Con fal­da o con velo: al aco­sa­dor le da igual

Can­sa­das de los tss-tss de los hom­bres, de las per­se­cu­cio­nes, de las pro­po­si­cio­nes inde­cen­tes lan­za­das des­de los coches, de no poder pasear solas por la noche y de tener que per­ma­ne­cer calla­das, un gru­po de jóve­nes ha deci­di­do alzar la voz con­tra el aco­so que las muje­res sufren en las calles de Marruecos.

Mini­fal­da o chi­la­ba, velo o no velo, casa­da o sol­te­ra, sola o acom­pa­ña­da. A ellos les da igual. «El macho en la calle es el rey y es un pro­ble­ma que se debe ata­jar des­de la edu­ca­ción», expli­ca Tifawt Belaid, miem­bro del gru­po de Face­book «Women Shou­foush», naci­do para com­ba­tir el acoso.

«Igno­ra lo que te digan. No lla­mes la aten­ción. Ten cui­da­do con lo que lle­vas pues­to. No pro­vo­ques. No sal­gas por la noche… Este tipo de ideas son las que nos incul­can a las muje­res», comen­ta Maj­du­li­ne Lya­zi­di, otra de las fun­da­do­ras del grupo.

Ya sea por el esca­so núme­ro de luga­res en los que reu­nir­se y don­de coin­ci­dir con las muje­res o por la cos­tum­bre de ser due­ños del espa­cio públi­co, muchos hom­bres marro­quíes exhi­ben su viri­li­dad lan­zan­do piro­pos, pidien­do un núme­ro de telé­fono e inclu­so posan­do la mano sobre la mujer que les apetezca.

«Sé que hay muje­res a las que les gus­ta ligar así y en este país es algo nor­mal. Pero exis­te una dife­ren­cia entre ligar y aco­sar. El aco­so empie­za cuan­do les dices que “no” y no te dejan tran­qui­la», agre­ga Belaid.

Los medios de comu­ni­ca­ción ‑dice- jue­gan un papel impor­tan­te, ya que en una socie­dad don­de el tema de la sexua­li­dad está veta­do, mues­tran a chi­cas seduc­to­ras, ves­ti­das de for­ma lige­ra y que salen libre­men­te con hom­bres, lo que ter­mi­na crean­do dua­lis­mo y frustración.

A pesar de que la lucha con­tra el aco­so no es nue­va en Marrue­cos, «Women Shou­foush», con más de 5.300 segui­do­res en la red, pre­ten­de rom­per tabúes, ani­mar un deba­te social en el que la mujer pue­da expre­sar­se y orga­ni­zar un mar­cha pací­fi­ca con­tra las agre­sio­nes en las calles, has­ta con­se­guir que éstas se con­vier­tan en espa­cios seguros.

«Women Shou­foush» es un jue­go de pala­bras ins­pi­ra­do en «Manshou­foush» (algo así como «¿pode­mos hablar?»), una típi­ca expre­sión con la que los hom­bres marro­quíes ava­sa­llan a las chi­cas en los luga­res públicos.

El gru­po está ins­pi­ra­do en otra pági­na de Face­book, «Slut­walk (mar­cha de pros­ti­tu­tas)», crea­da por unas estu­dian­tes en Cana­dá, en pro­tes­ta por las decla­ra­cio­nes de un poli­cía en un foro sobre segu­ri­dad en el que seña­ló que las muje­res debían dejar de ves­tir­se como pros­ti­tu­tas, para evi­tar ser aco­sa­das sexualmente.

Ini­cial­men­te deno­mi­na­do «Slut­walk Moroc­co», se deci­dió cam­biar el tér­mino por­que el nom­bre crea­ba una erró­nea inter­pre­ta­ción de la ini­cia­ti­va, y por­que no se sigue el mode­lo de «Slut­walk Cana­da», que ha saca­do a la calle a muje­res semi-des­nu­das, hecho impen­sa­ble en Marruecos.

Casi 6 millo­nes de muje­res de entre 18 y 64 años ‑de las 9,5 millo­nes que viven en el país- han sufri­do algún tipo de vio­len­cia de géne­ro, indi­ca la Encues­ta Nacio­nal de la Pre­va­len­cia de la Vio­len­cia de Géne­ro publi­ca­da a prin­ci­pios de este año.

En los luga­res públi­cos 3,1 millo­nes de chi­cas son anual­men­te víc­ti­mas de aco­so, y de entre éstas, alre­de­dor de 372.000 son agre­di­das sexual­men­te. Los auto­res de las agre­sio­nes físi­cas en la calle son ‑en 6 casos sobre 10- jóve­nes meno­res de 35 años, y las denun­cias a una auto­ri­dad com­pe­ten­te se pro­du­cen sola­men­te en un 17,4 % de los sucesos.

Y es que jun­to a la lucha con­tra el aco­so se aña­de la bata­lla por con­se­guir rom­per el silen­cio de las víctimas.

«No hay edu­ca­ción sexual, y si se sufre algún tipo de aco­so es muy difí­cil decír­se­lo a tu fami­lia. Qui­zá sí que se lo cuen­tas a tu madre, pero tie­nes que tener una rela­ción muy pró­xi­ma con ella. Es hora de que las muje­res comien­cen a decir BASTA»,

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *