ve para la revo­lu­ción en Nues­tra Amé­ri­ca, fusio­na­dor de afi­ni­da­des y sue­ños con­ti­nen­ta­les, cata­li­za­dor de la movi­li­za­ción de pue­blos por la defi­ni­ti­va inde­pen­den­cia.

Con MARULANDA Y LAS FARC PARA PRINCIPIANTES, comien­za en fir­me la Cáte­dra Manuel Maru­lan­da Vélez a reco­rrer el con­ti­nen­te, en cam­pa­ña con Bolí­var, con Marx y con el Che, y a exten­der sus la- zos liber­ta­rios allen­de el océano.

Esta obra está dedi­ca­da, con pro­fun­do afec­to gue­rri­lle­ro, revo­lu­cio­na­rio, a la juven­tud, de la cual con­vo­ca­mos su his­tó­ri­ca rebel­día con­tra la injus­ti­cia, su gene­ro­si­dad con los débi­les, su irre­ve­ren­cia crea­do­ra, por­que sólo con auda­cia e ima­gi­na­ción colec­ti­va sere­mos capa­ces de abrir los nue­vos cami­nos de la Patria Gran­de y el socia­lis­mo.

En tiem­pos de cri­sis estruc­tu­ral del capi­ta­lis­mo, de deca­den­cia de la civi­li­za­ción bur­gue­sa, vio­len­ta en su ago­nía, la vigen­cia y legi­ti­mi­dad de la lucha arma­da se refren­da y adquie­re nue­vos bri­llos. Invi­ta­mos a la juven­tud a empu­ñar las armas de la rebel­día en este pre­lu­dio de la bata­lla deci­si­va por la huma­ni­dad, como lo hicie­ron Maru­lan­da y el Che, como Bolí­var, bus­can­do la ins­tau­ra­ción de un nue­vo orden social regi­do por la jus­ti­cia.

Mon­ta­ñas de Colom­bia, Octu­bre de 2011

Leer libro com­ple­to [PDF]

Nota: El libro, debi­do a la abun­dan­cia de imá­ge­nes, pesa 116 Mb, por lo que es nece­sa­rio bajar­lo (con pacien­cia) de un ser­vi­dor comer­cial.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *