LAB recla­ma un calen­da­rio pro­pio para Eus­kal Herria ante cele­bra­cio­nes impues­tas que nada tie­nen que ver con el esce­na­rio polí­ti­co actual

Hoy, 25 de octu­bre, se cum­plen 32 años de la apro­ba­ción del Esta­tu­to de Ger­ni­ka. Resul­ta cuan­do menos curio­so que en estos 32 años nun­ca se hallan rea­li­za­do cele­bra­cio­nes, más allá de las ins­ti­tu­cio­na­les y aho­ra que en Eus­kal Herria se nos abre un nue­vo ciclo polí­ti­co que debe mar­car las bases para supe­rar la situa­ción de nega­ción que vive el pue­blo vas­co, nues­tros man­da­ta­rios nos impo­nen una fecha fes­ti­va que repro­du­ce en toda su cru­de­za la impo­si­ción y la nega­ción que duran­te déca­das vie­ne denun­cian­do y sufrien­do nues­tro pue­blo.

La cele­bra­ción que nos han impues­to en el día de hoy nada tie­ne que ver con el esce­na­rio polí­ti­co actual de Eus­kal Herria. Con la cele­bra­ción de hoy vuel­ve a que­dar más paten­te que nun­ca que mien­tras unos miran y se recrean en el pasa­do la mayo­ría social de Eus­kal Herria está miran­do al futu­ro con espe­ran­za e ilu­sión.

Duran­te estos últi­mos días hemos asis­ti­do a un espec­tácu­lo bochor­no­so por par­te de los que hoy cele­bran esta fies­ta. A algu­nos les hemos vis­to rea­li­zar ver­da­de­ras fili­gra­nas cir­cen­ses para poder resi­tuar­se ante unos acon­te­ci­mien­tos que les han supe­ra­do; a otros les hemos vis­to ponien­do palos en las rue­das hacien­do el ridícu­lo, no ya solo ante la socie­dad vas­ca (cosa a la que nos tie­nen acos­tum­bra­dos), sino inter­na­cio­nal­men­te, demos­tran­do sin nin­gún tipo de pudor su nula capa­ci­dad de leer entre líneas la impor­tan­cia del momen­to polí­ti­co actual, man­te­nién­do­se en dis­cur­sos cadu­cos y esté­ri­les.

La situa­ción actual deja muy a las cla­ras la fal­ta de legi­ti­mi­dad y lide­raz­go del Gobierno de Patxi López, y la esca­sa capa­ci­dad del mis­mo para inter­pre­tar la situa­ción polí­ti­ca del momen­to y de situar­se con pers­pec­ti­va ante la mis­ma.

Por des­gra­cia de esa fal­ta de capa­ci­dad del eje­cu­ti­vo de Gas­teiz sabe­mos mucho la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca. Su acti­tud e inope­ran­cia ante la cri­sis que aso­la nues­tro país nos lo ha demos­tra­do una y otra vez en estos últi­mos años.

La cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca hoy no tie­ne nada que fes­te­jar. Y espe­ra­mos que hoy sea la pri­me­ra y últi­ma vez que esta fecha se uti­li­za en el calen­da­rio labo­ral para mar­car una posi­ción polí­ti­ca por par­te de unos pocos por enci­ma de los intere­ses de la mayo­ría social.

LAB lle­va años recla­man­do la nece­si­dad de un calen­da­rio labo­ral pro­pio que dé por supe­ra­do estas situa­cio­nes de impo­si­ción don­de deter­mi­na­das fechas se usan para recor­dar­nos a todos y a todas las bases de un con­flic­to que una gran mayo­ría de la socie­dad vas­ca quie­re dar por supe­ra­do.

Eus­kal Herria, 25 de octu­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *