[Video] Boltxe entre­vis­ta a «Rojo can­cio­ne­ro, ban­de­ras rotas»

Boltxe Kolek­ti­boa se ha vis­to gra­ta­men­te sor­pren­di­do por la irrup­ción de este gru­po musi­cal, que como su nom­bre indi­ca, nos está delei­tan­do con las can­cio­nes y poe­sías de toda la vida, que ha mas de [email protected] les ha mar­ca­do, por su gra­do de com­pro­mi­so y de denun­cia. Nos han comen­ta­do de la apa­ri­ción de su CD en ditec­to y que se va a pre­sen­tar este domin­go 23 en Lodo­sa en un acto de Ahaz­tuak y Aska­pe­na, con­tra la impu­ni­dad y por la memo­ria

Hemos teni­do opor­tu­ni­dad de ver­les dos veces ya en Bil­bo, y no nos hemos resis­ti­do a la ten­ta­ción de char­lar con ellos

B‑Para empe­zar, con­tad­nos, de don­de vie­ne la idea de res­ca­tar este can­cio­ne­ro de reper­to­rio revo­lu­cio­na­rio, en unos años y una épo­ca en que no pare­ce que este tipo de músi­ca sea el que intere­sa a la gen­te

R- Cuan­do empe­za­mos a pre­pa­rar este tra­ba­jo, intuía­mos que venían tiem­pos de lucha popu­lar. Tam­bién sen­tía­mos un gran har­taz­go de la dic­ta­du­ra de la cul­tu­ra de mer­ca­do y la nece­si­dad de hacer un tra­ba­jo espe­cí­fi­co para nues­tra gen­te. El tiem­po nos ha dado la razón.

B‑En vues­tras actua­cio­nes, nos ima­gi­na­mos que habrá mucha gen­te que vuel­ve a escu­char unas can­cio­nes que les lle­va a otra épo­ca de su vida, pero apre­ciáis nue­vas gene­ra­cio­nes en estas actua­cio­nes

R- Apre­cia­mos un encuen­tro inter­ge­ne­ra­cio­nal, uni­dos gra­cias a un buen puña­do de can­cio­nes y poe­sías, gen­te que vie­ne y le trae todo tipo de recuer­dos y gen­te que entra en con­tac­to con el can­cio­ne­ro popu­lar por pri­me­ra vez. Gen­te de todas las eda­des nos trans­mi­ten las mis­mas sen­sa­cio­nes; ener­gía, emo­ción y ganas de luchar.

B‑Nos ima­gi­na­mos que los mass-medias no os han lla­ma­do para nin­gu­na actua­ción …¿Cómo tra­táis de hace­ros cono­cer, por que otras vías?

R‑Somos hijos de la Cul­tu­ra Popu­lar, nos da igual si no le intere­sa­mos a los mass media, pode­mos vivir sin ellos. Rojo Can­cio­ne­ro ha vola­do de boca en boca y de colec­ti­vo en colec­ti­vo, de cada con­cier­to que dába­mos nos salían dos más…y así hemos con­se­gui­do dar 55 con­cier­tos en un año y medio. Auto­pro­du­cién­do­nos y tra­ba­jan­do des­de la humil­dad. Son muchas las orga­ni­za­cio­nes de izquier­da de todo el Esta­do que han con­ta­do y can­ta­do con noso­tros. A todas les damos las gra­cias.

B‑Nos ha dicho un paja­rra­co que tenéis idea de sacar en bre­ve un CD en directo..Habladnos del pro­yec­to

R‑Sí, así es. En Febre­ro de este año, gra­ba­mos un dis­co en direc­to en el Ate­neo Repu­bli­cano de Valle­cas, un barrio al que esta­mos muy uni­dos. Hemos con­se­gui­do jun­tar el dine­ro para pro­du­cir el dis­co y pen­sa­mos pre­sen­tar­lo en las pró­xi­mas sema­nas. Nos gus­ta mucho por­que reco­ge el ambien­te de los direc­tos, que es mara­vi­llo­so.

B‑Vivís y mili­tais en Madrid…¿Cómo valo­ráis la situa­ción polí­ti­ca en esa par­te del mun­do en la cual os movéis? ¿Y que res­pues­tas da el pue­blo ante eso?

R- Madrid es un sitio de con­tra­dic­cio­nes, por un lado, es el labo­ra­to­rio neo­li­be­ral de la ultra­de­re­cha espa­ño­la, ade­más del eje finan­cie­ro y polí­ti­co del Rei­no. Pero hay otro Madrid, el de los cen­tros socia­les oku­pa­dos, el de las Asam­bleas Popu­la­res, el Anti­fas­cis­mo y la soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­lis­ta. Un Madrid Repu­bli­cano, Comu­ne­ro, Socia­lis­ta y Liber­ta­rio que lucha por hacer­se visi­ble, que se empo­de­ra día a día. No hay que olvi­dar el pasa­do heroi­co de nues­tra ciu­dad. Pero nos gana­ron y eso se nota y mucho, espe­cial­men­te a nivel ins­ti­tu­cio­nal.

B‑En ese Madrid en el cual os movéis, ¿Cómo se ve la actual situa­ción de Eus­kal Herria?

R- Hay una inmen­sa mino­ría que prac­ti­ca la Soli­da­ri­dad Inter­na­cio­na­lis­ta con Eus­kal Herria des­de hace mucho tiem­po, con una gran valen­tía y gene­ro­si­dad, pues las con­se­cuen­cias ya las cono­ce­mos. La can­di­da­tu­ra de Ini­cia­ti­va Inter­na­cio­na­lis­ta fue un buen ejem­plo de ello, por la que hubo gen­te que reci­bió todo tipo de pre­sio­nes y ame­na­zas. En este nue­vo ciclo, cree­mos que la izquier­da vas­ca está dan­do toda una lec­ción al res­to del Esta­do y nos lle­na de espe­ran­za. Hay muchos ojos pues­tos sobre vues­tro Pue­blo y tam­bién un buen puña­do de son­ri­sas y espe­ran­zas, entre ellas, las nues­tras.

B‑Habeis esta­do aquí actuan­do varias veces…¿Notáis con el públi­co vas­co algu­na espe­cie de cone­xión espe­cial?

R- Sin lugar a dudas. Pue­do decir­te que el con­cier­to que dimos cerran­do Aste Nagu­sia, ha sido uno de los momen­tos más emo­cio­nan­tes de nues­tra vida pro­fe­sio­nal. En Bel­tzun­ze pudi­mos escu­char a un abue­lo de 95 años, ex mili­ciano anar­quis­ta que pade­ció varios cam­pos de con­cen­tra­ción y se nos movie­ron todas las fibras. El Pue­blo Vas­co es el pue­blo más a la izquier­da de Euro­pa. Y eso, en los con­cier­tos, tam­bién se nota.

B‑Terminamos…Rosa Luxem­bur­go dijo aque­llo de socia­lis­mo o barbarie…¿Qué nos tenéis que comen­tar de la dis­yun­ti­va que plan­tea­ba Rosa?

R- Que tie­ne ple­na actua­li­dad. Esta­mos vien­do las con­se­cuen­cias de 3 déca­das de capi­ta­lis­mo uni­po­lar, de las ense­ñan­zas de Hayek, Schum­pe­ter y Mil­ton Fried­man. Desas­tre para la mayo­ría social tra­ba­ja­do­ra y for­tu­nas cada vez mayo­res para la mino­ría pri­vi­le­gia­da. Los de arri­ba han decla­ra­do la gue­rra a los de aba­jo y el Socia­lis­mo es el úni­co camino alter­na­ti­vo, le pese a quien le pese.

Bueno, pues eske­rrik asko por el tiem­po que nos habéis dedi­ca­do, solo deci­ros que ha sido un pla­cer cono­ce­ros y escu­cha­ros, que espe­re­mos vol­ver a veros en bre­ve, pero can­tan­do que es lo vues­tro y desea­ros éxi­to en vues­tra tra­yec­to­ria con el com­pro­mi­so y la gui­ta­rra

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *