Pales­ti­na entra como miem­bro de pleno dere­cho en UNESCO

Escri­to por Resu­men Lati­no­ame­ri­cano
p018_f01_199x116.jpg

Triun­fo pales­tino en Unes­co, ya ha traí­do repre­sa­lias por par­te de EEUU e Israel.
El orga­nis­mo de cul­tu­ra de Nacio­nes Uni­das, UNESCO, con­ce­dió ayer la mem­bre­sía ple­na al Gobierno pales­tino. El pre­si­den­te de la Auto­ri­dad Pales­ti­na (ANP), Mah­mud Abbas, cele­bró esta «his­tó­ri­ca» deci­sión, res­pal­da­da por 107 paí­ses y dura­men­te cri­ti­ca­da por EEUU e Israel, que vota­ron en con­tra. Para la Casa Blan­ca, «soca­va la meta de una paz dura­de­ra», mien­tras que para el Eje­cu­ti­vo israe­lí, «ale­ja toda­vía más la posi­bi­li­dad de un acuer­do de paz».

Los pales­ti­nos son ya miem­bros de pleno dere­cho de la UNESCO pese a la abier­ta opo­si­ción de Esta­dos Uni­dos e Israel.
La soli­ci­tud de adhe­sión con­tó con el apo­yo de 107 paí­ses, la nega­ti­va de 14 paí­ses, entre ellos EEUU, Ale­ma­nia, Aus­tra­lia y Cana­dá, y la abs­ten­ción de 52, entre los que des­ta­ca­ron Ita­lia, Gre­cia y Polo­nia. Se nece­si­ta­ban 81 sufra­gios para la apro­ba­ción del ingre­so pales­tino en una sesión, ten­sa y dra­má­ti­ca, a la que asis­tie­ron los repre­sen­tan­tes de 173 dele­ga­cio­nes.
Un dele­ga­do fran­cés cele­bró el resul­ta­do de la vota­ción al gri­to de «¡Viva Pales­ti­na!». La direc­to­ra gene­ral de la UNESCO, Iri­na Boko­va, tam­bién se apre­su­ró a feli­ci­tar a los pales­ti­nos.
El repre­sen­tan­te de EEUU, en cam­bio, reite­ró la opo­si­ción de su país al con­si­de­rar que esta admi­sión es «pre­ma­tu­ra».
La pasa­da sema­na, la secre­ta­ria de Esta­do, Hillary Clin­ton, cali­fi­có de «inex­pli­ca­ble» cual­quier deli­be­ra­ción sobre los pales­ti­nos en la UNESCO.
Ale­gó que el ingre­so de Pale­si­na en orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les no pue­de reem­pla­zar las nego­cia­cio­nes con Israel como una vía rápi­da para lograr la inde­pen­den­cia pales­ti­na.
Ayer, el por­ta­voz de la Casa Blan­ca, Jay Car­ney, vol­vió sobre la mis­ma idea. Ase­gu­ró que este voto «soca­va la meta de una paz dura­de­ra en Orien­te Medio. Tam­bién nos dis­trae de los esfuer­zos para lograr el res­ta­ble­ci­mien­to de unas con­ver­sa­cio­nes direc­tas, el medio para lograr el obje­ti­vo de dos Esta­dos que con­vi­van en paz y segu­ri­dad».
En tér­mi­nos simi­la­res se pro­nun­ció el emba­ja­dor israe­lí Nim­rod Bar­kan, para quien el de ayer fue «un día tris­te». «La UNESCO se ocu­pa de la cien­cia, no de la cien­cia fic­ción. Los pales­ti­nos for­za­ron un tema polí­ti­co que no es com­pe­ten­cia de la UNESCO», insis­tió.
En un comu­ni­ca­do pos­te­rior, el Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res insis­tió en que «se tra­ta de una manio­bra pales­ti­na uni­la­te­ral que no cam­bia­rá nada en el terreno, pero que ale­ja la posi­bi­li­dad de un acuer­do de paz». Advir­tió que a par­tir de aho­ra Israel eva­lua­rá su nivel de la coope­ra­ción con este orga­nis­mo.
Para el Minis­te­rio de Exte­rio­res ale­mán, exis­te «el peli­gro de que esta soli­ci­tud las­tre las con­ver­sa­cio­nes indi­rec­tas (entre las par­tes) recien­te­men­te ini­cia­das bajo los aus­pi­cios del Cuar­te­to para Orien­te Medio».
En las antí­po­das, el minis­tro pales­tino de Rela­cio­nes Exte­rio­res, Riyad al-Malki, que había pedi­do el voto a favor como «la prin­ci­pal con­tri­bu­ción que pue­dan apor­tar a la paz», remar­có que es «un momen­to his­tó­ri­co que le devuel­ve a Pales­ti­na algu­nos de sus dere­chos. Les pue­do garan­ti­zar que sere­mos un ele­men­to posi­ti­vo».
El pre­si­den­te pales­tino, Mah­mud Abas, tam­bién defi­nió la admi­sión de Pales­ti­na como una «vic­to­ria del dere­cho, de la jus­ti­cia y de la liber­tad».
EEUU deja­rá de apor­tar fon­dos en señal de pro­tes­ta
La reac­ción de EEUU a la admi­sión de Pales­ti­na como miem­bro de pleno dere­cho no se hizo espe­rar. Poco des­pués de la vota­ción, el Depar­ta­men­to de Esta­do con­su­mió su ame­na­za y anun­ció la anu­la­ción de un pago de 60 millo­nes de dóla­res que tenía pre­vis­to hacer este mis­mo mes. Washing­ton es el pri­mer con­tri­bu­yen­te de esta orga­ni­za­ción al apor­tar el 22% de su pre­su­pues­to.
La por­ta­voz del Depar­ta­men­to de Esta­do de EEUU, Vic­to­ria Nuland, sos­tu­vo en su rue­da de pren­sa dia­ria que la admi­sión de Pales­ti­na «pone en mar­cha res­tric­cio­nes legis­la­ti­vas exis­ten­tes des­de hace tiem­po que obli­gan a EEUU a abs­te­ner­se de hacer con­tri­bu­cio­nes»
Para el minis­tro de Exte­rio­res pales­tino, Riyad al-Malki, «no es el fin del mun­do». Su Gobierno podrá aho­ra pedir el reco­no­ci­mien­to como Patri­mo­nio Mun­dial de la Huma­ni­dad de luga­res como Belén, Hebrón y Jeri­có, ubi­ca­dos en terri­to­rios ocu­pa­dos.
El secre­ta­rio gene­ral de la ONU, Ban Ki-moon, que evi­tó pro­nun­ciar­se, dijo que «corres­pon­de a los esta­dos miem­bros ase­gu­rar el fun­cio­na­mien­to de la ONU, con su con­sis­ten­te apo­yo polí­ti­co y finan­cie­ro. Mi labor es la de enfa­ti­zar la nece­si­dad de una solu­ción. La solu­ción de los dos esta­dos hace mucho que debía haber­se implan­ta­do».
Israel, por su par­te, dijo que se replan­tea­rá su coope­ra­ción.

EE.UU. toma repre­sa­lias eco­nó­mi­cas con­tra la Unes­co por admi­tir a Pales­ti­na como miem­bro
El Gobierno de Esta­dos Uni­dos (EE.UU.) empren­dió este lunes una serie de medi­das eco­nó­mi­cas con­tra la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das para la Edu­ca­ción, la Cien­cia y la Cul­tu­ra (Unes­co, por su sigla en inglés) para repren­der al orga­nis­mo por su deci­sión de acep­tar a Pales­ti­na como Esta­do miem­bro. La pri­me­ra medi­da será la eli­mi­na­ción de fon­dos que des­ti­na­ba al orga­nis­mo.

En decla­ra­cio­nes a la pren­sa ofre­ci­das des­de Washing­ton, la por­ta­voz del Depar­ta­men­to de Esta­do esta­dou­ni­den­se, Vic­to­ria Nuland, anun­ció que la admi­sión de «Pales­ti­na como Esta­do en la Unes­co pone en mar­cha res­tric­cio­nes legis­la­ti­vas exis­ten­tes des­de hace tiem­po, que “obli­gan” a Esta­dos Uni­dos a abs­te­ner­se de hacer con­tri­bu­cio­nes» a esa orga­ni­za­ción.

En este sen­ti­do, infor­mó que «tenía­mos que hacer un pago de 60 millo­nes de dóla­res a la Unes­co en noviem­bre y no lo vamos a hacer».

La repre­sa­lia del Gobierno nor­te­ame­ri­cano es con­se­cuen­cia de la apro­ba­ción mayo­ri­ta­ria por par­te del XXXVI Con­se­jo Gene­ral de la Unes­co, que este lunes apro­bó (con 107 votos a favor) el ingre­so del Esta­do pales­tino como miem­bro pleno de la orga­ni­za­ción.

Ante el hecho, Nuland mani­fes­tó que des­de su posi­ción, el voto de este lunes en el seno de esa orga­ni­za­ción es «lamen­ta­ble” y “pre­ma­tu­ro”, ade­más de que a su pare­cer “soca­va nues­tra meta com­par­ti­da de una paz jus­ta, dura­de­ra y exhaus­ti­va en Orien­te Medio».

No obs­tan­te, se con­tra­di­jo seña­lan­do que «EEUU man­tie­ne su fir­me apo­yo al esta­ble­ci­mien­to de un Esta­do pales­tino inde­pen­dien­te y sobe­rano” agre­gan­do que antes de reco­no­cer­lo como tal, debe lograr media­cio­nes direc­tas con Israel y resol­ver el con­flic­to que ha teni­do a las dos nacio­nes en dispu­ta por varios años.

El emba­ja­dor esta­dou­ni­den­se en París (Fran­cia), David Killion, anun­ció antes de la vota­ción que de admi­tir­se a Pales­ti­na «se limi­ta­rá nues­tra capa­ci­dad de apo­yar los pla­nes de la Unes­co», mien­tras que la secre­ta­ria de Esta­do, Hillary Clin­ton, ase­gu­ró que la legis­la­ción esta­dou­ni­den­se «prohí­be al Gobierno finan­ciar orga­ni­za­cio­nes que ten­gan a los pales­ti­nos como miem­bros».

Esta­dos Uni­dos es la nación que más apor­ta a la Unes­co, con una cuo­ta total de 22 por cien­to de los fon­dos que reci­be y que corres­pon­den a unos 80 millo­nes de dóla­res al año.

La por­ta­voz del Depar­ta­men­to de Esta­do infor­mó que a pesar de la san­ción, Esta­dos Uni­dos segui­rá sien­do miem­bro de la orga­ni­za­ción y segui­rá par­ti­ci­pan­do en la mis­ma.

Ade­más, la fun­cio­na­ria indi­có: «Con­sul­ta­re­mos con el Con­gre­so para garan­ti­zar que los intere­ses y la influen­cia de Esta­dos Uni­dos se man­tie­nen» en la Unes­co.

La vota­ción expre­só el deseo demo­crá­ti­co de más de 107 nacio­nes que admi­tie­ron el ingre­so, en con­so­nan­cia con las vota­cio­nes abru­ma­do­ras que se han vis­to en la Asam­blea Gene­ral de la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das (ONU), en las que el mun­do exi­ge la admi­sión de Pales­ti­na como miem­bro con dere­cho pleno.

Israel deci­de ace­le­rar la cons­truc­ción de 2.000 vivien­das en terri­to­rio ocu­pa­do
El Gobierno israe­lí ha apro­ba­do ace­le­rar la cons­truc­ción de dos mil nue­vas vivien­das al este de Jeru­sa­lem y en las colo­nias de Maa­lé Adu­mim y Gush Etzion.
01/​11/​2011

JERUSALEM-. La deci­sión ha sido adop­ta­da en una reu­nión de los ocho minis­tros más rele­van­tes del Eje­cu­ti­vo, con­vo­ca­da por el pri­mer minis­tro, Ben­ja­min Natan­yahu, para ana­li­zar la recien­te deci­sión de la UNESCO de acep­tar a la Auto­ri­dad Nacio­nal Pales­ti­na (ANP) como miem­bro de pleno dere­cho.

Tan­to Israel como su mayor alia­do, Esta­dos Uni­dos, recha­za­ron la ini­cia­ti­va de la refe­ri­da agen­cia de la ONU.

«Se tra­ta de unas dos mil vivien­das en zonas que en cual­quier acuer­do futu­ro de paz que­da­rán en manos de Israel», ha argu­men­ta­do la Ofi­ci­na del Pri­mer Minis­tro israe­lí a tra­vés de un comu­ni­ca­do en el que tam­bién ha adver­ti­do de que en una pró­xi­ma reu­nión Israel adop­ta­rá «nue­vas medi­das» a esa deci­sión.

Medios loca­les apun­ta­ban hoy que, a par­te de la posi­ble cons­truc­ción de nue­vas vivien­das en los asen­ta­mien­tos judíos, el Gobierno de Netan­yahu podría con­si­de­rar la posi­bi­li­dad de rete­ner las tasas y aran­ce­les que recau­da Israel para tras­pa­sar a ANP, en vir­tud de los Acuer­dos de Oslo.

Otra de las medi­das que podría estu­diar Israel –de acuer­do a los medios– es la de reti­rar a los diri­gen­tes pales­ti­nos sus pases que agi­li­zan el cru­ce de fron­te­ras y pues­tos mili­ta­res de con­trol.

Tras cono­cer­se la deci­sión de la UNESCO, Israel ya anun­ció que se replan­tea­ría su coope­ra­ción con la orga­ni­za­ción, ya que en su opi­nión este paso per­ju­di­ca las posi­bi­li­da­des de alcan­zar la paz.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *