Un infor­me denun­cia que el TAV nava­rro res­pon­de a «moti­va­cio­nes políticas»

La Fun­da­ción Sus­trai Era­kun­tza ha pre­sen­ta­do un infor­me sobre el TAV en Nafa­rroa en el que reve­la la fal­ta de estu­dios sobre la ren­ta­bi­li­dad «eco­nó­mi­ca y social» de un pro­yec­to que, según denun­cian, res­pon­de a «cri­te­rios de ren­ta­bi­li­dad política».

IRUÑEA-. Los eco­no­mis­tas e inves­ti­ga­do­res de la UPV, Rober­to Ber­me­jo, David Hoyos y Ale­jo Etchart, han ela­bo­ra­do un infor­me en el que reco­gen un aná­li­sis sobre la ren­ta­bi­li­dad social de la alta velo­ci­dad ferro­via­ria a nivel inter­na­cio­nal y en base a ello, ana­li­zan la ren­ta­bi­li­dad socio­eco­nó­mi­ca del pro­yec­to del TAV en Nafarroa.

El estu­dio ha sido pre­sen­ta­do esta maña­na por la Fun­da­ción Sus­trai Era­kun­tza con la inten­ción de ini­ciar una refle­xión y han des­ta­ca­do que el TAV nava­rro «res­pon­de prin­ci­pal­men­te a moti­va­cio­nes polí­ti­cas» ya que han com­pro­ba­do que no exis­ten «estu­dios serios» sobre la ren­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y social del proyecto.

Según recuer­da el infor­me, el impul­so a la cons­truc­ción de la alta velo­ci­dad lle­gó en 2007 a raíz de que el PSN posi­bi­li­ta­ra la per­ma­nen­cia de UPN en el Gobierno foral. Y es que, un año antes, el Gobierno espa­ñol había recha­za­do la peti­ción rea­li­za­da por el Par­la­men­to nava­rro para fir­mar un acuer­do de financiación.

El tra­ba­jo desa­rro­lla­do por los eco­no­mis­tas e inves­ti­ga­do­res des­ta­ca tam­bién que no se ha rea­li­za­do nin­gún estu­dio «fia­ble e inde­pen­dien­te» sobre su ren­ta­bi­li­dad socio­eco­nó­mi­ca y que su pro­mo­ción care­ce de «trans­pa­ren­cia y par­ti­ci­pa­ción pública».

Asi­mis­mo, con­si­de­ra que el pro­yec­to care­ce de ren­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y cita como ejem­plo que si el pre­su­pues­to ascen­día a casi 2.000 millo­nes de euros en 2010, en un año ha expe­ri­men­ta­do un incre­men­to de 1.300 millo­nes más.

Este enca­re­ci­mien­to creen que reper­cu­ti­rá en la degra­da­ción de los ser­vi­cios públi­cos que «ya está en marcha».

Otros de los argu­men­tos que expo­nen son que el TAV no favo­re­ce­rá la cohe­sión social ni terri­to­rial, tam­po­co cubri­rá nin­gu­na ausen­cia de cone­xión ni aña­di­rá nue­vas posi­bli­da­des y que no con­tri­bu­ye a la sos­te­ni­bi­li­dad medioam­bien­tal. Tam­bién plan­tean que exis­ten gran­des inte­rro­gan­tes a si el TAV nava­rro trans­por­ta­ría nive­les sig­ni­fi­ca­ti­vos de mercancía.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.