El matón de Las Vegas que vino de Sici­lia – ¿Quién ha mata­do real­men­te a Kadha­fi?- Man­lio Dinucci

Las imá­ge­nes de Kadha­fi lin­cha­do y ase­si­na­do por una masa feroz de mili­cia­nos se han difun­di­do mun­dial­men­te para demos­trar que en Libia hay una rebe­lión popu­lar que se ha aca­ba­do con el derro­ca­mien­to del odio­so dic­ta­dor. Ver­sión sim­plis­ta, que per­te­ne­ce a las poten­tes «armas de dis­trac­ción de masas» uti­li­za­das en la ope­ra­ción Pro­tec­tor Uni­fi­cado. La reali­dad es muy dife­ren­te, como lo demues­tra la recons­truc­ción docu­men­ta­da de los acon­te­ci­mien­tos rea­li­za­da el 21 de octu­bre por el perió­di­co bri­tá­ni­co The Tele­graph.

Des­pués de jugar un papel cla­ve en el con­quis­ta de Trí­po­li, los agen­tes de la CIA y del ser­vi­cio secre­to bri­tá­ni­co M16, que ope­ran sobre el terreno en Libia, lle­ga­ron a un acuer­do sobre la caza de Kadha­fi, que había esca­pa­do a los bom­bar­deos masi­vos de la OTAN. Mien­tras que los dro­nes y otros avio­nes espías, dota­dos de los apa­ra­tos más sofis­ti­ca­dos, sobre­vo­la­ban día y noche Libia, fuer­zas espe­cia­les esta­dou­ni­den­ses y bri­tá­ni­cas pasa­ban por el ceda­zo la zona de Syr­te, pro­ba­ble refu­gio de Kadha­fi. Este se vio obli­ga­do, estas últi­mas sema­nas, a rom­per su silen­cio tele­fó­ni­co uti­li­zan­do un móvil que uti­li­za­ba segu­ra­men­te un saté­li­te. La comu­ni­ca­ción fue inter­cep­ta­da, con­fir­man­do así su pre­sen­cia en la zona.

Cuan­do un con­voy de dece­nas de vehícu­los salió de la ciu­dad, fue loca­li­za­do por los avio­nes espías: un Rivet Joint de Esta­dos Uni­dos (pue­de loca­li­zar un obje­ti­vo a 250 km de dis­tan­cia), un C160 Gabriel fran­cés y un Tor­na­do Gr4 bri­tá­ni­co. En este momen­to, un dro­ne Pre­da­tor esta­dou­ni­den­se, que había des­pe­ga­do de Sici­lia y tele­di­ri­gi­do vía saté­li­te des­de una base pró­xi­ma de Las Vegas, ata­có el con­voy con nume­ro­sos misi­les Hell­fi­re. A pesar de que esto no se ha espe­ci­fi­ca­do, se tra­ta­ba segu­ra­men­te de un Pre­da­tor MQ‑9 Reaper que se encuen­tran en Sigo­ne­lla (Sici­lia), en don­de se encuen­tra el per­so­nal afec­ta­do a su abas­te­ci­mien­to y manu­ten­ción, y con­du­ci­dos por un pilo­to y un espe­cia­lis­ta en sen­so­res, que se encon­tra­ban sen­ta­dos fren­te a su con­so­la en Esta­dos Uni­dos, a más de 10 mil kiló­me­tros de dis­tan­cia. El Reaper, que pue­de trans­por­tar una car­ga de una tone­la­da y media, está arma­do de 14 misi­les Hell­fi­re («fue­go del infierno» con cabe­za nuce­lar, explo­si­va a frag­men­ta­ción y per­fo­ran­tes. Inme­dia­ta­men­te, el con­voy fue ata­ca­do por caza-bom­bar­de­ros fran­ce­ses Mira­ge-2000 con bom­bas Pave­way de 500 libras y muni­cio­nes de pre­ci­sión Aasm (Arme­ment Air-Sol Modu­lai­re) guia­das igual­men­te con láser. Este ata­que fue deci­si­vo para la cap­tu­ra de Kadhafi.

Estos hechos demues­tran que, en reali­dad, es la OTAN la que cap­tu­ró Kadha­fi, diri­gién­do­le hacia los mili­cia­nos musul­ma­nes de Mis­ra­ta, que odia­ban par­ti­cu­lar­men­te a Kadha­fi. Es la OTAN la que ha ven­ci­do en esta gue­rra, no sola­men­te con el lan­za­mien­to sobre Libia de 40 – 50 mil bom­bas en más de 10 mil misio­nes de ata­que con el obje­ti­vo de abrir la vía a los «rebel­des», sino infil­tran­do en terri­to­rio libio a los ser­vi­cios secre­tos y fuer­zas espe­cia­les nce­sa­rios para rea­li­zar y diri­gir las ope­ra­cio­nes de gue­rra. El plan ‑deci­di­do en Washing­ton, Lon­dres y París- era la eli­mi­na­ción de Kadha­fi, que en un jui­cio públi­co habría podi­do reve­lar algu­nas ver­da­des incó­mo­das para los gobier­nos occi­den­ta­les. No pue­de excluir­se que entre la masa de mili­cia­nos que gri­ta­ban, detrás del «joven con la pis­to­la de oro» al que se le atri­bu­ye el ase­si­na­do de Kadha­fi, hubie­ra exper­tos ase­si­nos profesionales

Man­lio Dinucci

22 de octo­bre de 2011

http://www.ilma​ni​fes​to​.it/​

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.