El matón de Las Vegas que vino de Sici­lia – ¿Quién ha mata­do real­men­te a Kadha­fi?- Man­lio Dinuc­ci

Las imá­ge­nes de Kadha­fi lin­cha­do y ase­si­na­do por una masa feroz de mili­cia­nos se han difun­di­do mun­dial­men­te para demos­trar que en Libia hay una rebe­lión popu­lar que se ha aca­ba­do con el derro­ca­mien­to del odio­so dic­ta­dor. Ver­sión sim­plis­ta, que per­te­ne­ce a las poten­tes «armas de dis­trac­ción de masas» uti­li­za­das en la ope­ra­ción Pro­tec­tor Uni­fi­cado. La reali­dad es muy dife­ren­te, como lo demues­tra la recons­truc­ción docu­men­ta­da de los acon­te­ci­mien­tos rea­li­za­da el 21 de octu­bre por el perió­di­co bri­tá­ni­co The Tele­graph.

Des­pués de jugar un papel cla­ve en el con­quis­ta de Trí­po­li, los agen­tes de la CIA y del ser­vi­cio secre­to bri­tá­ni­co M16, que ope­ran sobre el terreno en Libia, lle­ga­ron a un acuer­do sobre la caza de Kadha­fi, que había esca­pa­do a los bom­bar­deos masi­vos de la OTAN. Mien­tras que los dro­nes y otros avio­nes espías, dota­dos de los apa­ra­tos más sofis­ti­ca­dos, sobre­vo­la­ban día y noche Libia, fuer­zas espe­cia­les esta­dou­ni­den­ses y bri­tá­ni­cas pasa­ban por el ceda­zo la zona de Syr­te, pro­ba­ble refu­gio de Kadha­fi. Este se vio obli­ga­do, estas últi­mas sema­nas, a rom­per su silen­cio tele­fó­ni­co uti­li­zan­do un móvil que uti­li­za­ba segu­ra­men­te un saté­li­te. La comu­ni­ca­ción fue inter­cep­ta­da, con­fir­man­do así su pre­sen­cia en la zona.

Cuan­do un con­voy de dece­nas de vehícu­los salió de la ciu­dad, fue loca­li­za­do por los avio­nes espías: un Rivet Joint de Esta­dos Uni­dos (pue­de loca­li­zar un obje­ti­vo a 250 km de dis­tan­cia), un C160 Gabriel fran­cés y un Tor­na­do Gr4 bri­tá­ni­co. En este momen­to, un dro­ne Pre­da­tor esta­dou­ni­den­se, que había des­pe­ga­do de Sici­lia y tele­di­ri­gi­do vía saté­li­te des­de una base pró­xi­ma de Las Vegas, ata­có el con­voy con nume­ro­sos misi­les Hell­fi­re. A pesar de que esto no se ha espe­ci­fi­ca­do, se tra­ta­ba segu­ra­men­te de un Pre­da­tor MQ‑9 Reaper que se encuen­tran en Sigo­ne­lla (Sici­lia), en don­de se encuen­tra el per­so­nal afec­ta­do a su abas­te­ci­mien­to y manu­ten­ción, y con­du­ci­dos por un pilo­to y un espe­cia­lis­ta en sen­so­res, que se encon­tra­ban sen­ta­dos fren­te a su con­so­la en Esta­dos Uni­dos, a más de 10 mil kiló­me­tros de dis­tan­cia. El Reaper, que pue­de trans­por­tar una car­ga de una tone­la­da y media, está arma­do de 14 misi­les Hell­fi­re («fue­go del infierno» con cabe­za nuce­lar, explo­si­va a frag­men­ta­ción y per­fo­ran­tes. Inme­dia­ta­men­te, el con­voy fue ata­ca­do por caza-bom­bar­de­ros fran­ce­ses Mira­ge-2000 con bom­bas Pave­way de 500 libras y muni­cio­nes de pre­ci­sión Aasm (Arme­ment Air-Sol Modu­lai­re) guia­das igual­men­te con láser. Este ata­que fue deci­si­vo para la cap­tu­ra de Kadha­fi.

Estos hechos demues­tran que, en reali­dad, es la OTAN la que cap­tu­ró Kadha­fi, diri­gién­do­le hacia los mili­cia­nos musul­ma­nes de Mis­ra­ta, que odia­ban par­ti­cu­lar­men­te a Kadha­fi. Es la OTAN la que ha ven­ci­do en esta gue­rra, no sola­men­te con el lan­za­mien­to sobre Libia de 40 – 50 mil bom­bas en más de 10 mil misio­nes de ata­que con el obje­ti­vo de abrir la vía a los «rebel­des», sino infil­tran­do en terri­to­rio libio a los ser­vi­cios secre­tos y fuer­zas espe­cia­les nce­sa­rios para rea­li­zar y diri­gir las ope­ra­cio­nes de gue­rra. El plan ‑deci­di­do en Washing­ton, Lon­dres y París- era la eli­mi­na­ción de Kadha­fi, que en un jui­cio públi­co habría podi­do reve­lar algu­nas ver­da­des incó­mo­das para los gobier­nos occi­den­ta­les. No pue­de excluir­se que entre la masa de mili­cia­nos que gri­ta­ban, detrás del «joven con la pis­to­la de oro» al que se le atri­bu­ye el ase­si­na­do de Kadha­fi, hubie­ra exper­tos ase­si­nos pro­fe­sio­na­les

Man­lio Dinuc­ci

22 de octo­bre de 2011

http://www.ilma​ni​fes​to​.it/​

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *