«Esta­mos ante una nue­va opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca, Eus­kal Herria debe tener la posi­bi­li­dad de reco­rrer su pro­pio camino»- LAB Sindikatua

Des­de el sin­di­ca­to LAB pen­sa­mos y rei­vin­di­ca­mos que Eus­kal Herria debe tener la opor­tu­ni­dad de reco­rrer su pro­pio camino, de deci­dir su futu­ro sin nin­gún tipo de vio­len­cia, ni inge­ren­cia, ni limi­tes impues­tos. Nece­si­ta­mos que se cons­tru­yan los acuer­dos polí­ti­cos que garan­ti­cen esa posi­bi­li­dad y eso es posi­ble hoy. Esta­mos ante esa opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca, no hay excu­sas y ade­más Eus­kal Herria lo nece­si­ta. Es momen­to para que todos y todas asu­ma­mos com­pro­mi­sos cla­ros en esta direc­ción. Y eso es lo que le hemos deman­da­do a Patxi Lopez.

Las ins­ti­tu­cio­nes pue­den y deben jugar un papel muy impor­tan­te en la cons­truc­ción de las solu­cio­nes que nece­si­ta­mos. Y Patxi Lopez, res­pon­sa­ble máxi­mo de las ins­ti­tu­cio­nes de la CAPV, tie­ne la res­pon­sa­bi­li­dad de impul­sar y desa­rro­llar esa posi­bi­li­dad. Es momen­to de asu­mir com­pro­mi­sos en ese sen­ti­do, empe­zan­do por dar pasos para supe­rar el défi­cit demo­crá­ti­co de la ins­ti­tu­ción que repre­sen­ta. El dia­lo­go polí­ti­co es nece­sa­rio e insus­ti­tui­ble en esta fase, un diá­lo­go sin exclu­sio­nes. El Lehen­da­ka­ri, con su acción polí­ti­ca, debe dar el paso de garan­ti­zar el reco­no­ci­mien­to y la par­ti­ci­pa­ción en igual­dad de con­di­cio­nes de todas las opcio­nes polí­ti­cas que hoy exis­ten en Eus­kal Herria.

Se tie­nen que garan­ti­zar la par­ti­ci­pa­ción de la ciu­da­da­nía vas­ca tan­to en el pro­ce­so como en su resul­ta­do final. Este es un com­pro­mi­so a asu­mir por todos y todas, empe­zan­do por el máxi­mo res­pon­sa­ble de las ins­ti­tu­cio­nes de la CAPV. Y le hemos deman­do a Patxi Lopez com­pro­mi­sos cla­ros con este prin­ci­pio. En este sen­ti­do, hemos recal­ca­do la nece­si­dad de garan­ti­zar ins­tru­men­tos para la par­ti­ci­pa­ción efec­ti­va de la mujer. Este pro­ce­so no pue­de excluir a nadie, ni pode­mos acep­tar que nadie que­de exclui­da por tener difi­cul­ta­des aña­di­das a la hora de par­ti­ci­par en la vida polí­ti­ca y social. Esa es la reali­dad de muchas muje­res y no pode­mos obviar­lo, se debe garan­ti­zar la par­ti­ci­pa­ción de todas las muje­res habi­li­tan­do y poten­cian­do los cau­ces nece­sa­rios para que esa par­ti­ci­pa­ción sea posi­ble y sea real.

Los pro­ble­mas de los y las tra­ba­ja­do­ras deben estar pre­sen­tes en los acuer­dos que se van a cons­truir. Esta opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca no ha sur­gi­do en cual­quier momen­to. La posi­bi­li­dad de cons­truir los nue­vos acuer­dos que nece­si­ta este país se ha gene­ra­do en la mitad de la peor cri­sis que hemos cono­ci­do. Los y las tra­ba­ja­do­ras no tene­mos nin­gu­na posi­bi­li­dad de deci­dir sobre nues­tro futu­ro eco­nó­mi­co y social. Se nos nie­ga ese dere­cho y a Eus­kal Herria se le nie­ga el dere­cho a dotar­se de los ins­tru­men­tos que nece­si­ta para deter­mi­nar y desa­rro­llar un nue­vo mode­lo eco­nó­mi­co y social. Se nos han impues­to refor­mas labo­ra­les, no se nos per­mi­te par­ti­ci­par en deci­sio­nes que son deter­mi­nan­tes para las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas y socia­les que se desa­rro­llan, se nos impi­de la posi­bi­li­dad de trans­for­mar el mode­lo actual a pesar de que está en una pro­fun­da cri­sis y a pesar de ser la deman­da de la mayo­ría. Estas situa­cio­nes for­man par­te del con­flic­to que debe­mos solu­cio­nar. El Lehen­da­ka­ri debe dar pasos para supe­rar estos pro­ble­mas y eso es lo que le hemos demandado.

En Gas­teiz, a 3 de noviem­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.