Bil­du denun­cia que el Plan Espe­cial de Zorrotzau­rre prio­ri­za intere­ses eco­nó­mi­cos y espe­cu­la­ti­vos

Bil­du, al igual que las aso­cia­cio­nes veci­na­les del dis­tri­to de Deus­tu, ha con­si­de­ra­do exce­si­vo el ele­va­do núme­ro de vivien­das pro­yec­ta­das, 5.473. Aitzi­ber Ibai­ba­rria­ga ha denun­cia­do la fal­ta de par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na en la ela­bo­ra­ción del Plan Espe­cial.

Aitzi­ber Ibai­ba­rria­ga, con­ce­ja­la del Gru­po Muni­ci­pal de Bil­du, ha com­pa­re­ci­do hoy en rue­da de pren­sa para valo­rar la pri­me­ra reu­nión del Con­se­jo Ase­sor de Pla­nea­mien­to que se cele­bró ayer a la tar­de. La con­ce­ja­la ha cri­ti­ca­do la for­ma de pro­ce­der del equi­po muni­ci­pal al pre­sen­tar pri­me­ro las pro­pues­tas ante la pren­sa en vez de al con­se­jo.

Ibai­ba­rria­ga ha hecho hin­ca­pié en la fal­ta de par­ti­ci­pa­ción alu­dien­do a la sen­ten­cia de mar­zo de 2010 del Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia del País Vas­co que anu­ló la modi­fi­ca­ción ante­rior, entre otras cues­tio­nes, por­que no se había res­pe­ta­do la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na. Según Ibai­ba­rria­ga no se ha acla­ró en el Con­se­jo Ase­sor de Pla­nea­mien­to como se va a garan­ti­zar la par­ti­ci­pa­ción de los veci­nos y veci­nas.

Bil­du ha acla­ra­do que no está en con­tra de la rege­ne­ra­ción de Deus­tui­ba­rra y Zorrotzau­rre; sin embar­go, ha cues­tio­na­do la inten­cio­na­li­dad del pro­yec­to al pre­gun­tar si res­pon­de a las nece­si­da­des de la ciu­da­da­nía o a los intere­ses eco­nó­mi­cos y espe­cu­la­ti­vos de unos pocos.

Den­si­dad edi­fi­ca­to­ria

Bil­du, al igual que las aso­cia­cio­nes veci­na­les del dis­tri­to de Deus­to, ha con­si­de­ra­do exce­si­vo el ele­va­do núme­ro de vivien­das pro­yec­ta­das, 5.473. Ibai­ba­rria­ga ha con­si­de­ra­do más rea­lis­ta que el núme­ro de éstas no supere las 3000, habi­da cuen­ta de la exis­ten­cia de 1.900 vivien­das vacías en el con­jun­to del dis­tri­to, y que la pobla­ción de Bil­bo se man­tie­ne en nive­les simi­la­res a los 1996.

La con­ce­ja­la de Bil­du ha cri­ti­ca­do que “el PNV siga apos­tan­do por el ladri­lla­zo, una de las cau­sas gene­ra­do­ras de la gra­ve cri­sis actual”. Así mis­mo, ha denun­cia­do que se siga poten­cian­do finan­ciar la inter­ven­ción urba­nís­ti­ca a cos­ta de las plus­va­lías.

En los datos faci­li­ta­dos por el Con­se­jo Ase­sor de Plan­tea­mien­to se men­cio­na la cons­truc­ción de un 50% de vivien­da pro­te­gi­da. Sin embar­go, Ibai­ba­rria­ga ha adver­ti­do de que esa cifra escon­de una tram­pa ya que el núme­ro real de VPO es tan solo el 25% sien­do el otro 25% vivien­das tasa­das, otra figu­ra de vivien­da públi­ca más cara que la de pro­tec­ción ofi­cial. Bil­du, por el con­tra­rio, plan­tea que el 60% de las vivien­das sean de pro­tec­ción ofi­cial.

La fal­ta de infor­ma­ción sobre los equi­pa­mien­tos que van a cons­truir­se en tam­bién ha sido comen­ta­da. “Es curio­so que has­ta aho­ra solo se han oído nom­bres como Idom, IMQ o BBK y no sabe­mos nada sobre los equi­pa­mien­tos públi­cos que este barrio, en el que se esti­ma que vayan a vivir 15.000 per­so­nas, va a nece­si­tar” ha indi­ca­do Ibai­ba­rria­ga. La con­ce­ja­la ha recor­da­do el caso de Miri­bi­lla, que se levan­tó sin tener en cuen­ta las nece­si­da­des equi­pa­men­ta­les.

Talle­res

En la actual situa­ción de cri­sis no se entien­de que una ope­ra­ción urba­nís­ti­ca de esta enver­ga­du­ra pue­da resul­tar per­ju­di­cial para los actua­les talle­res y miles de tra­ba­ja­do­res de la zona. En con­se­cuen­cia, Bil­du deman­da que “se faci­li­ten solu­cio­nes a los talle­res y si han de ser tras­la­da­dos a otra zona que sea a cos­te 0 para los tra­ba­ja­do­res”. En este sen­ti­do, ha infor­ma­do que lle­va­rán esta cues­tión a la dis­cu­sión ple­na­ria de la sema­na que vie­ne.

Terre­nos con­ta­mi­na­dos

Sobre los terre­nos con­ta­mi­na­dos la con­ce­ja­la de Bil­du se ha man­te­ni­do fir­me “el que con­ta­mi­na paga” recla­man­do de esta mane­ra que sean los cau­san­tes de la con­ta­mi­na­ción los que sufra­guen la des­con­ta­mi­na­ción y no la admi­nis­tra­ción públi­ca con el dine­ro de todos los con­tri­bu­yen­tes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *