¡De fami­lia le vie­ne la cas­ta al gal­go!- Mikel Ari­za­le­ta

Al leer con dete­ni­mien­to la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Supre­mo me he acor­da­do del artícu­lo de Rafael Poch: “En 1949 el 56% de los altos fun­cio­na­rios de la poli­cía de Rena­nia del Nor­te-West­fa­lia (Ale­ma­nia Fede­ral) pro­ce­dían del par­ti­do nazi (NSDAP) y de las SS».

«En los años cin­cuen­ta en Bavie­ra el 81% de los jue­ces tenían un pasa­do nazi, mien­tras que en Würt­tem­berg-Baden, el 50%».

«El juez ex nazi, Eduard Dreher, fue el encar­ga­do de la refor­ma del códi­go penal en el Minis­te­rio de Jus­ti­cia a par­tir de 1954 e impu­so la pres­crip­ción para los crí­me­nes de «com­pli­ci­dad con ase­si­na­to» que libe­ró de toda res­pon­sa­bi­li­dad a los nazis, una espe­cie de amnis­tía gene­ral. Esa ausen­cia de des­na­ci­fi­ca­ción, que la gue­rra fría y los alia­dos poten­cia­ron en aras del com­ba­te con­tra el comu­nis­mo, con­tri­bu­yó a una con­ti­nui­dad buro­crá­ti­ca que aun hoy des­pren­de un ambi­guo tufi­llo”

Los jue­ces del Tri­bu­nal Supre­mo Juan Saa­ve­dra Ruiz, Andrés Mar­tí­nez Arrie­ta, Julián Sán­chez Mel­gar, José Ramón Soriano Soriano (ponen­te) y Juan Ber­du­go Gómez de la Torre argu­men­tan de corri­do y carre­ti­lla “que todos los pre­sos de ETA denun­cian tor­tu­ras ‑lo que es falso‑, por­que exis­te un manual que así lo indi­ca”. Y recha­zan la cre­di­bi­li­dad de los tes­ti­gos por­que, de algún modo, per­te­ne­ce­rían o serían afi­nes al mun­do de ETA. O, con otras pala­bras, en el Esta­do espa­ñol no se tor­tu­ra por­que lo dicen jue­ces, fis­ca­les y fun­cio­na­rios poli­cia­les en su mayo­ría de luen­go pedi­grí fami­liar.

Por su argu­men­ta­ción es muy fácil que los jue­ces y fis­ca­les espa­ño­les superen las cifras de pro­ge­nie ideo­ló­gi­ca de los ale­ma­nes, sobre todo en las altas esfe­ras. Des­de el putsch de Fran­co y su gen­te en el Esta­do espa­ñol no se tor­tu­ra, y lo decían y lo siguen dicien­do jue­ces, fis­ca­les y poli­cía.

Y es que de fami­lia le vie­ne la cas­ta al gal­go.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *