Un infor­me denun­cia que el TAV nava­rro res­pon­de a «moti­va­cio­nes polí­ti­cas»

La Fun­da­ción Sus­trai Era­kun­tza ha pre­sen­ta­do un infor­me sobre el TAV en Nafa­rroa en el que reve­la la fal­ta de estu­dios sobre la ren­ta­bi­li­dad «eco­nó­mi­ca y social» de un pro­yec­to que, según denun­cian, res­pon­de a «cri­te­rios de ren­ta­bi­li­dad polí­ti­ca».

IRUÑEA-. Los eco­no­mis­tas e inves­ti­ga­do­res de la UPV, Rober­to Ber­me­jo, David Hoyos y Ale­jo Etchart, han ela­bo­ra­do un infor­me en el que reco­gen un aná­li­sis sobre la ren­ta­bi­li­dad social de la alta velo­ci­dad ferro­via­ria a nivel inter­na­cio­nal y en base a ello, ana­li­zan la ren­ta­bi­li­dad socio­eco­nó­mi­ca del pro­yec­to del TAV en Nafa­rroa.

El estu­dio ha sido pre­sen­ta­do esta maña­na por la Fun­da­ción Sus­trai Era­kun­tza con la inten­ción de ini­ciar una refle­xión y han des­ta­ca­do que el TAV nava­rro «res­pon­de prin­ci­pal­men­te a moti­va­cio­nes polí­ti­cas» ya que han com­pro­ba­do que no exis­ten «estu­dios serios» sobre la ren­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y social del pro­yec­to.

Según recuer­da el infor­me, el impul­so a la cons­truc­ción de la alta velo­ci­dad lle­gó en 2007 a raíz de que el PSN posi­bi­li­ta­ra la per­ma­nen­cia de UPN en el Gobierno foral. Y es que, un año antes, el Gobierno espa­ñol había recha­za­do la peti­ción rea­li­za­da por el Par­la­men­to nava­rro para fir­mar un acuer­do de finan­cia­ción.

El tra­ba­jo desa­rro­lla­do por los eco­no­mis­tas e inves­ti­ga­do­res des­ta­ca tam­bién que no se ha rea­li­za­do nin­gún estu­dio «fia­ble e inde­pen­dien­te» sobre su ren­ta­bi­li­dad socio­eco­nó­mi­ca y que su pro­mo­ción care­ce de «trans­pa­ren­cia y par­ti­ci­pa­ción públi­ca».

Asi­mis­mo, con­si­de­ra que el pro­yec­to care­ce de ren­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y cita como ejem­plo que si el pre­su­pues­to ascen­día a casi 2.000 millo­nes de euros en 2010, en un año ha expe­ri­men­ta­do un incre­men­to de 1.300 millo­nes más.

Este enca­re­ci­mien­to creen que reper­cu­ti­rá en la degra­da­ción de los ser­vi­cios públi­cos que «ya está en mar­cha».

Otros de los argu­men­tos que expo­nen son que el TAV no favo­re­ce­rá la cohe­sión social ni terri­to­rial, tam­po­co cubri­rá nin­gu­na ausen­cia de cone­xión ni aña­di­rá nue­vas posi­bli­da­des y que no con­tri­bu­ye a la sos­te­ni­bi­li­dad medioam­bien­tal. Tam­bién plan­tean que exis­ten gran­des inte­rro­gan­tes a si el TAV nava­rro trans­por­ta­ría nive­les sig­ni­fi­ca­ti­vos de mer­can­cía.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *