Los mejo­res paí­ses para ser mujer – Arte­mi­sa Agen­cia de Noti­cias

Arte­mi­sa Noti­cias La revis­ta News­week, con datos del Foro Eco­nó­mi­co Mun­dial y de la Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das, reali­zó un estu­dio sobre los paí­ses don­de las muje­res han teni­do más opor­tu­ni­da­des de desa­rro­llo y aque­llos don­de no. Islan­dia, Sue­cia, Cana­dá Dina­mar­ca y Fin­lan­dia, están a la cabe­za. Según el infor­me, los 20 mejo­res paí­ses para la muje­res son Gobier­nos ele­gi­dos demo­crá­ti­ca­men­te y con un PIB de más de $200 000 millo­nes, mien­tras que los paí­ses que están a la cola son los más pobres, muchos de ellos des­tro­za­dos por la gue­rra.

Si bien no exis­te un fac­tor deter­mi­nan­te para hacer este tipo de cla­si­fi­ca­ción, se toma­ron en cuen­ta aspec­tos cla­ves como el acce­so a la salud, edu­ca­ción, su par­ti­ci­pa­ción en la fuer­za labo­ral y el poder polí­ti­co. Como resul­ta­do, las nacio­nes de Occi­den­te tra­tan mejor a sus muje­res, pues la dis­cri­mi­na­ción por moti­vos de géne­ro está con­tra la Ley y por­que la igual­dad de dere­cho se garan­ti­za en sus cons­ti­tu­cio­nes.

Las fémi­nas han veni­do desa­rro­llan­do un empo­de­ra­mien­to cre­cien­te a lo ancho y lar­go del glo­bo, duran­te los últi­mos siglos. Sin embar­go, aún hay zonas don­de la igual­dad pare­ce algo más que dis­tan­te.

¿Qué hace que Islan­dia, Sue­cia, Cana­dá Dina­mar­ca y Fin­lan­dia, estén a la cabe­za? De acuer­do con el estu­dio, Islan­dia enca­be­za la lis­ta de los mejo­res paí­ses para ser mujer, pues cuen­ta con una agen­cia de super­vi­sión de los dere­chos de las muje­res. Ade­más, el año pasa­do, el Gobierno prohi­bió que las empre­sas lucren con la des­nu­dez feme­ni­na. De este modo, se cerra­ron cen­tros de des­nu­dis­tas y se pro­pi­nó un fuer­te gol­pe a la indus­tria de la explo­ta­ción sexual.

Sue­cia se ubi­ca en la segun­da posi­ción por sus polí­ti­cas de pro­tec­ción a la mater­ni­dad y a la pater­ni­dad. Cada pro­ge­ni­tor reci­be 16 meses de per­mi­so con suel­do lue­go del naci­mien­to de su bebé. Esto ha gene­ra­do una mayor res­pon­sa­bi­li­dad en los hom­bres y ha ele­va­do la tasa de fer­ti­li­dad de las muje­res. En un ran­king de 100 pun­tos como mejor cali­fi­ca­ción, Sue­cia reci­bió por News­week la pun­tua­ción gene­ral de 99,2, su sis­te­ma de jus­ti­cia reci­bió 90,8 pun­tos y la salud y edu­ca­ción feme­ni­na obtu­vo una cali­fi­ca­ción de 95 pun­tos. Ade­más, el equi­po admi­nis­tra­ti­vo de las empre­sas del país debe con­tar por Ley con una cuo­ta del 40% de muje­res.

Es el úni­co país no Euro­peo que cons­ta den­tro de los mejo­res paí­ses para las muje­res. Las muje­res cana­dien­ses se están esta­ble­cien­do cada vez con más fuer­za en las ocu­pa­cio­nes geren­cia­les y pro­fe­sio­na­les. El 49% de todos los pro­fe­sio­na­les de nego­cios y finan­zas y el 47% de todos los médi­cos y den­tis­tas son muje­res. No obs­tan­te, tra­ba­jan 90 minu­tos más al día en tareas no remu­ne­ra­das que los hom­bres y su cuo­ta polí­ti­ca es aún muy baja. En una cali­fi­ca­ción sobre 100 pun­tos, Cana­dá obtu­vo 92 en edu­ca­ción y salud feme­ni­na. Cuen­ta tam­bién con un Comi­té para la Igual­dad de la mujer y la Agen­cia Fede­ral cana­dien­se, encar­ga­da de defen­der sus dere­chos, ha logra­do en pocos años dis­mi­nuir la tasa de pobre­za entre muje­res mayo­res.

El Foro Eco­nó­mi­co Mun­dial sitúa a Dina­mar­ca en el cuar­to lugar dado el alto índi­ce de par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca de la mujer. El 42% de la repre­sen­ta­ción polí­ti­ca está en manos de muje­res y es uno de los paí­ses que más par­la­men­ta­rias tie­ne. Con la últi­ma refor­ma cons­ti­tu­cio­nal, de 1953, entró en vigor la suce­sión al trono por vía feme­ni­na. Prue­ba de esta ele­va­da par­ti­ci­pa­ción polí­ti­ca es que, en las últi­mas elec­cio­nes del 19 de sep­tiem­bre, la social­de­mó­cra­ta Thor­ning Sch­midt se con­vir­tió en la pri­me­ra mujer en la his­to­ria del país en ocu­par el car­go de pri­me­ra minis­tra. Dina­mar­ca reci­bió una pun­tua­ción de 95,3 sobre 100.

En 1906, Fin­lan­dia se con­vir­tió en la pri­me­ra nación del mun­do que reco­no­ció a las muje­res el dere­cho al voto y a com­pe­tir por un car­go polí­ti­co. De los cin­co mejo­res paí­ses para la mujer, Fin­lan­dia es el que mayor cuo­ta polí­ti­ca feme­ni­na tie­ne: 62%. En Fin­lan­dia, el papel de las orga­ni­za­cio­nes femi­nis­tas den­tro de los par­ti­dos polí­ti­cos así como la coope­ra­ción feme­ni­na inter­par­ti­dis­ta han sido deci­si­vos en el pro­ce­so de mejo­ra de la situa­ción polí­ti­ca de las muje­res. Aun­que es uno de los paí­ses con más altas tasas de divor­cio, el Gobierno lle­va ade­lan­te una polí­ti­ca de pro­tec­ción a las madres que tie­nen a sus hijos bajo cus­to­dia.

Los peo­res

Las fémi­nas han veni­do desa­rro­llan­do un empo­de­ra­mien­to cre­cien­te a lo ancho y lar­go del glo­bo, duran­te los últi­mos siglos. Y hoy día, ocu­pan pues­tos de alto man­do, diri­gen gran­des cor­po­ra­cio­nes, par­ti­ci­pan acti­va­men­te de la polí­ti­ca y son un ele­men­to fun­da­men­tal de la eco­no­mía. Sin embar­go, aún hay zonas don­de la igual­dad pare­ce algo más que dis­tan­te.

En Chad, los dere­chos son prác­ti­ca­men­te des­co­no­ci­dos por las muje­res, quie­nes están some­ti­das a la volun­tad de sus mari­dos y los recur­sos lega­les con­tra el abu­so son nulos y se arre­glan matri­mo­nios con niñas de has­ta 11 años. En Afga­nis­tán, más del 85% de las muje­res da a luz sin asis­ten­cia médi­ca. El índi­ce de mor­ta­li­dad mater­na es el más alto del mun­do. La vio­len­cia domés­ti­ca en Yemen no es ile­gal, la vio­la­ción mari­tal tam­po­co está reco­no­ci­da como un deli­to y muy pocas muje­res esco­gen a su espo­so sino que son obli­ga­das a hacer­lo a eda­des tem­pra­nas. Los nive­les de vio­len­cia domés­ti­ca en el Con­go son los más altos en el mun­do. En Malí, según la últi­ma encues­ta demo­grá­fi­ca y de salud rea­li­za­da en 2005, el 91,6% de las muje­res han sufri­do algu­na for­ma de muti­la­ción geni­tal. En la India, la mayor par­te de muje­res que está emba­ra­za­da de una niña pre­fie­re come­ter feti­ci­dio antes de tener­la. En Ara­bia Sau­di­ta, las muje­res no pue­den mane­jar y, recién den­tro de cua­tro años, podrán ejer­cer su dere­cho al voto por pri­me­ra vez en la his­to­ria.

Publi­ca­do por Géne­ro con Cla­se

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *