Cami­la Valle­jo, Karl Marx se debe equi­vo­car: ¡Chi­le no pue­de aca­bar como el fra­ca­so del Mayo del 68!- Ani­bal Garzón

Karl Marx, hacien­do alu­sio­nes al filó­so­fo ale­mán Frie­drich Hegel, en una de las obras de su juven­tud como perio­dis­ta, “El 18 Bru­ma­rio de Luís Bona­par­te”, subs­cri­bió que “la his­to­ria se repi­te dos veces, una como tra­ge­dia y otro como come­dia”, hacien­do refe­ren­cia que Napo­león fue la tra­ge­dia y su sobrino, Napo­león III, la risa. Pero, tam­bién esta his­to­ria pue­de ser repe­ti­da en dos esta­dos dife­ren­tes, Fran­cia y Chile.

El sím­bo­lo cho­vi­nis­ta fran­cés en la II Gue­rra Mun­dial, el mili­tar Char­les de Gau­lle, en un momen­to de des­es­ta­bi­li­za­ción polí­ti­ca por las luchas de la inde­pen­den­cia del pue­blo arge­lino fue nom­bra­do Pre­si­den­te de Fran­cia en 1958 y fun­dó la V Repú­bli­ca reafir­man­do la sobe­ra­nía fran­ce­sa en ple­na Gue­rra Fría. Jus­to una déca­da mas tar­de esta­lló en Fran­cia el Mayo del 1968. Jóve­nes estu­dian­tes de izquier­das que no vivie­ron la II Gue­rra Mun­dial, la mayo­ría per­te­ne­cien­tes al movi­mien­to hip­pie, lide­ra­ron la pro­tes­ta con­tra el naci­mien­to de una socie­dad de con­su­mo que gene­ra­ba gran­des des­igual­da­des, movi­li­za­cio­nes que fue­ron apo­ya­das por millo­nes de obre­ros indus­tria­les que empe­za­ban a sufrir heri­das eco­nó­mi­cas por los pri­me­ros sín­to­mas de la cri­sis del mode­lo key­ne­siano. De Gau­lle qui­so reedi­fi­car su pres­ti­gio con­vo­can­do un refe­rén­dum de pro­yec­to de refor­ma cons­ti­tu­cio­nal pero la derro­ta diri­gió su trá­gi­ca dimisión.

Via­jan­do más de 40 pos­te­rio­res años a un país del pací­fi­co, des­de el pasa­do mes de abril los estu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios chi­le­nos, que la mayo­ría no tuvie­ron uso de razón duran­te la dic­ta­du­ra de Augus­to Pino­chet, ini­cia­ron movi­li­za­cio­nes a favor de una edu­ca­ción gra­tui­ta y de cali­dad para rom­per con el mode­lo neo­li­be­ral que impu­so Pino­chet con los efec­tos actua­les de que un estu­dian­te median­te cré­di­tos ban­ca­rios paga una media de 300 euros al mes para poder estu­diar. Las pro­tes­tas se soli­di­fi­ca­ron, salien­do a la calle no sola­men­te miles de estu­dian­tes sino tam­bién pro­fe­so­res y otros tra­ba­ja­do­res en el momen­to que el pre­si­den­te con­ser­va­dor Sebas­tián Piñe­ra pro­nun­cia­ba en el mes de mayo en el Dis­cur­so a la Nación el balan­ce anual dic­tan­do cre­ci­mien­tos eco­nó­mi­cos. Unos datos que no refle­ja­ban la reali­dad de toda la socie­dad chi­le­na, lle­na de ser­vi­cios pri­va­ti­za­dos como edu­ca­ción y salud, pues­to que el indi­ca­dor del des­con­ten­to cre­cía con mani­fes­ta­cio­nes masi­vas, 300.000 per­so­nas en las calles el 30 de junio, o 500.000 el 9 de agos­to. Unas movi­li­za­cio­nes que a pesar de ser fun­da­das por los estu­dian­tes empe­za­ban a tener un carác­ter mas allá de la edu­ca­ción, al mis­mo tiem­po que Piñe­ra, otro vez, en su dis­cur­so en la Asam­blea Gene­ral de la o­nU, el pasa­do mes de sep­tiem­bre, con­ti­nua­ba pro­vo­can­do al ter­gi­ver­sar la reali­dad sub­ra­yan­do que “la eco­no­mía chi­le­na ha obte­ni­do un cre­ci­mien­to de 6% del PIB” – mien­tras Chi­le es el segun­do país más des­igual de Amé­ri­ca del Sur según el PNUD -, que su gobierno “pre­ten­de garan­ti­zar una edu­ca­ción gra­tui­ta para quien la nece­si­ta” – mien­tras que el 70% de los estu­dian­tes se endeu­dan –, que “las luchas de los estu­dian­tes son un ejem­plo de bue­na salud de la demo­cra­cia” – mien­tras el Pre­si­den­te se ha nega­do a cual­quier nego­cia­ción y ha apo­ya­do que las movi­li­za­cio­nes fue­sen repri­mi­das dura­men­te por los cara­bi­ne­ros con resul­ta­dos de muchas deten­cio­nes de estu­dian­tes. La come­dia de Piñe­ra en lugar de hacer risas ha enfu­re­ci­do al pue­blo chi­leno lle­gan­do a un pun­to cul­mi­nan­te, la huel­ga nacio­nal que con­vo­có para el 23 y 34 de octu­bre el sin­di­ca­to de la Cen­tral Uni­ta­ria de Tra­ba­ja­do­res y 80 orga­ni­za­cio­nes más, no sola­men­te para apo­yar a los estu­dian­tes sino para pro­tes­tar con­tra las pési­mas con­di­cio­nes labo­ra­les del sis­te­ma neoliberal.

Las pri­me­ras voces que pare­cían que nacían de unos jóve­nes estu­dian­tes locos a favor de edu­ca­ción publi­ca e ins­pi­ra­dos en libros de una ideo­lo­gía “cadu­ca”, el mar­xis­mo, como podría refle­jar Cami­la Valle­jo, la pre­si­den­ta de la Fede­ra­ción de Estu­dian­tes de la Uni­ver­si­dad de Chi­le al ser mili­tan­te de las Juven­tu­des Comu­nis­tas, ha pues­to en jaque al gobierno de Piñe­ra y al mis­mo sis­te­ma neo­li­be­ral chi­leno con la suma de dife­ren­tes acto­res popu­la­res pidien­do una nue­va Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te para rom­per con la actual Cons­ti­tu­ción impues­ta por Pino­chet al 1980.

El jue­ves 20 de octu­bre un gru­po de repre­sen­tan­tes de varios movi­mien­tos, estu­dian­tes, eco­lo­gis­tas, femi­nis­tas, y otras orga­ni­za­cio­nes socia­les, ocu­pa­ron el anti­guo Con­gre­so Nacio­nal en San­tia­go de Chi­le duran­te 8 horas exi­gien­do a par­la­men­ta­rios un ple­bis­ci­to para refor­mar la Cons­ti­tu­ción y para que el pue­blo asu­ma la sobe­ra­nía cons­tru­yen­do su pro­pia Car­ta Mag­na y no impues­ta por un dic­ta­dor. Rápi­da­men­te los cara­bi­ne­ros detu­vie­ron a los mani­fes­tan­tes por des­aca­to. Las pala­bras de Piñe­ra en la o­nU sobre el for­ta­le­ci­mien­to de la demo­cra­cia chi­le­na eran una come­dia mas.

El líder estu­dian­til de Mayo del 68, Daniel Cohn-Ben­dit, que lle­gó a ser una joven ima­gen de la izquier­da revo­lu­cio­na­ría mun­dial actual­men­te es euro­par­la­men­ta­rio del gru­po eco­so­cia­lis­ta por Ale­ma­nia y ha sido par­te del apo­yo euro­peo a la inva­sión en Libia por los intere­ses del mer­ca­do petro­le­ro. Espe­ra­mos que Cami­la Valle­jo, que según el dia­rio 20 Minu­tos supera en popu­la­ri­dad a Piñe­ra en un 40%[1], no aca­be sien­do absor­bi­da por el sis­te­ma capi­ta­lis­ta, y así poda­mos decir que a pesar de acer­tar en la tra­ge­dia de De Gau­lle y en la come­dia de Piñe­ra, en este caso si te has equi­vo­ca­do Marx, la his­to­ria del exlí­der estu­dian­til Cohn-Ben­dit es fra­ca­so pero la de Cami­la una victoria.


[1] http://​www​.20mi​nu​tos​.es/​n​o​t​i​c​i​a​/​1​1​8​3​2​1​7​/​0​/​c​a​m​i​l​a​-​v​a​l​l​e​j​o​/​l​i​d​e​r​-​e​s​t​u​d​i​a​n​t​e​s​/​c​h​i​le/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *