Des-Aznar la Uni­ver­si­dad ecua­to­ria­na- Dax Tos­cano

La juven­tud chi­le­na ha demos­tra­do el poten­cial libe­ra­dor, crea­ti­vo que tie­nen las y los estu­dian­tes cuan­do rom­pen con el sis­te­ma explo­ta­dor capi­ta­lis­ta y sus ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas for­ma­do­ras de men­tes sumi­sas.

No clau­di­can, no se ven­den, no se dejan chan­ta­jear, no se ate­mo­ri­zan. Han sopor­ta­do con fir­me­za la bru­tal repre­sión, tal como se la ejer­ció en la épo­ca de la dic­ta­du­ra pino­che­tis­ta.

Ellas y ellos no están intere­sa­dos en regre­sar a las aulas para sim­ple­men­te pasar un año más de estu­dios. Están deci­di­das y deci­di­dos a con­se­guir un pre­sen­te mejor, que les garan­ti­ce una pers­pec­ti­va dis­tin­ta en el futu­ro inme­dia­to, por­que con el mode­lo actual no solo per­de­rán un año, sino que a la gran mayo­ría se les cerra­rá defi­ni­ti­va­men­te las puer­tas para poder estu­diar y, en gene­ral, para poder vivir.

Su lucha ha des­en­mas­ca­ra­do las supues­tas “bon­da­des” del sis­te­ma capi­ta­lis­ta y del mode­lo neo­li­be­ral chi­leno, país que la indus­tria mediá­ti­ca, a tra­vés de una pode­ro­sa cam­pa­ña pro­pa­gan­dís­ti­ca, ha pre­ten­di­do hacer creer a la gen­te que es ejem­plo de pros­pe­ri­dad, ocul­tan­do las pro­fun­das injus­ti­cias, des­igual­da­des que exis­ten en esa socie­dad en la que solo unos pocos gozan de la rique­za, mien­tras la mayo­ría vive mal.

Mien­tras esto suce­de en Chi­le, en la Uni­ver­si­dad de las Amé­ri­cas de Ecua­dor (UDLA), diri­gi­da por Car­los Larreá­te­gui, ex fun­cio­na­rio de los gobier­nos neo­li­be­ra­les de Six­to Durán Ballén y Jamil Mahuad, se otor­gó un Doc­to­ra­do Hono­ris Cau­sa al ex pre­si­den­te del gobierno espa­ñol, José María Aznar.

Como invi­ta­dos a ésta cere­mo­nia estu­vie­ron pre­sen­tes los ex pre­si­den­tes del Ecua­dor, Oswal­do Hur­ta­do, Six­to Durán Ballén y Gus­ta­vo Noboa.

Hur­ta­do fue res­pon­sa­ble de la sucre­ti­za­ción de la deu­da de los empre­sa­rios pri­va­dos ecua­to­ria­nos, lo cual les sig­ni­fi­có gran­des bene­fi­cios eco­nó­mi­cos. Duran­te el gobierno de Six­to se die­ron actos de corrup­ción en los que estu­vie­ron impli­ca­dos sus fami­lia­res como fue el caso de Flo­res y Miel. Noboa fue el vice­pre­si­den­te de Mahuad, res­pon­sa­ble de la dola­ri­za­ción y el feria­do ban­ca­rio. Una vez des­ti­tui­do Mahuad por el pue­blo, Noboa asu­mió la pre­si­den­cia en la cual cam­bió los bonos Brady por bonos Glo­bal de deu­da exter­na, con un per­jui­cio eco­nó­mi­co para el país, así como fue res­pon­sa­ble de las leyes pri­va­ti­za­do­ras Tro­le I y Tro­le II, tal como lo expli­ca el ex can­di­da­to socia­lis­ta Die­go Del­ga­do Jara.
Esos fue­ron los selec­tos invi­ta­dos en la UDLA.

Tam­po­co se debe olvi­dar que fue Six­to el que entre­gó la Orden Nacio­nal al Méri­to en el gra­do de Gran Cruz del Gobierno Nacio­nal del Ecua­dor, en el año 1996, a Larreá­te­gui, así como a otros miem­bros de su círcu­lo entre los que se encon­tra­ba la corrup­ta Ana Lucía Armi­jos.

Más allá de haber sido par­te del círcu­lo ínti­mo de Six­to Durán Ballén, ¿cuá­les fue­ron los méri­tos de Car­los Larreá­te­gui para reci­bir tal con­de­co­ra­ción? Nin­gún apor­te para el país.

Nada de esto debe cau­sar sor­pre­sa: Oba­ma es pre­mio Nobel de la Paz, pese a que ha aumen­ta­do el gas­to mili­tar de EEUU, con­ti­núa la inva­sión a Afga­nis­tán e Irak y ha demos­tra­do ser un gue­rre­ris­ta igual o peor que Bush al auto­ri­zar la inva­sión a Libia. Es lógi­co, la ins­ti­tu­ción bur­gue­sa del pre­mio Nobel debía pre­miar a uno de los suyos.

Bajo la mis­ma lógi­ca, la ins­ti­tu­ción bur­gue­sa de la UDLA, no podía dejar de pre­miar a uno de los suyos, como es el caso del ex pre­si­den­te del gobierno espa­ñol José María Aznar. Tal vez tam­bién lo hagan más ade­lan­te con Uri­be, otro más del gru­po de ex man­da­ta­rios cri­mi­na­les, fas­cis­tas y neo­li­be­ra­les.

La UDLA fue fun­da­da por empre­sa­rios neo­li­be­ra­les chi­le­nos y ecua­to­ria­nos. Sus acti­vi­da­des aca­dé­mi­cas las ini­ció en 1994. Bajo el gobierno de Durán Ballén se ofi­cia­li­zó el fun­cio­na­mien­to de la Uni­ver­si­dad, que adap­tó el mode­lo de edu­ca­ción de la UDLA de Chi­le al Ecua­dor.

Su misión: for­mar pro­fe­sio­na­les dóci­les al sis­te­ma, que tra­ba­jen para el sos­te­ni­mien­to y for­ta­le­ci­mien­to del capi­ta­lis­mo.

En el mes de sep­tiem­bre el Con­se­jo Supe­rior de la UDLA deci­dió por una­ni­mi­dad otor­gar el doc­to­ra­do a Aznar en “reco­no­ci­mien­to a su inva­lo­ra­ble apor­te cívi­co, éti­co y polí­ti­co a favor de las liber­ta­des y la demo­cra­cia en el mun­do”.

En la cere­mo­nia cele­bra­da el día mar­tes 11 de octu­bre de 2011, la pre­sen­ta­do­ra de la UDLA dijo, en tono solem­ne, que esta entre­ga se hacía a per­so­nas por su inta­cha­ble tra­yec­to­ria.

Larreá­te­gui, en entre­vis­ta publi­ca­da por el perió­di­co HOY seña­ló que “José María Aznar es un refe­ren­te mun­dial, por su acé­rri­ma defen­sa de la demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va, de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad de los esta­dos, de las liber­ta­des, de las rela­cio­nes posi­ti­vas entre nacio­nes en la era de glo­ba­li­za­ción. Ha sido un lucha­dor y ha rei­vin­di­ca­do la polí­ti­ca como una acti­vi­dad éti­ca indis­pen­sa­ble para el desa­rro­llo de los pue­blos.”

El perio­dis­ta Die­go Oquen­do, el día 12 de octu­bre de 2011, mani­fes­tó que se tra­ta­ba de un reco­no­ci­mien­to “jus­to” para Aznar. Mien­tras, la pren­sa con­ce­día amplios espa­cios para difun­dir las ideas del fas­cis­ta Aznar, tal como lo han hecho los perió­di­cos El Comer­cio, El Uni­ver­so y HOY de Ecua­dor.

Otras uni­ver­si­da­des pri­va­das en el mun­do le han entre­ga­do este reco­no­ci­mien­to a José Aznar. Con este, ya suma doce.

Así, sin nin­gún aná­li­sis de la figu­ra de este per­so­na­je, pre­ten­den ocul­tar la reali­dad y hacer­nos tra­gar que Aznar es un buen hom­bre, casi un san­to.

Lo que la indus­tria mediá­ti­ca y los direc­ti­vos de la UDLA ocul­tan es que Aznar es un fas­cis­ta, corrup­to y gue­rre­ris­ta.

Datos pre­ci­sos:

Aznar auto­ri­zó el envío de tro­pas espa­ño­las a Irak y Afga­nis­tán para res­pal­dar la cri­mi­nal inva­sión yan­qui a esos paí­ses. Aznar min­tió sobre los aten­ta­dos per­pe­tra­dos en la esta­ción del metro de Ato­cha en mar­zo de 2004, acu­san­do a ETA con el cla­ro pro­pó­si­to de obte­ner rédi­tos polí­ti­cos que le con­du­je­ran a la reelec­ción en ese enton­ces como pre­si­den­te, uti­li­zan­do para ello la mis­ma estra­te­gia de Bush de la supues­ta lucha con­tra el terro­ris­mo. Aznar min­tió a los espa­ño­les y al mun­do que des­co­no­cía que en Irak no había armas de des­truc­ción masi­va, tal como lo afir­ma­ba la pro­pa­gan­da de EEUU. Aznar auto­ri­zó los vue­los secre­tos de la CIA que trans­por­ta­ron a per­so­nas que fue­ron secues­tra­das y tor­tu­ra­das en las cár­ce­les secre­tas de esta orga­ni­za­ción cri­mi­nal en Euro­pa y en Guan­tá­na­mo. Aznar ha abo­ga­do por­que se lle­ve a cabo una inva­sión mili­tar con­tra Cuba.

En cuan­to al “mila­gro eco­nó­mi­co” que supues­ta­men­te se pro­du­jo en la épo­ca de Aznar en Espa­ña, Aní­bal Gar­zón Bae­za seña­la que “la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca azna­ria­na se basó en una esta­fa pira­midal como fue la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria pro­mo­vi­da des­de el poder a media­dos de los 90 (ley de libe­ra­li­za­ción del sue­lo, incen­ti­vos fis­ca­les para com­pra de vivien­da, bajón repen­tino en los tipos de inte­rés, etc.), todo lo cual ter­mi­nó explo­tan­do, con la gen­te en la calle y para más INRI endeu­da­da de por vida.”

De igual mane­ra, dice Aní­bal Gar­zón, “su polí­ti­ca eco­nó­mi­ca se basó en la obten­ción de fon­dos a cuen­ta de mal­ven­der las gran­des empre­sas públi­cas como Tele­fó­ni­ca, Rep­sol, Cep­sa, Taba­ca­le­ra, Argen­ta­ria, Ende­sa, etc. mien­tras inver­tía la mitad en I+D de lo que invir­tió el actual gobierno (que ya de por sí es muy poco). Aho­ra esas empre­sas nos sablean des­de su posi­ción de mono­po­lios pri­va­dos”, con­clu­ye Gar­zón.

Ese es el “mode­lo sen­sa­to de la eco­no­mía” que hoy el fas­cis­ta Aznar quie­re ven­der a Lati­noa­mé­ri­ca y el mun­do, a tra­vés de sus con­fe­ren­cias.
Estas son las cosas que fal­si­me­dia y la podri­da ins­ti­tu­ción uni­ver­si­ta­ria bur­gue­sa ocul­tan sobre este reme­do del füh­rer.

Fren­te a esto cabe hacer una bre­ve refle­xión sobre el papel de las uni­ver­si­da­des y sus aca­dé­mi­cos.
Dice Fer­nan­do Buen Abab Domín­guez que:

La maqui­na­ria “edu­ca­ti­va” finan­cia­da por la bur­gue­sía, en todos sus nive­les y exten­sio­nes, (y con excep­cio­nes hon­ro­sas) es una maqui­na­ria de gue­rra ideo­ló­gi­ca empe­ña­da en sis­te­ma­ti­zar, en las aulas, los modos y los medios para amaes­trar per­so­nas, para ino­cu­lar la ideo­lo­gía de la cla­se domi­nan­te dis­fra­za­da con “pres­ti­gio cien­tí­fi­co” y para hacer tra­gar a los pue­blos la “dig­ni­dad cul­te­ra­na” de las más ver­gon­zo­sas teo­rías pseu­do­cien­tí­fi­cas, y los más bochor­no­sos exor­cis­mos al capi­ta­lis­mo. Dia­ria­men­te un ejér­ci­to de “edu­ca­do­res” ser­vi­les infes­ta los espa­cios “aca­dé­mi­cos” (públi­cos o pri­va­dos) para hacer creer a los “estu­dian­tes”, gra­cias a un sala­rio mayor­men­te medio­cre, que el “saber”, auto­ri­za­do por las oli­gar­quías y sus ins­ti­tu­cio­nes, es la ver­dad reve­la­da que los con­du­ci­rá a un futu­ro de “bien­es­tar” a cam­bio de entre­gar su cere­bro con doci­li­dad y ser­vi­lis­mo. Espe­jis­mos del cuen­ta­pro­pis­mo aca­dé­mi­co para­si­ta­rio y deca­den­te. Y lo ava­lan con títu­los de pre-gra­do, gra­do, post-gra­do… el feti­chis­mo de los títu­los aca­dé­mi­cos.

Ese mode­li­to de fala­cias y extor­sio­nes “edu­ca­ti­vas”, ¡ins­ti­tu­cio­na­les!, ha ten­di­do tram­pas “lógi­cas” a dies­tra y sinies­tra para garan­ti­zar la sobre­vi­ven­cia de un mons­truo buro­crá­ti­co cos­to­so, ana­cró­ni­co, anti-demo­crá­ti­co, auto­ri­ta­rio y dis­cri­mi­na­dor basa­do en repro­du­cir en las aulas les rela­cio­nes obre­ro-patro­na­les. Todo reves­ti­do con pala­bre­ría “cien­tí­fi­ca” para hacer creer que es “cono­ci­mien­to” cier­to, ese mag­ma de igno­ran­cia, limi­ta­cio­nes y petu­lan­cia que des­pa­rra­man dia­ria­men­te millo­nes de “edu­ca­do­res” cóm­pli­ces de la far­sa. Eso, cla­ro, con la ben­di­ción de los jefes que no son menos ser­vi­les, ni menos cóm­pli­ces, ni menos igno­ran­tes que sus súb­di­tos “cul­tos”. Aun­que “admi­nis­tren” o “geren­cien” bien. (En El Capi­ta­lis­mo, su “Edu­ca­ción” y sus “Edu­ca­do­res”)

Pala­bras pre­ci­sas para des­cri­bir y expli­car una reali­dad obje­ti­va, con­cre­ta: las ins­ti­tu­cio­nes uni­ver­si­ta­rias, bajo el sis­te­ma capi­ta­lis­ta, sean públi­cas o pri­va­das, están al ser­vi­cio del mer­ca­do y no de la socie­dad como tan­to pre­go­nan.

En las uni­ver­si­da­des se repro­du­cen no solo las ideas que a la cla­se domi­nan­te le intere­sa que se conoz­can, muchas de ellas encu­bier­tas con fra­seo­lo­gía seu­do­cien­tí­fi­ca, sino que se for­man a pro­fe­sio­na­les ser­vi­les, dóci­les al sis­te­ma, gra­cias a las ense­ñan­zas que sesu­dos aca­dé­mi­cos, en todos los cam­pos, les pro­por­cio­nan.

¿Cabe pre­gun­tar si las y los estu­dian­tes de la UDLA de Ecua­dor fue­ron infor­ma­dos sobre las accio­nes cri­mi­na­les de Aznar o si sim­ple­men­te se les pre­sen­tó la ima­gen de san­to que le dio Larreá­te­gui?

Decía Aní­bal Pon­ce que los inte­lec­tua­les al ser­vi­cio del sis­te­ma no son otra cosa que una mez­cla de escla­vos y mer­ce­na­rios, lo cual cal­za con pre­ci­sión para muchas pro­fe­so­ras y muchos pro­fe­so­res uni­ver­si­ta­rios que, cre­yén­do­se una espe­cie supe­rior, pre­ten­den for­mar men­tes sumi­sas, acrí­ti­cas entre el estu­dian­ta­do.

Para lavar su ima­gen quie­ren hacer creer a sus estu­dian­tes que ellas y ellos cum­plen una labor social. Nada más ale­ja­do de la reali­dad.

La gran mayo­ría, pro­fe­sio­na­les asa­la­ria­dos de la Aca­de­mia Uni­ver­si­ta­ria, sir­ven a sus amos fiel­men­te, por­que tie­nen mie­do a que se les impi­da publi­car sus escri­tos, a que se les qui­te el dine­ro que reci­ben para sus tra­ba­jos aca­dé­mi­cos. En otros casos, son los mis­mos empre­sa­rios, como en el caso de la UDLA, los que impar­ten las cla­ses. Ya se podrán ima­gi­nar qué cla­se de ideas trans­mi­ten a las y los estu­dian­tes: el capi­ta­lis­mo es el sis­te­ma supe­rior al que pue­de aspi­rar la huma­ni­dad, las inter­ven­cio­nes de EEUU son de carác­ter huma­ni­ta­rio, la lucha de cla­ses no exis­te, etc.

Estas uni­ver­si­da­des están direc­ta­men­te vin­cu­la­das a los pro­yec­tos impe­ria­les y al sus­ten­to del orden bur­gués. En la déca­da de 1960 un gru­po de soció­lo­gos, antro­pó­lo­gos, psi­có­lo­gos par­ti­ci­pa­ron en el desa­rro­llo del Plan Came­lot, pro­yec­to del impe­ria­lis­mo yan­qui para con­tra­rres­tar, dete­ner y repri­mir la lucha popu­lar. El Plan Came­lot fue ela­bo­ra­do como par­te de las acti­vi­da­des que más ade­lan­te con­du­ci­rían al gol­pe fas­cis­ta en Chi­le, en 1973.

Hoy las uni­ver­si­da­des y sus aca­dé­mi­cos man­tie­nen estre­chas rela­cio­nes con la USAID, la NED, el Ins­ti­tu­to Repu­bli­cano Inter­na­cio­nal, la Fun­da­ción Heri­ta­ge, la Fun­da­ción para el Aná­li­sis y los Estu­dios Socia­les de Aznar, entre otras. Ellas finan­cian, en muchos casos, sus acti­vi­da­des.

Las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción supe­rior y su cuer­po docen­te tie­nen como pro­pó­si­to la des­po­li­ti­za­ción de la juven­tud, su des­mo­vi­li­za­ción. Su inte­rés es con­ver­tir a la aca­de­mia, como seña­ló el pen­sa­dor mar­xis­ta Agus­tín Cue­va, en torres de mar­fil ale­ja­das de la lucha popu­lar.

La acti­vi­dad polí­ti­ca está reser­va­da solo para un gru­po selec­to, par­te de la éli­te, según el dis­cur­so de la socio­lo­gía bur­gue­sa, mis­mo que será el encar­ga­do de la direc­ción polí­ti­ca en cada socie­dad en la que se for­men. Por ello pre­pa­ran sus cua­dros, les con­ce­den becas y les finan­cian sus estu­dios como hace el ins­ti­tu­to CATO inter­na­cio­nal con jóve­nes de la bur­gue­sía y cla­se media vene­zo­la­na.

Todas estas orga­ni­za­cio­nes pro­mue­ven las ideas bur­gue­sas, en defen­sa del mer­ca­do, de la explo­ta­ción asa­la­ria­da y del impe­ria­lis­mo.

Hay que cues­tio­nar y des­en­mas­ca­rar las accio­nes que en este sen­ti­do se lle­van den­tro de las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción supe­rior.

Hoy la UDLA entre­ga un doc­to­ra­do a un fas­cis­ta. En 2004 la Uni­ver­si­dad Andi­na invi­tó como expo­si­tor al agen­te de la CIA Car­los Alber­to Mon­ta­ner, gra­cias a los bue­nos ofi­cios de César Mon­tú­far. La Uni­ver­si­dad Cen­tral con­de­co­ró a Lucio Gutié­rrez en la épo­ca de Ola­lla, mien­tras que el actual rec­tor man­tie­ne rela­cio­nes muy amis­to­sas con fun­cio­na­rios de la emba­ja­da nor­te­ame­ri­ca­na y el Depar­ta­men­to de Cul­tu­ra pro­pi­cia la expo­si­ción, nada ino­cen­te, del cine sio­nis­ta. A todo ello hay que sumar el mutis­mo per­ma­nen­te por par­te de las auto­ri­da­des uni­ver­si­ta­rias fren­te a los pro­ble­mas socia­les, nacio­na­les e inter­na­cio­na­les. Y las y los docen­tes, en su mayo­ría obse­cuen­tes con el poder, que no han pro­tes­ta­do y han acep­ta­do dócil­men­te que se aten­ten con­tra prin­ci­pios demo­crá­ti­cos al dejar pasar que no haya elec­cio­nes de las auto­ri­da­des uni­ver­si­ta­rias en cada facul­tad, sino que éstas sean ele­gi­das por desig­na­ción por el rec­tor de la Uni­ver­si­dad Cen­tral del Ecua­dor, tal como lo hace el Papa con sus car­de­na­les.

Un gru­po de estu­dian­tes de la Uni­ver­si­dad de Ovie­do, en el año 2010, le expre­sa­ron cla­ra­men­te a Aznar que es un “ase­sino, fas­cis­ta y terro­ris­ta”. Este inta­cha­ble fas­cis­ta, que le gus­ta colo­car los bolí­gra­fos den­tro de los esco­tes de las repor­te­ras para callar­las, tam­bién les sacó el dedo en for­ma ofen­si­va a las y los estu­dian­tes. De esto no dice nada fal­si­me­dia. Cla­ro, no se tra­ta de Chá­vez, por­que si no ¡hubie­se ardi­do Tro­ya! Los dia­rios El País y El Mun­do, jus­ti­fi­ca­ban, en cier­ta for­ma, que Aznar se haya cabrea­do. En defi­ni­ti­va, las y los estu­dian­tes que se mani­fes­ta­ron en su con­tra no fue­ron polí­ti­ca­men­te correc­tos para el esta­blish­ment.

La juven­tud uni­ver­si­ta­ria debe des­lin­dar­se de las ata­du­ras alie­nan­tes de la ins­ti­tu­ción uni­ver­si­ta­ria y sus docen­tes. Es hora de levan­tar­se. La pre­pa­ra­ción teo­ré­ti­ca solo con­du­ce al mis­ti­cis­mo y la for­ma­ción prag­má­ti­ca a con­duc­tas indi­vi­dua­lis­tas. Hay que con­ju­gar la teó­ri­ca ade­cua­da, con la prác­ti­ca con­se­cuen­te. No solo se tra­ta de com­pren­der, sino de trans­for­mar el mun­do, dijo Marx. La juven­tud chi­le­na ya empe­zó a tra­zar el camino, igual lo están hacien­do en Colom­bia las y los estu­dian­tes con gran­des movi­li­za­cio­nes con­tra el gobierno de San­tos.

Es urgen­te la tarea de des-Aznar la aca­de­mia uni­ver­si­ta­ria y esto solo se logra­rá con la lucha social y la impli­ca­ción con la cau­sa de los pue­blos.

Qui­to, 13 de octu­bre de 2011

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *