Madrid afir­ma aho­ra que el TAV en Nafa­rroa cos­ta­rá el doble de lo previsto

La dele­ga­da del Gobierno espa­ñol en Nafa­rroa, Elma Sáiz, y el pre­si­den­te de Ren­fe se feli­ci­tan por la inclu­sión del tra­za­do nava­rro del TAV den­tro de los pro­yec­tos prio­ri­ta­rios de la UE. En su decla­ra­ción de ayer, des­ve­la­ron que el cos­te de las obras ron­da­rá los 4.000 millones.

La inclu­sión por par­te de la UE del tra­mo nava­rro del TAV den­tro de sus redes de trans­por­te prio­ri­ta­rias (lo que impli­ca que cofi­nan­cia­rá en un 10% o un 20% de las obras) fue apro­ve­cha­da por la dele­ga­da del Gobierno espa­ñol en Nafa­rroa, Elma Sáiz, para hablar a las cla­ras sobre cuán­to va a cos­tar la infra­es­truc­tu­ra en este herrial­de: 4.000 millo­nes de euros. Esto supo­ne dupli­car la cifra ini­cial anun­cia­da ante­rior­men­te por Madrid e, inclu­so, supera con cre­ces las pre­vi­sio­nes hechas por AHT Gel­di­tu!, que sope­sa­ba que las obras podrían supo­ner unos 3.000 millones.

Ade­más de que las cifras se han dis­pa­ra­do, el Gobierno nava­rro con­ti­núa ade­lan­tan­do el dine­ro para con­se­guir que las obras cum­plan los pla­zos. El Eje­cu­ti­vo de Iru­ñea es el encar­ga­do de cos­tear la infra­es­truc­tu­ra de la obra (exca­va­ción, pla­ta­for­ma, hor­mi­go­nar…), asu­mien­do Adif-Ren­fe los gas­tos de la super­es­truc­tu­ra (ten­di­dos eléc­tri­cos, cate­na­rias, coches, etcétera).

Fue el pro­pio pre­si­den­te de Ren­fe, Teó­fi­lo Serrano, acom­pa­ña­do por Elma Sáiz en Iru­ñea, quien dio la cifra de los 4.000 millo­nes. Serrano camu­fló el sobre­cos­te afir­man­do que supo­ne una gran noti­cia que la UE haya admi­ti­do tam­bién el eje ferro­via­rio Can­tá­bri­co-Medi­te­rrá­neo entre sus obras prio­ri­ta­rias. «Des­de el pun­to de vis­ta de Nava­rra, esta deci­sión debe lle­nar­nos de satis­fac­ción por­que ase­gu­ra una cone­xión de alta velo­ci­dad rati­fi­ca­da como par­te de la red bási­ca euro­pea», señaló.

A la espe­ra de volun­tad política

Elma Sáiz, por su par­te, empla­zó al nue­vo Eje­cu­ti­vo espa­ñol que sur­ja tras las elec­cio­nes del 20N a que con­ti­núe impul­san­do el macro­pro­yec­to «del mis­mo modo que ha hecho este Gobierno [de Rodrí­guez Zapatero]».

En prin­ci­pio, Madrid había ase­gu­ra­do que inver­ti­ría 7.000 euros por año en la infra­es­truc­tu­ra y que ésta esta­ría ter­mi­na­da para 2020. Sin embar­go, la Comi­sión Euro­pea ha ofre­ci­do la posi­bi­li­dad de que se rela­jen estos pla­zos, dado que ele­va la fecha lími­te para ter­mi­nar el pro­yec­to a 2030.

En con­cre­to, en las cuen­tas pre­sen­ta­das por Serrano y Sáiz se deta­lla que la cone­xión de Iru­ñea con la «Y vas­ca» y con la esta­ción del Ave de Zara­go­za cos­ta­rá 3.274 millo­nes de euros. No obs­tan­te, a este tra­za­do se suman varias obras que supon­drán un sobre­cos­te, como la mejo­ra de acce­sos a los puer­tos y la cons­truc­ción de «pla­ta­for­mas mul­ti­mo­da­les» en pun­tos como Noain y Tute­ra. Las par­ti­das para estas «mejo­ras» ascien­den a 1.275 y 1.065 millones.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.