El Arar­te­ko recla­ma que se empa­dro­ne a las per­so­nas sin techo y meno­res tute­la­dos

El Arar­te­ko recla­mó ayer a los ayun­ta­mien­tos que cum­plan con su obli­ga­ción de ins­cri­bir en el padrón muni­ci­pal a las per­so­nas sin hogar y a los meno­res tute­la­dos que viven en cen­tros resi­den­cia­les ya que es una con­di­ción impres­cin­di­ble para que pue­dan acce­der a dere­chos como la tar­je­ta sani­ta­ria, las ayu­das socia­les o de vivien­da.
Íñi­go Lamar­ca recuer­da en su reco­men­da­ción a los con­sis­to­rios que tam­bién deben empa­dro­nar a las per­so­nas que tie­nen la resi­den­cia efec­ti­va el muni­ci­pio, «con inde­pen­den­cia de la exis­ten­cia o no de títu­lo legal de ocu­pa­ción de la vivien­da en que resi­den o de las con­di­cio­nes de habi­ta­bi­li­dad de la mis­ma».
El Arar­te­ko insis­te en que los ayun­ta­mien­tos tie­nen que faci­li­tar infor­ma­ción «por escri­to» a indi­gen­tes y meno­res tute­la­dos sobre los requi­si­tos y la tra­mi­ta­ción del pro­ce­di­mien­to para ins­cri­bir­se en el padrón. Ade­más, los ser­vi­cios muni­ci­pa­les deben ela­bo­rar un infor­me para acre­di­tar la resi­den­cia efec­ti­va de las per­so­nas sin hogar a fin de que éstas soli­ci­ten la ins­crip­ción. Lamar­ca pide tam­bién crear un pro­to­co­lo de actua­ción para los casos de indi­gen­tes en el que se esta­blez­ca la inter­ven­ción de los ser­vi­cios socia­les. En el caso de los ado­les­cen­tes tute­la­dos, el Defen­sor del Pue­blo vas­co recuer­da a los ayun­ta­mien­tos que deben «aten­der al inte­rés supe­rior del menor» y lle­var a aca­bo la ins­crip­ción en el padrón con los datos que dis­pon­ga la dipu­tación foral que le tute­la.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *